Juegos ambientados en la Primera Guerra Mundial

Dentro de nada tendremos en nuestras manos el nuevo Battlefield 1, y estamos que no cagamos con la primera guerra mundial, y aunque es verdad que es la primera vez que una saga del calibre de Battlefield se ambienta en esta guerra, no es un conflicto totalmente desconocido para la industria del videojuego. Pues sí, antes de que Battlefield 1 desfilara al nuevo conflicto al ritmo de Seven Nation Armyya hubo otras entregas de videojuegos que se metieron de lleno en la Gran Guerra, abordándola desde muchas perspectivas: desde shooters hasta juegos de aventura, pasando por RTS, simuladores, estrategia por turnos, RPG …

primera

Por desgracia, la mayoría de estos juegos pasaron sin pena ni gloria debido tanto a lo desconocido del conflicto con respecto a la todopoderosa Segunda Guerra Mundial (sabemos que hubo un tal Hitler y Stalin que la liaron mazo basta en batallas como Stalingrado y Moscu, pero si nos preguntan por el Káiser Guillermo II de Alemania,  Paul von Hindenburg o la batalla de Verdun la mayoría no tendrán mucha idea) y el poco interés de la gente por el mismo, como a lo difícil que es de llevar al mundo de los videojuegos tanto a nivel jugable como argumental. Y es una lástima ya que muchos de ellos son joyas ocultas al publico en general. Y es por eso que en Legión de Jugadores vamos a hacerles un pequeño homenaje a todos esos juegos caídos en combate.

Estrategia

Empecemos con los juegos que mejor pueden abarcar la complejidad de este tipo de conflictos, los juegos de estrategia. Y si hablamos de juegos de estrategia centrados en la gestión de todos los aspectos de un país en guerra: la economía, la política, la diplomacia, la gestión de tropas y el mando táctico de una manera enfermiza; no podemos olvidarnos de la saga Victoria desarrollada por Paradox para PC, cuya segunda entrega nos permitió controlar a más de doscientos países desde principios del siglo XIX hasta mediados de la década de los 30 (pasando, claro está, por la Primera Guerra Mundial). El juego es un RTS del sub-genero grand strategy wargame, que se desarrolla exclusivamente en un mapa de campaña desde la que gestionar tu imperio y tus tropas, ademas de varios menús con los que manejar varios apartados como la producción, la diplomacia, la economía …  Fidelidad histórica, control total de los engranajes de un país y una endiablada dificultad que te hará preguntarte por qué aun no eres el “rey del mundo” si has podido controlar hasta la marca de carne que comen tus soldados.

Pasamos de la parte más logística y enrevesada de la guerra a la estrategia de batalla pura y dura con Battle of Empires: 1914-1918, un RTS de control de escuadrones desarrollado por Great War Team para PC. Su jugabilidad es idéntica a la de los juegos Faces of War y Men of War, en donde controlábamos desde grandes escuadrones de tropas y vehículos hasta pequeñas unidades y incluso soldados independientes; manejando el inventario de cada soldado, el estado de los vehículos y incluso podías controlar el movimiento y apuntado de cada soldado y vehículo individualmente. El juego cuenta con una campaña cooperativa para dos jugadores, haciendo la experiencia mucho más gratificante. Por desgracia, el juego se lanzó demasiado pronto y está lleno de bugs y errores, teniendo más el aspecto de un mod de los anteriores juegos que la de un juego independiente.

Estos dos juegos coinciden en que son representaciones realistas de la guerra, mostrándonos (dentro de lo posible para un videojuego) lo que hubieran sido los campos de batalla de la Primera Guerra Mundial en nuestra pantalla. Toy Soldiers también intenta ser un juego realista, pero a su manera, representando a la perfección los campos de batalla del cuarto de Andy en Toy Story. Este juego para las plataformas Xbox 360 y PC y desarrollado por Signal Studios, es un RTS que se desarrolla dentro de un diorama de un campo de batalla de la primera guerra mundial, en la que podremos elegirnos tanto a ingleses como alemanes en un juego de defensa de torres. Podrás construir ametralladoras, torres, alambradas, morteros y todo lo necesario para parar a esos hijos de la gran bretaña (o a los comesalchichas si eres ingles), siendo tu objetivo aguantar lo máximo posible entre oleadas enemigas. El juego te permite ademas manejar a las unidades personalmente, pasando de ser un RTS a un Shooter en tercera persona (que corran los ríos de sangre plástico). Un juego para recordar a todos esos valientes soldados de plástico que dieron su vida por Hasbro.

 

Si algo se sabe de la guerra, es que es muy cerda, y los soldados de Hogs of War conocen muy bien esta expresión. En este juego de estrategia por turnos desarrollado por Infogrames Europe para PlayStation 1 y PC, tomamos el control de varios unidades de cerdos (cerdos refiriéndome al animal y no a que sean unos guarras, aunque luego sean unos guarros de verdad) en una especie de primera guerra mundial desarrollado en un mundo donde Campofrío es perseguido por genocidio. La mecánica de juego es muy similar a la de Worms: los jugadores toman el control de unidades individuales que pueden mover o atacar mientras no se haya acabado el tiempo, hayan hecho una acción o se hayan sufrido daños; una vez han terminada de mover comienza el turno del enemigo y así sucesivamente hasta que uno de los equipos haya hecho chuletas de cerdo con el otro equipo. El juego incluye una campaña para un solo jugador con seis facciones disponibles: Reino Unido, Francia, Alemania, Los Estados Unidos, Rusia y Japón.

Aventuras Gráficas

De los juegos de estrategia pasamos a las aventuras gráficas con un juego tan precioso y colorido en su animación y diseño como crudo y realista en su historia y trasfondo, Valiant Hearts: The Great WarDesarrollado por Ubisoft Montpellier para PC, Xbox One, Xbox 360, PlayStation 3 y 4, iOS y Android, el juego sigue la desafortunada historia de cuatro amigos de diferentes bandos y de su perro mascota en su lucha por sobrevivir a los horrores de la guerra. Aderezado con una serie de simpáticos puzzles que aunque rompen con el realismo de la historia, enriquecen la aventura; y una fidelidad histórica que demuestra hasta qué punto quisieron llegar los chicos de Ubisoft Montpellier con este homenaje a todos aquellos que perdieron la vida en la Primera Guerra Mundial (prácticamente es una enciclopedia interactiva con los eventos más importantes de la guerra). Un bonito, aunque triste, cuadro que representa uno de los capítulos más oscuros de la historia de la humanidad.

Cambiamos del lado mas oscuro de la guerra a su lado más oculto con The Last Express, una apasionante aventura gráfica de intriga y misterio. Desarrollada por el estudio Broderbund Software para PC en 1997 (aunque posteriormente se lanzo para Android, iOS y Mac), The Last Express toma lugar en los días previos al comienzo de la Primera Guerra, somos un pasajero del legendario Orient Express, un servicio de tren de lujo que circulaba entre París y Estambul, que escapa de la policía francesa por una acusación de asesinato. Pero no imaginaba que desde el momento en que puso un pie en el tren, se metería de lleno en un torbellino de traiciones, asesinatos, conspiraciones políticas, intereses personales y romances fatales.

La mayor innovación de este título consistía en la incorporación de un simular del paso real del tiempo, donde la aventura daba comienzo el día 24 de julio de 1914 a las 7:14  y concluía el 27 de julio a las 7:30, todo ello en caso de que el jugador hubiera alcanzado el final “correcto” de la aventura. Además de esta interesante innovación, el juego destacaba por su increíble apartado artístico, basado en el “art nouveau” y utilizando la técnica de rotoscopia para plasmar las imágenes en el juego. La temática de la aventura giraba en torno al suspenso y la intriga, incluyendo diferentes personajes con diferentes afiliaciones: luchadores de la libertad serbios, un anarquista ruso, un traficante de armas alemán, un coleccionista de arte y otros muchos personajes mas. Otro gran apartado son la gran multitud de finales que posee el juego, treinta de ellos con desastrosos resultados.

Simuladores de Vuelo

Una de las principales innovaciones bélicas en la Primera Guerra Mundial fue el surgimiento de un nuevo frente de batalla, el aire, un campo de batalla totalmente distinto al visto en tierra y mar, que tenía hasta sus propios caballeros andantes montados en sus flamantes monturas de hierro. Y es que los combates aéreos en la Gran Guerra fueron auténticas justas entre caballeros, duelos basados más en la habilidad y la agilidad de los pilotos sobre sus aviones que en la pura estrategia. De hecho, la habilidad de algunos pilotos llegó a ser tan legendaria que aun a día de hoy son más conocidos que las figuras políticas o generales de la época. Porque si te digo los nombres de Joseph Joffre o Paul von Hindenburg probablemente no te suenen de nada o no los hayas oído en tu vida (salvo Hindenburg por el dirigible), pero si te menciono el nombre de Manfred von Richthofen, más conocido como el Barón Rojo, ahí cambia la cosa.

primera2

Y es que han surgido una gran cantidad de juegos basados en la figura del famoso aviador alemán, pero ninguno ha alcanzado el éxito que consiguió en 1990 el juego de Sierra Entertaiment, Red Baron y su secuela Red Baron 2. Este simulador de vuelo para PC fue, para su época, toda una revolución tanto a nivel gráfico como jugable, siendo uno de los simuladores más conocidos de todos los tiempos. El juego, como te puedes imaginar, no ha envejecido muy bien y a día de hoy no sería considerado como algo más que una antigualla pixelada. En 2013 se intentó llevar a cabo un proyecto de Kickstarter para tratar de resucitar el juego que, por desgracia, fracasó y estalló en llamas.

También caben destacar otros juegos de simulación de vuelo como Dawn Patrol, Wings of War, Wings y Wings 2: Aces High, Red Ace Squadron, Rise of Flight, o incluso otros que no han utilizado el realismo de batalla y han tirado mas por lo cómico, como el simpático Snoopy Flying Ace de Smart Bomb Interactive, que nos ponía en la piel de Snoopy y sus amigos al mando de varios monoplazas en un divertido juego de peleas aéreas estilo arcade (solo o en cooperativo y competitivo) o el Sid Meier’s Ace Patrol, un juego que combina las batallas aéreas con la profundidad táctica típica de los Sid Meier’s (ademas de las caras para retratos mas forzadas que he visto).    

RPG (role playing games)

Desde los altos cielos bajamos a la tierra para abarcar un género bastante curioso para este tipo de guerras, el RPG. El único destacable de este estilo es el Call of Cthulhu: The Wasted Land desarrollado por Red Wasp Design en conjunto con Chaosium para PC, iOS y Android. Es un RPG táctico que combina el estilo RPG de Fire Emblem con las mecánicas de combate por turnos típicas de la saga X-ComComo puedes adivinar por el nombre del juego, está basada en las obras de H.P. Lovecraft, particularmente en el relato Herbert West: Reanimator, situándonos en medio de la Primera Guerra Mundial, donde un grupo de soldados y científicos aliados deberán de hacer frente a un complot del ejercito alemán para crear un ejército de no-muertos y bestias antiguas con la que dominar el mundo.

FPS (first person shooters)

Y ya pasamos al ultimo genero y el que probablemente la gente más conozca, el shooter. Y es que si hablamos de Guerra Mundial, la mayoría ya esperamos lanzarnos al campo de batalla sin pensarlo dos veces a disparar a todo lo que se mueva; solo con tu rifle, un par de granadas y tu bayoneta a la brecha. Lo malo es que adaptar un conflicto como fue la Primera Guerra Mundial al shooter moderno es bastante complicado. Para resumir, los shooters modernos son rápidos y frenéticos con armas automáticas bastante variadas, mientras que la Gran guerra fue más un conflicto estático, con más armas de cerrojo que automáticas (que las hubo, pero apenas tuvieron importancia y la mayoría eran montadas o prototipos) donde las batallas eran en su mayoría asaltos masivos y donde la artillería y las ametralladoras se ventilaban a la mayoría de los hombres antes de llegar incluso a las trincheras enemigas.

primera3

Aun así, hay juegos que se han atrevido a probar y han acertado con la fórmula. El más conocido de este género y probablemente de toda la lista de juegos que he mencionado, es sin duda Verdun, desarrollado por M2H y Blackmill Games. Este FPS online ambientado en distintas batallas de la Primera Guerra Mundial (que su nombre no te engañe, gracias a diversas actualizaciones se incluyeron batallas como la del Somme o la del rió Marne) difiere en bastantes puntos con los pesos pesados del género como Call of Duty o el mismísimo Battlefield.

El estilo de juego te resultará familiar si alguna vez has jugado a un juego de la saga Red Orchestra, son juegos que dejan de lado la intensidad y el frenentismo de la batalla para acercarse más al realismo puro del combate. Las balas hacen mucho más daño (llegando hasta el punto que hay un modo de juego donde una bala de fusil significa una instakill), no puedes avanzar a lo loco por la trinchera sin cobertura y necesitarás ante todo el respaldo de tus compañeros, desempeñando cada escuadra un papel determinado en la batalla. Y los mapas, como te puedes imaginar, son un serio calco de las guerras de trincheras con toda su crueldad y su barro donde cada paso podría ser el ultimo que des.

El objetivo es avanzar por la trinchera del contrincante en sucesivos asaltos bajo el fuego de ametralladoras, búnkers y fusiles enemigos hasta hacer retroceder al enemigo hasta el final de la trinchera. En resumen, si lo que te interesa es sentir el agobio de la guerra de trincheras y la sensación de que cada paso que deis por la tierra de nadie sea como una pequeña victoria, no puedo recomendarte otro juego mejor, especialmente cuando ahora se encuentra disponible tanto en Play Station 4 como en PC, y próximamente en Xbox One.

Y ya para terminar, nos alejamos del realismo de la guerra para centrarnos en dos juegos que aunque se ambientan en la Primera Guerra Mundial, lo hacen a su manera particular. El primero de ellos es Necrovision y su expansión Necrovision: Lost Comapany desarrollado por The Farm 511C Company para PC, Playstation 3 y Xbox 360. Un juego de terror y acción con el que entenderás a la perfección el significado de la frase “La Guerra es el Infierno”. Encarnamos a un joven soldado americano recién alistado que tras una encarnizada batalla descubre en el fondo de las trincheras un mal antiguo que se dirige a nuestro mundo y amenaza con destruir la humanidad entera. Ahora nosotros somos lo único que se interpone entre la humanidad y un gran ejército de no muertos, vampiros y demonios que emergen desde las mismas profundidades del infierno (la historia, de por si, no es mas que una excusa para matar a todo lo que se te ponga de por medio).

Su estilo de juego es muy similar a la de Painkiller, hordas y hordas de enemigos que parecen no acabarse y que tienes que derrotar con un variado surtido de armas, artefactos mágicos y poderes vampíricos mientras avanzas por el mapa cumpliendo una serie de objetivos. Una buena elección si te gustan los juegos al estilo de Painkiller o si simplemente te apetece descargar una buena dosis de adrenalina.

Y el segundo es un clásico de principios de 2000 que en su tiempo no fue especialmente conocido, pero que asentó las bases para una de las franquicias más famosas de todos los tiempos, Codename Eagle, el padre de la saga Battlefield. Desarrollado por Refraction Games para PC, el juego se situaba en una época alternativa donde ni la Primera Guerra Mundial ni la revolución rusa habían ocurrido. “En 1917, el Zar Peter del Imperio Ruso y su familia fueron asesinados por el general Popov, quedando como únicos supervivientes el príncipe Alexander y la princesa Anastasia, rescatados por el único hombre que sabe sobre las malvadas intenciones del general, el coronel Sergei del alto mando ruso.

Con la familia real fuera de juego, Popov instala a un falso Zar en el trono y se hace con el control del país, mientras tanto, Sergei hipnotiza al príncipe Alexander con tal de borrar su memoria temporalmente y hacerle creer que es un chico normal de Inglaterra, haciéndolo pasar desapercibido ante los ojos del general. Ahora es el año 1927, el general, empeñado en conquistar el mundo, ha desencadenado una sangrienta guerra con la que conquista casi toda Europa y pone en jaque a las potencias occidentales, que se unen en una alianza conocida como el “Comando Sombra” en un intento de frenar el mal del Imperio Ruso. En la piel del Agente Red (el príncipe Alexander) deberemos de detener el plan del general Popov y restaurar el reinado del legitimo Zar”.

Y te preguntarás qué tiene que ver esto con Battlefield, pues bien, gran parte de los desarrolladores que trabajaron en este juego fueron los mismos responsables del primer juego de la saga, Battlefield 1942, asentó las bases de lo que sería el gameplay del juego como los grandes mapas abiertos en el multijugador, el uso de vehículos y la propia interfaz del juego y el motor gráfico de este juego es el mismo que el que se uso para el Battlefield 1942, y se siguió usando hasta el Battlefield 2142 y el Battlefield Heroes.

Y con este último juego, terminamos este breve aunque intenso reportaje por una de las historias más desconocidas de los videojuegos. Si tienes más interés, aquí tienes una lista completa con todos los juegos que se han desarrollado en la Gran Guerra, aunque en la mayoría de los casos no encontrarás mucha información referente al juego. ¿Que te ha parecido el reportaje? ¿Te gustaría probar alguno de los juegos citados? Déjanoslo en los comentarios.

Battlefield1-4

King_Yoa

Escrito por: King_Yoa

Graduado en Nutrición Humana y Dietética. Nutricionista de día y redactor de noche en esta fantástica pagina. Jugador de Pc desde que tengo memoria y obsesionado con los juegos de estrategia, acción/aventura y los RPG. También soy un aficionado a la lectura y un enamorado de la animación, ya sea oriental o occidental.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter