Revelada la fecha de lanzamiento de Warhammer 40.000: Inquisitor – Martyr

En el oscuro universo del 41 milenio, solo hay guerra. Millones de hombre viven, luchan y mueren en nombre del Emperador. Todos ellos bajo la atenta mirada de la sagrada inquisición. Una fuerza de élite conformada por lo mejor del imperio. Todos ellos están dispuestos a todo por la supervivencia de la humanidad y la derrota de las fuerzas del caos.

Y es esta interminable lucha la que recoge Warhammer 40.000: Inquisitor – Martyr. El nuevo juego de rol y acción de los autores de la trilogía The Incredible Adventures of Van Helsing que estará disponible para PC el próximo 11 de mayo.

Y para celebrar tan importante acontecimiento, el equipo de Neocore nos ha obsequiado con un nuevo vídeo gameplay. En él se presentan a algunos de los jefazos que nos encontraremos por el salvaje universo de Warhammer 40k.

Desde campeones de los bajos fondos con mucho tiempo en el gimnasio a enloquecidos psíquicos y aberrantes máquinas de guerra poseídas. Todos ellos supondrán un reto, y todos ellos merecen ser purgados.

La cruzada galáctica de Warhammer 40.000: Inquisitor – Martyr

Warhammer 40.000: Inquisitor – Martyr lleva desde septiembre del año pasado en acceso anticipado. En este tiempo, se han realizado importantes mejoras en los apartados más flojos del título y se ha introducido nuevo contenido para mantener activa a la comunidad. Destaca la incorporación de un multijugador cooperativo para hasta cuatro jugadores.

Warhammer 40.000: Inquisitor - Martyr

King_Yoa

Escrito por: King_Yoa

Graduado en Nutrición Humana y Dietética. Nutricionista de día y redactor de noche en esta fantástica pagina. Jugador de Pc desde que tengo memoria y obsesionado con los juegos de estrategia, acción/aventura y los RPG. También soy un aficionado a la lectura y un enamorado de la animación, ya sea oriental o occidental.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter