Tócala otra vez Sam – Rock Band 4 Vs. Guitar Hero Live

La gran batalla del año no se va a producir en las planicies de Hoth, ni en ese futuro imperfecto que nos adelanta Black Ops 3, ni en el páramo de Fallout, ni en Afganistán, ni en el futuro post apocalíptico de Mad Max.

La gran batalla del año tiene lugar en los escenarios. El público llevaba tiemporeclamando un bis, otra canción más. Y este año vuelven para satisfacer el ansia de tantos y tantos jugadores.GRLogo

Hubo una época en la que la segunda mitad del año era siempre lo mismo: Dos juegos musicales, dos FPS enfrentados, dos juegos de fútbol y Assassin’s Creed. La formula se agotó para los dos primeros, cayeron en ventas y las compañías decidieron darles un merecido descanso. Otros deberían seguir el mismo camino, pero no es el lugar para hablar de ello.

Tras varios años haciendo air guitar a cada canción que sonaba, es hora de desentumecer los dedos. “Tócala otra vez Sam”, decía Rick en la inmortal Casablanca. Pues es el momento de volver a sacar las guitarras y tocarla otra vez, por los viejos y los nuevos tiempos, por amor a la música, por hacer enloquecer al público virtual… Y por las inmemoriales carcajadas que nos producian junto a nuestros amigos.

Este año tenemos dos nuevas entregas. Títulos que se pueden definir con una palabra, y para no caer en la redundancia solo vamos a decirlo una vez: Rock Band 4 conservador, Guitar Hero Live rupturista. Quedaros con ambos conceptos, va a ser la dinámica global del texto.

Los que vengan de Rock Band 3 y anteriores Guitar Hero, no encontrarán ningún problema en readaptarse a la mecánica del juego de Harmonix, pero todos tendremos un periodo considerable de adaptación con el nuevo modelo que propone Activision.

GRÁFICOS

“En ese tiempo estábamos todos colgados de ácido. Acabábamos discutiendo con los arboles, pero lo peor es que a menudo ganaban ellos la discusión” (Lemmy Kilminster, Motorhead)

No vamos a convertirnos en apologetas del consumo de drogas. Son ilegales y no son necesarias. Y en el caso de las drogas recreativas que alteran la percepción visual de nuestro entorno, ¿Para que si estamos viviendo una época con gráficos de extremo realismo?.

Los gráficos nunca han sido imprescindibles en este tipo de juegos. Hasta ahora, en cada una de las entregas teníamos un estilo mas cercano al cartoon, y eso, en cierta medida, le restaba inmersión a lo que pretende ser una especie de simulador de música (con sus abismales diferencias respecto al mundo real).

Pero en esta ocasión, Activision ha decidido dar un paso más adelante, y lo único que veremos dibujado en la pantalla será la interfaz de la guitarra. El resto es video con imágenes reales. En el caso del modo de juego Live, viviremos en primera persona una serie de conciertos con público real grabados en alta definición. En el modo TV videoclips. No todos tienen la misma calidad, desde VHS que le da ese toque naïf y ochentero hasta videoclips grabados en formatos más recientes y que se defienden muy bien en pantalla. La inmersión en términos generales está realmente conseguida.

guitar002

Por su parte, Harmonix ha debido pensar que si algo funciona, ¿Para que tocarlo?. El problema es que los gráficos son bastante flojos y su calidad es mas propia de principios de la pasada generación que de la nueva. Deberían haber aprovechado las posibilidades que ofrecen motores gráficos como Unity o Unreal Engine para darle un buen lavado de cara y hacerlo visualmente mas apetecible. No se entiende la decisión, sobre todo cuando se sabía desde hace tiempo lo que iba a ofrecer Guitar Hero Live en este apartado.

SONIDO

“El reign in blood es el mejor disco que he escuchado en mi vida” (Bryan Adams)

No sabemos realmente si estas palabras atribuidas al canadiense, son ciertas o no. Tampoco estamos seguros que los 35 minutos del disco de Slayer sean lo mejor que ha parido la música en los últimos 50 años.

De lo que sí estamos seguros es que si un juego musical no tuviera un buen sonido, sería algo catastrófico, demencial y sin sentido.

En la actualidad, cuando analizas el sonido de un juego, tomas en consideración los efectos de sonido y la banda sonora. En este caso, la banda sonora son las propias canciones (que se tratarán en otro punto del reportaje) y los efectos de sonido son aquellos cuando fallas una nota o el público disfrutando o murmurando. No debería haber diferencias entre un juego y otro, ¿Verdad?.

rock002

Pues las hay. Si antes hablábamos de los gráficos, el público en directo en Live de Guitar Hero es un auténtico espectáculo por sí mismo. Les oiremos aullar de placer si lo hacemos bien, y les oiremos criticarnos y abuchearnos sin consideración si lo hacemos rematadamente mal. Nuestros compañeros nos darán un toque de atención cuando estemos encadenando varios fallos o nos alabarán cuando hagamos algo realmente bien.

En el caso de Rock Band 4 lo de siempre, lo hemos indicado en párrafos anteriores, y con la sensación de que los efectos de sonido se han atenuado levemente. No sabemos si por miedo a que los que se acerquen por primera vez a la franquicia se sientan desquiciados a las primeras de cambio o porque resultaba un incordio aumentar el volumen de la mesa de mezclas. La sensación está ahí, y es un problema.

MULTIJUGADOR

“Hubo una etapa en mi vida que me estaba metiendo la tercera parte de la economía colombiana por la nariz” (Steven Tyler, Aerosmith)

Efectivamente, en la década de los 70 y 80 era tal cantidad de drogas que consumían músicos y miembros de la industria de Hollywood que aún hoy sorprende que muchos hayan llegado a los 70 años.

Los juegos musicales nunca han sido terreno abonado para personas solitarias. Una buena cena en casa con amigos y una buena sesión de Guitar Hero o Rock Band y teníamos un sábado noche perfecto.

En cuanto al multijugador local, Rock Band 4 mantiene la guitarra (y bajo), la batería y los micrófonos. Se han deshecho del teclado, pero la experiencia sigue siendo igual de divertida. Guitar Hero Live por su parte permite multijugador local con dos guitarras y micrófono.

Si hablamos de multijugador online la cosa cambia. En Rock Band podemos crear una banda y tocar con personas de diferentes partes del mundo, tenemos rankings… etc.

El caso de Guitar Hero Live es distinto, tenemos competiciones en el modo premium (desbloqueable a partir del nivel 6) que nos darán acceso a elementos exclusivos. Listas de los mejores jugadores… competitivo….

guitar003

Estamos hablando de elementos fundamentales, cada uno con sus ventajas e inconvenientes. Jugar con amigos es más divertido en la entrega de Harmonix. Jugar contra el resto del mundo es más gratificante en el juego de FreeStyleGames.

LA GUITARRA

“La diferencia entre una mujer y una guitarra es que la guitarra solo habla cuando yo quiero”(Steve Vai)

Para algunas leyendas de la guitarra, tocarla es como hacer el amor con una mujer. Pero no es por eso que hemos decidido centrarnos en estos controladores. Lo hemos decidido porque junto al micrófono es el único elemento en común de ambas sagas. Por eso y porque es la verdadera base jugable.

El dispositivo creado por Mad Catz intenta imitar una Fender Stratocaster. No en peso pero sí en tamaño. Posee un buen acabado general, pero mas que centrarnos en los materiales, centrémonos en los botones. El mástil posee 10 trastes, los 5 principales para jugar en un extremo, y en el otro 5 mas para emular los solos. Son muy cómodos y agradables al tacto, pero no se entiende la verdadera intencionalidad de los trastes para los solos, se puede perfectamente prescindir de ellos.

rock001

El botón de rasgueo denota cierta dureza, y a la hora de jugar, no está todo lo bien sincronizado que debería. Es importante afinarla, algo que nos parece absurdo, es un juego, no una guitarra de verdad. Se agradece sin embargo que se hayan incluido los botones de Share, Options y una cruceta para poder moverse a través de los diferentes menús. Y sí, se puede configurar para zurdos.

La guitarra de Guitar Hero Live no es que sea mas pequeña como se ha dicho, pero es mas compacta y ligera. Nos deja la sensación de que el mástil es mas corto, pero tampoco lo es tanto. Es el cuerpo de la guitarra ostensiblemente más pequeño, y aunque no lo parezca, las personas corpulentas si lo van a notar, tanto que no sabrán si están tocando una guitarra o un ukelele.

El mástil se compone de 3 trastes, cada uno con 2 botones, emulando dos cuerdas, con todas las combinaciones que ello permite. El tacto es mas poroso, pero ayuda a la hora de tocar para no confundirnos de botón (o botones). El botón de rasgueo es mas grande que el de Rock Band 4, mas suave y mas preciso. Mas allá de eso, tenemos el botón clásico de Hero Power que se lo podrían ahorrar, ya que inclinando la guitarra conseguimos activar la bonificación. También tenemos un botón para entrar al menú de la consola y otro para acceder directamente a GHTV. Y nada más aparte de la palanca que ambos tienen. Se echa en falta una cruceta para moverse por los menús, resulta muy incomodo hacerlo en este juego.

guitar001

La conexión a la consola en Rock Band 4 se realiza via Bluetooth mientras que en Guitar Hero Live se hace mediante un USB inhalámbrico. A la hora de configurarlo es mas fácil en la segunda opción que en la primera, y quizás esa sea la causa de la deficiente sincronización entre juego y guitarra de la entrega de Harmonix.

CATALOGO

“La gente habla de power metal, classic metal, death metal, black metal… Cuando alguien nos pregunta qué hacemos nosotros le digo ¡¡¡¡¡We´re the Iron fucking Maiden!!!!!” (Bruce Dickinson, Iron Maiden)

Que razón tenia Bruce Dickinson con esa manía de crear nuevas etiquetas a todo lo que no suena como antes.

Aquí no hay dudas. El catálogo de Rock Band 4 es mas amplio y mejor. De momento. Fundamentalmente porque existe retrocompatibilidad con su anteriores canciones. Con lo cual, el juego ha salido con un buen setlist en disco y con una biblioteca de mas de 1700 canciones para comprar. Y en esa enorme biblioteca, tenemos temas para todos los gustos: Tenemos a Iron Maiden, tenemos a Judas Priest, tenemos grupos menos conocidos como Nightwish o Babymetal… Tenemos mucho para elegir, y de enorme calidad. Más orientado al Heavy metal / Hard Rock / AOR que su competidor. Pero también encontraremos pop, country de la mano de Brad Pasley, clásicos ochenteros….

Pero hay que tener en cuenta una cosa. No se pueden dormir en los laureles. Ahora mismo Guitar Hero Live posee un catálogo reducido fruto de una jugabilidad que es incompatible con temas de ediciones anteriores. Y ese catálogo está lleno de productos indies, productos clasificados como rock o heavy metal (que no lo son) y pop, mucho pop del siglo XXI. También encontramos cosas de Queen, pero de momento es insuficiente. Habrá que esperar si Activision decide recuperar aquellas maravillosas ediciones de Van Halen, Metallica o World Tour y adaptarlas a las nuevas mecánicas de juego. O si por el contrario, van a optar por seguir la linea marcada en los primeros temas de esta nueva experiencia y reducir considerablemente la cantidad de temas clásicos en favor de temas mas actuales de bandas mas o menos desconocidas.

rock003

Toda una incógnita que deseamos se aclare lo antes posible.

JUGABILIDAD

“Si él tuvo cojones para operarse, yo los tuve para liarme con él” (Lemmy Kilminster, Motorhead)

La frase de Lemmy corresponde a una pregunta de un periodista que le planteaba si se había liado con algún transexual. Y Lemmy, que siempre ha sido un auténtico latin lover del heavy metal, respondió como nadie podía haber respondido.

Pero no hablamos de sexo, hablamos de videojuegos, y aunque el controlador pueda tener forma fálica para los desquiciados emocionales, vamos a hablar de la jugabilidad de ambos títulos.

Esa jugabilidad va muy ligada a los propios instrumentos, y no nos vamos a detener en exceso. En Rock Band, la jugabilidad es la habitual, apenas han innovado, mas allá de los trastes para los solos. En cuanto a opciones jugables, tenemos un modo historia mas o menos competente, un modo libre, y un nuevo modo de improvisación, donde hacemos una especie de jam session en compañía o en solitario. No hay mayor curva de dificultad que la de nuestra habilidad para tocar las notas.

En Guitar Hero Live la cosa cambia y mucho. Al ser un concepto jugable distinto, lo ideal es empezar por los niveles mas bajos e ir subiendo poco a poco de dificultad hasta acostumbrarnos a los 3 trastes. Podemos hacer cejillas, notas combinadas entre la primera y segunda linea… Es evidente que para aquellos que toquen habitualmente una guitarra de verdad no supondrá ningún problema, pero para el resto, es una mecánica nueva y muy exigente, pero también mas gratificante.

En cuanto a opciones jugables, aquí no tenemos modo historia, a cambio tenemos por un lado el modo live que consiste en dar una serie de conciertos sin ningún tipo de narrativa y por otro lado tenemos el GHTV, el gran acierto de la propuesta. Desde aquí podemos acceder a dos canales de música que están emitiendo vídeos las 24 horas para tocarlos en streaming, vamos ganando dinero y experiencia para desbloquear nuevas opciones, canciones o adornos estéticos, tenemos retos semanales en los cuales nos enfrentamos contra la comunidad para ganar algún elemento o potenciador exclusivo, y recibimos estrellas que emplearemos para poder tocar algunas canciones y luchar para ser los nº 1.

En ese sentido, Guitar Hero Live es más divertido de jugar, pero no está exento de polémica, ya que lo que conseguimos jugando podemos obtenerlo de manera más rápida mediante compras online, una especie de modelo pay to win que no termina de convencer. Pero si queremos conseguir las cosas mediante esfuerzo, podemos hacerlo.

CONCLUSIÓN

“Tengo una polla enorme, soy cantante de metal y odio al mundo” (Phil Anselmo, Pantera)

No hay que tener un miembro viril de dimensiones desproporcionadas para disfrutar de ambos juegos.

Por lo comentado anteriormente pareciera que Guitar Hero Live es mejor que Rock Band 4. No nos confundamos, ambos juegos siguen siendo treméndamente divertidos, cada uno con sus errores y aciertos. Depende en gran medida del tipo de experiencia que busque cada uno. Si se busca un simulador de guitarra, ninguno merece la pena, lo mejor es comprarse una de verdad y aprender a tocarla con el magnífico Rocksmith. Siempre es mas placentero tocar con una guitarra de verdad nuestros temas favoritos, pero hay que tener paciencia y constancia. No vais a aprender a tocar Over the hills and far away de Gary Moore de la noche a la mañana.

Los que busquen diversión sin complicaciones mas allá de seleccionar el nivel de dificultad, ambos son una magnífica opción. La jugabilidad de Guitar Hero es más profunda y requiere mas tiempo para sacarle todo su jugo, la de Rock Band 4 es mas sencilla y directa. En ambos casos tenemos juego para muchos meses.

guitar004

Lo que si es criticable en ambos, son los precios de las canciones, es cierto que de momento en la entrega de Activision no tenemos los primeros dlcs pero en la entrega de Harmonix, encontramos packs de 15 o 7 euros y canciones sueltas que van desde 1.49€ a 0.79€. Si echamos cuentas y queremos hacernos con todo el catálogo, se nos va a mas de 2.000 euros la broma. Mas el juego en sí y la guitarra, que en el caso de Rock Band no es necesaria porque es compatible con dispositivos de la pasada generación pero en el de Activision sí.

Lo ideal, sería que se olvidaran de cobrar el juego y establecieran modelos free to play donde cada uno adquiera las canciones que desee. Y recompensar a los jugadores con títulos gratuitos en función del tiempo jugado.

Aunque mucho nos tememos, que esto es algo que tardaremos en ver en consolas.

En cualquier caso, tras varios años sin pisar los escenarios, echábamos de menos enfrentarnos al público virtual, ha sido el momento ideal para recuperar los buenos momentos que nos ofrecían. Dos entregas que han reposado el tiempo suficiente para que el público vuelva a acogerlas con los brazos abiertos.

Escrito por: Javier Moreno

30 años jugando con videojuegos, hablando y escribiendo sobre cine y disfrutando de la cultura en su totalidad.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter