Tales of the Tiny Planet

Por el el Análisis, 2 Más
cerrar [x]

Los juegos de puzles siempre son motivo de entretenimiento asegurado. Cuando no te desesperan claro. Pero si le añadimos el factor adorable de unos mini planetas de colores ya tenemos un juego perfecto que traer a Nintendo Switch. Tales of the Tiny Planet llega a la eShop de la consola de Nintendo después de su estreno en PC el pasado verano. Recordad que no es precisamente un juego al que dedicarle horas y horas. Simplemente deberemos superar una serie de puzles con nuestro pequeño planeta.

El planeta más adorable

No tiene una larga y profunda historia detrás. Básicamente es un planeta que debe llegar hasta un portal. En ocasiones deberemos llevar dos de ellos para desbloquear el siguiente nivel. Nada más. Pero es que no necesita más para lo que es. Controlaremos una serie de elementos en forma de plataformas para conseguir llegar hasta nuestro objetivo. Para finalmente reunir a todos los planetas de nuevo.

Tales of the Tiny Planet

Vale que no necesita demasiado ornamentación, pero quizá alguna introducción y un poco de narrativa le haría quedado genial a esta pequeña obra. A parte de llegar hasta dicho agujero, hay una serie de factores a tener en cuenta en todo momento si queremos finalizar la aventura con éxito.En primer lugar tenemos un tiempo muy limitado para hacerlo. En todos los casos es suficiente, pero no deja mucho para pensar y seguramente toque repetir cada nivel más de una vez.

Tales of the Tiny Planet

Especialmente en caso de que queramos una puntuación perfecta. A medida que el tiempo vaya acabando, nuestras estrellas irán disminuyendo. Esenciales para desbloquear nuevos niveles. A parte de eso, solo tenemos que tocar un botón para que las plataformas vayan en movimiento, pero más nos vale ir sincronizados, por que todas se moverán a la vez.

Supera puzles sin parar

El juego cuenta con un total de 60 niveles distintos, que están distribuidos en cinco mundos básicos, más uno extra al final. Cada mundo tiene su planeta y sus colores, además de que varían el fondo y algunos elementos para hacerlo más personalizado. Pero en definitiva es lo mismo una y otra vez.

Pese a ser lo mismo todo el rato, la curva de dificultad esta muy bien definida. Empiezas con elementos muy sencillos de mover que superarás sin apenas pestañear, pero al final puedes quedarte atascado en alguna ocasión. No nos encontraremos niveles muy sencillos seguidos de otros imposibles y otra vez uno sencillo, esta bastante equilibrado todo, incluso de mundo a mundo. Poco a poco se incorporarán elementos como pinchos que te harán la vida un poco más complicada. ¡Cuidado no explotes!

Tales of the Tiny Planet

Por si fuera poco, podemos ver nuestros mejores tiempos para tratar de superarnos una y otra vez. Ya no solo para conseguir más estrellas, también para mejorar nuestra propia marca personal.

Algunos extras para nuestro planeta

Además contamos con un modo multijugador cooperativo local para jugar con amigos. Esta es una novedad respecto a sus versiones anteriores. Puede ser muy divertido, pero seguro que trae más de un enfado por no mover bien la pieza que tocaba, ya podéis estar coordinados. El único defecto a este modo es que los mapas son los mismos, así que las plataformas movibles se dividen entre los dos, pero la diferencia de color es mínima y puede se confuso saber quien mueve que en un primer momento.

Tales of the Tiny Planet

Aunque el juego no resulte muy complicado, es fácil perderse o no controlar los movimientos. Así que nos han preparado una pequeña guía dentro del juego. Por no hablar de un sistema de logros para tener presente nuestros objetivos más allá de llegar al agujero. Podremos ver el número de estrellas, los planetas que hemos conseguido o las cosas que hemos desbloqueado. Da un empujón a los jugadores para completar el juego al 100% sin dejarnos nada sin terminar.

Tales of the Tiny Planet

En el apartado gráfico no hay mucho que decir, es un juego simple y eso es lo que vemos. No son muy elaborados, pero volvemos a lo mismo, no lo necesita. Son un conjunto de líneas, redondas y poco más. Muy colorido y muy vistoso, eso si. Igual que su apartado sonoro, no es magnifico, pero si adecuado.

Conclusiones

Tales of the Tiny Planet es un juego entrañable y entretenido si os gustan los puzles y queréis entretenimiento para rato. Pero no esperéis mucho más de él. Hay juegos simples sin mucho contenido aparente, pero es que no necesitan más que eso para ser buenos en lo suyo, y este es un caso evidente de ello. Quizá para hacerlo más completo ese toque de historia le habría ido genial.

Su colorido y su simpleza es un gran punto a favor. Además de un sistema de puntos y de logros que nos otorga diversión y competitividad asegurada un buen rato. Y si no os gusta jugar solos, tenéis el modo cooperativo para ver hasta donde sois capaces de llegar, eso si, ojo con la distinción de los colores.

Lo bueno

  • Un diseño simple y entrañable, además de divertido
  • Los niveles de cada mundo aumentan de dificultad gradualmente
  • Tanto el modo cooperativo como el sistema de logros son entretenidos

Lo malo

  • Le falta un poco de historia para poner en contexto
  • Los colores del modo cooperativo no quedan muy claros
  • Resulta algo repetitivo a medida que pasan los niveles
7
Moonlight

Escrito por: Moonlight

Estudiante de Diseño y Creación Digital, o algo así. Soy un 80% té o café, depende del día. Llevo jugando desde que tengo uso de razón. Fan de la adorable y glotona bola rosa de Nintendo y alcaldesa de mi propio pueblo. De vez en cuando me quejo en @EmpireToHeart_

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter