Final Fantasy XII : The Zodiac Age

By on on Análisis, 2 More
close [x]

Análisis – Final Fantasy XII: The Zodiac Age

Si recorremos la historia de Final Fantasy desde sus inicios en las consolas de Nintendo hasta su actualidad, nos daremos cuenta de que cada entrega ha tenido como objetivo reinventarse. Final Fantasy IV fue una revolución al introducir el famoso ATB (Active Time Battle). Final Fantasy VII se convirtió en aquella fantasía que tendió la mano a Occidente, mientras que Final Fantasy IX supuso un regreso a los orígenes de la saga. Luego llegó el turno de Final Fantasy X, que dio el salto a una nueva generación y no mucho tiempo después, Final Fantasy XI quiso hacer lo propio en esto de los MMORPG, tanto que aún sigue estando activo y recibiendo actualizaciones regulares desde su lanzamiento en 2002.

Con estos precedentes, ¿creéis que la duodécima fantasía de Square-Enix se quedó de brazos cruzados? Claro que no. Tanto es así que Final Fantasy XII era un título adelantado a su tiempo y no todo el mundo supo apreciarlo, no tanto en lo puramente argumental, que puede dejar con una sensación agridulce (y con razón), sino en lo estrictamente jugable, exhibiendo un sistema innovador y divertido con muchas posibilidades. Y gran parte de la culpa la tiene Yasumi Matsuno, director original del juego, y que ya se hizo un nombre para con los fans del género gracias a títulos como Vagrant Story y Final Fantasy Tactics en la primera PlayStation.

Por desgracia, Matsuno cayó enfermo a mitad del desarrollo y tuvo que retirarse del proyecto, por lo que no pudo finalizar su obra como hubiese querido y eso dio pie a inconsistencias varias llegados a cierto punto de la aventura. Las reacciones en 2006 no se hicieron de rogar y no pocos jugadores rechazaron esta nueva entrega como algo impropio de la saga. Otros en cambio se rindieron ante los encantos de esta y se dispusieron a defenderla a capa y espada como una de las mejores iteraciones. Ahora, todo lo que hace de Final Fantasy XII ser lo que es (personajes, trama, sistema de combate,…) permanece sin cambios en The Zodiac Age, una remasterización de la versión internacional que jamás salió de Japón y que añadía varias mejoras que lo hacían un título todavía más completo que el original.

Sí, Final Fantasy XII está ambientado en el mundo de Ivalice, pero eso no hace que sea indispensable jugar a las otras obras del artista. De hecho, la trama se siente a veces como un episodio autoconclusivo y que a su vez, forma parte de algo todavía más grande donde no hemos sido partícipes. Tanto es así que la historia que tenemos de fondo es hasta abrumadora, con multitud de localizaciones y nombres que tardaremos en asimilar aún con el transcurrir de las horas. Lo que realmente se necesita saber de primeras es que dos pequeños reinos, Dalmasca y Nabradia, se han visto atrapados en un fuego cruzado entre dos imperios en guerra, Rozaria y Arcadia, imponiéndose esta última y tomando el control de casi toda la región. Sin embargo, como jugadores combatiremos al lado de la resistencia, dirigida por la mismísima Ashe, princesa de Dalmasca, en pos de poner fin a esta guerra en la que se han visto envueltos muchos inocentes.

Con el transcurrir de los años, no son pocas las veces que se ha comparado la historia del juego con Star Wars (algo que ha reconocido el propio Matsuno), aunque eso es algo que se puede extrapolar a toda la saga desde sus inicios. Es decir, tenemos un conflicto entre un malvado imperio y un grupo de rebeldes. Tampoco falta a la cita una especie de mercenario que dice estar ayudando a los héroes de la historia porque quiere llevarse un beneficio a cambio. Eso y la presencia de un villano enmascarado que tiene una conexión familiar con uno de los principales protagonistas. Y aunque es cierto que el argumento de FF XII pierde fuerza a partir de la segunda mitad, personajes como Ashe, Basch y Balthier se las arreglan para resultar interesantes. Otros en cambio no tienen un propósito real, véase Vaan y Penelo, pasando la mayor parte del tiempo mirando como espectadores mientras el resto están haciendo cosas interesantes.

A nivel jugable, Final Fantasy XII: The Zodiac Age se distancia del resto de episodios de la serie, tanto que a día de hoy no son muchos los títulos que han seguido esta senda. Bajo el nombre de Batalla de Dimensión Activa (BDA), este deja en un segundo plano los combates basados en los turnos (sin abandonarlos por completo) y apuesta por un sistema que sin ser un action RPG al uso, porque no lo es, basa su encanto en una serie de comandos de personalización que programa el propio jugador para que cada personaje partícipe en la batalla haga una acción determinada. En pocas palabras, el jugador se sumerge en un menú para establecer una serie de parámetros que dictan como se comportarán los personajes, algo que se conoce como el sistema de Gambits.

Esto hay que verlo como una suerte de rompecabezas en el que tenemos que indicar a nuestros personajes que ataquen a un determinado enemigo en base a sus debilidades mientras que nosotros hacemos lo propio con otro contrincante. Ya en la vertiente defensiva, podemos establecer una serie de pautas para que X personaje utilice una magia curativa sobre cualquier otro cuando su vida se haya visto reducida. Y aunque es cierto que durante las primeras horas no gozaremos de muchas opciones, poniendo por delante la fuerza bruta, según vayan progresando los personajes, tendrán en su haber más y mejores variantes.

También hay que mencionar las licencias, las cuales presentan la posibilidad de que cada personaje pueda usar un arma, armadura, habilidad o magia en particular. Porque aquí no basta con comprar las susodichas en las tiendas de turno. Primero tenemos que acumular los suficientes puntos de licencia durante los combates, accediendo a posteriori a una suerte de tablero (con claras reminiscencias a la de la décima entrega, incluso en la parte práctica) en el que podremos desbloquear las casillas que hay en su interior. Cada casilla representa una licencia, pagando un coste determinado.

Vale, todo esto está muy bien pero, ¿qué tiene de especial esta nueva edición? La versión original contenía un único tablero de licencias, provocando que todos los miembros del grupo tuviesen al final las mismas habilidades. Ahora tenemos un total de 12 tableros, cada uno con un rol determinado y diferenciador, y consiguiendo un mayor nivel de estrategia. Ahí tenemos la clase Samurái, que puede realizar ataques físicos muy poderosos aunque a costa de no poseer habilidades mágicas; la clase Acechador, especialista en ataques rápidos con dagas y sables ninja; o la clase Lancero, que se vale de poderosos ataques físicos y portando armaduras pesadas, Clérigo, Bruto, Arquero, Caballero, Cronomante, Ingeniero, Mago blanco, Mago negro y Mago rojo vendrían a ser los oficios restantes, eligiendo dos por cada personaje para compensar todas las carencias posibles.

Luego tenemos todas las cacerías que añaden un buen puñado de horas al cómputo global, haciendo de esta entrega una de las más longevas, así como algunos ajustes menores, como el hecho de que las invocaciones u Espers puedan ser controlados (también podremos editar sus Gambits) o que los personajes invitados también lo sean. Eso, el añadido de Nueva Partida + & Nueva Partida – (no se puede subir de nivel), nuevos Gambits, un Modo Desafío con 100 niveles repletos de monstruos y de dificultad ascendiente, un modo Turbo (con opción x2 y x4 respecto a la original) pensado para ganar experiencia más rápidamente, y nuevos objetos y enemigos que también eran inéditos.

Han pasado 11 años desde su lanzamiento en PlayStation 2 y la tecnología ha avanzado a pasos agigantados. Si bien, parece ser que todo este tiempo no le ha hecho mucha mella a Final Fantasy XII, que ya entonces llevó al límite a la consola de marras y podía pasar por un juego de PS3. Sí, los orígenes son evidentes, pero Square Enix ha hecho un gran trabajo ofreciendo una mayor resolución, nuevos efectos de iluminación y modelados de los personajes de alta calidad (en PS2 habían diferencias notorias entre las secuencias y la exploración, algo que también ocurre en la décima fantasía). También se ha retocado la superficie de los escenarios, aplicando texturas que exhiben un mayor grado de detalle y unos colores más vivos. Sí, Final Fantasy XII es hijo de su tiempo, pero todavía puede llegar a sorprender.

La banda sonora que acompaña al título, compuesta por Hitoshi Sakimoto y que apuesta por un estilo alejado al que presenta Nobuo Uematsu (otrora compositor habitual de la serie), también ha sido retocada para la ocasión, incluyendo un selector con la versión original y la que nos ocupa. Asimismo, añade nuevas opciones como sonido envolvente 7.1 y la posibilidad de escuchar las voces en inglés o en japonés (con subtítulos al español).

Resumiendo que es gerundio. Es sabido por muchos que esta última década no ha sido muy halagüeña para con la saga de Square Enix, dando lugar a toda clase de entregas que han dividido a la comunidad de jugadores. Final Fantasy XII forma parte de este conglomerado, siendo amado por unos y odiado por otros tantos. Si bien eso no quita que pese a sus irregularidades, sea una obra adelantada a su tiempo en lo jugable y con elementos que lo hacen diferente al resto de episodios de la serie. De todas maneras, aquellos que jugaron a la entrega original y les disgustase no encontrarán motivos de peso para hacerse con The Zodiac Age, mientras que el resto tendrá una excusa para revisitar el mundo de Ivalice en su mejor estado de forma.

The Good

  • Buen trabajo de remasterizado tanto en los escenarios como en los personajes…
  • La inclusión de clases mejora la propuesta jugable
  • Muchas horas de contenido extra

The Bad

  • ... aunque no puede evitar esconder sus orígenes de PS2
  • Aquellos que no simpatizaran con la entrega original no tendrán motivos para hacerse con la remasterización
8.5
Alsergim

Written by: Alsergim

Técnico superior en Desarrollo de Aplicaciones Web. Amante del cine y los videojuegos, especialmente en lo que a títulos de rol y terror se refiere. A veces me da por escribir cosas. También me puedes leer en Twitter desde @npofficialsite

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter