Dex

Por el el Análisis, 7 Más
cerrar [x]

Análisis – Dex

No sé cómo lo hará el género cyberpunk que siempre que veo un título con esta temática siento la irremediable sensación de hacerme con él. Por suerte (o por desgracia) no había tenido noticias de Dex, un pequeño gran título de nacionalidad checa que aglomera con bastante soltura los típicos rasgos que podemos ver en cualquier obra de ciencia ficción de este tipo y con su lanzamiento en PS Vita, la olvidada portátil de Sony, he podido disfrutar y formar una relación de amor/odio con este título.

Si os gusta Blade Runner, Deus Ex o incluso clásicos como Flashback os invito amablemente a seguir leyendo, pues lo que encontraréis en Dex os dejará un buen sabor de boca.

Un futuro cercano

Estamos en el año 2042 y la humanidad ha avanzado de forma significativa en el desarrollo de la tecnología cibernética: aumentos para mejorar nuestras capacidades físicas, robots y hasta Internet ha evolucionado a una especie de ciberespacio donde moverse en busca de información es casi literal.

Nuestra protagonista, Dex, es aparentemente una chica normal que vive una vida tranquila en Harbor Prime, una de las urbes más grandes del mundo. Todo esto cambia de la noche a la mañana, cuando de pronto un equipo de asalto irrumpe en su bloque de apartamentos y un misterioso hacker de nombre Raycast la ayuda a escapar a la par de enseñarle a usar una especie de habilidad especial que permite a Dex zambullirse en el ciberespacio sin necesidad de ningún tipo de dispositivo externo. Tras huir apresuradamente de nuestro hogar, tanto la pobre chica como nosotros no tenemos ni idea de lo que está pasando (ni siquiera sabemos cómo esta formado este mundo) así que nuestra misión será hacer caso al misterioso Raycast y ayudarlo a derrocar al Complejo, una malvada corporación que controla prácticamente el mundo entero y juega con la población mundial con total impunidad.

A partir de aquí se nos desbloqueará toda Harbor Prime para explorar: podremos visitar los suburbios o el barrio chino de la ciudad (muy influenciado por la película Blade Runner) y tal vez incluso podamos labrarnos una reputación ayudando tanto a gente necesitada como a matones locales.

La toma de decisiones brilla por su ausencia y no tendrá ninguna repercusión en el devenir de la trama, ni siquiera tendremos opción de actuar de otra forma. Desde luego Dex no fomenta la rejugabilidad, una verdadera lástima.

Una experiencia irregular

El juego tiene un desarrollo bastante lineal, la exploración de la ciudad no deja espacio a hacer demasiado a causa del carácter 2D del título pero aun así los chicos de Deadlocks han logrado crear una sensación de libertad bastante gratificante y que hará a los aficionados de la exploración bastante felices. Así mismo contaremos con una gran y sorprendente cantidad de misiones secundarias que nos ofrecerán jugosos y muy buenos detalles acerca del mundo en el que vivimos. Mención especial a los diálogos del juego ya que me han parecido que están muy, muy bien escritos para un juego de esta índole.

Pero no todo puede ser bonito, Dex es un título irregular en cuanto a la jugabilidad se refiere. Su parte “rolera” no es más que una excusa para tener un árbol de habilidades y un sistema de niveles que francamente resulta bastante inútil en su gran mayoría, obligándonos prácticamente a subir determinados atributos o simplemente esperar a maximizar una de las habilidades para hacer el juego mucho más sencillo, como es el caso de la habilidad para forzar cerraduras.

En cuanto a su combate, la palabra mediocre se queda corta: el uso de armas de fuego en la portátil de Sony es exasperante, la sensibilidad de los joysticks de la consola es tan suave que si no tenéis un pulso de cirujano os veréis malgastando disparos o incluso cargadores en el aire mientras el enemigo ya esta cómodamente pegándoos una paliza. El combate cuerpo a cuerpo tampoco mejora demasiado, la clave de éste es simplemente mantenerse en el rango de acción del sprite del enemigo. Podemos bloquear y esquivar dando una voltereta, pero la cantidad de objetos de curación con los que disponemos o el ritmo con el que Dex propina puñetazos y patadas es tan rápida que podremos aguantar decenas de golpes sin tener demasiados problemas. Si queréis mejorar aun más vuestras capacidades de combate tendremos disponible la opción de implantarnos aumentos en una clínica un poco siniestra, eso sí, previo pago.

Si decidimos tomar una ruta más sigilosa en nuestras misiones también contaremos con la posibilidad de escondernos de los enemigos y estrangular a nuestros rivales si somos lo bastante sigilosos.

También dispondremos de la habilidad para piratear diversos dispositivos y máquinas: cuando entramos en el ciberespacio el juego cambia completamente y se convierte en una especie de “shooterdonde manejamos una pequeña nave espacial mientras pirateamos diversos interruptores, además, durante estos segmentos nos atacarán diversos malwares que nos harán la vida imposible. La dificultad del pirateo radica más en lo mal balanceado que están los niveles y el daño que recibimos respecto al daño que nosotros logramos hacer.

Pixelart en estado puro

El apartado gráfico del juego cumple con creces, el pixelart es glorioso en algunas partes del juego mientras que en otras deja bastante que desear. La única pega real que le pongo es la lentitud de algunas animaciones y la mala calidad de algunos de los sprites en los personajes secundarios.

Aquí viene el verdadero punto negativo de Dex en PS Vita, su horrenda, horrenda optimización. Durante mi partida (que habrá durado unas 17 horas) he tenido innumerables cierres sin razón aparente, largos tiempos de carga al cambiar de zona, un inventario realmente lento e irritante… los problemas abundan demasiado en este versión y no puedo recomendarla realmente. Por suerte, el juego está disponible tanto en consolas de nueva generación como en PC y próximamente aterrizará en Wii U.

En definitiva, Dex es un juego muy ambicioso creado por un estudio más bien pequeño y hay que reconocerle eso, una buena ambientación cyberpunk respetando a las grandes obras que definieron el género y con unos diálogos y una historia bastante aceptables. Si os gusta la ciencia ficción y los juegos con sabor añejo, no podéis perderos Dex.

Lo bueno

  • Su relación calidad precio.
  • Un mundo creíble e interesante.
  • Diálogos muy bien escritos.

Lo malo

  • Terrible rendimiento en su versión para PS Vita.
  • Combate tosco y poco intuitivo.
  • El minijuego de pirateo.
7

Escrito por: War

Llevo enganchado a las maquinitas desde que tengo uso de razon. Crecí entre Bandicoots y llamadas de Codec. Aficionado al RPG, sobre todo japones, aunque no le hago ascos a nada. También me muevo por el mundo de la literatura y el anime. Si quieres leer mis desvarios estoy por Twitter, @BlackSoulWolf

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter