Overwatch

By on on Análisis, 4 More
close [x]

Análisis – Overwatch

Después de más de 15 años sin estrenar nada nuevo, a Blizzard ya le tocaba sacarse de la chistera una nueva IP, y vaya si se la han sacado (literalmente). Un shooter cooperativo con mecánicas de MOBA, una apuesta extraña y arriesgada por parte de una compañía sin experiencia en este campo. ¿les habrá salido bien la jugada y estaremos ante el nacimiento de una nueva IP de nueva generación o no podrán cumplir las altas expectativas que tienen los fans sobre la compañía y será un completo desastre? “Tranquilos chicos, llega la caballería”

overwatchan3

Menuda panda de bichos raros e inadaptados, ¡me encanta! – Junkrat

¡Tu guardia empieza ahora!

Overwatch, lo nuevo de los creadores de World of Warcraft, Starcraft y Diablo, es un “Shooter Hero”, un género que combina las mecánicas básicas de un FPS (juegos de disparos en primea persona) con las características de las habilidades de héroes propias de un MOBA.

Para que nos entendamos, es como si en una noche de borrachera Team Fortress hubiera conocido a League of Leguends y se la hubiera llevado al hotel Blizzard, donde hubieran concebido a un hijo, hibrido de ambos juegos. Y esto es básicamente Overwatch, una fusión entre varios estilos de juego recurrentes, aplicándole el ya conocido “toque mágico de Blizzard”.

overwatchan4

Y nuestro deseo, que Blizzard nos dé una campaña.

La idea en sí no es bastante novedosa, como ya dije, juegos como Team Fortress ya se acercaron al concepto de luchas entre personajes con distintas habilidades, pero Overwatch matiza aún más en ese aspecto, ofreciendo una mayor variedad de personajes a elegir y de habilidades con las que experimentar.

El juego está totalmente enfocado a la faceta online, dejando de lado la presencia de una campaña individual (de momento). Una pena, ya que habría sido una buena forma de conocer de primera mano el rico universo del juego, mas allá de todas las cinemáticas, cómics digitales y las descripciones de los personajes.

El modo online está centrado en partidas 6 vs 6 en 12 mapas localizados en varias zonas del mundo como Japón, Inglaterra o el Nepal; y con tres modos de juego disponible: Ataque (en los que un equipo defiende dos posiciones repartidas por el mapa mientras el contrario intentara capturarlos), Control (en los que los dos equipos lucharan por controlar la zona central hasta que se rellena el contador) y Escolta (un equipo tendrá que transportar una carga a la ubicación del rival mientras el otro tendrá que impedirlo).

Además de estos tres modos, también existe el modo trifulca, en el que cada semana se irán rotando una serie de modos de juego aleatorios con una serie de modificadores, como partidas donde las ultimates se recarguen en 20 segundos o en las que una vez muerto reapareces con un personaje aleatorio.

A simple vista, la variedad no es el fuerte de este juego y puede pecar de repetitivo, pero todo esto cambia en cuanto te pones a los mandos de alguno de los poderosos héroes y desatas el caos en la partida. Además, Blizzard ha prometido que nutrirá a su juego con una gran cantidad de nuevo contenido totalmente gratuito, además del prometido modo competitivo que llegará en junio.

 “El bueno, el malo y el gorila” – Los Héroes  

Sin duda, el pilar central del juego son sus héroes, sencillamente increíbles todos ellos. Un fantástico elenco de héroes y villanos, todos ellos dotados de una gran personalidad y de unas increíbles habilidades que harán del campo de batalla una auténtica locura de disparos, bombas, shurikens, ganchos y casi todo lo que se te ocurra para hacer morder el polvo a tus enemigos, el espectáculo es digno de ver.

Blizzard ha conseguido que jugar con cada uno de ellos sea una experiencia totalmente diferente, obligándote a probar nuevas estrategias y combos hasta encontrar al héroe más acorde a tu estilo de juego. Te va pegar tiros como si fuera un Call of Battlefield, a lo mejor te conviene Soldado 76; que te va más el rollo francotirador y hacerte unos quickscope, deberías de probar a Widowmaker; y ya si te va más lo de empotrar salvajemente a los enemigos con tu martillo, tu hombre es Reinhardt.

genji2

¡Soy el puto amo, y lo sabes!

En total hay 21 héroes, divididos en cuatro clases dependiendo de su papel en el campo de batalla: Asalto, Defensor, Tanque y Apoyo. En la clase de asalto nos encontraremos a soldados de primera línea como el ninja ciborg Genji, el pistolero McCree o el Soldado 76 que proporcionarán la mayor parte del daño del equipo, pero que necesitaran de protección y apoyo al contar con poca salud; Los defensores como la francotiradora Widowmaker, el bombardero Junkrat o el enano constructor Torbjörn son muy eficientes a la hora de proteger posiciones o de destruir objetivos a largo alcance, pero son poco eficaces en los combates cercanos; los tanques como Roadhog o Winston serán el escudo del equipo gracias a la enorme cantidad de vida de la que disponen y de sus potentes escudos, pero necesitarán de apoyo a larga distancia ya que sus ataques son a corto alcance; y por último, pero no menos importante, los héroes de apoyo actuarán como sanadores en el campo de batalla, además de proporcionar ventajas a su equipo.

soldado

Como puedes ver, todas las clases se complementan entre sí, por lo que la clave de la victoria es que en tu equipo haya la mayor variedad posible. Te lo digo, por experiencia, si en tu equipo hay cinco personajes de ataque y solo un tanque, no esperéis una victoria sencilla, es más ni la esperes. ¿Entonces esto significa que tengo que jugar con amigos? No tiene por qué si te coordinas bien con tu equipo, pero sin duda es la mejor forma de disfrutar de este juego.

tracer

¡Y llegó la caballería!

El juego incide en este aspecto, avisándote durante la partida cuando en tu equipo faltan o sobran personajes de una determinada clase, permitiéndote cambiar de personaje en cualquier momento de la partida. Esto resulta perfecto ya que te permite adaptarte a las condiciones de la batalla y contrarrestar a los personajes más fuertes del equipo enemigo, lo que no es tan perfecto es que no haya un límite de personajes por equipo, algo que coarta mucho la experiencia de juego, especialmente cuando tienes que enfrentarte a tres Torbjörn con sus tres torretas disparándote “hasta en la base”.

“Superpuño” – Jugabilidad

Solo hay una palabra con la que se pueda describir el combate en este juego: frenético. Es un combate rápido y fluido, sin pausas ni descansos, sin preparaciones y sin preocuparte por selecciones de habilidades o distribución de atributos, tú juega y punto. Se siente vivo, como una parte más del mundo, como si cada héroe, cada habilidad y cada parte del escenario fueran las piezas de un engranaje casi perfecto, generando un amplio abanico de posibilidades que harán que cada partida sea única.

junkrat

Saltos, disparos, explosiones por doquier, esto es una partida normal del Overwatch

A simple vista parece fácil, es solo pegar tiros, solo que en esta ocasión llevando a un héroe, no puede ser para tanto. Pero con cada partida que juegas te vas dando cuenta de que esto no es cierto al cien por cien. El juego no deja de ser lo que es, un FPS, pero gracias a la incorporación de los héroes y de las mecánicas de habilidades típicas de un MOBA, adquiere un cierto grado de dificultad especialmente para dominar todas las habilidades y combos de un héroe. El juego premia esto, especialmente con los héroes más difíciles de manejar.

Cada héroe es un mundo, no solo son distintos en aspecto y habilidades, también en el grado de dificultad para manejarlos. Un ejemplo de esto serían Soldado 76 y Genji: Soldado 76 es un tirador sumamente fácil de manejar y que además posee un sprint ilimitado, una cura en área, un lanzagranadas y una ultimate que te apunta automáticamente a los enemigos (un niño se haría la partida de su vida con este personaje); en la otra cara de la moneda tenemos a Genji, el personaje más difícil de la clase de asalto, pero que en buenas manos puede destruir al equipo entero con su ultimate “hoja del dragón “y hacer que Soldado 76 se trague sus propias ganadas con su desvío.

genji

Las habilidades están en perfecta sincronía con el estilo de juego de cada personaje

Pero no solo hay que saber jugar bien con ellos, sino también contra ellos. Conocer las debilidades de cada héroe y los personajes más útiles contra ese mismo es tan vital como saber usar las habilidades. A Bastión se le acuso de desequilibrado (no mentalmente, sino en el juego) ya que puede destrozar a cualquier personaje en segundos en su modo torreta, pero es muy débil a los ataques por la espalda, así que rodéalo y métele por detrás, o puedes usar a Genji que, gracias a su habilidad desvío, puede devolverle todo el daño que hace con intereses. Pero aun así, Blizzard, si lees esto, bájale el daño a Bastión, ten un poco de “Mercy” con nosotros.

También hay que contar con el factor cooperativo. Si eres de los que piensan que yendo a tu bola para hacerte el mayor número de bajas posibles es la mejor forma de ganar, éste no es tu juego. Mantenerse juntos y apoyarse mutuamente es la clave para una victoria fácil, especialmente cuando ciertos personajes pueden interactuar con sus habilidades.

Estas sinergias pueden dar la vuelta a las situaciones más desfavorables y convertir lo que parecía una aplastante derrota en una victoria. Por ejemplo, la ultimate de Zarya “bomba de gravedad” atrapa a los enemigos en una zona, por lo que Hanzo puede aprovechar y lanzar su ultimate “ataque del dragón” para rematar la faena y destruir al equipo enemigo de un golpe sencillo y brutal.

zarya

“Una bala, una muerte” – Apartado Técnico

Técnicamente hablando, el juego es simplemente una genialidad. El online funciona a la perfección desde el día de su lanzamiento, y eso es algo que a Blizzard se le lleva atascando desde hace tiempo.

De la misma forma, el juego carece de errores a la hora de jugar. Todo transcurre de una forma tan suave que es muy difícil apreciar algún tipo de Lag en las partidas, aunque todo depende de tu conexión a internet, claro. Pero en líneas generales el juego funciona a las mil maravillas y a 60 fps en consolas y ordenadores, incluso en los más modestos, algo que en esta generación es difícil de encontrar.

soldado2

Un fallo que podemos considerar grave en Overwatch es la mala planificación de algunos mapas, ya que estos suelen ser en ocasiones laberintos que te trasladan al punto de partida, haciendo que pierdas segundos vitales que pueden ser la diferencia entre alzarte con la victoria o conformarte con ser el perdedor. En ciertas pantallas conseguir ganar es prácticamente imposible dependiendo del bando en el que estés, una muestra de ello es el mapa del templo de Anubis, en el cual, si te toca atacar, estás bastante fastidiado.

El toque Blizzard- Apartado gráfico

No se podía esperar menos de Blizzard, y es que Overwatch luce con un estilo muy parecido al del estudio Pixar. Animaciones, personajes, entornos, efectos de luces y de partículas… todo se ve increíblemente bien.

Algo que era muy obvio, ya que los propios directores admitieron que “Querían crear un mundo por el que mereciera la pena luchar”.  De ahí que nos enseñe un mundillo tan mágico y rebosante de esperanza. Si piensas que no sabes diferenciar entre los buenos y los malos, no te preocupes. Los desarrolladores lo hicieron así a propósito, porque “Todo lado bueno tiene malo, y todo lado malo tiene bueno”.

vaquero

Cada figura tiene una historia y estilo diferente, algo que en los FPS de hoy en día escasea y que es de agradecer. Ademas, el juego cuenta con un sistema de personalización con el que cambiar los trajes de nuestros personajes, las poses de victoria o los graffitis dentro del juego. Y la forma de desbloquear todo esto es mediante cajas que te dan por cada nivel que subes con contenido aleatorio, que no te toca lo que quieres, bueno, siempre puedes vender tu alma y comprar las cajas con dinero de verdad.

El apartado sonoro es una maravilla. Cada pieza acompaña magistralmente al momento en el que nos encontramos, desde situaciones tensas hasta las batallas más encarnizadas.

“Siempre hacen falta nuevos héroes”- Conclusiones

Overwatch es un excelente juego que te enganchará y no te soltara fácilmente gracias a su frenetismo y a su increíble apartado gráfico, pero veo a este juego como una oportunidad perdida de Blizzard para hacer algo grande. Con esos personajes y ese mundo que han creado, es un crimen no haber introducido un modo campaña, además que al juego le falta una gran cantidad de contenido, especialmente en lo que respecta a modos de juego y mapas, para el precio que tiene.

Pero eso no quita que sea tan jodidamente adictivo como un buen kilo de cocaína azúcar blanco. Así que, ¿a que estas esperando?, el mundo necesita héroes mas que nunca ¿estáis conmigo?

The Good

  • Increíblemente adictivo, en especial si juegas con amigos
  • Acción a raudales que te dejará pegado a la silla
  • Gran variedad de personajes y habilidades
  • Gráficamente es una maravilla, parece sacado de una película de Pixar
  • Técnicamente impecable, funciona a las mil maravillas
  • Parece fácil de jugar, pero es difícil de dominar

The Bad

  • Falta contenido, especialmente en mapas y modos de juego, para un precio elevado
  • Que no tenga campaña principal con ese mundo que han creado es un pecado
  • El desbloqueo de atuendos y extras es un proceso lento y pesado, más el tema de los micropagos
  • El diseño de algunos mapas es pésimo, dando una gran ventaja al equipo defensor
8,5
King_Yoa

Written by: King_Yoa

Graduado en Nutrición Humana y Dietética. Nutricionista de día y redactor de noche en esta fantástica pagina. Jugador de Pc desde que tengo memoria y obsesionado con los juegos de estrategia, acción/aventura y los RPG. También soy un aficionado a la lectura y un enamorado de la animación, ya sea oriental o occidental.

Ad-Call for Legion de jugadores – Intxt (ES)

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter