Minit

By on on Análisis, 5 More

Análisis – Minit

Minit, también llamado Kitty Calis, Jan Willem Nijman, Jukio Kakkio y Dominic Johann, es el último juego distribuido por Devolver Digital. Los nombres antes mencionados son las brillantes golovás tras esta obra monocroma que nos ocupa; pero ¿que es Minit? ¿Un Zelda-vania? Bebe de los Zelda de GameBoy Color obviamente. Pero su funcionamiento es distinto. Aviso, en este análisis hay menciones a Dark Souls, porque sí.

Minit, de un bocado

Minit es sencillo en extremo; te levantas, sales a pasear por la playa, coges una espada guay y un NPC te dice ”oh, está maldita” y te mueres. Resucitas, obvio, es un juego, y vuelves al mismo punto de la playa por inercia. El mismo personaje te dice ”vé a la fábrica, allí quitarán tu maldición”; y con eso empieza el juego. La sencillez es su mayor atributo; tienes sesenta segundos para hacer lo que te plazca, un botón para usar el objeto en posesión y otro botón para morir. Con eso debes completar una aventura de, más o menos, una hora y media de duración en su primera vuelta.

Minit

Hay un personaje en Minit, junto a un faro cerca del punto de partida, que revela la situación de un tesoro; o debería, puesto que habla despacio, y tarda más en decir su frase que tú en morir. Creo que eso es el perfecto resumen de este juego; puedes hacer lo que quieras dentro de esos sesenta segundos, pero igual no te da tiempo a completarlo. Porque quitar tu maldición no es la única misión del juego, hay secundarias, pero no secundarias de un sandbox donde debes conseguir ochenta cajas de peines para aligators.

Misiones secundarias, puzzles y estructura

Las secundarias de Minit se basan en acciones condensadas gracias a su limitación de tiempo; al tener solo esos deliciosos sesenta segundos de vida completar una misión secundaria se convierte en el objetivo principal de una forma totalmente distitna a juegos mayores. Sabes que tras morir volverás al mismo punto, por lo que no tienes prisa ninguna, de esta forma si tienes que ir al desierto (hay un desierto, con una BSO muy similar a Nuclear Throne) a por objeto X, hasta que no tengas objeto X y sepas para qué utilizarlo no dejarás de ir al desierto.

Es la hora de las comparaciones con otros juegos. Pese a su estética y perspectiva no es un juego de aventura y acción. Si hay que darle un género a Minit es el de Puzzles. Posees una espada, sí. Pero los momentos donde se debe usar para atacar a otro enemigo se cuentan con los dedos de una mano. Donde triunfa Minit es en el planteamiento de puzzles. Estos rompecabezas ambientales, más típicos de una aventura gráfica, pueden tratar desde reunir a personajes en un hotel, conseguir una regadera o hacer encargos para un pulpo. Y es en estas misiones, todas ellas enfocadas en el humor, donde está la gracia del juego.

Minit

Obviamente en un juego donde mueres cada sesenta segundos dentro de un mundo bastante grande, en su propio contexto, debe haber alguna forma de atajar entre zonas. Y aquí entra Dark Souls, lo siento. Pero más allá del meme Minit sigue el mismo patrón; a lo largo de cada zona se van desbloqueando atajos naturales entre las distintas zonas del juego. Una vez alcanzado un punto se abre un portal entre las distintas zonas de descanso del mapa; necesarias, pues recorrer el mapa de un punto a otro es, literalmente, imposible.

GameMaker y la cocina contemporánea

Audiovisualmente el juego es lo que es. Un indie pixel art hecho con GameMaker. El motor de Undertale, Spelunky, Hotline Miami o Nuclear Throne. Desgraciadamente, pese al despilfarro de carisma de Minit, las voces que se repiten tras cada lanzamiento indie sonado regresan; ”Habiendo -insertar juego- este mes, no sé como podéis recomendar esto en 2018”.

Uno de los principales consejos haciendo análisis de lo que sea es que no lo compares con comida. Minit es como una tapa de esas de concurso; es pequeño, con trabajo detrás y sin intención de competir con un primer o segundo plato. Esa tapa que sirven en un pequeño plato con varios sabores coherentes en un único mordisco condensado; eso es Minit.

The Good

  • Duración, acertada y sin prolongación artificial
  • Carisma audiovisual y jugable
  • Estructurar todo el juego en base a la mecánica de sesenta segundos

The Bad

  • Algunos puzzles pueden ser demasiado crípticos de primeras
  • Si no se juega de seguido se puede perder el ritmo
8

Written by: Rodrigo Losada

''Griffith did nothing wrong'' @rottvan

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter