Far from noise

Por el el Análisis, 5 Más
cerrar [x]

Análisis – Far from Noise

Este es mi primer análisis y la situación no es sencilla. En cualquier otro caso podría coger un juego, despedazarlo y hablar de cada uno de sus elementos de forma individual, cuales son son fuertes y debilidades y ver luego como encaja, pero no soy gran partidario de ello. Creo en el videojuego como medio pleno por encima de sus características por separado y aunque si que las debemos saber apreciar, como haría por ejemplo un amante del cine con la fotografía o el montaje, hay que saber ver como encaja todo en su conjunto.

Dicho esto, ¿cómo encaja un juego con un único escenario, donde la gran mayoría de tus acciones se reducen a hablar desde la cabina de un coche? Con su mensaje.

Far from Noise es obra de George Batchelor un recién graduado que aparte de trabajar para una compañía desarrollando juegos para móviles dedica su buen tiempo a su obra independiente. De hecho este no es su primer juego, Hot Date era su ópera prima, un juego de citas rápidas con un perro… suena absurdo también y en parte lo es, pero no deja de ser una obra entretenida y que se mantiene fiel a la propia premisa de las citas rápidas, hay un tiempo delimitado, una barbaridad de preguntas que hacerle a la criatura y sus respectivas respuestas. Cada cita es distinta, no sabemos como reaccionará a lo que le digamos y al final le podremos preguntar si le apetece quedar o si pasamos, y evidentemente el perro nos puede dar pasaporte a nosotros igualmente.

Far from Noise

El punto es que aunque superes la cita y te diga que si, ahí termina todo, para reiniciar otra cita desde cero, el juego tiene claro que la experiencia es disfrutar de ese breve momento en que has de romper el hielo con un desconocido y por muy atractivo que sea (porque no hay nada más bonico en este mundo que un perrete) puede ser un desagradable o un solete. Los elementos clave de esta primera obra se repiten en Far from Noise. Estos son una base sólida en los textos y centrar la narrativa en una situación muy concreta.

Cuando tu vida pende de un hilo…

El juego es directo, abrimos con una imagen desoladora y que es la que se mantendrá durante casi todo el juego. Un precipicio que da al mar, un árbol y en un lateral de la pantalla nuestro vehículo, balanceándose peligrosamente, movimiento constante y que al principio nos tendrá en vilo cada vez que parezca inclinarse un poco más. Nuestra única acción durante todo el juego será elegir opción de diálogo o de acción (aunque de estas segundas hay más bien pocas) y elegiremos como afronta la protagonista esta adversidad. Lamentablemente poco se puede hacer y nos veremos recluidos en el vehículo a la espera de que la casualidad atraiga a alguien que pueda ayudarnos.

Far from Noise

Es en ese preciso instante, cuando asumes que no puedes hacer nada cuando empieza el auténtico viaje, uno en el que estaremos solos con nuestros pensamientos ante la expectativa de una muerte anunciada, pero que afrontaremos con cierto toque de humor gracias a la protagonista. La protagonista empezará a hablar consigo mismo como evasión ante una situación tan terrible, pero pronto se sucederán otros acontecimientos.

…pero solo eres una mota de polvo en el universo

Far from Noise aprovecha la excepcional situación de su personaje para hacernos partícipes de unos pensamientos que ignoramos pero siempre nos han acompañado. ¿Cuánto importa nuestra situación en un universo en expansión, vivo y cambiante? Es ahí cuando el juego se torna más surrealista y empezamos a disfrutar de los fenómenos de la naturaleza que se suceden a nuestro alrededor, algunos aparentemente pequeños y sin importancia, otros espectaculares, pero todos ellos con una misma idea, la de que no somos más importantes que nada ni nadie. Hacia el final el juego toma tintes existencialistas, llegando a cotas que superan al propio Nier: Automata.

Far from Noise

Más allá de lo narrativo destaca el aspecto artístico. Far from Noise no ganará ningún reconocimiento por sus gráficos pero si denota cierta sensibilidad con la composición de la imagen, algo que evidentemente se ha estudiado y trabajado teniendo en cuenta que esta imagen se repite durante todo el juego. Es en la paleta de colores, cambiante según el momento en que nos encontremos, los movimientos de los distintos elementos que aparecen en plano y el apartado sonoro los que nos ayudan a poder sumergirnos en la realidad del juego.

Es difícil valorar un juego como este. Far from Noise pide mucho al espectador para disfrutar de las reflexiones que plantea. Personalmente me ha encantado pero quizás sea porque me ha pillado en una época de dudas, donde yo también me pregunto quien soy y quien quiero ser. No se hasta que punto esta satisfacción pueda deberse a mis experiencias personales y al sentirme reconocido por la situación.

Lo bueno

  • El minimalismo en su mejor expresión, no le sobra ni le falta nada
  • Invita a reflexionar sobre un tema que nos llega a todos
  • El diseño visual y sonoro combinan perfectamente en un paisaje que nos acompaña durante toda la aventura

Lo malo

  • Desafortunadamente solo está disponible en inglés
  • Puede depender mucho de las experiencias personales para disfrutarlo en su totalidad
7,5

Escrito por: Jaume Jueves

Estudiante viejuno de Comunicación Audiovisual y vlogger en Los Jueves del Hambre. Aficionado enfermo a los videojuegos, cómics, juegos de rol, cine y otros tantos hobbies que acaban con mi cartera.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter