Prey: Mooncrash

Por el el Análisis, 6 Más
cerrar [x]

Análisis – Prey: Mooncrash

Si por algo destacó Prey durante su lanzamiento el pasado año, fue por su compleja y rica ambientación, historia y personajes. Quizá la parte más floja del título fue su propia jugabilidad. Se trataba de una experiencia algo frustrante, con unos toques de survival horror con una gestión de inventario muy a lo de Resident Evil bien llevada, pero que no estaba tan bien desarrollada como el resto de sus facetas.

Prey: Mooncrash

Parecería entonces pensar que sería una locura por parte de Bethesda y Arkane Studios sacar un DLC centrado exclusivamente en su punto más débil. Pero, soprendentemente, Mooncrash es increíblemente divertido. 

Viajamos a la Luna

Siendo completamente sincero, Prey es un título que me atrapó nada más empecé a jugarlo, pero no podía con su combate. Odiaba cada vez que tenía que enfrentarme a uno de estos Tifón. Esta frustración implicaba que cada vez estuviera disfrutando menos de su maravillosa ambientación y diseño de escenarios. Sobre todo en la parte final del juego (la cual coincidía con una mayor cantidad de enemigos); éste se me hizo muy cuesta arriba. Sin embargo, este DLC me ha hecho replantearme un poco las cosas.

En Mooncrash, viajaremos a la base lunar secreta de TranStar. Aquí, utilizaremos diferentes personajes; con distintas habilidades y características; para sobrevivir en un escenario compuesto por habitaciones generadas aleatoriamente. Por lo menos esta es la premisa, como si de un rogue-like se tratara, pero no es del todo cierta. En cada partida la distribución de los objetos en el escenarios será distinta, pero no así los nieveles. También, si morimos lo perderemos absolutamente todo lo conseguido hasta ese momento. Mooncrash, juega así con el concepto de muerte permanente para hacernos pensar bien nuestras decisiones y mantenernos en una tensión que no solía haber en el juego principal.

Prey: Mooncrash

En busca de la salvación

Además, contaremos con la posibilidad de poder desbloquear nuevos personajes cumpliendo ciertos objetivos durante la partida. Cada uno de los cinco tendrá sus propias habilidades; y podremos ir conociendo sus diferentes historias durante el transcurso de la misma. Pero, a diferencia de Prey, en Mooncrash la historia no es lo importante. Obviamente hay una trama que seguir, pero no es más que una pequeña motivación para seguir avanzando por la base lunar y poder salir de ella.

Con el paso de las horas, la estación en la que nos hemos adentrado se volverá más y más peligrosa. Habrá más enemigos poderosos, el sistema fallará; asediándonos con toda clase de peligros; y puede que incluso andemos escasos de recursos. Seguramente morirás mucho, dalo por hecho. Pero cada vez que vuelvas a intentarlo lo harás más fuerte que la última vez; pudiendo desbloquear nuevo equipo con el dinero conseguido anteriormente.

Prey: Mooncrash

Un giro de tuerca

¿Por qué digo entonces que éste DLC me ha hecho replantearme mi opinión sobre Prey? Pues porque me lo he pasado mucho mejor jugando a Mooncrash que al propio juego principal, así de sencillo. No me malinterpretéis, a pesar de sus fallos en el combate, Prey es un juego divertido. Pero creo que durante el mismo, esta faceta era más un trámite a seguir para poder conocer la historia de la Talos I que algo realmente interesante.

Debido a sus fallos y a su evidente mal desarrollo en algunas partes de la partida, la jugabilidad y los propios enemigos se interponían en lo que realmente estaba disfrutando; la historia y su ambientación. La constante amenaza de los Tifón me hacía no poder disfrutar de la totalidad de esa maravillosa estación espacial y lo que estaba pasando en ella. Tenía que ir corriendo a todos lados, con prisas para hacer “x” misión, rezando para no poder encontrarme con ninguna amenaza.

Sin embargo, esto en Mooncrash no es así. La historia no es importante, aquí venimos a disfrutar de algunos tiroteos y poder sacar a relucir nuestras habilidades para poder pasarnos el nivel. Al no tener otras distracciones y centrarse única y exclusivamente en el combate y jugabilidad, el juego se vuelve más divertido. Obviamente sigue teniendo algunos de esos fallos en el mismo, pero se disimulan un poco más, convirtiéndolo en una mejor experiencia.

Prey: Mooncrash

Conclusiones

Con el anuncio de este DLC fui uno de los que pensó que esto era algo que nadie había pedido. Lo fácil hubiera sido presentar una nueva aventura protagonizada por Morgan Yu que extendiese la trama presentada en Prey. Y posiblemente no me equivocaba, porque centrar el juego en su peor faceta es algo que aun no llego a comprender. Pero Arkane Studios ha sabido darle un muy buen giro de tuerca a su premisa de ciencia ficción; y así traernos una nueva experiencia sorprendente y adictiva.

Mooncrash es original y con muy pocas pegas. Pero hay algo aún más importante; cumple su propósito y consigue reconciliarnos con el que es, seguramente, el aspecto peor resuelto del juego base.

Lo bueno

  • Muy divertido
  • Soprende su propuesta rogue-like
  • El diseño de la base lunar
  • Los cinco protagonistas le dan variedad al título...

Lo malo

  • ...pero a la larga acaba siendo algo repetitivo
  • Sigue habiendo los mismo fallos en la jugabilidad que en el juego base
8
Rubén López

Escrito por: Rubén López

Videojuegos, cómics, cine y música. Es todo lo que necesito en este mundo. Redactor a tiempo parcial y amante de las buenas historias.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter