Wolfenstein II: The New Colossus

Por el el Análisis, 5 Más
cerrar [x]

Análisis – Wolfenstein II The New Colossus

Wolfestein II

Wolfenstein está de vuelta. Tras el arrollador éxito del reestreno de la franquicia con The New Order, MachineGames vuelve a la carga para ofrecernos una secuela continuista en lo jugable, lo cual no tiene porque ser malo, e innovador en su desarrollo, dónde su trama nos atrapa sin remedio en un ejercicio magistral.

El nuevo coloso

Como todos sabréis la saga Wolfenstein se desarrolla en una historia alternativa en la que los nazis sí ganaron la segunda guerra mundial y conquistaron el mundo entero. En ella, un grupo de rebeldes se enfrenta a la tiranía del führer para derrocar el imperio nazi. William Joseph Blazkowitz será el soldado que logre vencer al temible general Calavera, líder de los nazis.

En esta batalla el protagonista resulta gravemente herido, por lo que en esta secuela directa regresaremos al momento de la pírrica batalla que dejó tullido a nuestro protagonista y veremos el alzamiento de un nuevo y poderoso enemigo: Frau Engel. Probablemente la recordéis del primer juego, ya que se trataba de un alto mando del ejército nazi al que combatiamos y, tras matar a su amante, desfigurábamos en una huida de los campos de concentración.

Wolfestein II

Lejos de ser una salida fácil para brindarnos un nuevo enemigo, debemos reconocer que la personalidad de Engel es tan maquiavélica como compleja, conviertiéndose en una líder mucho más déspota y sanguinaria que lo que fue en su momento Calavera. Haciendo un símil, podríamos decir que su personalidad es muy similar a la de Roose Bolton en Juego de Tronos. No será el único personaje bien escrito, ya que MachineGames han dotado a Wolfenstein II de una de las tramas más espectaculares y mejor contadas de la historia de los shooter, con dos docenas de personajes secundarios más profundos de lo habitual y que entre todos constituyen una historia que nos dejará mella, tanto por sus acontecimientos como por la forma de narrarla.

A todo ello ayuda sobremanera el uso de escenas CGI de altísima calidad que, junto a su excelente doblaje al español, nos mete de lleno en una película bélica en la que comandamos la resistencia más feroz que jamás podían tener los nazis.

Lluvia de plomo

Sin embargo, pese a que la historia sea un grandísimo punto a favor, lo que verdaderamente convierte a Wolfenstein en un título de acción famoso es su inmejorable gameplay. Y aquí es dónde los desarrolladores han sido mas vergonzosos y apenas encontramos mejoras respecto a la primera entrega, repitiendo un esquema jugable prácticamente idéntico. Ya funcionaba en el original y en este se desata.

Muestra de su innegable poderío se encuentra en un motor gráfico id Tech 6 optimizado que ofrece 60fps estables en todas las plataformas con un rendimiento muy superior al de New Order, un juego intergeneracional que llegó algo lastrado en el apartado gráfico. Todo ello permite a Wolfenstein ofrecernos escenas plagadas de acción, disparos y explosiones mientras nos enfrentamos a decenas de nazis armados, robots de guerra e incluso perros de combate que nos pondrán las cosas muy difíciles. Cojea en este aspecto el repertorio de armas, que repite los esquemas clásicos de pistola, ametralladora, fusil, escopeta y las armas láser (las más divertidas del conjunto). Echamos en falta algo más de variedad en un juego que basa su mecánica en ofrecer una lluvia de balas constante.

Juega aquí un papel fundamental la ayuda que ha recibido el estudio por parte de id Software, los desarrolladores del espléndido DOOM, dotando a Wolfenstein de la velocidad característica de la saga. Por ello esta nueva entrega logra aunar la dificultad y variedad de situaciones de Wolfenstein con la adrenalina y la velocidad de DOOM en un cóctel perfecto que se convierte desde el primer momento en uno de los shooters de la generación, algo muy meritorio atendiendo a su falta de modo multijugador.

Decisión cuestionable si tenemos en cuenta el potencial de la saga con un multijugador a la altura, pese a ello MachineGames han querido centrar todos sus recursos en ofrecer una campaña superior a la primera, y que le muestra a la industria de forma magistral cómo se pueden contar grandes historias sin salirse del género de los shooters. Wolfenstein II logra ofrecernos momentos únicos gracias a sus entrañables personajes, a un villano imborrable, y a una trama que mejora a cada paso y nos muestra el lado más vulnerable de Blazkowitz con escenas sobrecogedoras.

Wolfestein II

Aunque lo que verdaderamente nos dejará sin aliento son las grandes batallas que viviremos combatiendo al ejército nazi en combates a gran escala que demuestran lo mucho que saben de shooters estos chicos. La inteligencia artificial enemiga nos pondrá en apuros ya que nos rodearán, nos flanquearán y no permitirán que nos escondamos en ninguna cobertura para dispararles desde allí. Por ello no hay un sólo combate igual, nuestros enemigos cada vez irán mejor armados y sus patrones de conducta para matarnos cada vez se volverán más agresivos e inteligentes.

Todo ello sumado a la escasez de botiquines y armadura (almenos en las dificultades altas) convierten a Wolfenstein en un heredero digno de la dificultad old school que tanto añoramos.

Conclusión

Lo han vuelto a hacer. Wolfenstein II the New Colossus se reinventa en una entrega que arriesga poco en lo jugable pero que se desata en lo narrativo, ofreciéndonos secuencias de alta carga emocional que nos engancharán sin remedio y servirán como respiro a la lluvia de sangre y plomo que viviremos en las fases jugables. Unas fases tan desafiantes como de costumbre pero que gozan con un aumento de la velocidad típico de DOOM que le sienta como un guante.

Se agradece además la posibilidad de alargar la vida del juego con los códigos enigma y la multitud de misiones secundarias disponibles, lo que hace que completarlo nos lleve cerca de 10 horas en su campaña y unas 25 en su totalidad. Quizá no sean muchas al carecer de multijugador, pero su campaña es altamente rejugable en los niveles altos, dónde más se disfruta sin ninguna duda.

Lo bueno

  • Su esquema jugable sigue funcionando de 10
  • Se ha agilizado el sistema de combate creando un cóctel perfecto entre Wolfenstein y DOOM
  • La historia del juego es digna de Oscar
  • El doblaje al español roza un nivel altísimo
  • La calidad de las CGI es asombrosa

Lo malo

  • Demasiado conservador en lo jugable
  • Poca variedad de armas para ser un shooter
9

Escrito por: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter