Dissidia Final Fantasy NT apunta a los eSports

Dissidia Final Fantasy NT ha sido concebido con una mentalidad diferente a sus antecesores. No es algo que nos coja por sorpresa. Lo hemos visto en sus presentaciones, en sus betas y en los torneos que se han realizado a lo largo de su periodo pre-lanzamiento. Dissidia Final Fantasy NT trae la esencia de su saga, de la fantasía final, pero la trastoca para llevarla a un nuevo terreno, al terreno de la batalla.

Dinamizando el combate

Ahora las batallas se estructuran en un tres contra tres. Por lo tanto, no solo es importante saber utilizar a un luchador, sino que es fundamental saber formar formar los equipos. La parrilla de luchadores se presta a ello. Según nuestras necesidades podemos escoger entre vanguardias, duros y lentos; hostigadores, más débiles pero también ágiles y gráciles; tiradores, expertos en el combate a distancia; y especialistas, que juegan con características únicas. Con ello dejamos de lado el clásico jugador contra jugador para plantear partidas de seis personas simultáneas.

Con esto se crea un sistema de “piedra, papel y tijeras”. Algo fácil de leer para el usuario medio y que se traduce a una elegancia estratégica dentro del juego. No es suficiente saber utilizar a un luchador concreto. En esta nueva entrega es necesario conocer los movimientos y habilidades de cada uno de los personajes para poder contrarrestarlos en combate.

Es algo que recuerda a EVO 2012, con la llegada de Street Fighter X Tekken, que rompía el esquema clásico al crear partidas clasificatorias con dos luchadores por equipo. Pero incluso así Dissidia Final Fantasy NT decide ir a más y enfrenta a los seis jugadores de forma directa, diviéndolos en dos grupos de tres personas. Se encuentra más cerca del MOBA —con el enfoque dinámico de la cámara en vez del plano fijo clásico del género— que del propio género de lucha.

“Se encuentra más cerca del MOBA que del propio género de lucha.”

La bravura es la clave de la victoria

Su sistema de combate, que respira el mismo tono que sus predecesores, es otro de los puntos principales que le señalan como a un gran eSports.

Mientras que en los juegos de lucha tradicional se insta por un sistema clásico donde las habilidades del jugador dominan la situación, Dissidia Final Fantasy NT va más allá. Obviando que su sistema de tres contra tres añade una capa táctica a su jugabilidad, el título nos ofrece todo un sistema de habilidades a la hora de enfrentarnos en combate.

No solo es que los jugadores puedan escoger dos habilidades extra al empezar el combate — algo que también influye en la estrategia del mismo. Sino que también pueden personalizar a sus luchadores con sus propios tipos de ataque y habilidades. Aquí es donde entra en juego su sistema de combate, que lleva a los jugadores a reducir los puntos de bravura del rival antes de poder atacar a su vitalidad. Esto consigue generar una mayor sensación de competitividad, al verse luchando por obtener los puntos del rival. Todo esto teniendo siempre en cuenta la clase de enfrentamiento del que hablamos, donde la coordinación entre los miembros de un equipo y su habilidad para contrarrestar a sus rivales pueden dar la vuelta a la situación en cualquier momento.

El factor Final Fantasy

Una de las grandes ventajas de Dissidia Final Fantasy NT es contar con el respaldo que ofrece ser un juego basado en la que posiblemente sea la saga de rol más grande de la historia. Hablar de Final Fantasy es hablar de reconocimiento, de titanes. Indiferentemente de si congenias o no con su género, es indudable que hayas oído hablar alguna vez de la franquicia. Y eso es todo un sello particular para el título, ya que cuenta con la fuerza arrolladora capaz de interesar tanto a seguidores de su saga como a personas ajenas que se interesen por el apartado competitivo.

“Es capaz de interesar tanto a seguidores de su saga como a personas ajenas que se interesen por el apartado competitivo.”

Pero no solo cuenta con su renombre. Sus desarrolladores han sabido jugar bien las cartas para presentar un juego que si bien cae en el fanservice dentro de su argumento, consigue superar sus muros en el terreno jugable. Cada uno de sus personajes cuenta con sus propios manierismos, con su forma de actuar. Es algo que brinda personalidad a sus luchadores y los hace atractivos para toda persona que se estrene con el juego y que, a su vez, consigue ganarse el corazón de cualquier conocedor de la saga. Juega con ventaja, obviando el trabajo que han realizado desde Blizzard con Overwatch para presentar personajes totalmente funcionales y característicos para equipararse al nivel de Super Smash Bros, imaginando batallas ficticias entre héroes de toda su saga.

A esto se suma su trasfondo. Sus escenarios, que no son solo un decorado, sino aquellos lugares emblemáticos y fácilmente reconocibles para muchos jugadores. Aquí si existe el problema de los jugadores nuevos, que no conozcan sus títulos anteriores, pero vuelve a entrar en juego la escena fan. La Gruta del Invocador será un mapa original pero es difícil que se escape, en tiempos actuales, del conocimiento de ningún jugador. No es así solo por pertenecer a League of Legends, sino también por su disposición de elementos y funcionalidades, que consiguen convertirlo en algo más que un simple terreno de juegos. Ocurre lo mismo con Dissidia NT, que cuenta con mapas cambiantes, repletos de obstáculos y elementos para hacer de las batallas mucho más que un simple encuentro entre luchadores. Son dinámicos, funcionales y característicos, capaces de contentar a seguidores y personas ajenas a la franquicia.

Por último contamos con sus invocaciones que insisten en el factor fanservice —además de contar con unas increíbles animaciones— y resultan ser capaces de cambiar el rumbo de la batalla. Debilitando al rival, abriendo brechas en sus defensas y potenciando ciertas características en los aliados.

¿Nos hemos cansado de luchar?

Dissidia Final Fantasy NT pretende abrir las puertas a un sistema competitivo diferente. Se aleja del modelo tradicional para abrazar al MOBA sin conformarse con su estilo. Un producto oriental pero con claros trazos de la escena competitiva occidental, que se diferencia incluso de su versión arcade para intentar abarcar más y extender su escena a todo el mundo. Es un título que abandona el factor individual y narrativo más característico de sus antecesores para llegar a un nuevo nivel haciendo lo que mejor saber hacer, combatir.

“Se aleja del modelo tradicional para abrazar al MOBA sin conformarse con su estilo.”

Su lanzamiento es reciente y su comunidad aún no se ha conseguido organizar pero ya empiezan a surgir las pequeñas comunidades, torneos, enfrentamientos entre grupos de amigos… Aún no es el momento para decir que NT es un eSport en toda regla. Pero los indicios están ahí y su propio productor ya ha indicado que piensa apoyar el movimiento siempre y cuando su comunidad lo busque. Es pronto para decirlo, pero no es equivoco señalar que Dissidia Final Fantasy NT tiene todos los números para convertirse en un gran competitivo.

Escrito por: Oscar Martínez

Escribo más que duermo. Jefe de redacción de Legión de Jugadores y orgulloso miembro de este gran equipo. Trabajo día y noche por hacer de esta la mejor comunidad posible, crítica pero sincera y siempre con la actualidad como objetivo. Puedes encontrarme por Twitter bajo el nombre de @Hekiren_