The Evil Within 2

Por el el Análisis, 4 Más
cerrar [x]

Análisis – The Evil Within 2

The Evil Within 2

De un tiempo a esta parte, el género de terror está viviendo una segunda edad de oro que por suerte sigue manteniendo el listón este 2017. Por una parte, Resident Evil 7 fue justo lo que necesitó la franquicia para revitalizarse gracias a una obra que dejó a un lado la grandilocuencia y pirotecnia de pasados episodios en pos de llevarlo todo a una escala mucho más personal e íntima. No tan inspirado fue el caso de Outlast II, que en aras de querer ser más espectacular terminaba abusando en demasía del ensayo y error. Si bien, este hacía gala de una historia y trasfondo más profundos que la de su predecesor.

Entre medias hemos recibido otros títulos como White Day: A Labyrinth Named School que nos hacía recordar a los clásicos del género de años atrás, pero todas las miradas han estado puestas en The Evil Within 2 tras su anuncio en el pasado E3. Puede que la primera entrega lanzada allá por el año 2014 y dirigida por el maestro Shinji Mikami (padre de Resident Evil) no fuera el mejor estudiante de su promoción, mas no se le podía negar que derrochaba personalidad y mucha mala leche. Eso y unos DLC post-lanzamiento que a título personal mejoraban y expandían las virtudes del juego base con una mejor narrativa y una protagonista más interesante de lo que podía ser nuestro amigo Sebastián Castellanos.

Sea como fuere, esta secuela que ya se encuentra entre nosotros no está dirigida por el artista japonés, pese a que sigue estando muy presente bajo el rol de productor. En su lugar tenemos a un no tan veterano John Johanas que ya demostró su buen hacer en los contenidos descargables antes nombrados. Esto no es sino una oportunidad para que los jóvenes con más talento tomen el testigo y tengan la oportunidad de triunfar en el medio, una práctica bastante recurrente por parte de Mikami desde que residía en las oficinas de Capcom. Ahora bien, ¿qué nos ofrece The Evil Within 2?

¿Has visto a una niña pequeña?

Sí, estoy buscando a mi hija. Tiene siete años, bajita, de pelo negro… Perdón, ¿no estábamos hablando de Silent Hill? No, no es el caso, pero The Evil Within 2 se ampara en una premisa que guarda muchos paralelismos con la saga orquestada por el Team Silent, una premisa que nos llevará a controlar nuevamente a Sebastián Castellanos.

The Evil Within 2

Tres años después de los hechos acaecidos en la aventura original, este ha perdido su placa, aunque sigue haciendo todo lo posible para dar con Mobius, una organización misteriosa que orquestó los acontecimientos en el hospital psiquiátrico de Beacon. Por desgracia, todos sus esfuerzos resultan ser infructuosos, hasta que un buen día vuelve a entrar en escena Juli Kidman, asegurándole que su hija, a la que daba por muerta, realmente no lo está, por lo que decide volver a sumergirse en el sistema STEM con el objetivo de salvarla. En este caso nos trasladaremos hasta Union, una pequeña ciudad rural que es de todo menos pacífica y en la que nuestro protagonista tendrá que armarse de valor a fin de hacer frente a sus peores pesadillas.

A diferencia del Sebastián de The Evil Within, aquí se siente como un personaje con el que te puedes identificar, lejos del detective genérico que hacía más las veces de espectador que de una parte implicada de la trama. Ahora tenemos una historia de redención, amor y pérdida, una historia que consigue generar expectación a medida que avanza la misma, tanto que cada muerte que presenciemos tiene un propósito significativo en la lucha interna y externa del ex detective. Sí, hay muchas referencias al primer título (sobre todo a los DLC), y aquellos que ya se aventuraron en STEM gozarán de una experiencia mucho más enriquecedora, pero el juego es lo suficientemente coherente y autónomo como para que los recién llegados no se pierdan durante dicho periplo.

The Evil Within 2

The Evil Within 2 pone más elementos sobre la mesa, elementos que se traducen en una historia con mayor peso, que no más compleja, y un desarrollo que se va contando a través de numerosas cinemáticas y documentos varios que también ayudan a conocer mejor a los personajes y la misma organización de Mobius. Mención especial a Stefano Valentini, ese grotesco fotógrafo que ha sido el protagonista de muchos tráilers y que solo es la punta del iceberg.

Bienvenidos a Union

The Evil Within 2 es un título que lleva por bandera el terror y la supervivencia en tercera persona. Empero, solo nos basta una hora para ver que son muchos los cambios realizados en esta secuela. Lo primero es que este no se limita a emular la experiencia lineal y claustrofóbica del primero, sino que parte de conceptos que ya hemos visto en otras franquicias, el mundo abierto. Lejos de abrazar el género sandbox, podemos hablar de zonas más o menos abiertas que se intercalan con otras más cerradas, más en la línea del primer The Evil Within.

Esto permite una mayor variedad de posibilidades y de sustos provenientes de cualquier rincón del mapeado. De hecho, no son pocas las veces en las que, a la hora de buscar recursos o dirigirnos al próximo objetivo, nos encontramos con una criatura potencialmente peligrosa y no somos capaces de responder con la suficiente celeridad. Por lo tanto, es menester estar en constante alerta porque en un entorno abierto, podemos ser asediados por los cuatro costados. Por el contrario, la naturaleza sandbox del juego ofrece a los jugadores mucha más libertad, algo que se traduce en evitar peleas si somos lo suficientemente habilidosos.

Esa habilidad también está presente en Sebastián, mucho más capaz de lo que era en el pasado, y que resultará harto indispensable si queremos eliminar a todo bicho viviente, los cuales presumen de un diseño muy imaginativo que refuerzan nuestra teoría de que aún hay capacidad para la sorpresa (mención especial a Obscura, todo un ejemplo de buen hacer). Es una lástima que la IA no esté a la altura de su presencia, ya que son muy fáciles de burlar a poco que aprovechemos las posibilidades que nos brinda el entorno y sin apenas gastar munición.

The Evil Within 2

A medida que exploramos Union, nos iremos encontrando con algunos agentes de Mobius, atrapados en el sistema durante más de una semana. Esto nos lleva a la inclusión de unas zonas seguras que al más puro estilo Resident Evil, nos permitirán guardar nuestros progresos, mejorar las armas a partir de un avanzado sistema de crafteo gracias a los recursos que vayamos recolectando y una forma imaginativa de restablecer la vitalidad mediante una máquina de café.

En dichos momentos de tranquilidad también se nos presenta una zona igual de segura. ¿Os acordáis de aquella enfermera muy parecida a Lisa (Silent Hill) que aparecía en una suerte de hospital psiquiátrico y nos hablaba con enigmas? Podemos confirmar nuevamente su presencia y la de un completo árbol de habilidades al que le sacaremos partido gracias a un extraño gel verde y rojo y que nos permitirá mejorar atributos como la vitalidad y resistencia de Sebastián.

The Evil Within 2

Pero volviendo al tema de los agentes, estos no están de pegote, y más allá de informarnos acerca de lo que está sucediendo en la ciudad, nos propondrán algunas misiones secundarias repartidas por todo el mapa. Algunas aportan y refuerzan los lazos existentes entre los personajes, pero otras tantas sufren el mal endémico de los videojuegos de mundo abierto, alargando de forma artificial una duración que ya de por sí es más que generosa, en torno a las 20-25 horas.

Un festín visual

Durante el 2017 hemos sido testigos de obras que han buscado ser el nuevo exponente visual en consolas. Horizon Zero Dawn, Forza Motorsport 7 y Uncharted: El Legado Perdido, entre otros, han exprimido al máximo todo lo que podían ofrecer consolas con 4 años a sus espaldas.

Puede que The Evil Within 2 no esté al mismo nivel que el resto, pero sí que hay un salto importante con respecto a la primera entrega. Para empezar, tenemos unos personajes con mejores expresiones faciales (no tanto las animaciones a la hora de desplazarse, que son un poco erráticas), escenarios amplios y detallados que invitan a ser explorados y una serie de efectos que se ven potenciados gracias a una versión muy modificada del id Tech 5. Eso y una dirección artística con mucha fuerza conforman un juego que resulta muy atractivo a la vista.

The Evil Within 2

¿Es, pues, The Evil Within 2 una secuela a la altura de lo que se esperaba? Sí, de hecho se atreve a tomar varias decisiones a cada cual más audaz, combinando con sumo acierto la exploración de Silent Hill con la casquería de Resident Evil. Ahora bien, puede que aquellos que busquen las emociones, la imprevisibilidad y la dificultad del primer juego acaben decepcionados. A pesar de sus taras, The Evil Within 2 no es sino una montaña rusa terrorífica que consigue ofrecer un equilibrio entre darle al jugador la posibilidad de defenderse y hacer que se dé cuenta de que a veces, todas las armas del mundo son inútiles contra los terrores que escapan a nuestro conocimiento.

Lo bueno

  • La inclusión de zonas abiertas ofrece una mayor variedad de posibilidades
  • Una narrativa más trabajada y una evolución palpable en el personaje de Sebastián
  • Una poderosa dirección artística aderezada con un diseño de los monstruos encomiable
  • La esencia del primer The Evil Within sigue estando presente en esta nueva aventura

Lo malo

  • La IA enemiga deja mucho que desear
  • Algunas misiones secundarias están puestas para alargar de formar artificial la duración del juego
  • Se echa de menos la dificultad del título original
8.5

Escrito por: Alsergim

Técnico superior en Desarrollo de Aplicaciones Web. Amante del cine y los videojuegos, especialmente en lo que a títulos de rol y terror se refiere. A veces me da por escribir cosas. También me puedes leer en Twitter desde @npofficialsite

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter