Super Mario Odyssey

Por el el Análisis, 3 Más
cerrar [x]

Análisis – Super Mario Odyssey

Por fin ha llegado a nosotros. La esperada secuela espiritual de Super Mario 64. Super Mario Odyssey llega con un alto nivel que no veíamos desde hace tiempo. Si bien Super Mario Galaxy se ganó un hueco en el corazón de todos los fans, siempre hemos esperado una vuelta a la fórmula de Sunshine y 64. Y Nintendo lo ha conseguido a su manera, como siempre hace.

Luchando contra Bowser… Otra vez

En cuanto al planteamiento de la historia, Nintendo no ha arriesgado demasiado. Contamos con un nuevo elemento, Cappy, nuestro acompañante sombrero, pero el resto sigue siendo igual que en anteriores entregas. El motivo por el que Bowser captura a Peach en Odyssey es para casarse con ella, y nosotros deberemos impedirlo ya que no se trata de un sentimiento mutuo por parte de la Princesa.

Iremos persiguiendo a Bowser por los distintos mundos y por el camino nos enfrentaremos a sus secuaces, los Broodals. En dichos mundos, deberemos conseguir energilunas para ayudar a nuestra suerte de nave a tener potencia suficiente para perseguir a nuestro archienemigo. Aunque la historia sea simple, nos esperan algunas sorpresas bastante notables que gustarán mucho a los fans. Por otra parte, la historia nunca ha sido el plato principal de los Super Mario.

Aún con esto, no se echa en falta argumento durante el desarrollo del juego ya que cada mundo nos introducirá a nuevos personajes y ofrecerá pequeñas historias. Y con ellas un montón de lunas que encontrar y zonas que explorar.

Odiseas por doquier

El título de Super Mario Odyssey no es ninguna tontería. Al empezar cada mundo realmente empezaremos una nueva aventura. Conocer las nuevas mecánicas de los enemigos de cada mundo será divertido y clave para llegar a todos los recovecos. Y Super Mario Odyssey te premia por ello. Nada más empezar veremos cómo ir moviendo la cámara y perderse por ahí nos premia con lunas y monedas locales. De modo que vamos a querer destinar mucho tiempo a explorar todo aquello que parezca sospechoso. Y aún así, nos dejaremos cantidad de misterios por resolver.

Super Mario Odyssey

Las monedas locales nos permitirán comprar uno o dos trajes exclusivos de cada mundo, y con alguno de ellos podremos acceder a alguna luna extra. Aunque parezca algo banal, la personalización es un elemento que siempre le da vida al juego. Y la cantidad de trajes que hay es asombrosa.

Mientras avanzamos durante la historia conseguiremos un considerable número de energilunas. Al principio parecerá que es fácil conseguirlas en comparación con otros Super Mario. Lo que ocurre es que el diseño de los niveles de esta entrega ha cambiado ligeramente. En lugar de contar con “pantallas” con una luna en cada una de ellas, tendremos un vasto mundo repleto de ellas, al puro estilo sandbox. Mucho se ha hablado de este cambio de la misma forma que con The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Parece que Nintendo ha encontrado su sitio con esta nueva fórmula.

Este cambio de planteamiento está implementado de manera brillante. Como decíamos, a los pocos minutos de juego nos daremos cuenta que no podemos avanzar mucho sin toparnos con esquinas o secretos que descubrir. La exploración en Super Mario Odyssey es mejor que nunca y se siente natural conforme avanzamos. Y es en esta exploración donde encontraremos el verdadero desafío. Todo el diseño del juego está enfocado a este aspecto, ya que por ejemplo las muertes apenas están penalizadas. No contaremos con vidas, sino que cada muerte nos costará 10 monedas normales — una cantidad ínfima en comparación con las que iremos acumulando durante la partida. Para unos esto puede suponer un descenso dramático de la dificultad a primera vista, pero no supone un descenso en la diversión.

El bueno de Cappy

Hemos mencionado a Cappy, nuestro compañero en la aventura, pero no os lo hemos presentado debidamente. Nos toparemos con él en el Reino Sombrero nada más empezar y se unirá a nosotros en la lucha contra Bowser ya que junto a Peach se ha llevado también a la hermana de Cappy, Tiara.

Super Mario Odyssey

Pero no solo será un compañero de viaje, también será nuestra principal arma para avanzar. Nos permitirá recoger monedas a distancia, atacar y lo mas importante: poseer enemigos. La cantidad de mecánicas que acompañan a cada enemigo es tan amplia y única como la cantidad de enemigos en si misma. Y cada uno de ellos se encuentra adaptado al mundo que habita.

Desde gusanos acordeón a los clásicos Goomba, pasando por lagartos planeadores y Bill Bala. Y como muchos habréis visto en los trailers… Sí. Un T-Rex. Realmente existe un balance muy cuidado de todo lo que podemos hacer y conseguir siendo Mario o siendo uno de los enemigos. A veces nos encontraremos andando grandes distancias pegando saltos mientras que otras lo haremos dentro de una bola de magma rosa.

¿Cuándo termina la odisea?

Dado que esta entrega difiere en muchos aspectos de otros Super Mario, hay que aclarar ciertos puntos. Sin entrar en muchos detalles para no arruinar la experiencia, el juego no termina con la historia. Rescatar a la princesa y a la hermana de Cappy nos puede llevar entre 10 y 20 horas dependiendo de cuánto queramos explorar por el camino. En nuestra experiencia, no querrás ir directamente al final. Pocas veces ha sido tan divertido en un Super Mario perder el tiempo dando vueltas por el mismo mundo buscando nuevos secretos, ya que los mapas están repletos de ellos.

¿Qué nos espera entonces pasadas estas casi 20 horas que nos tomó a nosotros? Pues muchísimas más. En serio, muchísimas. No desvelaremos el número exacto de energilunas pero nosotros personalmente terminamos la historia con unas 250 y no llegan a ser un tercio de las totales. El final de la lucha con Bowser es a la vez la introducción al “endgame“, y este mantiene el nivel de diversión y exploración desbloqueando nuevas lunas y mundos. Podéis esperar en total muchas horas de diversión con esta segunda parte de la historia y ya no digamos si queremos conseguirlo todo. Entre energilunas, trajes y mundos no nos aburriremos pronto. Podéis esperar también algún guiño a entregas anteriores… Hasta aquí podemos contar.

Super Mario Odyssey

Colorida variedad

Ya hemos visto los elementos principales del juego. Hablemos ahora de aspectos más técnicos. Gráficamente, como no iba a ser de otra manera, Super Mario Odyssey luce precioso. Y de la misma forma que cada mundo tiene sus mecánicas y enemigos, también tiene una estética y música muy particular.

En la televisión la calidad gráfica es indiscutible y funciona de manera estable sin importar lo que ocurra en la pantalla. En el modo portátil, los polígonos de algunos objetos y algunas sombras se simplifican para mantener la estabilidad. Si venimos de los 900p tan bien optimizados del modo sobremesa notaremos el cambio. Sin embargo, la experiencia visual sigue siendo encantadora.

En cuanto a la música, Nintendo se vuelve a lucir en este aspecto. Guitarras eléctricas, flautas y sonidos tropicales, orquestas, bandas de jazz… Contamos con nuevas y pegadizas melodías para los nuevos mundos, pero también con alguna clásica que los fans apreciarán.

El resumen: diversión

Todos los aspectos de Super Mario Odyssey están cuidados al milímetro. La introducción del elemento sandbox combina perfectamente con el diseño de los mundos y cómo interactuamos con ellos. Ambientación única para cada mundo tanto en mecánicas de enemigos como visual y musicalmente. La historia principal, aunque para algunos pueda ser corta, se funde muy bien con el endgame y da a entender toda la aventura que aún tienes por delante.

Seguro que hay aspectos concretos que no gustarán igual a todo el mundo, pero la calidad del título es indiscutible. Y las pequeñas cosas que pueda tener no restan en absoluto horas de diversión tanto para los fans de toda la vida, como para aquellos que quieran incorporarse ahora a las aventuras del fontanero más famoso del mundo.

Lo bueno

  • El nuevo estilo "sandbox" le sienta fenomenal a cómo está diseñado el juego
  • La variedad de enemigos y particularidades de cada mundo mantiene la diversión durante todo el juego
  • El juego no termina con la historia, el "endgame" se siente parte natural del juego

Lo malo

  • Algunos controles de movimiento no responden siempre como esperamos
  • La historia se nos puede hacer corta (aunque el juego en sí no lo es)
9,5

Escrito por: Als3rr

Estudiando para ser productor de videojuegos y jugando el resto del tiempo. Bueno miento, a veces también escribo para esta maravillosa página, son un equipo verdaderamente fantástico. Una auténtica Legión.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter