Gladiolus Amicitia: el Escudo invisible

Gladiolus Amicitia es uno de los personajes principales de la decimoquinta entrega de Final Fantasy. En ella nos presentaban una historia con cierto trasfondo oscuro. Sin embargo, los pilares principales sobre los que se sustenta son la responsabilidad, la madurez y, sobre todo, la amistad.

Gladiolus Amicitia

A lo largo del viaje por Eos (concretamente del reino de Lucis) pudimos acompañar a un curioso cuarteto formado por el príncipe Noctis y sus tres amigos. Entre ellos podemos distinguir a Ignis, el consejero del príncipe. Prompto, su mejor amigo y Gladiolus, su protector.

De ellos tres, Gladiolus tiene uno de los títulos más importantes: es el “Escudo del Rey“. Su función principal es proteger y aconsejar a Noctis a lo largo de su reinado y vida. De la misma forma que su padre, Clarus Amicitia, fue el Escudo del Rey Regis. Es un cargo que se pasa de padre a hijo en la familia Amicitia desde hace generaciones. Sin embargo, y a pesar de lo que nos podría llevar a pensar este título, su participación en la trama principal de la historia es prácticamente nula en comparación con la de sus compañeros.

En las guías o descripciones sobre el personaje, al hablar de la relación con el príncipe en seguida se lee que es como un hermano mayor para él. En cambio, al pasar por toda la historia, ves que esa relación no queda plasmada por ningún lado.

Desde mi punto de vista como jugadora, no he podido ver más que carencias en este personaje. Y no tienen tanto que ver con que esté mal desarrollado, sino con que no lo han hecho lo suficiente. Además, parece que se han quedado contentos con como ha quedado. Hagamos un repaso sobre el personaje y sus carencias (si no has terminado el juego o te falta alguna parte, te aviso de que puede contener spoilers):

Gladiolus en Final Fantasy XV: Brotherhood

En esta corta serie de anime de cinco capítulos nos muestra de forma individual la relación del príncipe con cada uno de sus camaradas. Esto queda enmarcado entre su niñez y su adolescencia, y vemos cómo se conocieron y se hicieron amigos. Quizás sea en el de Ignis cuando puedes entrever algún retazo de la confianza de Gladiolus y el príncipe. En el capítulo dedicado a él, su protagonismo acaba siendo sustituido por su hermana ocupando ella más de la mitad del mismo al escaparse con Noctis.

Gladiolus

Gladiolus en Final Fantasy XV

En la historia principal (y a falta de los posibles añadidos de su Royal Edition), únicamente podemos quedarnos con dos escenas relevantes de Gladiolus.

La prueba de Titán

La primera, es justo antes de llegar hasta Titán. En ese momento, ante la pasividad de Noctis, Gladiolus se ve obligado a llamarle la atención para que se centre y espabile. A este nivel, Noctis aún está muy consentido y, como su Escudo, Gladiolus no está dispuesto a aguantarle todas. Lo cual es bastante loable, pues no olvidemos lo frustrante que debe ser proteger a un adolescente con poderes.

Gladiolus

Discusión en el tren

La segunda es bastante más polémica. Ocurre justo tras la batalla contra la Sidérea de los mares, Leviatán. Durante esta batalla, ocurrieron muchas cosas: Altissia quedó destrozada, Ardyn mostró su verdadera cara, Lunafreya falleció, Ignis quedó ciego… Sin duda un cúmulo de cosas que harían que cualquiera se hundiese. Más aún si estuviste en el ojo del huracán y el peso del devenir está sobre tus hombros.

Tras todo esto, Noctis no se siente con fuerzas para hacer nada. No se ve capaz de seguir adelante ni quiere ponerse el Sello de la Luz. Hay una atmósfera muy densa y pesada sobre el grupo y el único que decide levantarse y decir algo es Gladiolus. Cierto, no fueron las formas, ni por asomo. Pero si nos ponemos un poco en la piel del Escudo, nos encontramos con que su hermano no parece querer levantar cabeza. No solo eso, el Imperio va tras ellos con todo lo que tienen.

Gladiolus

Todos necesitan que Noctis haga frente a lo que tiene delante. Por supuesto que tiene derecho a llorar a su amada. Por supuesto que tiene derecho a deprimirse. Pero si no se intenta reponer, si se queda en esa apatía constante, acabarán con todo por lo que están luchando. Todos los sacrificios que hubo hasta el momento no servirían para nada, y eso pesaría aún más. La intención de Gladio al decirle todo eso, es únicamente hacerle ver que así no va a ninguna parte si no se enfrenta a ello y solo lo ignora, pero no escogió en absoluto la mejor forma de hacerlo. Sin embargo, resulta ser la más efectiva.

Otros aspectos del personaje

Con respecto al resto del juego, nos encontramos también con pequeños detalles que lo único que consiguen es que el personaje pase cada vez más desapercibido. Empezando por cosas tan simples como las escenas de ligoteo con Sania en el primer capítulo. Algo que omitieron. Y terminando con su “afición”. En comparación con las otras tres, la de Gladio es la menos notable de todas.

Gladiolus

Las aficiones son un objetivo más para el jugador. Con Prompto estás esperando a ver las fotos que ha hecho al llegar al campamento; con Ignis te relames pensando en lo ricos que estarán sus platos y con Noctis, disfrutas (o lloras) pescando. Sin embargo, mientras que éstas son más dinámicas y envuelven directamente al jugador, la de Gladiolus no lo consigue. La afición de Gladiolus es completamente pasiva. Casi ni eres consciente de que la estás desbloqueando, por lo que no esperas nada de ella. No le das la importancia que le puedes dar a las otras.

Episode Gladiolus

Bien sabíamos ya que las historias de los tres amigos del príncipe nos las contarían a parte, y no en el juego principal. El DLC de Gladio fue el primero… y también el más irrelevante de todos. En comparación con los que sacaron posteriormente, el suyo es una broma.

El marco en el que se sitúa en la historia principal es ya de por si malo. Te presentan una situación en la que Gladiolus se marcha porque tiene que atenderunos asuntos“. Lo peor es que tu no tienes otra que decirle que “vale”. Es un miembro principal en el equipo. Su ausencia debería notarse a lo largo de las batallas como poco. Sin embargo, te llevan a unas minas de mitrilo y ponen en su lugar a Aranea. Conclusión: te olvidas por completo de que falta.

Por su parte Gladio, debido a la derrota que sufrió a manos de Ravus, decide irse a realizar una prueba únicamente destinada a los Escudos. Pero solo intuirás el motivo, porque apenas hará muestras de que eso realmente le está destrozando por dentro.

Una vez entramos a las famosas grutas acompañados por Cor, nos encontramos con un juego en el que sólo puedes ir hacia delante — totalmente lineal. El mundo abierto del juego principal y que tendremos luego en los otros dos DLCs, es completamente inexistente en este.

Según avanzas, encuentras  zonas donde puedes guardar la partida y averiguar algo más de historia… pero no de Gladio. En todos los descansos que hagas a lo largo del recorrido, sólo escucharás historias de Cor. No niego que es interesante conocerlas, pero no en este DLC. Cuando jugué esta expansión, de verdad sentí como si Cor se hubiera adueñado de la expansión de Gladiolus. Sin embargo, debo reconocer que la banda sonora, que corre a cargo de Keiichi Okabe (NieR) es bastante buena y el modo de batalla, bastante peculiar y variado. He de decir que su nueva apariencia para el juego principal también fue una maravilla, representando su madurez.

El camino de Gladiolus

Esta parte no es más que un camino adicional. En él, te cuentan de forma rápida qué estuvieron haciendo Gladiolus e Ignis hasta encontrarse con Noctis. Aquí controlas a Gladiolus, igual que en el DLC. Pero me la sensación de que sólo es así porque Ignis está ciego. Si el de gafas estuviera en plenas facultades a estas alturas de la historia, hubiera sido el claro protagonista.

En conclusión, sólo puedo decir que me apena que el personaje esté tan desaprovechado. Si en vez de contentarse con darle un cargo importante, hubieran desarrollado la personalidad que dieron por sentada, tendríamos a un personaje muy carismático. Sólo nos hacen muestra de su carácter de malas formas. Lo demás, lo das por hecho por lo que comentan otros personajes. Y es muy difícil empatizar con personajes que no te muestran nada en primera persona, por mucho que te lo cuenten.

Gladiolus

A nivel personal, querría ver cómo se sentía cuando dijeron que había caído Insomnia y su padre con ella. Que su hermana estaba desaparecida, que le habían derrotado y dudaba de si mismo. Que está tan preocupado por su amigo como los demás y por eso siente que debe hacerle darse cuenta de la realidad.

Aún queda por salir la Royal Edition, pero dudo que estos aspectos puedan verse pulidos en ella. Aún así, Gladiolus seguirá siendo uno de mis personajes preferidos. Y eso es porque, tras esa fachada de músculos, él sólo se preocupa de que sus amigos sigan adelante sabiendo que tienen un escudo con el que contar.

Escrito por: Aqua

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter