Crash Bandicoot N’Sane Trilogy

Por el el Análisis, 2 Más
cerrar [x]

Y por fin llegó. 20 años han pasado desde que el primer Crash Bandicoot desembarcara en Playstation y se convirtiese por méritos propios en la mascota no oficial de Sony. Naughty Dog, hacedores de grandes títulos The Last of Us y las sagas Uncharted y Jak & Daxter, saltaron a la fama con Crash Bandicoot, el pináculo de excelencia de unos jovencisimos Andy Gavin y Jason Rubin.

Creíamos que los plataformas habían muerto pero gracias a dios están de vuelta. Ya hemos podido disfrutar del reinicio de Ratchet & Clank, de la vuelta a los orígenes de Rare con Yooka Laylee y en los próximos meses llegarán nuevos juegos de Sonic y Mario. Una nueva época dorada liderada, desde mi punto de vista, por el regreso del mejor plataformas de la primera Playstation -con permiso de Spyro-.

Un remaster a la altura

Tras pasar unas horas -muchas- a los mandos del nuevo Crash entendemos el porque de la insistencia de Activision en llamar a la N’Sane Trilogy un remaster y no un remake, como pensábamos en un primer momento. Si que es cierto que se han rehecho los tres juegos desde cero, pero es que todos los niveles y personajes están calcados polígono a polígono. No hay nada nuevo más allá de la inclusión de Coco cómo personaje jugable en los tres juegos- recordemos que en los originales sólo podíamos controlarla en ciertas fases de Crash 3-.

Obviando el añadido de Coco que actúa como simple skin, conservando exactamente las mismas habilidades que Crash, todos los niveles de los tres juegos son exactamente como los originales de 1996-1998. Todo. No se han corregido pequeños fallos de timing de los originales, no se ha rediseñado ninguna fase para mejorarla, y no se ha cambiado un ápice el control de Crash. Encontramos una recreación 100% fiel de la fórmula que nos enamoró de niños y eso es lo que más nos entusiasma.

Las únicas licencias que se ha permitido el equipo de Vicarious Visions vienen dadas con la rejugabilidad del título y el sistema de guardado. Tras más de una década sin usar memory cards ahora los tres juegos incluyen guardado automático, algo muy de agradecer ya que en Crash 1 guardar la partida era un sopor. También se ha añadido la posibilidad de realizar las contrarrelojes en los tres juegos para así conseguir las reliquias del tiempo de cada nivel. Algo que sin duda alargará la vida del juego.

La dificultad de antaño

No debería ser un apartado del análisis, pero me veo obligado a comentarlo dado el descontento de cierta parte del sector hacia la dificultad de Crash Bandicoot N’Sane Trilogy. Sí, son más difíciles que los juegos a los que estamos acostumbrados, pero es que así jugábamos en los noventa. Si un servidor fue capaz de pasárselos con 6 años, ¿por que los jugadores de ahora tienen tantos problemas? Porqué conforme se expandía el mercado del videojuego el target se hacía más amplio a medida que facilitábamos las cosas. Nos hemos acostumbrado a auténticos paseos en los juegos, a mecánicas cada día más simples, a ayudas totalmente innecesarias y a indicadores y marcadores que nos dicen en todo momento qué debemos hacer.

Y cuando este nuevo tipo de jugador se enfrenta a un juego en el que apenas puedes saltar y girar para superar los obstáculos se frustra porque los saltos hay que apurarlos, porque hay que calcular el timing para golpear a unos enemigos que nos matarán con sólo rozarnos, porque la cámara no se sitúa a 10 metros del personaje para permitirnos ver el escenario. En resumen, porque Crash Bandicoot no regala nada.

Pero no os llevéis a engaños, a excepción de los últimos niveles del primer Crash, estamos ante una trilogía bastante sencilla de completar cuyo mayor reto consiste en encontrar todas las gemas y conseguir todas las reliquias de platino. Todo un reto incluso para quienes llevamos 20 años rejugando con nuestro marsupial favorito.

Completar los tres juegos nos llevará aproximadamente unas 10 horas, pero conseguir desvelar todos sus secretos y superar sus retos doblará la duración del título. Tenemos casi un centenar de niveles y mucha variedad, sobretodo en Crash 2 y 3 dónde la acción ampliaba horizontes y nos ponía sobre un bebé dinosaurio, para luego montar a Puma por la muralla china y rematarlo con una batalla aérea con aviones de los años 40.

Apartado técnico

Crash Bandicoot vuelve por todo lo grande, una segunda juventud para un personaje que -creemos- todavía tiene mucho que decir en esta industria y de paso reeducar a los jugadores noveles que ven en su dificultad un hándicap insuperable. Sí que es cierto que habríamos agradecido alguna que otra novedad a esta vuelta al pasado, ya que nos encontramos ante un gran lavado de cara y poco más. A nivel gráfico se ha llevado a cabo un buen trabajo pero en cuestiones técnicas no da todo lo que la consola puede ofrecer, ni siquiera a nivel de resolución llegando a un máximo de 1440p en Playstation 4 Pro y 1080p en Playstation 4 estándar. Las melodías se han remasterizado y si bien es cierto que varían ligeramente lo cierto es que se sienten como las originales y le sientan de miedo a todo un icono de la historia de los videojuegos.

Tampoco se ha tenido el detalle de incluir algo de material extra para los fans acérrimos del tipo artbook, diseños descartados o incluso algunos niveles eliminados del Crash original, como el infernal Stormy Ascend que, recordemos, podría llegarnos en forma de DLC gratuito al ser el contenido incluido en ese enigmático Lost Tresaures que figura en Playstation Store.

Conclusión

Después de casi 20 años en el mercado y varias generaciones de consolas más tarde, Crash Bandicoot vuelve a los circuitos de una playstation para alzarse con el trono de mejor plataformas manteniendo intacta la fórmula que lo catapultó a la fama. Apartado gráfico ideal, control sencillo y preciso, un centenar de niveles por completar y mucha, mucha nostalgia de la mejor época de la historia de los videojuegos. Crash Bandicoot está de vuelta.

Lo bueno

  • 3 juegazos juntos a precio reducido
  • Se ha redibujado de arriba a abajo sin perder un ápice su esencia
  • Su jugabilidad es tan sencilla como adictiva
  • Gran variedad de niveles, sobretodo en Crash 2 y 3
  • Historia viva de los videojuegos
  • Uno de los mejores -si no el mejor- plataformas del mercado
  • Los desarrolladores han sabido mantener la magia y el encanto de la saga
  • Su dificultad se mantiene inalterada, no apto para mancos
  • El regreso de Crash es lo mejor que nos podía pasar

Lo malo

  • Se echa de menos algo de material extra; nuevos niveles o material inédito
8.5

Escrito por: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter