Nuestros favoritos: Burnout Paradise

La última gran obra de Criterion Games supuso el cierre definitivo de la saga Burnout, siempre caracterizada por su vertiginosa velocidad y sus brutales choques.

En 2008 recibimos este magnífico arcade de carreras que se diferenciaba de sus antecesores por ofrecer una ciudad entera y viva para hacer el cabra como mejor nos parezca. Partiendo de la base de un sandbox podemos movernos por Paradise City y sus albores a toda velocidad mientras realizamos una serie de pruebas para ascender en el escalafón y conseguir nuevos carnets que nos abrirán las puertas a pruebas más difíciles y vehículos más rápidos.

burnoutparadise1

La ciudad está muy bien diseñada para lo que debemos hacer en el juego; contamos con un núcleo urbano con diversas avenidas principales muy transitadas y callejones estrechos que suelen desembocar en saltos y en muchas ocasiones nos supondrá un atajo. Por otra parte más al oeste encontramos Silver Lake, un precioso lago rodeado de largas carreteras con curvas, pistas de aterrizaje con multitud de rampas y obras de desforestación en los alrededores del lago que nos permitirán atravesar el bosque y arañarle unos segundos al crono. Por otro lado tenemos de norte a sur una larguísima carretera de montaña poco transitada y con multitud de curvas cerradas y saltos increíbles.

Además por un módico precio se añadió posteriormente la expansión Big Surf Island que podemos ver a la derecha del mapa. En dicha isla encontrábamos un gran número de pruebas nuevas, nuevos récords de la calle y los saltos más altos jamás vistos en la saga. Una auténtica montaña rusa.

 

Jugabilidad

Como ya hemos comentado deberemos realizar pruebas para avanzar en el juego y estas pueden ser de cinco tipos: carreras, contrarrelojes, trucos, furia al volante y el modo caza y captura. En primer lugar las carreras consistirán en ir del punto A al punto B sin ningún trazado concreto, es decir, prima la absoluta libertad a la hora de elegir la ruta adecuada para afrontar la carrera por lo que será de vital importancia conocer el mapa al dedillo para ganar en las pruebas más complicadas.

 

burnoutparadise2

Por otra parte las contrarrelojes, que parten de la misma premisa, serán únicas y exclusivas de un vehículo concreto y si las superamos conseguiremos la versión mejorada de dicho vehículo. Las pruebas de trucos nos exigirán una puntuación determinada dentro de un lapso de tiempo y Paradise City es el lugar ideal ya que el escenario está repleto de rampas, zonas para derrapar y saltos imposibles. Cada gran salto, giro en salto o vuelta de campana multiplicará nuestra puntuación por lo que las obras del metro o una mina abandonada son los lugares ideales para este tipo de pruebas.

Furia al volante es sin duda el modo más divertido del juego y consiste en que recorreremos la ciudad a toda velocidad mientras un grupo de coches intentan estamparse (hacer un takedown) unos a otros, nosotros incluidos. La prueba se supera cuando conseguimos el objetivo de takedowns en el tiempo establecido y siempre y cuando nuestro coche no quede destrozado. Y por último están las pruebas de caza y captura en las que deberemos ir del punto A al punto B mientras una serie de coches nos persiguen e intentan destrozarnos, consiguiéndolo en numerosas ocasiones.

burnoutparadise5

Pero esto no es todo lo que deberemos hacer ya que cada una de las casi 200 calles de las que consta Paradise City tiene un récord de tiempo por lo que deberemos realizar pequeñas contrarrelojes en cada una de ellas para dominarlas, pudiendo nuestros amigos romper el récord on-line. Además también podremos realizar pruebas de destrozo en las que deberemos sumar una cantidad de dinero en destrozos a base de provocar un fortísimo accidente e ir rebotando de un coche a otro. Además los coleccionistas tendrán aquí trabajo pues hay 400 vallas ocultando atajos que deberemos encontrar, 120 carteles Burnout que destrozar y 80 grandes saltos que realizar exitosamente.

Para superar estas pruebas contaremos con tres tipos de vehículos atendiendo a sus características. Encontramos los coches de trucos que son especialmente ágiles y ligeros y rellenan la barra de turbo realizando acrobacias, saltos y derrapes. Los coches de fuerza por otro lado se basan en la potencia bruta, son muy pesados y duros de dirección pero resisten muy bien los golpes y destrozan rivales sin despeinarse, además consiguen una gran cantidad de turbo cuando conseguimos un takedown. Por último encontramos los coches de velocidad, los clásicos de todos los Burnout, son los más rápidos del juego y consiguen turbo circulando en dirección contraria, derrapando y pasando muy cerca de los demás vehículos. Cabe comentar que estos son los únicos que solo pueden usar el turbo cuando está completamente lleno y si conducimos de forma suficientemente temeraria se nos rellenara el turbo automáticamente cuando la barra se acabe, vamos lo que ha sido un Burnout de toda la vida.

 

burnoutparadise4

En total hay 75 coches disponibles en el juego y abunda la variedad; deportivos japoneses, muscles americanos, berlinas europeas, 4×4, furgonetas e incluso un monoplaza de F1. Además en una actualización gratuita se añadieron 4 motos, dos de ellas tipo sport y las otras dos tipo naked. A pesar de ello con las motos solo podemos participar en contrarrelojes y no son más que un puro extra.

Por último comentar su genial modo on-line que partía de la idea de que el lobby era la propia ciudad por lo que si nos conectábamos automáticamente empezaríamos a ver a un montón de jugadores recorriendo la ciudad con los que realizar piques, carreras, furias al volante, jugar al gato y al ratón o simplemente estamparnos mutuamente.

 

Gráficos

Pese a tener 7 años a sus espaldas gráficamente aguanta el tipo. En 360 y PS3 no mostraba unas texturas muy espectaculares pero se movía a 60fps y en un juego tan vertiginoso como éste era algo de agradecer. En PC por su parte mantiene un muy buen nivel a 1080p e incluso aplicando 4K mediante la tecnología DSR de Nvidia.
Sin embargo las calles están muy poco transitadas y se nota mucho el recorte en pos de conseguir una mayor fluidez, obviamente en las plataformas de hardware que se movía en 2008 no se podía conseguir más. Aún así cabe reseñar el fantástico sistema de partículas en los accidentes y es que incluso después de todos estos años Burnout Paradise continua siendo el juego que mejor ha recreado los accidentes con un sistema de físicas envidiable en el que nuestro coche se abolla justo y solamente por dónde sea golpeado, llegando incluso al extremo de mostrarse exactamente las ralladas que le hagamos.

Por último mencionar que Paradise City hace honor a su nombre ya que nos encontramos ante una bulliciosa ciudad con un centro cultural, unas playas paradisiacas y unas montañas imponentes. El sueño de todo viajero pensareis, probablemente fuese así de no haber centenares de coches recorriendo las calles a toda velocidad y estampándose unos a otros.

burnoutparadise3

 

Apartado Sonoro

Otra de las grandes bazas del juego. Nos encontramos ante una lista de canciones más propia de un Guitar Hero que de un juego de carreras pero todas ellas casan a la perfección con la brutalidad vertiginosa de Burnout. Killswitch Engage, Jane’s Addiction, Depeche Mode, Airbourne, Soundgarden o los inmortales Guns N’ Roses que dan tema principal y nombre a la ciudad con su mítica Paradise City. Todos ellos y muchos más en una songlist muy rockera que además se complementa con una serie de temas traídos de anteriores entregas realizados por el estudio desarrollador. Pero no todo es chatarra despedazándose a 300Km/h ya que si detenemos nuestro coche durante unos segundos el motor se apagará automáticamente y comenzaremos a ver unos pasajes de Paradise City a modo de documental mientras escuchamos obras clásicas de Mozart, Beethoven o Chopen entre otros.

A esta cañera BSO hay que añadir al locutor de Crash FM, Bandit. Un tipo simpático que nos dará la bienvenida a la ciudad y amenizará nuestros ratos libres con comentarios graciosos y consejos para novatos entre canción y canción.

En definitiva Burnout Paradise supuso el culmen de la obra de Criterion y se convirtió en uno de los mejores arcades de la historia. Algunos pequeños defectos como la imposibilidad de reiniciar las pruebas y tener que volver al punto de inicio o un tráfico a veces demasiado escaso son menudeces comparadas con la grandiosidad del juego. Velocidad, rock & roll y mucha chatarra volando, eso es Burnout Paradise.

Escrito por: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter