Chaos;Child

Por el el Análisis, 3 Más
cerrar [x]

Análisis – Chaos;Child

Chaos;Child

¿Es exagerado decir que el género de las novelas visuales está experimentando una suerte de época dorada en Occidente? Porque hasta hace unos pocos años era impensable ver tantos lanzamientos así de seguidos y para todos los gustos. De esta manera, hay obras que tienen en su haber ingentes cantidades de texto y sin ninguna pretensión jugable alternadas con otras que sí hacen concesiones al jugador y ofrecen mecánicas que suponen un agradable respiro después de estar muchas horas leyendo.

Juegos como Utawarerumono o Danganronpa pertenecerían al segundo grupo, mientras que otros como Steins;Gate formarían parte del primero. Esto mismo podría aplicarse a Chaos;Child, mas no se trata de algo casual, ya que ambos juegos forman parte de un mismo universo (amén de algunas referencias) que recibe el nombre de Science Adventure, y que se encuentran separados a través del espacio-tiempo. Este es a su vez secuela de Chaos;Head, el primero en inaugurar la serie de marras, mientras que Chaos;Child sería el cuarto en la línea de sucesión. Y si bien jugarlo le hace sumar puntos, no se trata de un requisito harto indispensable para disfrutar de esta nueva aventura.

Una serie de extraños asesinatos en serie

Si Steins;Gate lidiaba con los viajes en el tiempo y sus horribles consecuencias, Chaos;Child sigue los pasos de su precuela presentándonos un thriller con pequeñas dosis de terror en el que están ocurriendo una serie de asesinatos a cada cual más perturbador. Tras una pequeña introducción que nos dejará con la piel de gallina, tomaremos el control de Takuru Miyashiro, un estudiante que forma parte del club de periodismo del instituto y que luego comenzará a interesarse por unos casos que parecen estar conectados con los hechos ocurridos en el anterior juego. Así que él y su amiga Serika tratarán de predecir los movimientos del asesino hasta verse envueltos en un complot en el que ambos podrían terminar siendo víctimas.

Chaos;Child

Vale, puede que no sea necesario jugar a Chaos;Head, pero eso no quita que haya cierta jerga reciclada de este que fácilmente nos deje vendidos de buenas a primeras. Por suerte, existe una suerte de base de datos que recoge muchos de esos términos que son bastante comunes dentro del universo del juego y que nos facilitarán mucho las cosas. Sea como fuere, tenemos una trama con claras referencias a clásicos del género (Se7en y El silencio de los corderos) y que se ve potenciada gracias a unos personajes muy bien construidos que ayudan a definir la forma de ser de Takuru, el cual comparte algunos rasgos característicos de otros protagonistas de Science Adventure como lo pueda ser Okabe.

Asimismo, Chaos;Child se permite el lujo de criticar muchos de los tejemanejes presentes en la sociedad de hoy. Sin ir muy lejos, las primeras horas no son sino una crítica velada a la cada vez mayor presencia de las redes sociales, cómo estas nos acompañan con más frecuencia de la que nos gustaría, y la facilidad con la que las personas se dejan embaucar por lo que se dice, sin pararnos a pensar que no todo haya que creérselo a pies juntillas. En el otro lado de la ecuación tenemos los videojuegos y el anime, que también forman parte del día a día de la vida de Miyashiro, y que a veces son el objetivo de malos comentarios por parte de terceros, pues mal que nos pese, son medios que aún necesitan crecer para ser aceptados en su totalidad.

Delirios de un periodista

Al igual que la mayoría de novelas visuales, la interacción se limita a un par de opciones que se superponen a lo largo de la narración (en inglés). En esta ocasión hablamos de una serie de delirios que tienen lugar dentro de la cabeza del protagonista y que determinan la forma de ser del mismo, las cuales se dividen en “buenas” y “malas” cambiando el devenir de la trama. Es decir, podemos conseguir un final u otro en base a las decisiones que vayamos tomando. Sí, son muchos los finales presentes en Chaos;Child y que no hacen sino incentivar la rejugabilidad del título hasta conseguir el True Ending, ofreciendo además una duración muy satisfactoria arreglo a los estándares del género.

Por desgracia, no son pocas las ocasiones en las que resulta complicado discernir las consecuencias de nuestras acciones, tanto que no hay comentarios o indicadores que ofrezcan una mínima pista al respecto. Puede que esto no deje de ser una excusa para ver de primera mano los dos extremos del personaje, pero no hubiera estado de más algo que nos encauzara en la dirección que creamos que sea la correcta.

Chaos;Child

Es una lástima que la dirección artística no ralle al mismo nivel que el resto, cayendo en un estilo genérico más propio de un anime del montón cuando se trata de mostrar a sus personajes. Chaos;Child merecía apuntar más alto, y no apostar por algo que ya hemos visto en centenares de obras que siguen un mismo patrón. Por suerte, estas fallas pasan a un segundo plano cuando nos fijamos en el buen uso que hace de las imágenes estáticas.

La obra de 5qb. se ampara en esto de los asesinatos, pero raramente los muestra de forma demasiado explícita, dejando que el jugador se guíe por su imaginación acerca de lo que está sucediendo. Sí, los detalles más escabrosos están muy bien descritos gracias a las muchas líneas de texto que orquestan la escena, pero la imagen que se muestra en pantalla ya es otro cantar. Es, en resumidas cuentas, una buena muestra de que no es necesario abusar de lo gore y visceral para sorprender al espectador.

Chaos;Child

Si en algo parecen coincidir todos los juegos que forman parte de la serie Science Adventure es que pueden presumir de albergar una historia misteriosa a la par que atractiva así como un elenco de personajes que si bien se amparan en los estereotipos clásicos de la narrativa japonesa, son capaces de evolucionar y revelar más facetas de las que uno podría esperar. Chaos;Child cumple con esta máxima, y aunque no consigue ser tan bueno como lo es Steins;Gate, hay que darle tiempo y echarle ganas para que desarrolle su máximo potencial. La pregunta es, ¿estás dispuesto a comprometerte y dejarte llevar por su premisa?

Lo bueno

  • Las referencias a Steins;Gate
  • Historia trepidante y llena de misterios
  • Personajes muy bien construidos a pesar de ampararse en algunos estereotipos clásicos
  • Buen uso de las imágenes a la hora de representar los momentos más escabrosos

Lo malo

  • La dirección artística no ralla al mismo nivel que el resto de apartados
  • La falta de información hace complicado discernir las consecuencias de nuestras acciones
8.5

Escrito por: Alsergim

Técnico superior en Desarrollo de Aplicaciones Web. Amante del cine y los videojuegos, especialmente en lo que a títulos de rol y terror se refiere. A veces me da por escribir cosas. También me puedes leer en Twitter desde @npofficialsite

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter