SoulCalibur VI

Por el el Análisis, 4 Más
cerrar [x]

Análisis – SoulCalibur VI

Ya lo he comentado antes pero la primera vez que jugué a un SoulCalibur fue porque un amigo me comentó que había un personaje con un espadón similar al de Cloud Strife, de Final Fantasy VII. Yo no era mucho de juegos de lucha, aunque si que había catado varias sagas como Mortal Kombat o Tekken.

El caso es que me hice con Broken Destiny en PSP para jugar con mi amigo y acabé enganchado y probando las diversas entregas de la saga. Hace ya un tiempo expresé mis esperanzas en SoulCalibur VI sobre contenidos que me gustaría que tuviese y siendo sincero, la mayor parte de ellos por no decir su totalidad se han cumplido superando incluso mis expectativas.

Welcome to the stage of history retold

En lo argumental, esta entrega es un como un reinicio de la saga. Tenemos dos tipos de historia. Crónica de almas y Balanza de almas. En el modo Crónica de almas encontramos un modo historia más clásica donde todos los personajes cuentan la historia desde su punto de vista, pese a que la historia principal está centrada en Kilik y en como quiere controlar el poder oscuro que azota su alma.

A su trama se unirán personajes clásicos y tan carismáticos como Maxi o Xianghua. Entre las cinemáticas ocurrirán diversos combates que debemos vencer para poder seguir avanzando en la historia. Destacar a Geralt de Rivia de la saga The Witcher, pues ha sido el invitado de este título y su inclusión argumental ha sido una agradable sorpresa, pues no desentona con la estética de la serie.

SoulCalibur VI

En Balanza de almas es donde encontramos el punto fuerte de esta historia, pues se centra en nosotros. En nuestro avatar. Empezamos creando un personaje que tendrá que luchar por su vida y debido a ello se verá envuelto en una gran historia en el mundo de la saga donde además de conocer a muchos de los personajes clásicos, tendremos una enorme variedad de contenido.

En este modo de juego nos movemos por un mapa del mundo donde podremos pararnos en ciudades a comerciar, mejorar armas o incluso contratar mercenarios que luchen por nosotros. Lo mejor es que hay muchas misiones secundarias que, pese a no ser todas igual de interesantes, si están conectadas entre sí, ofreciendo varias cadenas de misiones con historietas curiosas y divertidas. Otras, más serias e incluso dramáticas, que sin duda hará que nos sintamos parte del universo en el que nos encontramos. Además, al completar algunas de ellas, las ciudades podrán subir de nivel, ofreciéndonos más variedad de objetos a la venta.

También hay que destacar que durante la historia tendremos que tomar decisiones que nos afectarán más adelante, inclinándose a favor del bien o del mal. Sin entrar en spoilers, os adelanto que se notan los cambios — aunque obviamente no van a llegar a la profundidad que pueda tener un juego de rol.

SoulCalibur VI
Los combates muchas veces tienen condiciones que nos complicarán la vida, como que el suelo resbale y puedas caer fácilmente del escenario, que solo afecten ciertos golpes (solo patadas por ejemplo) o que nuestra vida vaya mermando. Este modo de juego recuerda mucho a Maestro de Armas en SoulCalibur II. Lo mejor de todo es que tanto la historia principal de Crónica de almas, como la de cada luchador de este modo o incluso como la de nuestro personaje en Balanza de almas se complementan, creando un cojunto realmente interesante. Uno que consigue hacer que sigas combatiendo para saber que ocurre a continuación. Además solo haciendo la principal tendremos unas ocho u diez horas de historia, pudiendo llegar a las veinte o más si lo completamos absolutamente todo.

Vuelta a los orígenes con toques de modernidad

Innovar demasiado en un juego de lucha no siempre es bueno. En SoulCalibur VI han apostado por un retorno a lo clásico en sus mecánicas, por lo que muchos de los combos de los personajes ya los vamos a conocer. Además lo que son los movimientos no han cambiado mucho. Seguimos contando con ataques horizontales y verticales, patadas, bloqueos y agarres. Al combinarlos de una forma u otra tenemos los combos con los que enfrentarnos a nuestros rivales. Las cargas de alma han vuelto, dándonos durante un pequeño tiempo más poder. La novedad de este título viene con los Golpes de revés y las Artes Críticas.

Con los Golpes de revés entramos en un minijuego con una mecánica similar a Piedra, Papel, Tijeras en el que tenemos que vencer a nuestro rival con el ataque que tenga ventaja. Por ejemplo, triangulo gana a cuadrado. Lo cierto es que esto depende muchas veces de la suerte y en un género que se premia la habilidad, es una decisión arriesgada incluir este tipo de elementos. Las Artes críticas serian los finishers de cada personaje, con una secuencia realmente espectacular que daña bastante al rival y que merecen la pena solo por el espectáculo que representan.

Por supuesto también nos encontramos con los clásicos modos de arcade, entrenamiento y enfrentamiento, donde puedes jugar con un amigo en la misma consola. También cuenta con un modo online, bastante cuidado y sin problemas aparentes, pues cada poco tiempo encuentra rival y a nivel de conexión me ha funcionado bastante bien a excepción de casos contados.

Campos de batalla épicos y bien acompasados

Los escenarios son preciosos, los modelados de los personajes y sus animaciones también son buenas pero es cierto que la saga siempre había estado un paso por delante en aspecto gráfico y aquí no lo han demostrado. Pese a que la mejora respecto a su antecesor es notable, no destaca demasiado comparando con otros títulos del género. La banda sonora es algo que nunca falla en la franquicia y en este caso nos regala canciones muy épicas que acompañan de maravilla a los escenarios y al combate.

Además el doblaje es notable y nos ofrece la posibilidad de cambiar de japonés a inglés, lo cual se agradece muchísimo siempre, pues demuestra cariño hacia el fan. Destacar también la traducción de todos los textos a castellano. La localización tiene grandes detalles y algún detalle nos sacará una sonrisa mientras lo jugamos.

Destacar también el editor de personajes. Algo que se introdujo en SoulCalibur III por primera vez y ha aguantado hasta dia de hoy evolucionando constantemente hasta llegar al punto de tener uno de los mejores editores de personajes que he visto. La comunidad está de acuerdo, pues hay jugadores que han logrado maravillas con este editor de personajes, recreando a personajes de otras sagas de videojuegos, anime, películas, etc.

La experiencia definitiva

SoulCalibur VI ha cumplido con lo que esperaba e incluso ha superado mis expectativas. Sin lugar a duda, en tiempos donde el online prevalece frente a lo demás en este género, han mimado al jugador single-player ofreciéndonos un modo historia lleno de posibilidades, actividades secundarias y retos que nos mantendrán pegado a la pantalla muchas horas.

El retorno a lo clásico en el combate es algo que gustará a muchos, pese a que los Golpes de Revés sean más cuestionables. Pese a todo, vamos a disfrutar de una fluidez envidiable en un combate frenético, divertido y con mucha profundidad.

— Welcome again to the stage of history.

Lo bueno

  • Un modo historia enorme, con muchas posibilidades y toques de rol
  • Combate frenético, divertido y con mucha profundidad
  • Regreso de personajes clásicos...
  • El editor de personajes más completo hasta el momento
  • El online funciona muy bien

Lo malo

  • Los golpes de revés dependen demasiado de la suerte
  • ... Aunque pocas caras nuevas
  • No es un referente gráfico como solía ser
8.5

Escrito por: César Boquera Solaz

Estudiante universitario de comunicación audiovisual. Amante de los videojuegos desde los 3 años y de los rpg desde los 9. En mi tiempo libre compongo rap. CM de @ComunidadFF

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter