Beast Quest

Por el el Análisis, 5 Más
cerrar [x]

Análisis – Beast Quest

Por todos es sabido que cuando una novela, una película o un cómic tienen éxito, siempre tratan de exprimirlos lo máximo posible a base de nuevas entregas o adaptaciones varias. En el caso que nos ocupa, tenemos la saga de novelas fantásticas Beast Quest, la cual ha dado el salto al mundo de los videojuegos. Así pues, solo resta resolveros la siguiente duda; ¿tendrá el nivel necesario para estar a la altura de las novelas o se quedará en un mero intento?

El elegido para Beast Quest

Nada más empezar la aventura, esta nos sorprende por la rapidez en la que ocurren los sucesos. Normalmente al comenzar una aventura se nos hace una breve introducción, donde podemos conocer a nuestro personaje, no en profundidad, pero sí saber un poco sobre él o su entorno. Esto no pasa en Beast Quest, ya que nos introducen al protagonista nada más comenzar, y con un mago explicándonos que somos el elegido y que solo nosotros podremos salvar el reino de Avantia. Tanto es así que el protagonista, Tom, acepta sin rechistar su misión de vencer a las 4 bestias hechizadas por un mago malvado.

Beast QuestTras el inicio de la aventura existe un cierto sabor agridulce por no lograr empatizar con Tom, algo que pasa durante prácticamente todo el juego. Asimismo, los personajes presentados durante la aventura son totalmente planos, simplemente están ahí para ayudarnos en nuestros combates. No existe una interacción con ellos más allá del simple vídeo introductorio cuando los conocemos.

Profundizando un poco más en la interacción con otros personajes estaría bien que Tom tuviese la capacidad de cambiar el flujo de algunos sucesos. En otras palabras, elegir si queremos ayudar o simplemente continuar con la historia principal. En los RPG una de las acciones más interesantes es poder tomar tus propias decisiones y que estas tengan una repercusión, algo que no pasa en Beast Quest y que ciertamente se echa en falta.

Liberar Avantia

Beast Quest parece de primeras un juego de mundo abierto con bastantes posibilidades de interactuar. Más una vez avanzamos nos daremos cuenta de que este peca de ser muy lineal. Al observar el mapa se aprecia que prácticamente no hay ningún desvío entre nuestro punto de partida y el destino. La excepción se encuentra cuando llegamos a una aldea o a espacios más abiertos, donde existe más interacción al poder hacer misiones secundarias.

Beast Quest

Y ya que hemos mencionado las misiones secundarias, debemos decir que estas pecan de ser muy simples. Es más, son bastante repetitivas y muchas conducen al tedio. Esto es porque la gran mayoría se basan en recoger plantaciones, hacer recados, conseguir pieles… nada que pueda resultar mínimamente interesante para el jugador.

Por suerte, esto no pasa con la historia principal, la cual es interesante hasta cierto punto. Y es que las ganas de conocer los nuevos territorios o toparnos con la siguiente bestia a vencer nos tiene pegados a la pantalla. Quizás esto sea lo más destacable del juego, junto con la fidelidad respecto a las novelas.

Lucha por la liberación

Cogemos nuestro escudo, blandimos nuestra espada, y nos enfrentamos a los enemigos uno tras otro. En este apartado sorprende la poca variedad de movimientos existentes. Se ciñe a golpes fuertes, golpes normales, magias y bloquear. Y si añadimos que tan solo podemos movernos alrededor del enemigo, sin poder movernos libremente, los combates se vuelven repetitivos hasta un punto que no hay diferencias entre uno y otro; tan solo su resistencia y daño ofensivo.

Beast QuestNuestra manera de conseguir más poder consiste en derrotar a quien se nos ponga por delante. De esta manera conseguiremos experiencia, la cual canjearemos por nuevas habilidades para nuestro protagonista. Aquí nos hubiese gustado algo más de variedad en la elección de habilidades, pero aun así cumple y notamos el avance de Tom.

A todo esto hay que sumar la existencia de un cierto retraso a la hora de responder a nuestras órdenes. Esto crea situaciones que son más culpa del juego que de nuestra habilidad con el mando. Cuando juguéis sabréis a lo que nos estamos refiriendo.

Las bestias y su entorno

Quizás lo que más os vaya a gustar del juego sean sus enemigos, ya que a pesar de tener un diseño bastante tradicional, cumplen con su propósito. Es más, los fans estarán contentos, ya que existe una gran variedad de criaturas que son fieles a las novelas. Es sin lugar a duda su punto más fuerte. Gráficamente el juego flaquea, no impresiona y lo único que podríamos destacar es el color que se presenta en pantalla. Beast Quest es un título que no está a la altura de la generación a la que representa. Nos hubiese gustado un mundo más orgánico, para así hacerlo más bonito y hacer la aventura más envolvente.

El sonido por otra parte cumple con su cometido, consiguiendo adaptar cada situación con su banda sonora. Esta destaca sobre todo en situaciones épicas, pues consigue meternos en el combate y ofrecernos una buena experiencia de juego.

Llegados a este punto, solo nos resta decir que Beast Quest presenta un acabado final irregular. El título flaquea en muchos puntos, ya no solo a nivel narrativo si no en aspectos como son la jugabilidad. Eso por no hablar de un deficiente acabado visual y defectos que hoy en día no deberían de tener cabida. Si bien, estamos ante una saga que tiene mucho potencial y nada nos gustaría que, en un futuro, las cosas se hagan mejor y podamos disfrutar de una nueva entrega a la altura de las novelas.

Lo bueno

  • El diseño de las bestias
  • El intento de llevar una novela a los videojuegos
  • Buena banda sonora que destaca en situaciones épicas

Lo malo

  • Gráficamente no está a la altura
  • Se echa en falta una mayor fluidez en la aventura
  • Poca empatía con los personajes
6

Escrito por: Kronk

Amante de los videojuegos desde tiempos inmemoriables.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter