Project Cars 2

Por el el Análisis, 5 Más
cerrar [x]

Análisis – Project Cars 2

El primer Project Cars fue un hito en muchos aspectos, primero por su forma de financiación basada en el crowdfunding y más tarde por como el equipo de Slighty Mad Studios trabajó en el juego de acuerdo al feedback ofrecido por la comunidad, logrando un gran simulador pero algo escueto en contenidos.

Project Cars 2 da respuesta a esos males de los que adolecía la primera parte y cumple gratamente como secuela: es mucho mejor simulador en términos técnicos y nos ofrece además una gran cantidad de coches y circuitos por los que perdernos.

Arrancando motores

La premisa es muy simple, convertirse en el mejor simulador de conducción del mercado. Y lo cierto es que, aunque no llega a las cotas de Assetto Corsa, Project Cars 2 es el mejor referente en lo que a simulación en consola se refiere. Se ha trabajado especialmente duro en lograr una física realista en el comportamiento de los neumáticos y cómo éstos reaccionan con el asfalto -o la tierra-. En este punto los desarrolladores han alcanzado tal nivel de precisión que resulta imposible volver a cualquier otro juego de coches sin sentir que andamos sobre raíles.

Los neumáticos se adaptan al asfalto, la temperatura determina el grado de adherencia que transmiten. Si hacemos una carrera larga -el verdadero objetivo de los simuladores- veremos como al principio el neumático no tiene mucha adherencia, fruto de la falta de temperatura. Conforme se suceden las vueltas se va acumulando goma en pista a la vez que el neumático alcanza la temperatura idónea, aquí la adherencia aumenta considerablemente. Sin embargo su sufrimos una salida de pista las gomas se ensucian, se enfrían, y dejan restos en la pista que posteriormente pueden hacernos perder el control.

Pero es más, con el paso de las horas y sobretodo con la climatología variable la temperatura del asfalto cambia, por lo que la adherencia también. Las distancias de frenado y la velocidad de paso por curva puede variar en función de multitud de variables como las que hemos mencionado, de ahí que ninguna vuelta dada sea idéntica a la anterior y todo ello dota a Project Cars 2 de un realismo enfermizo.

Live Track 3.0

Si antes hablábamos de los neumáticos ahora toca hablar de la recreación de los circuitos. Mediante el sistema denominado como Live Track 3.0 Project Cars 2 ofrece una simulación exacta del asfalto de la pista. No sólo nos referimos a la distancia, curvas, anchura y demás, sino que todos los baches e imperfecciones del circuito se notarán -y mucho- en la conducción. Los cambios de adherencia de pianos, hierba, astroturf y cualquier otro material se asemeja al real y hace aún más difícil transitar por ellos.

Algunas categorías lo sufren más que otras, de hecho los monoplazas son los más propensos a perder el control por los baches dado lo baja que llevan la suspensión, mientras los clásicos GT se amoldan mejor a ellos. Todo ello conlleva que dominar cada uno de los vehículos de cada una de las categorías nos lleve decenas de horas dado el exigente nivel de simulación presentado.

Project Cars 2 llega repleto de contenidos

Esta secuela suple una de las principales dolencias de su predecesor. Llega con nada menos que 189 coches disponibles, nuevamente elegidos más con el corazón que con la cabeza. Ferraris, Lamborguinis, Lotus, BMW, Mercedes Benz, Acura, Pagani… Multitud de marcas se dan cita con modelos icónicos que lograron grandes gestas para sus marcas: el Audi R8, Ferrari Laferrari, BMW M6 GT3 así como varios Lotus clásicos de F1.

También mejora en los circuitos, muchos de ellos escaneados con láser, dónde destacan Brands Hatch, Brno, California Highway, Circuit of the Americas, Fuji Speedway, el trazado clásico de Spa-Francorchamps, Laguna Seca o Nürburgring. Lamentablemente no hemos visto tal mejora en el modo historia de Project Cars 2. Si es cierto que se han mejorado los menús y se ha agilizado todo, pero sigue siendo poco interesante y satisfactorio, estableciéndose como la escusa perfecta para probar cada una de las disciplinas que incorpora el título. Aquí se repiten las disciplinas del primer juego encontrado monoplazas, coches de calle, ultraligeros, gran turismo, resistencia, indycar y rallycross.

Por otra parte la vertiente online se ha visto muy potenciada en esta nueva entrega, dónde el matchmaking se realiza de acuerdo a nuestras estadísticas en todos los modos de juego de Project Cars 2. De esta manera el sistema interpreta no sólo nuestra habilidad al volante sino también nuestro comportamiento en pista, si causamos muchas colisiones o abandonamos con asiduidad seremos calificados como problemáticos mientras que si jugamos limpio el sistema nos recompensará emparejándonos con otros pilotos de igual estilo.

El volante es una pieza fundamental

Algo que se le achacó al primer Project Cars fue el mal control presentado -de inicio- con mando. La segunda entre mejora ese aspecto, pero sigue siendo fundamental un volante con force feedback para poder disfrutar de Project Cars 2 como se merece. Los baches, la fuerza del viento, la temperatura de la pista, las trabajadas físicas de los neumáticos… todo ello afecta y se nota conduciendo con volante y hace de Project Cars 2 una experiencia única e intensa.

La carrera por ser el mejor simulador de carreras este año está muy competida, con Forza Motorsport 7 defendiendo la corona y Gran Turismo Sport asomando la cabeza. Sin embargo podemos decir sin ninguna duda que Project Cars 2 es un digno candidato al trono por ofrecer la experiencia de simulación más realista que jamás hemos visto en consolas.

A ello ayuda también su magnifico acabado gráfico y su estupenda optimización en PC, Playstation 4 Pro y Xbox One. El acabado de los vehículos es impecable y los escenarios muestran multitud de detalles que aportan vida al conjunto. Además el motor gráfico es capaz de gestionar 16 coches en pista con soltura y una suavidad pasmosa, incluyendo los daños sufridos por los coches y el siempre exigente sistema de livetrack 3.0. Añadir además la brutal recreación del rugir de los motores, por lo que recomendamos encarecidamente que a ese volante le suméis un buen equipo de sonido ya que no recordamos otro juego dónde los motores sonasen así de bien.

Lo bueno

  • Las físicas de los neumáticos son las mejores que hemos visto jamás
  • El apartado técnico es apabullante, a nivel sonoro se sale
  • La elección de circuitos y coches va directa al corazón de los amantes de la velocidad
  • Su renovada faceta online lo enfoca hacia los esports con gran acierto

Lo malo

  • Su modo historia continua siendo tremendamente insulso
  • Algún que otro bug al aplicar ciertas ayudas de conducción
  • Algunas categorías son meramente testimoniales
9

Escrito por: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter