Resident Evil 7

Por el el Análisis, 5 Más
cerrar [x]

Análisis – Resident Evil 7

Resident Evil 7: Nuestra mejor pesadilla

Por fin está aquí, tras meses de espera y de demos actualizadas y ampliadas por fin llega a las tiendas Resident Evil 7. La pregunta que todos los jugadores nos hacemos es, ¿es realmente un Resident Evil? Tras las últimas entregas numeradas de la franquicia quién lo diría, sin embargo Capcom ha sabido jugar muy bien sus cartas y con Resident Evil 7 nos ofrece lo mejor del clásico pero actualizado a la nueva perspectiva en primera persona, tan de moda tras el éxito de la demo Silent Hills.

Bienvenido a la familia

La introducción del juego es exageradamente escueta, y no por casualidad o dejadez, sino porque la gracia consiste en ir descubriendo su macabra historia poco a poco. En Resident Evil 7 encarnamos a Ethan, quien se dirige a Dulvey, Louisiana, tras recibir un e-mail de Mia en el que le pedía que fuera a buscarla en una vieja finca rural. Y hasta aquí podemos leer ya que, cuanto menos sepáis del juego, más y mejor vais a disfrutarlo.

Resident Evil 7 se presenta como una aventura de auto indagación en la que debemos conocer a la familia que habita la casa y el oscuro secreto que estos esconden mientras buscamos la forma de salvar a Mia. La historia se nos cuenta mediante nuestras propias experiencias en primera persona, mediante los documentos que vamos encontrando (diarios, cartas, informes médicos…) y mediante cintas de vídeo en las que podremos jugar hechos acaecidos anteriormente y que nos ayudarán a entender el lore del juego.

Así, Capcom se asegura de que el jugador tenga una experiencia virgen y descubra poco a poco por sí mismo que está ocurriendo en la finca y a qué se debe. Y eso es muy importante, desde Legión de Jugadores os pedimos que os alejéis de Youtube, twitch y/o cualquier guía que podáis encontrar. Resident Evil 7 es una experiencia que hay que vivir solo, sin inferencias de ningún tipo y que debe superarse por uno mismo, aunque no tengamos ni la más remota idea de cómo resolver los acertijos que se nos plantean o estemos con el inventario vacío. Fiaros de vuestra intuición y dejad que la adrenalina segregada por el miedo os guíe.

Novedad con sabor añejo

Resident Evil 7 vuelve a los orígenes. Parece impensable dada la nueva perspectiva en primera persona pero no os equivoquéis, Resident Evil 7 vuelve a las mecánicas de sus primeras entregas. Durante nuestro periplo deberemos recolectar información que nos ayudará a resolver las decenas de puzles que nos esperan a lo largo y ancho de la mansión. Por poner un ejemplo, para abrir una puerta necesitaremos una llave especial, para conseguir dicha llave deberemos reunir una serie de piezas y para reunir esas piezas deberemos resolver sendos acertijos en diversos puntos de la casa.

Todo ello nos obliga a estar en constante movimiento en un entorno siempre hostil. Porque sí, en este Resident Evil la munición y los botiquines escasean y los enemigos son abundantes. Alejándose de las aventuras de acción que supusieron Resident Evil 4, 5 y 6, en Resident Evil 7 nuestro principal objetivo es sobrevivir, no masacrar. Y es algo especialmente difícil teniendo en cuenta la aleatoriedad de la aparición de holomorfos, esas criaturas negras que se abalanzan sobre nosotros, y la invulnerabilidad de la familia Baker, nuestros horrendos anfitriones.

Por ello la jugabilidad del título supone un giro de 180 grados respecto a entregas anteriores y nos ofrece una verdadera experiencia survival horror. Deberemos recoger ingredientes para crear botiquines y munición, deberemos explorar de cabo a rabo cada recoveco para conseguir armas y balas y pensar sabiamente en qué momento usarlos. Algo que no esperábamos es que la munición pudiese ser tan poco efectiva, es decir, en los Resident Evil clásicos valía la pena limpiar una zona de enemigos para poder explorarla con calma y conseguir buenos objetos. En este caso limpiar una zona no nos asegura no volver a encontrarnos con los mismos enemigos pero en peores condiciones. Por ello en algunos (muchos) casos resulta más eficiente huir de ciertos enfrentamientos que liarnos a tiros con esas criaturas oscuras.

De hecho recuerdo un momento de mi partida especialmente curioso en que me encontraba sin munición ni botiquines y al borde de la muerte, y debía atravesar una sala infestada de enemigos. El modus operandi es sencillo, corre como nunca, en la práctica supuso esquivar en la oscuridad a 3 holomorfos, correr hacia la puerta del fondo, buscar la llave en el inventario, insertarla en la cerradura, abrir la puerta y cerrarla en las mismas narices de esos monstruos que se abalanzaban sobre mí. Una auténtica proeza que te pone de los nervios.

Y eso es lo mejor del juego, la tensión constante. Nunca estamos a salvo, nunca tenemos botiquines ni munición suficientes como para sentirnos preparados para el siguiente reto, nunca se nos indica de forma expresa qué hacer, nunca sabemos qué habrá tras una puerta, qué encontraremos al girar la esquina, nunca sabremos si ese crujido que hemos oído se debe al mal estado de la casa o a algo más. Todo ello, aderezado con una atmósfera enfermiza como las vistas en películas como Sinister o Expediente Warren, hacen de Resident Evil 7 un cóctel perfecto del terror que nos atrapa sin remedio y nos lleva de la mano hacia la mejor aventura de terror de los últimos quince años.

Abre los ojos

Otro de los muchos aciertos de Resident Evil 7 es su apartado gráfico. Capcom se lanza a la nueva generación con un motor gráfico propio, el Resident Evil Engine, un prodigio técnico que juega con luces y sombras de manera magistral y que apuesta por el fotorrealismo extremo. Las caras, las armas, las fotos, los documentos… todo luce extremadamente real y se aleja de la estética estereotipada de las entregas anteriores. Olvidaos del peinado perfecto de Leon Kennedy, las curvas de Jill Valentine o los rocosos músculos de Chris Redfield, los personajes de Resident Evil 7 son personas de carne y hueso con reacciones totalmente humanas y a quienes las heridas y las experiencias vividas les dejan huella. Un nuevo intento de acercarse a la realidad.

Tampoco debemos olvidarnos del excelente trabajo a nivel sonoro. La BSO, aunque escueta, aparece en los momentos idóneos para dotar de tensión y dramatismo ciertas escenas, pero lo cierto es que la mayor parte del tiempo lo que oímos es silencio. O más bien el silencio aterrador de una vieja casa sureña. El crujido de la madera, las ventanas repicando con el viento, un golpe seco en la lejanía, los pasos errantes de un maníaco… todo ello nos acompaña y eleva la tensión del jugador a niveles nunca vistos en la saga, provocando que nos asuste incluso nuestra propia sombra. No en vano, un servidor se ha jugado Resident Evil 7 con auriculares y en la oscuridad y os puedo asegurar que se pasa realmente mal mientras juegas, pero que en cuanto apagas la consola estás deseando volver a esa vieja mansión.

Destaca también el excelso doblaje al español, con gran acierto en las caracterizaciones de cada uno de los personajes, una sincronía labial perfecta y una gran actuación de cada uno de los intérpretes que nos ayuda a sentirnos completamente dentro del juego.

Una pesadilla que jamás olvidarás

Tras muchos años de decepciones por fin podemos decirlo. Resident Evil 7 da miedo, y supone un punto y aparte en la historia de los videojuegos, erigiéndose a día de hoy como el máximo exponente del género de terror, brindándonos una aventura larga y difícil, con un gran guión que nos mantendrá enganchados durante días y con una de las mejores experiencias que viviremos a los mandos de una consola.

 

Lo bueno

  • La perspectiva en primera persona es todo un acierto
  • La estética lúgubre y aterradora está muy conseguida
  • Los efectos sonoros, la BSO y el doblaje son simplemente perfectos
  • El clima de miedo y tensión constante, no da respiro
  • Los puzles son intuitivos sin ser fáciles, pero no llegan a desesperar
  • La forma en que se narra la historia es todo un acierto
  • El mejor juego de terror de la última década

Lo malo

  • Que el modo de dificultad Manicomio no esté disponible desde el principio
  • Su conexión al lore de Resident Evil es residual y un tanto forzada
  • El tramo final se acelera demasiado respecto al resto del juego
9.5

Escrito por: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter