The Last Guardian

Por el el Análisis, 5 Más
cerrar [x]

Análisis – The Last Guardian

El día 6 de este mismo mes el año pasado, el esperadísimo The Last Guardian salía al mercado y por fin teníamos en nuestras manos esa obra maestra de Fumito Ueda. Parecía una ilusión, un sueño, pero tras casi diez años de espera, al fin tuvimos en nuestras manos (o más bien en nuestra Playstation) la siguiente gran obra de Team Ico, aquel equipo que creó dos de los juegos más mágicos y únicos del catálogo de Playstation 2 y que nos hizo vivir cuentos y leyendas que solo en nuestra imaginación se podrían cumplir: Ico & Shadow of the Colossus  habían dejado su huella hace más de una década, y aún así los jugadores a día de hoy siguen conservando dichos recuerdos en lo más profundo de su corazón, ya sea recorriendo un castillo o corriendo a lomos de tu caballo mientras luchabas contra gigantes para salvar a tu amada.

Pero hoy no es momento para recordar y soñar, sino para vivir la magia una vez más, en una aventura llena de misterio, espiritualidad y emoción que intenta devolvernos no solo un videojuego de la vieja escuela, sino una historia que permanezca en nuestros corazones para siempre con esa esencia tan especial que nos cautivó en los años 2001 y 2005. ¿Lo habrán conseguido?

Pues empecemos la aventura junto a Trico, el último guardián.

The Last Guardian_1

El relato jamás contado de Fumito Ueda

Encarnando a un niño con unos extraños tatuajes negros que recorren su cuerpo, despertamos encerrados en una antigua fortaleza y encadenados al lado de una enorme bestia devora hombres de la que nuestro pueblo nos había advertido. Sin embargo, cuando creemos que no hay forma de escapar, un pequeño acto de compasión puede cambiar el destino de ambos, en el que tanto niño como criatura desarrollarán una amistad única en su especie (nunca mejor dicho), de la cual dependerán sus esperanzas de escapar y de descubrir el misterio que rodea a nuestro amigo Trico y a la fortaleza que nos mantiene atrapados.

Con esta trama de fondo, comenzamos una aventura única donde nuestro ingenio y corazón se pondrán constantemente a prueba mientras los misterios que rodean este castillo en ruinas se nos revelan a medida que avanzamos, mediante pequeñas piezas de información que al final de ésta, cobran sentido como si de un rompecabezas se tratara,  a la par que nuestro vínculo con la criatura se vuelve cada vez más fuerte, marcando el desenlace de la historia con una emotividad digna de Team Ico. El planteamiento es sencillo, como se puede apreciar, pero lo que destaca es cómo se relata mediante emociones y sensaciones, ya sean a través de la música, los escenarios o nuestras interacciones con Trico los que la cuentan, donde ínfimas veces se nos da alguna pista a través de un narrador. De esta forma se mantiene el misterio a través de todo el desarrollo, el que funciona cual montaña rusa: tendremos muchos momentos tranquilos donde sencillamente tocará explorar e intentar resolver una situación, pero también habrá enfrentamientos y situaciones de tensión donde tendremos que actuar rápido si queremos salir de ellos, de tal forma que siempre se mantiene el interés, pero que no obliga al jugador a seguir, para que cada tipo de usuario se tome el tiempo que necesite y pueda enfocar la aventura como uno quiera.

The Last Guardian_2

El niño y la bestia

La aventura, que puede durar entre unas doce y dieciséis horas, dependiendo de nuestra habilidad, utiliza una mezcla perfecta entre secciones de plataformas y escalada, puzzles -que utilizan las físicas y la luz-, exploración donde, a la antigua usanza, debemos utilizar nuestro ingenio para saber qué hacer y a dónde ir sin ayudas, y hasta incluir el buceo y pequeños combates, siempre procurando intercalarse. Sin embargo es un videojuego que, aunque tiene momentos de tensión o de venirse todo abajo al más puro estilo de los Uncharted, es bastante pausado, lo que da pie a mirar a cada rincón del escenario — que son enormes y dan una sensación de escala y majestuosidad que no veíamos desde God of War III.

Pero nada de esto es lo que hace singular y  único a The Last Guardian en todo el catálogo de la generación actual: el corazón y alma del título es Trico, una criatura enorme híbrido entre ave, perro y gato con el que poco a poco nos vamos encariñando, y es que es imposible no enamorarte de un ser tan vivo y curioso. A lo largo de los últimos tiempos hemos tenido compañeros de fatigas increíbles con los que hemos conectado, como Ellie de The Last of Us (Naughty Dog, 2013), pero es que ni siquiera casos excelentes pueden siquiera compararse al que nos encontramos en este momento: cuando estás con Trico, la barrera que divide el videojuego de la realidad se rompe, puesto que su aspecto realista, sus increíbles animaciones así como su IA hace que actúe como un ser vivo y orgánico. No llegas nunca a pensar en Trico como un programa o un NPC de turno, es tu amigo fiel -como si fuese tu perro o tu gato- y se comportará como tal contigo y con el entorno: podrás decirle que haga ciertas acciones como saltar o atacar, pero no reaccionará inmediatamente y a veces no nos escuchará, como hace cualquier ser vivo con entidad propia, se pondrá a olisquear y a curiosearlo todo, incluso a juguetear con cualquier cosa que encuentre, y a veces tendremos que sacarle de aprietos o él a nosotros, salvándonos la vida más de una vez, y es que le necesitamos hasta tal punto que el escenario y los niveles están diseñados de tal forma que no podamos avanzar el uno sin el otro. De esta forma, nuestra conexión con la bestia es total, y cuando no está ahí sentimos un vacío que no se puede llenar, de forma que a cada paso que avanzamos en la aventura, aumenta nuestra confianza y cariño por él, consiguiendo una inmersión en el relato, que si bien muchos títulos lo han intentado, ninguno lo ha conseguido llevar a un nivel como éste, y es el motivo por el que ningún juego actual lo puede igualar.

The Last Guardian_3

Luz y oscuridad

A nivel técnico es donde nos encontramos con muchas luces y sombras, dependiendo de cómo lo enfoquemos: no es ningún secreto que The Last Guardian ha llevado casi una década llevar a buen puerto, siendo originalmente creado para Playstation 3, y esto se plasma en muchos aspectos, como las texturas de los escenarios, la hierba y las plumas de Trico (por poner unos pocos ejemplos). Sin mencionar los ya conocidos problemas con la cámara, controles y pequeñas bajadas de frames a los que nos tiene acostumbrado el equipo que nos sorprendiera en Playstation 2 hace ya doce o quince años.

Sin embargo, aunque esas pequeñas manchas están ahí, es inútil negar la belleza visual y el cuidado artístico (y hasta tecnológico) que tiene el juego: los gigantescos escenarios que nos hacen sentir cual hormiga, los colores y la iluminación, el diseño de los personajes hace que te enamores de dicho universo enseguida y no te preocupes de los detalles gráficos o técnicos. Además tras ver el logro tan increíble que han alcanzado con las animaciones y la IA de Trico, te das cuenta del motivo de todas las dificultades por las que ha debido de pasar su creación, y es que si bien es verdad que a nivel de texturas no estamos ante un portento, la bestia que da vida al juego está tan lograda a nivel de inteligencia artificial y de animaciones, que ves hasta normal el saldo de Playstation 3 a Playstation 4, puesto que si ya es casi imposible ver algo así en la generación actual, intentar pensar que una consola de la generación pasada podría mover con esto nos parece inviable.

Cierto, The Last Guardian tiene zonas más claras y oscuras, pero su corazón, su experiencia está intacta, y a la hora de la verdad eso es lo que importa.

The Last Guardian_4

El muchacho que susurraba al devorador de hombres

A nivel sonoro, hay que destacar lo mucho que se inspira en los títulos anteriores del estudio, como el idioma inventado para la narrativa, de tal forma que las imágenes y la música sea en lo que más nos apoyemos: tanto a nivel sonoro como de música el videojuego goza de un nivel impecable, con unos sonidos que te hacen creer que Trico está al lado de ti en el sofá llamando por ti, que en cualquier momento va a saltar a tu lado, y unas melodías que en más de una ocasión te harán saltar las lágrimas.

Conclusión: el sucesor espiritual de una leyenda

The Last Guardian consigue rescatar, no solo una jugabilidad de la vieja escuela, sino que logra traernos de vuelta la magia que caracterizó en su momento a las obras maestras de Fumito Ueda a la vez que consigue encontrar su lugar entre esas joyas que sencillamente no tienen comparación con ningún otro. El relato de Trico no es perfecto, pero lo que cuenta y lo que nos hace vivir es tan real, que hace que obviemos todo lo ajeno. Un videojuego que no se juega, sino que se vive, se siente, y te llega al corazón.

Lo bueno

  • Trico: es el alma del juego, te enamorarás de él a los cinco minutos
  • El misterio y la emotividad de la trama que gira en torno a la amistad entre niño y bestia
  • Es un digno sucesor del espíritu de juegos como Ico & Shadow of the Colossus
  • Artísticamente precioso: los colores, la luz y el diseño de los escenarios y Trico entran por los ojos
  • Las espectaculares animaciones e IA de Trico: tiene vida propia
  • La variedad y equilibrio perfecto entre exploración, puzzles y plataformas
  • Los momentos de acción y ritmo acelerado
  • Los majestuosos y enormes escenarios
  • La preciosa banda sonora
  • La duración: puedes tardar entre 12 y 16 horas para acabar la aventura

Lo malo

  • Gráficamente, aunque precioso, está a medias entre la generación anterior y ésta a nivel de texturas, notándose que era un juego destinado para la Playstation 3
  • No es un juego hecho para todos los públicos: es un juego muy pausado que se disfruta cada instante
  • La cámara a veces puede ser un problema, y los controles pueden ser un poco confusos al principio
  • Pequeñas bajadas de frame puntuales
  • No tiene muchos alicientes para rejugarlo
9.0

Escrito por: Draco

Graduada de Comunicación Audiovisual y estudiante de Máster de Guión y creatividad Audiovisual. Criada con los cuentos de Disney y entrenada con la llave espada y la daga del tiempo, soy amante del cine y de los videojuegos desde nacimiento. Si quereis leer más artículos, podeis visitarme en http://theanimatedgamerinside.blogspot.com.es/

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter