Violet Cycle

By on on Análisis, 3 More
close [x]

Análisis – Violet Cycle

Violet Cycle es un arcade de acción desarrollado por Weckr Industries y editado por Digerati Distribution. Se estrenó el pasado 2 de febrero después de haber estado como early access en Steam. Este presume de su fuerte kinestésica en el control y de sus niveles generados proceduralmente, siendo a grandes rasgos un hack & slash con elementos de roguelike con un apartado gráfico que le sienta muy bien al acabado final.

Análisis - Violet Cycle

Mejor que una clase de geometría

La ambientación que Violet Cycle nos ofrece es un mundo pseudo-pixelado, o más bien deberíamos decir poligonal, cuyo color dominante es el violeta que lleva por título. Usa, en otras ocasiones, el naranja para los enemigos o el gris para los objetos destructibles del nivel. El apartado gráfico del juego es capaz de sumergirte en la inmensidad desolada de sus escenarios muy al estilo de Journey, a la vez que contiene elementos más digitales en su diseño como el protagonista, un robot samurái con proporciones muy propias de Evangelion.

En este periplo nos encarnamos en Unit 3, un robot con un diseño de samurái del periodo Tokugawa japonés hecho a base de cubos. Nuestra misión, en palabras del Core Ai -personaje que nos da la entrada al juego-, es llegar al mismísimo reactor central que se encuentra en la cima de la torre que tenemos que escalar nivel tras nivel.  Sólo sabemos que el ojo lo ha esparcido todo

Violet Cycle

Las pistas que configuran su banda sonora original tienen a ser electrónica muy melódica, consiguiendo meterte más en ese mundo poligonal propio de la una entrega de Tron. El tema principal que podemos oír en el menú, como otras muchos tracks que nos acompañarán en nuestras cruzadas, estarán cantados por una vocalista francesa. Este contraste con la música electrónica se me antoja como esa esencia propia que intenta demostrar el juego a través del audio, esa yuxtaposición de lo artificial y lo orgánico.

Oh no, not me! I never lost control

Si algo ha conseguido, sobre todo lo demás, Weckr Industries con este juego es el control; pero vamos por partes. El videojuego consiste en superar una serie de niveles -trece en total-, pasando por distintas plataformas y derrotando a todos los enemigos que se crucen en nuestro camino hacia el reactor. Si mueres, tendrá que empezar de nuevo ese nivel, pero si la muerte se repite una vez más, significa que debes empezar la partida desde el inicio.

Las mecánicas principales son simples y bastante conocidas dentro del medio: saltar, atacar y dash. Pese a ser simples, acompañadas del buen control que tenemos sobre Unit 3, hace que sean realmente satisfactorias. ¡Y si a esto le sumamos el poder combinarlas, seremos una máquina de matar sin piedad alguna! También hemos de añadir que pulsando el gatillo derecho, entramos en posición de ataque. Esto hace que el stick con el controlamos al personaje pase simplemente a girarlo sobre sí. Esto es muy útil en los combates y además, le da una pincelada a esa forma de luchar que tenían los antiguos samurái, esperando firmes el ataque del enemigo.

Análisis - Violet Cycle

Una cosa importante dentro de las mecánicas es la posibilidad de cambiar nuestro equipamiento, teniendo por un lado las armas y por el otro, los accesorios. Las armas, como es de suponer en un juego de este tipo, escalan nuestro poder destructivo, es decir, la fuerza. Los accesorios servirán como mejoras o powerups que nos den más poder ofensivo, habilidades como hacer daño al saltar o incrementar nuestra velocidad de movimiento. El equipamiento contribuye enormemente a personalizar a Unit 3 de la manera que le parezca más óptima al jugador, siendo esta la predilección en mejorar la velocidad, la fuerza o conseguir habilidades complementarias. Es notorio que la kinestética está bien lograda cuando, tras cambiar tu accesorio, notas enormemente diferencia a la hora de controlar a nuestro protagonista.

Necesitarás estar en perfecta sincronía con estos controles para poder eliminar a los Emtropy, grandes enemigos tentaculares con un ojo que llaman a otros enemigos al combate.  El diseño de los enemigos son muy llamativos y todos tienen sus movimientos únicos y habilidades secretas para derrotarte… Además, cuentan con la ventaja de ser más que tú.

Lo que significa para nosotros

Violet Cycle es una propuesta arriesgada en un mercado que lleva tiempo desligado de los videojuegos con elementos arcade. Si bien, la personalidad y las virtudes de este le hacen ser una compra indispensable para los amantes de los hack & slash y los videojuegos de acción con estética retro. Su increíble universo que cabalga entre obras trascendentales de la ciencia ficción y la desolación de parajes post-apocalípticos, nutre de manera única la experiencia en el mismo. Asimismo, su control es envidiable y las escalas de los equipamientos están totalmente balanceadas.

Por otro lado, los escenarios -aún estando diseñados con mucha originalidad- pecan muchas veces de homogéneos, y sumándole el hecho de la repetición que puede resultar el avance de nivel en nivel, hacen el título un poco menos disfrutable en algunas ocasiones.

Violet

Pese a todo, Violet Cycle consigue reponerse por sus fuertes convicciones y su oferta de cubrir ese pequeño sector de jugadores que demanda títulos frenéticos que pongan a prueba sus reflejos y su habilidad en el mando. En otras palabras, es un videojuego que no intenta ser otra cosa; es simplemente lo que constituye su propio ser. Un juego con alma y cables de alta frecuencia.

The Good

  • Buen control del personaje
  • Apartado gráfico único
  • Mecánicas satisfactorias

The Bad

  • Un tanto repetitivo
  • Niveles muy homogéneos
7

Written by: Kuper Hernández

Soy estudiante de técnico de sonido y siempre he sentido cierta predilección por las historias. A día de hoy disfruto hablando de cine, cómics, literatura y, por supuesto, videojuegos. Podéis encontrarme en Twitter como @KuperM27

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter