Kingdom Hearts, quince años en nuestros corazones

La saga Kingdom Hearts ha cumplido nada más ni menos que quince años de vida. Quince años soñando y disfrutando de una saga que ha supuesto mucho para nuestro medio y para la historia del videojuego. Por este mismo motivo, algunos redactores de Legión de Jugadores hemos dejado de lado nuestras Llave Espada hoy para coger el teclado y dedicar un pequeño tributo al juego que nos concierne hoy.

Descenso al corazón

Por Alejandro

¿Qué podíamos esperar de un título en el que los personajes de Final Fantasy se daban de la mano con los de Disney? Por lo pronto, cualquiera habría levantado las cejas del asombro, pero el mundo no tardó en rendirse ante el encanto de esta curiosa asociación entre la compañía del ratón y la otrora Squaresoft. Tanto es así que Kingdom Hearts gozó de un rotundo éxito en el país del sol naciente, conquistando también el corazón de Occidente.

Para más inri, Kingdom Hearts estaba previsto originalmente como un mero crossover desenfadado, pero nadie esperaba (ni siquiera la propia compañía) que todo esto fuera a más, teniendo a día de hoy secuelas varias y un universo en constante crecimiento. Si bien, eso es harina de otro costal y también una excusa para dar pie a un escrito aparte.

Sea como fuere, este universo protagonizado por Sora, Riku y Kairi, tres personajes que han crecido con nosotros desde su debut allá por el lejano 2002, han sido los culpables de ofrecernos momentos para el recuerdo. ¿Acaso hace falta destacar esa introducción que nos salpicaba con muchas incógnitas? ¿O tal vez la inevitable confrontación entre Sora y Riku durante nuestra estancia en Bastión Hueco? Pasajes cumbre donde los haya que además se potenciaban gracias a la excelente partitura compuesta por una Yoko Shimomura en estado de gracia.

Es posible que el tiempo no haya sido muy clemente con esta primera entrega, pudiendo destacar lo mal que ha envejecido a nivel jugable (la cámara es capaz de sacar lo peor de cualquier persona), pero a cambio tenemos un título muy sólido a nivel narrativo y que derrocha magia por los cuatro costados; una magia que, a título personal, no se ha conseguido replicar de la misma manera en sucesivas entregas. Esto es Kingdom Hearts y así es como debe de ser recordado.

La puerta a la luz

Por Victoria Diaz

Todos tenemos títulos que nos marcan a lo largo de nuestra vida, y hoy hace quince años podría decirse que la llave espada me eligió para hacer un viaje a los mundos en los que Disney me había criado, lo que nunca me imaginé es que fuese a ser uno de los que me harían amar la industria de los videojuegos.

Desde el momento en que escuché las preciosas orquestas o el legendario tema de Utada Hikaru o me enfrenté por primera vez a un sincorazón en las Islas Destino, me di cuenta de que Kingdom Hearts no era sencillamente un disco de mi PlayStation 2. Era una historia que ya formaba parte de mí; el viaje de Sora, Riku y Kairi, el misterio de Ansem el Sabio y la eterna batalla ancestral entre el reino de la luz y la oscuridad marcaron la infancia y supusieron mis primeros pasos en un género que hasta entonces desconocía, convirtiendo la saga en una de mis imprescindibles por derecho.

Ya fuese por sus preciosos escenarios, la recreación perfecta de personajes y lugares sacados de nuestras películas favoritas o de la saga Final Fantasy; o bien por su argumento complejo y adulto y un sistema de combate y exploración adictivos como pocos, Kingdom Hearts se convirtió en leyenda desde su entrada al mercado en 2002. No solamente invocando los corazones de millones de jugadores sino dando comienzo a una larga y querida franquicia por la que todos sus fans seguimos esperando su ansiado capítulo final.

La travesía será larga, pero no debemos temer, pues somos nosotros los que portamos el arma más poderosa del mundo. Gracias, Square Enix, por enseñarnos que incluso en la más profunda oscuridad siempre hay luz.

 Hay una luz que nunca se apaga

Por Raúl Bleda

«El corazón puede ser débil y a veces ceder pero sé que en el fondo hay una luz que nunca se apaga». Esta cita marcó un antes y un después en muchos de nosotros. Kingdom Hearts cumple 15 años y lo celebramos de esta manera: dedicándole un merecido tributo y destacando lo que supuso como juego.

Remontándonos a Kingdom Hearts, que llegó a PlayStation 2  un 22 de Noviembre de 2002 —y que posteriormente tuvo una fuerte repercusión— determinó un giro de los acontecimientos en cuanto a lo personal. Así es, por primera vez conocí lo que era, es y será, parte de mi vida. Kingdom Hearts me llegó de forma sorprendente a la temprana edad de 7 años, cuando apenas conocía el género que lo define.

Y bien, ¿Puede salir una gran historia si juntamos el universo Disney con el universo Final Fantasy acompañado de unos personajes originales que un día deciden embarcar un trepidante viaje? La respuesta es sí, y de forma notable. Desde el principio hasta el final del juego supe que había muchos valores importantes reflejados en sus protagonistas. Y no sólo eso, sino cómo cada uno de ellos te hace ver las cosas de forma distinta; desde la luz o desde la oscuridad — temas que predominan por excelencia.

En definitiva, Kingdom Hearts se convirtió en algo más, lo definiría como un sentimiento, porque me enseñó muchas cosas que nunca antes había visto en el mundo del videojuego. Llegado hasta este punto, me gustaría decir cuál es mi personaje favorito y que momento de la historia me llegó más. Sora, con su arrolladora personalidad y su manera de enfrentarse a las cosas, y el momento en el que se sacrifica por Kairi, que me hizo saber que la amistad es un lazo de unión el cual nunca debería romperse, pase lo que pase y pese a quien le pese.

Un cielo… Un destino

Por Oscar Martínez

Cuesta pensar que hayan pasado ya quince años desde que Kingdom Hearts viese la luz. Y es que aún a día de hoy me emociono al escuchar los lentos compases de Dearly Beloved. Aún así, hablar de Kingdom Hearts ahora resulta difícil porque siento muchísimo por él y reconozco que es el principal culpable de que, a día de hoy, me dedique a esto de la prensa. Pero no puedo negar que al rememorar la obra en estos momentos no la siento tan grande como la recuerdo.

Adoro como trata a sus actores, haciéndolos pasar a todos por un mismo filtro, tanto a los que llegan desde Disney como a los que hacen lo propio a través de las licencias de Squaresoft, pero siento que nunca llega hasta el final. Kingdom Hearts pretende hablar sobre la amistad. Y los viajes de Sora no solo se realizan con esto como meta, sino que la desarrollan a través de los mismos, pero Persona 4 o Final Fantasy XV —por destacar un par de ejemplos— nos permiten interactuar de forma real con nuestros compañeros y los convierten en algo más que simples herramientas sin necesidad de hacer mucho más.

Y, sin embargo, pese a funcionar de forma episódica y no arañar más que la superficie de las obras sobre las que habla, consigue extrapolar su metáfora del corazón a nivel individual; como en esa magnífica escena en la que Riku se preocupa por el corazón de Pinocho, demostrando así lo mucho que siente el juego por su historia y creando un universo que, sin dejar de ser pura fantasía, resulta mucho más real de lo que puede parecer en primera instancia.

Son pequeñeces como estas las que hacen de Kingom Hearts algo tan memorable como lo que resulta, pese a todas sus carencias. Parte de una base muy simple y genérica, tanto que podría confundirse con cualquier obra oriental de corte shonen, pero al fin y al cabo su profundidad acaba pesando más que su sencillez. Esa forma en la que conecta a todos sus personajes y el hecho de traernos a tantos y de tantos mundos diferentes nos permite soñar con algo que nadie más ha conseguido hacer hasta ahora. Gracias por estos años y todo lo que me has hecho sentir.

Escrito por: Oscar Martínez

Escribo más que duermo. Jefe de redacción de Legión de Jugadores y orgulloso miembro de este gran equipo. Trabajo día y noche por hacer de esta la mejor comunidad posible, crítica pero sincera y siempre con la actualidad como objetivo. Puedes encontrarme por Twitter bajo el nombre de @Hekiren_

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter