Super Hydorah

Por el el Análisis, 4 Más
cerrar [x]

Análisis – Super Hydorah

Muchos de nosotros hemos pasado las tardes matando marcianos en juegos tan clásicos como Space Invaders, Galaga o Gradius. Me atrevería a decir que este estilo de juegos es de los más queridos y jugados de toda una generación. Eran títulos muy divertidos y de una dificultad muy acertada (yo moría muchas veces, aunque también era muy pequeño — todo influye). Pero ha sido volver a un título de este género y sufrir la misma suerte — eso sí, disfrutando tanto o más que cuando era pequeño y rejugaba estos clásicos — porque esto es Super Hydorah, todo un homenaje a aquellos shoot’em ups clásicos en los que nos movíamos por planetas matando a toda clase de naves marcianas.

Hydorah fue desarrollado por Locomalito, allá por 2010 y se vuelve a unir a Abylight Studios para traernos una versión aún mejor del mismo, algo similar a lo que hicieron con el apasionante Cursed Castilla EX. Así pues, de esta unión nace Super Hydorah, que como hemos dicho es una versión renovada de Hydorah, que nos trae cinco niveles más, nuevos tipos de enemigos, subfases inéditas, cambios en la estética de algunas de las mismas y la posibilidad de jugar en modo cooperativo en la misma consola/PC. Además, esta vez llega con la inclusión de logros y muchos secretos por descubrir, mejoras por lo que ya vale la pena hacerse con él respecto a la versión original.

La vista es horizontal, en 2D, por lo que nos podemos mover arriba y abajo y derecha e izquierda para poder (intentar) esquivar y disparar a la gran cantidad de enemigos que nos acosaran y trataran de derribarnos. Tenemos 21 fases para jugar, cada una con un diseño y ambientación diferente y realmente acertado, ya que es uno de los puntos más fuertes de este juego. La disposición de los enemigos en cada fase esta medida para hacérnoslo pasar realmente mal en muchas ocasiones y desquiciarnos. En más de una ocasión mi corazón casi se sale del sitio por no esperarme a ciertos enemigos o algún disparo que me ha derribado sin llegar a ver de dónde venía.

El diseño de los jefes finales de fase es sublime. Cada uno más complicado que el anterior, con sus propias mecánicas y forma de derrotarlo y estéticamente tampoco se quedan cortos. Más de uno nos hará sudar la gota gorda e incluso conseguirá hacer peligrar la integridad de los mandos. Por suerte los “continue” son infinitos, por lo que podremos reintentarlo cada vez que morimos. Pero esto conlleva un gran sacrificio, puesto que perderemos todos nuestros puntos acumulados, además de nuestro rango.

En cuanto a dificultad, es obvio que es alta. Los shoot’em ups más clásicos ya lo eran y Super Hydorah no se queda atrás, ya que pese a poder continuar de forma infinita, moriremos de un disparo a no ser que tengamos la mejora de escudo activada, tras haberla encontrado por el nivel. Es algo que requiere mucha concentración en este título, ya que a la mínima que miremos a otro lado o cerremos los ojos un instante, habremos muerto, lo cual alarga su duración sin que se sienta como algo artificial.  Por otro lado, si morimos demasiado siempre podemos pedir ayuda a un amigo y disfrutar del cooperativo local, lo cual hará algo más fácil el asunto al ser dos naves aliadas contra un ejército de enemigos. Además, cabe destacar que muchas veces podremos escoger que nivel jugar, puesto que es un título con diversos finales, lo que lo dota de un alto nivel de rejugabilidad.

La banda sonora vuelve de manos de Gryzor87, muy variada y adictiva, con unas 60 canciones que nos acompañaran a lo largo de nuestra aventura. Ya aviso que más de una se os pegará y no podréis parar de tararear la melodía. Como siempre, un par de ejemplos:

En conclusión, Super Hydorah es un título que los amantes del retro y los “matamarcianos” de la vieja escuela van a gozar muchísimo. Tiene lo mejor de aquellos juegos sumándole además novedades muy interesantes, como el multijugador (esta es la que más nos ha gustado). Además, cada fase y jefe final es único, la dificultad nos hará reintentar numerosas veces cada fase y nos será imposible no disfrutar gracias a una jugabilidad muy pulida. Así pues, toca ponerse a los mandos de nuestra nave, equipar toda nuestra paciencia y disfrutar de uno de los mejores juegos de este género.

Lo bueno

  • Claro homenaje a los matamarcianos más clásicos
  • Fases muy variadas
  • El diseño de cada fase y boss
  • Modo cooperativo
  • Muchos secretos
  • Diversos finales
  • Jugabilidad adictiva y pulida
  • Dificultad exigente...
  • Personalización de la nave y sus accesorios
  • Permite rejugabilidad...

Lo malo

  • ... que a veces hará que nos frustremos
  • ... pero la campaña "principal" no es muy larga
8

Escrito por: César Boquera Solaz

Estudiante universitario de comunicación audiovisual. Amante de los videojuegos desde los 3 años y de los rpg desde los 9. En mi tiempo libre compongo rap. CM de @ComunidadFF

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter