Kingdom Hearts: la saga en la que reina el caos y la magia

Quién nos diría, allá por 2002, que ese juego que mezclaba personajes Disney y Final Fantasy iba a traernos tantos quebraderos de cabeza más de 15 años después. Desde sus primeras entregas, Kingdom Hearts siempre ha estado rodeado de polémica. Es un hecho, por poco que nos guste a muchos. Ésta ha ido aumentando a medida que se iban anunciado más juegos de la saga. Entregas en diferentes consolas, remasterizaciones, nuevas versiones de esas mismas remasterizaciones, los famosos Final Mix exclusivos de Japón, etc. Sin embargo, esto no ha impedido que ésta tenga un enorme éxito y sea una de las más queridas por muchos jugadores actualmente.

El fin de una saga

Con la llegada de Kingdom Hearts III el próximo año, se pondrá punto y final a toda la historia que nos han estado contando hasta ahora. Lo que no quiere decir que sea el último juego de la obra creada por Tetsuya Nomura, como he visto a muchos afirmar en algunos sitios. Él mismo ha admitido que éste acabará con la Saga del Buscador de la Oscuridad, y que habrá más títulos a partir de aquí.

Kingdom Hearts

Las expectativas están por las nubes. No sólo porque el juego pinte increíble tanto gráfica como jugablemente, sino por ver cómo concluirá la historia que se nos lleva presentando durante todos estos años y con la que muchos hemos crecido. Pero, esto me hace plantearme algunas cosas. ¿Realmente merece la pena todo lo que hemos pasado para llegar hasta aquí?. ¿Eran necesarios diez juegos para contar toda esta historia?

El Reino del Caos

Seamos sinceros, Kingdom Hearts no es una saga fácil de entrar si eres un recién llegado a ella y quieres entender su tercera entrega en su totalidad. Sí, todos sus juegos están ahora agrupados en PlayStation 4, pero no dejan de ser muchos juegos y es algo que echaría para atrás a cualquiera que quiera iniciarse en ella. Para todo aquel que ha jugado desde sus inicios ha sido un viaje mucho más fácil que de aquel que debe jugarse unos nueve juegos de aquí al 29 de enero.

Kingdom Hearts

Además, a esto hay que sumarle el problema de los llamados “spin-offs”. En la mayoría de sagas de videojuegos, los títulos principales suelen ser aquellos que siguen una determinada numeración en su título. Y de aquí surgen otros títulos alternativos que expanden su universo, pero que no son importantes para la historia principal. Final Fantasy o Metal Gear son algunos ejemplos. Sin embargo, esto en Kingdom Hearts no es así. Todos y cada uno de los juegos sacados hasta la fecha son importantes para la trama, en mayor o menor medida. ¿Incluso el juego de móviles? Incluso el juego de móviles.

Esto supone un problema a la hora de entender la historia para todo aquel ajeno a la saga y que la ve desde fuera. Cualquiera podría pensar que estos títulos no son más que una excusa para que los usuarios compremos más juegos. Tampoco ayuda que algunos de sus lanzamientos se produzcan en una línea cronológica distinta. Como Kingdom Hearts Birth by Sleep y Kingdom Hearts 358/2 Days, que sirven como precuelas de la primera entrega y segunda entrega, respectivamente.

Kingdom Hearts

El Reino de la Magia

Aún así, todos se entienden perfectamente y se unen en esta alocada línea cronológica, creando una historia compleja con unos personajes originales muy buenos. Podríamos verlo como un gran rompecabezas, en el que cada juego es una pieza del mismo, con diferentes características y temáticas, pero que encajan perfectamente entre ellos. Todos responden a la gran mayoría de dudas que tenías del anterior, siendo Kingdom Hearts Dream Drop Distance, juego de Nintendo 3DS, el que acerca la saga a ese clímax llamado Kingdom Hearts III.

Kingdom Hearts

Kingdom Hearts no es perfecto, ni fácil de entender. Es como una serie de televisión que se ha ido emitiendo de forma progresiva y un poco caótica durante 15 años; y que cada temporada y sus acontecimientos se sirven de su antecesor para ser completamente comprendidas, pero que pueden funcionar de forma autónoma.

Para finalizar, sólo decir que aquellos que tengáis dudas con iniciarse o no en la saga, o si este pequeño caos os echa para atrás, simplemente dadle una oportunidad. Será una aventura difícil de seguir, y en la que tendréis que tener un poco de paciencia, pero esto también es el motivo de la magia de Kingdom Hearts. Al final, seguramente os enganchará porque querréis descubrir todos los misterios que se ocultan en este maravilloso laberinto lleno de detalles en cada uno de sus rincones.

Rubén López

Escrito por: Rubén López

Videojuegos, cómics, cine y música. Es todo lo que necesito en este mundo. Redactor a tiempo parcial y amante de las buenas historias.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter