Shin Megami Tensei Liberation Dx2 rompe las barreras del gacha

Los dispositivos móviles ganan fuerza cada día como plataforma jugable. Y es que no son pocas las sagas que se hacen sitio en la apretada memoria de nuestros teléfonos con sus constantes lanzamientos. Sin embargo, el modelo free to play suele venir acompañado de una práctica que no siempre convence. El formato “gacha” se ha hecho con la mayoría de títulos actuales, forzando un estilo casi idéntico en decenas de obras.

Y es precisamente por esto que Shin Megami Tensei Liberation Dx2 supone un cambio. Una liberación si queremos tratar su título de forma poética. Porque otros como Kingdom Hearts Union X [Cross] o Pokémon GO cambian sus mecánicas para resultar funcionales en nuestros smartphones. Y Fire Emblem Heroes, por ejemplo, aunque las mantiene, se ve obligado a reducirlas a un estilo mucho más minimalista para poder adaptarse. Sin embargo, la propuesta de Sega dista mucho de acobardarse ante las limitaciones de los terminales.

Shin Megami Tensei en estado puro

Resulta, como poco sorprendente, la fidelidad que presenta DX2 con sus títulos originales. No es el primero que lo logra, desde luego. Hay otros como Dragon Ball Legends que también consiguen mantener cierto respeto por sus originales. Pero en la práctica, Shin Megami Tensei Liberation Dx2 es otro Shin Megami Tensei más — valga la redundancia.

Algo que se nota especialmente en el hecho de mantener su potencial sistema por turnos, “press turn battle, donde es indispensable explotar las debilidades del rival para obtener turnos extra. Algo que, por supuesto, también se aplica a nuestros aliados, generando un punto de incomodidad y alerta constante donde bajar la guardia un solo momento puede suponer morder el polvo.

La posibilidad de hablar con los demonios para que se unan a nuestras filas también se mantiene intacta  y además lo hace con esa gracia tan particular con la que cuenta la franquicia. Y es que para conseguir que un enemigo se pase a nuestro bando deberemos contestar preguntas que no siempre resultarán lógicas a nuestros ojos. Y no solo eso, nos encontraremos en situaciones en que deberemos ofrecer parte de nuestra vitalidad o algún objeto en concreto con la inseguridad de que esa acción pueda volverse en nuestra contra.

Por supuesto, las criaturas que aparecen en el juego son —en amplia medida— los viejos conocidos de la saga. No faltan a la cita Jack Frost, Pixie o Nekomata, entre otros tantos. Algo que suma puntos para todas aquellas personas que veneran la saga pero que no quiere dejarse a nadie fuera. Y es que sus tutoriales, aunque pueden resultar demasiado extensos, facilitan la adaptación de cualquier jugador o jugadora a todas sus mecánicas.

Aprovechando el marco social

Con todo, no hay que olvidar que Shin Megami Tensei Liberation Dx2 es un título adaptado a las limitaciones de nuestros terminales. Y con esto no solo me refiero al apartado técnico (aunque no son precisamente pocas las posibilidades que ofrece) sino a todo lo referente a su factor social. Porque si hay algo implícito en el hecho de lanzar un título de estas dimensiones es la obligatoriedad no escrita de aprovechar el marco social que permiten las nuevas tecnologías.

Y en este punto DX2 funciona con cierta gracia porque cuenta con detalles más clásicos como el hecho de llevarnos al demonio de otro jugador a la batalla — con la consecuente posibilidad de agregar luego a esa persona. Pero también incluye otros tan curiosos como el de valorar a las diferentes criaturas obtenibles en el juego. Algo que funciona especialmente bien a la hora de formar una comunidada sana y colaborativa, ya que permite a los jugadores intercambiar información de forma cómoda y trazar guías de combate y compatibilidad de equipos a la hora de lanzarse a la batalla.

Por si no fuese suficiente, también se incluye un chat con el que poder comunicarnos de forma fácil. Algo simple y poco destacable pero que no siempre se encuentran en este tipo de juegos y ayuda sobremanera a trazar lazos entre los jugadores y que se complementa con la posibilidad de “elogiar” a otras personas a través de su mapa.

Haciendo frente al gacha

Sin embargo, lo más interesante de Shin Megami Tensei Liberation Dx2 es como atenta contra el sistema predeterminado de los gacha. Porque el título cuenta con su propio sistema aleatorio para hacernos con todo tipo de demonios. Pero no olvida su mítica función de fusión donde podremos combinar dos de nuestras criaturas para obtener a una tercera mucho más poderosa.

Una forma de atenuar un sistema tan implantando e implacable como el de los gacha que sigue cultivando poca confianza entre muchos usuarios. Y es que, si bien no le da de lado por completo —tengamos en cuenta que hablamos de un juego free to play ofrece una alternativa fiel a la saga y que ofrece una nueva dimensión al título para smartphones. No es una solución, pero sí una gran ocurrencia, que queda en tierra de nadie intentando contentar a unos y otros por igual.

Algo que se ve acompañado de la posibilidad de subir de nivel a nuestros demonios —realizando el sacrificio que pertoca para ello—, evolucionarlos, conseguir nuevas habilidades o transferirlas de unos a otros. Una gran flexibilidad de opciones que permite experimentar con las posibilidades hasta dar con la combinación correcta.

Por otro lado, y volviendo a la limitaciones, el juego cuenta con un sistema de energía. Cada misión tiene un coste —que irá creciendo según aumentemos nuestro nivel de jugador— y si agotamos nuestra resistencia no quedará otra opción que pagar o esperar a que pase el tiempo. Es sabido que las limitaciones temporales están a la orden del día, y siempre lo han estado en los free to play, y DX2 no se salva de ellas.

Rol de bolsillo con mucha calidad

Sega ha salido victoriosa de su trabajo con Shin Megami Tensei. Y es que Dx2 siente mucho por su saga y lo demuestra en cada uno de sus pequeños, pero múltiples detalles. Aún es pronto para dar un veredicto y se conoce que este tipo de obras, que funcionan como servicio, son evaluadas de la misma forma y por lo tanto solo el tiempo dirá.

Pero el tiempo no obra por sí solo y, como el propio Riichiro Yamada nos ha contado en nuestra entrevista, al final todo queda en manos de los jugadores. Pero los obstáculos que pone el título en su haber son tan mínimos que, sobre el papel, todo apunta a un futuro brillante.

Shin Megami Tensei Liberation Dx2 es una gran juego para smartphones. Pero lo más importante es que, además, es un buen Shin Megami Tensei. Y eso dice mucho de él. Porque no nos ofrece las fórmulas originales en un formato descafeinado, sino que transporta todo su universo a la experiencia de bolsillo y la hace accesible, social, pero nunca desmerecedora de que lo ser parte de su franquicia representa.

Written by: Oscar Martínez

Escribo más que duermo. Jefe de redacción de Legión de Jugadores y orgulloso miembro de este gran equipo. Trabajo día y noche por hacer de esta la mejor comunidad posible, crítica pero sincera y siempre con la actualidad como objetivo. Puedes encontrarme por Twitter bajo el nombre de @Hekiren_

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter