Shin Megami Tensei: Strange Journey Redux

By on on Análisis, 3 More
close [x]

Análisis – Shin Megami Tensei: Strange Journey Redux

El hacer remakes de juegos de la pasada generación puede ser un auténtico reto. Este reto, sin embargo, es bastante afrontado por Atlus, los cuáles nos traen frecuentemente revisiones de sus antiguas obras. Ya lo vimos recientemente con Radiant Historia:Perfect Chronology ; y hoy lo veremos con Shin Megami Tensei: Strange Journey Redux. La versión mejorada del título que vio la luz hace diez años ha vuelto con distintas mejoras. ¿Será capaz de contentar a los jugadores?

Un mundo al borde del colapso

Guerras, confrontaciones de países, atentados… la tierra no se encuentra en su mejor momento. Para postre, ha aparecido en el Polo Sur un extraño fenómeno bautizado como Schwarzwelt. Este elemento trae de cabeza al gobierno mundial, dado que ha ido aumentando su tamaño engullendo todo a su paso. Ante esto, un equipo de investigación y militares debe adentrarse en el abismo del Schwarzwelt para descubrir su origen y frenar así su expansión, que amenaza con engullir toda la tierra. Y aquí es donde entramos nosotros.

Encarnando a un militar designado a esta misión, tendremos que hacer frente a los peligros de este entorno hostil. Remarcamos lo de hostil pues esta región está infestada de demonios, que nos intentarán hacer la vida imposible. O facilitárnosla, si somos capaces de sumarlos a nuestra causa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Shin Megami Tensei: Strange Journey Redux, por tanto, nos presenta una trama a la que nos tiene acostumbrados Atlus. Sin embargo, sabe asentar de manera sólida esta narración, construyendo un ejemplo magnífico de historia de ciencia ficción. La ambientación es magistral en este aspecto, y nos deja constantemente un sentimiento de necesidad. Necesidad de huir, de saber que ocurre, de ver en quién o qué puedes confiar. Se van reflejando así las partes más oscuras del ser humano. Y es que el ser humano puede ser el peor de los monstruos si se lo propone.

La trama, por tanto, es un pilar fundamental que sabe enganchar desde el primer minuto. El avance de esta, a su vez, lleva un ritmo intenso. No se hace tedioso, dejándonos en todo momento con las suficientes incógnitas como para querer seguir adelante. La primera y principal sería cómo escapar del Schwarzwelt, siendo el principal interés del equipo, aunque esto conllevará, tal y como descubriréis, a diversas interpretaciones.

¿Ley, Caos o una tercera opción? ¿Y si le añadimos aún más posibilidades?

Así es, dependiendo de nuestras decisiones, podremos posicionarnos con un bando u otro de los que se formen. Esto llevará, por tanto, a finales y jefes distintos. Por desgracia, Shin Megami Tensei: Strange Journey Redux peca de lo mismo que ocurre en otras entregas de la saga. ¿A qué nos referimos? Pues al hecho de que queda evidente prácticamente desde el principio qué personaje está asociado a una ruta u otra. Las opciones de diálogo que se nos ofrecen son exactamente iguales. El factor sorpresa cae un poco en picado ante esto.

Para los jugadores del juego original esto puede ser un impedimento. Volver a tener que pasar la misma historia durante más de 40 horas no es sencillo. Sin embargo, el sobrenombre de Redux no se le ha dado al juego porque sí. Esta versión mejorada no sólo afecta a gráficos o similares, ya que ofrece la posibilidad de acceder a tres finales nuevos. Esto abre la posibilidad a los nuevos jugadores a tener un nuevo aliciente para probarlo, lo que es de agradecer. Por lo tanto, contamos con un juego con seis finales distintos. Y creednos, el acceder a la nueva información que se obtiene con estos añadidos no dejará indiferente a nadie.

Lo que necesitamos es un buen GPS

Entrando ya de lleno en el sistema de juego, nos encontramos, sorprendentemente, ante un Dungeon Crawler. Avanzaremos, por tanto, por un mapa que iremos descubriendo a cada paso que demos, derrotando a enemigos aleatorios que nos llevarán a una pantalla del clásico combate por turnos al que estamos acostumbrados.

Al contrario que en títulos como los Etrian Odyssey, el mapa se irá actualizando, como hemos indicado, con cada desplazamiento. No tendremos que pintar ni anotar nada, cada elemento se marcará de manera automática en el mapa de la pantalla táctil. Esto deja a esta pantalla como un mero adorno, pues no haremos mucho uso de ella. Únicamente la consultaremos para ver donde estamos, y para elegir movimientos en combate. Es una pena que esté tan desaprovechada, pues podría haberse intentado darle algo de vida en esta versión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este experimento, por tanto, nos deja con un Dungeon Crawler cuyo único interés radica en el desplazamiento en primera persona, no ofreciendo una interacción más profunda con el jugador. Como mucho, pueden mencionarse la búsqueda de elementos por el mapa para desbloquear equipamiento o el escanear el entorno para encontrar demonios fuertes.

Esta decisión, pese a todo, puede verse como un método para no colapsar a los usuarios, dado que el título es bastante exigente. No es broma, los mapeados son grandes, aumentando progresivamente avanzamos en la historia, añadiendo todo tipo de elementos que nos harán dar vueltas una y otra vez por el mismo sitio. Puede llegar a ser desesperante, haciéndoos odiar a Atlus por este diseño de mapas.

Redux viene en tu ayuda

En el original, esto era aún más frustrante, pues una buena emboscada de enemigos podía hacerte reiniciar todo el camino que habías tardado horas en conseguir descubrir. Sin embargo, Shin Megami Tensei: Strange Journey Redux se ha vuelto, gracias a los dioses, mucho más accesible. Es por ello por lo que, además de contar con la posibilidad de guardar en cualquier punto del mapa sin tener que llegar a una zona determinada, o poder pasar rápidamente los diálogos; se ofrece la posibilidad de rebajar el nivel de dificultad del juego, ya de por sí alto, tal y como nos tienen acostumbrados. Así, el reto de este título puedes adaptarlo un poco más a tu ritmo.

No podemos obviar en este punto el reclutamiento de demonios, pues pese a ser tan exigente como antes, pudiendo reclutar sólo a algunos determinados según la “facción” a la que pertenezcamos, el uso de apps añadidas en esta entrega nos permitirá aventurarnos más en las negociaciones sin miedo a caer en batalla. Por supuesto, esto también se aplica a la fusión de demonios y legado de habilidades, siendo mucho más intuitiva.

Música ominosa para cada escena particular

Entrando ya en el tema de gráficos, lo cierto es que no innova demasiado ni explota sobremanera las posibilidades de 3DS. A fin de cuentas, es un título de DS, y se puede ver en especial en los entornos, que, pese a recibir una mejora visual, se nos antojan bastante pobres. El caso del diseño de los personajes es harina de otro costal. El pulido desde la versión anterior se nota en ellos con más fuerza, eliminando píxeles y haciendo más claros y atrayentes tanto los diálogos como los combates. A esto podemos sumarle, las escenas animadas y los elementos referentes a los nuevos finales, que brillan con luz propia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero, si hay algo que destaca Shin Megami Tensei: Strange Journey Redux frente a su predecesor, es el doblaje. Prácticamente cada línea de diálogo cuenta con voces, que ayudan a interpretar mejor el estado de los personajes. Como pega, queremos decir que este doblaje es únicamente en japonés, que si bien muestra, como siempre, un nivel excelente en cuanto a interpretación, nos deja a muchos con las ganas de disfrutar de uno al inglés.

La banda sonora, por su parte, puede disfrutarse con mayor nitidez, primando temas que nos dejan clara una situación de tensión. A fin de cuentas, estamos encerrados luchando por nuestra vida para intentar escapar. Esta tensión se hace aún más evidente en los combates gracias a los temas vocales de ópera. Y, aunque estos nos han hecho estremecer, hubiéramos disfrutado más con una mayor variedad de estos.

Hora de realizar un extraño viaje

En resumidas cuentas, Shin Megami Tensei: Strange Journey Redux va a saber satisfacer las necesidades de los jugadores. Nos encontramos ante un juego la mar de completo, que invita a la rejugabilidad. Se nos ofrecen ya no tres, sino seis finales distintos, a la vez que se nos abre la posibilidad de afrontar este  juego adaptándolo a nuestras posibilidades, abriéndose a más jugadores. Pese a esto, el juego es de lo más exigente, pudiendo desesperar a más de uno. Para derrotar al jefe final, por ejemplo, tuvimos que pararnos a subir de nivel durante bastantes horas.

Sin embargo, merece la pena por la variedad de opciones que plantea. Para que engañarnos, la trama toca bastante de cerca los tiempos actuales. Por ello es aún más interesante, colocando a Shin Megami Tensei: Strange Journey Redux entre los juegos imprescindibles de Atlus. Si quieres un RPG exigente y atrayente no lo dudes, Shin Megami Tensei: Strange Journey Redux es para ti.

 

Este análisis ha sido realizado gracias a un código del mismo proporcionado por Koch Media.

 

The Good

  • Historia profunda y atrayente
  • Doblaje de gran calidad
  • Largo y adaptable a la situación de cada jugador

The Bad

  • Los escenarios no lucen demasiado frente a los diseños de personajes
  • Doblaje sólo en japonés
  • Las opciones de ruta se hacen demasiado evidentes
8.5
Ana Quintana

Written by: Ana Quintana

Papercrafteadora. Orgullosa miembro de la Suikosecta y sacerdotisa del Maraísmo. En mi humilde morada caben todo tipo de bichos, ya sean Yokais, Pokémon o Digimon. Cazo Wyverns y dragones ancianos en mis ratos libres. ¿Hee-ho? ¡Hee-ho!

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter