Tannenberg

Por el el Análisis, 4 Más
cerrar [x]

Atención: Este análisis se ha llevado a cabo sobre la versión anticipada de Tannenberg, por lo que pude diferir en varios elementos con la versión final del juego.

Fuego, barro y sangre. Con estas tres palabras se puede describir a la perfección el infierno que vivieron los soldados británicos, franceses, belgas, estadounidenses y alemanes en la primera guerra mundial. Hacinados en trincheras superpobladas, los soldados esperaban a oír el fatídico pitido del silbato que significaba que era hora de entrar al infierno una vez más.

Miles de hombres avanzando por una tierra cubierta de cadáveres, sembrada con alambre de espino y fracturada por los obuses de la artillería en un intento por tomar la trinchera del enemigo. La mayoría de estos asaltos acababan con un enorme desperdicio en vidas humanas debido al fuego combinado de las ametralladoras y la artillería.

Pocos juegos han sabido captar esta realidad tan bien como Verdún. Este First Person Shooter, desarrollado por M2H y Blackmill Games, sorprendió a muchos en 2015 gracias a lo cuidado de su ambientación, mapas, armas y gameplay; retratando casi a la perfección los campos de batalla de la primera guerra mundial.

Y ahora, el estudio vuelve a la carga, y nunca mejor dicho, con un nuevo juego sobre la primera guerra mundial. Pero esta vez cambiando de localización y dejando de lado los campos de Francia para entrar de lleno en los fríos parajes del frente oriental. Recoge tu equipo soldado y prepara tu fusil, Tannenberg nos espera.

tannenberg

Una vez más en la brecha

Tannenberg es la ultima incorporación a la WW1 Game Series, cuya primera entrega fue Verdún. Ambos juegos comparten el mismo escenario histórico (aunque en otro frente y con la incorporación del Imperio Ruso y el Austro-Húngaro) y el mismo motor gráfico, pero difieren en varios aspectos de su jugabilidad.

No es que el juego haya cambiado la forma de disparar o se hayan introducido nuevas mecánicas como vehículos, aunque no estaría mal, sino que su principal modo de juego es un fiel reflejo de los campos de batalla del frente oriental.

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando alguien menciona la primera guerra mundial es, probablemente, la guerra de trincheras. La imagen de cientos de soldados agazapados bajo tierra mientras esperan su oportunidad para salir al campo de batalla. Y esto es cierto, para el frente occidental.

tannenberg

El frente oriental fue lo opuesto a su homologo occidental. Mientras que en Francia se luchó una guerra estática en la que el frente apenas avanzaba unos kilómetros, en Rusia y Polonia se desarrolló la guerra de movimientos que los generales germanos esperaban obtener en el oeste. Las batallas fueron grandes avalanchas de hombres por grandes mesetas y frondosos bosques y aunque hubo trincheras, no llegaron ni de lejos a la complejidad de las del frente occidental.

Como dije anteriormente, esto se ve reflejado magníficamente en los mapas y la forma de jugarlos. El principal modo de juego se llama Maniobras, nombre que le viene como anillo al dedo. Se desarrolla de forma parecida al modo dominio o conquista de otros juegos en mapas de hasta 64 jugadores, aunque con una serie de variaciones que lo diferencian sustancialmente del resto de juegos.

El mapa se divide en sectores que pueden ser capturados por ambos equipos y actúan como puntos de respawn. Los más importantes son los centrales, representados por una estrella. Si los capturas, el equipo enemigo empezara a perder puntos y si estos llegan a cero, se acabó la partida.

tannenberg

Alrededor de estos sectores hay una serie de sectores secundarios. Aunque no te dejes engañar por este nombre,pues pueden decidir la partida si se usan bien. También son determinantes a la hora de reducir los puntos del rival, pero esta no es la razón por la que descargarás tu cargador en estas posiciones para arrebatárselas al enemigo, sino por las ventajas que ofrecen. El equipo que conquiste estos sectores podrá, desde llamar una poderosa andanada de artillería que limpiara que da gusto toda una región, hasta pedir reconocimiento aéreo, con lo que los enemigos de quedarán al descubierto en el minimapa.

Así se añade un componente estratégico a cada partida, en la que tanto tú como tu equipo tenéis que decidir donde es más necesario enviar hombres. ¿Que es más importante, capturar el punto central antes que el enemigo o dividir la ofensiva para tomar más puntos que el rival y tener más zonas donde reaparecer, aparte de poder llamar artillería y aviación con más frecuencia?

Guerra de Movimientos

Esta no es la única variación con respecto a Verdún, también hay un importante cambio en la filosofía de los mapas. Los mapas de Verdún están dispuestos de forma lineal, obligándote a ocupar la trinchera rival y de ahí pasar a la siguiente. Solo puedes atacar en una dirección, hacia la trinchera del rival que es la linea de frente, la separación entre tu zona y la zona del enemigo. Pero en Tannenberg los mapas son semi-abiertos.

No estás obligado a tomar una línea de frente estática representado por una trinchera o un fuerte, pero eso no significa que te puedas ir a la otra punta del mapa a capturar el punto más alejado de tu zona de aparición. La línea del frente es móvil, es decir, esta se dibuja a medida que los sectores van cayendo en manos de tu equipo o del enemigo. El juego te obliga a ser rápido no solo a la hora de llegar a estos puntos, sino como dije anteriormente, a la hora de decidir donde es mejor atacar o defender.

tannenberg

Incluso si llegas a coordinarte bien con tu equipo, puedes llegar a embolsar al enemigo en un sector y cortar su comunicación con el cuartel general enemigo. Esto conlleva que el sector queda neutralizado al instante y el enemigo ya no puede recibir refuerzos, siendo casi una condena a muerte para los pobres que están en la bolsa. El juego premia el trabajo en equipo tanto entre los soldados de un escuadrón como entre los distintos escuadrones que conforma el ejército.

Por eso lamento que no exista la figura de un general. Tenemos la del capitán, pero sus acciones están limitadas a indicar que posición hay que atacar o defender. Estaría bien contar con un jugador que observe el mapa con ojo de águila y que dirija los distintos escuadrones, así como la artillería y el apoyo aéreo.

Sin novedad en el frente

Pero a parte de estos cambios, Tannenberg sigue siendo un título bastante continuista con respecto a su predecesor. Nos encontramos ante un Shooter que abandona el frenetismo de los títulos actuales en pos de ofrecer una experiencia mas realista y pausada.

Ir por en medio del mapa al “más puro estilo Rambo”, con el pecho descubierto y solo, es la forma más rápida de acabar en el hoyo. Así que es vital buscar cobertura, tanto en las trincheras como en los arboles e incluso en animales muertos y avanzar en grandes formaciones de gente (mejor que se sacrifique el de al lado que tu) de forma ordenada y lenta, asegurando cada punto del terreno para evitar tiradores o ametralladoras.

A parte del modo de maniobras, el juego presenta otros dos modos de juego bastante clásicos: combate a muerte con fusiles, que es una especie de modo todos contra todos y desgaste, un duelo por equipos en mapas reducidos en los que cada muerte reduce el marcador enemigo hasta llegar a cero. Nada muy destacable en comparación al principal modo de juego.

tannenberg

En cuanto a las armas, volvemos a encontrarnos con una surtida variedad de fusiles de cerrojo, carabinas, pistolas, granadas, armas cuerpo a cuerpo y ametralladoras fijas tanto para las potencias centrales (el Imperio Alemán y el Imperio Austro-Húngaro) como para el Imperio Ruso.

Todas ellas plasmadas en el juego con una fidelidad histórica al nivel de un documental de guerra. Desde las recargas, llegando al punto que muchas armas solo pueden ser recargadas una vez se vacié su cargador entero, hasta los sonidos de las mismas, el arsenal de Tannenberg está sumamente cuidado. Aunque se echan de menos la presencia de otras armas como lanzallamas, escopetas o incluso cañones y morteros, aunque es probable que al igual que en Verdún se incorporen posteriormente.

También volvemos a contar con el sistema de clases y equipos de Verdún. Tanto las potencias centrales como la triple entente presentan dos ejércitos distintos, y cada ejercito cuenta con cuatro clases diferentes para cada ejercito, aunque asumen roles bastante parecidos. A su vez, cada clase cuenta con tres equipos con diferentes armas, accesorios y uniformes. Es un sistema demasiado rígido, que ni siquiera te permite seleccionar la clase de fusil que llevar. Puede entenderse que esto sea con el fin de que cada soldado se encuadre con su rol, ya sea granadero o tirador. Aunque no creo que eso sea excusa para no dejar elegir entre las variedades de fusil.

tannenberg

Aunque por desgracia, y debido a su estado de versión anticipada, se queda bastante corto en algunos aspectos con respecto a su antecesor. En especial, cabe destacar su escasez de mapas, contando solo con cuatro, lo que a la larga puede hacer al juego repetitivo. Aún quedan por arreglar algunas texturas, animaciones y algunos bugs, como cuerpos que empiezan a menearse como si les hubiera dado un ataque epiléptico o armas que atraviesan paredes. Pero cabe decir que ninguno fastidia la experiencia de juego, cosa que ojalá se pudiera decir de la IA. Si en la partida no se llega al cupo de los 64 jugadores, los puestos que faltan los ocupa la IA, cosa que es bastante frecuente.

Podríamos decir que la IA de este juego colabora en aumentar el realismo del título al interpretar el papel del soldado recién reclutado y con solo 10 días de entrenamiento. Se para en medio del campo de batalla, no se cubre cuando te apunta, tiene los reflejos de un perezoso y la puntería de un soldado de asalto del imperio. Lo único bueno es que la IA sigue las ordenes de los oficiales cuando mandan atacar o defender, pero aun así las ejecutan como si se tratara del pelotón chiflado.

Senderos de gloria 

Gráficamente el juego no llega a competir con los grandes de la industria, pero eso no significa que el juego no se vea bien y que no nos deje preciosas estampas, como esta de los Montes Carpatos recién nevados. Pero en cuanto a explosiones, efectos y animaciones el juego está muy por debajo de los estándares actuales, y mas cuando tenemos a titanes como Battlefield 1.

tannenberg

Ademas esto se ve compensado gracias a la impecable ambientación del juego. Ya he comentado la fidelidad a la hora de plasmar las armas, al mismo nivel están los diferentes uniformes de cada ejército, variando con respecto al equipamiento que escojamos. Así en el caso de los alemanes, en los primeros niveles llevaremos el uniforme prusiaco con el característico casco puntiagudo, mientras que en los últimos podremos portar el uniforme de los Sturmtruppen con el más moderno casco de acero.

Aunque la medalla se la llevan los mapas. Están llenos de pequeños detalles que contribuyen no solo a aumentar la fidelidad histórica, sino a dar la sensación de encontrarte en un auténtico campo de batalla donde se han luchado y perdido vidas.

Cuerpos de soldados postrados en camas a la espera de una ayuda que nunca llegara, imágenes de la virgen en las trincheras, iglesias completamente destruidas por el fuego de artillería o carretas y animales muertos en el camino; todos estos detalles ayudan a sumergirte en el horror de la gran guerra. Cabe hacer una mención especial a las trincheras, que al igual que en Verdún, valdrían para dar una clase de historia sobre como se luchó la primera guerra mundial.

Esta sensación de verse inmerso en una guerra mundial se ve reforzada con el apartado sonoro. Los sonidos de los rifles, los gritos de los heridos aun desangrándose en el suelo o las voces de los oficiales obligando a los soldados a lanzarse una vez más a ese infierno ponen la guinda en el pastel a este cruel pero bello retrato de la guerra que acabaría con todas las guerras.

Conclusiones 

Tannenberg es un Shooter histórico ciertamente entretenido y mentiría si diría que no me lo he pasado bien, pero eso no perdona sus errores. Recordemos que aún está en versión anticipada y muchos de los errores que ahora comento puede que en un futuro se arreglen. Pero en su estado actual, no es un título tan recomendable. Su falta de contenido, especialmente en modos de juego y mapas, lo hace repetitivo a las pocas horas y ciertos errores, siendo el más importante la IA, enturbian la experiencia de juego.

Si te gusto Verdún, eres un amante de los juegos históricos o simplemente estas hastiado de los típicos shooters frenéticos y te apetece un acercamiento más pausado a la acción con pequeñas dosis de estrategia y táctica de equipo, a qué esperas para alistarte, las oficinas de reclutamiento están en tu tienda Steam más cercana.

Pero si ese no es tu caso, te recomiendo qué si aún no has probado a Verdún, vayas directo a este antes de hacerte con Tannenberg. Tiene más contenido en forma de mapas y armas, y lo más importante, está terminado. Además, así haces tiempo para el lanzamiento definitivo de Tannenberg. Hasta entonces, “nos veremos en el frente”.

tannenberg

Lo bueno

  • Una amplia selección de armas fielmente recreadas
  • El modo de juego maniobras. Una interesante variación del clásico modo dominio
  • La ambientación histórica es casi perfecta. Parece un documental de guerra

Lo malo

  • Fallos en texturas, animaciones y algún que otro bug
  • La IA tiene las capacidades de combate del pelotón chiflado
  • Poca selección de mapas y modos de juego
  • Rígido sistema de clases y equipamientos
7.5

Escrito por: King_Yoa

Jugador de Pc desde el origen de los tiempos y amante de la cultura nipona, especialmente del anime y el manga. Mis sagas favoritas son Dark Souls, Starcraft y Mass Effect.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter