Dishonored: La muerte del Forastero

Por el el Análisis, 7 Más
cerrar [x]

Dishonored: La muerte del Forastero

El talentoso estudio de Arkane nos brinda una última experiencia, cargada de intenciones y de enfoques, que por supuesto no deja de estar hilado a su obra más reciente de la saga Dishonored.

Con Dishonored 2 tuvimos la oportunidad de explorar una nueva zona llena de frescas novedades, una nueva experiencia de la mano de la monarca Emily Caldwin. Como siempre mantenía ese hálito de libertad que tanto nos gusta a los jugadores, poder hacer las cosas siempre a nuestra manera, adaptándonos, por supuesto, al mismo elemento que ya pudimos disfrutar en el primer título: el escenario. 

Acompañados de Billie Lurk, nuestra aventura pronto empezará a tomar las riendas, eso sí, sin muchas sorpresas en lo jugable, pero sí en el concepto argumental del que hablaremos en profundidad a continuación. Dishonored: La muerte del forastero se puede comprar de manera única aunque recomendamos previamente haber disfrutado de los compases impuestos en Dishonored 2.

El título sale para Steam, Xbox One y por supuesto PS4, además viene completamente localizado al Castellano además de que su doblaje mantiene una buena calidad, como es de esperar.

 

La muerte de Forastero

Con el contundente título del juego “death of the outsider” cientos de posibilidades se nos vienen a la cabeza, hablamos de uno de los personajes más enigmáticos que guían nuestros pasos no solo en el primer título, también en el segundo, y se trata de un elemento siempre presente en el mundo del título, miles de cultos halagan su existencia provocando el nacimiento y el azote de la magia negra, las maldiciones y demás elementos fantásticos en Karnaka.

Esto nos hará plantearnos una premisa tremendamente interesante, por lo que el interés en avanzar y llegar al culmen del título nos mantendrá en vela durante mucho tiempo. Además de esta interesantísima baza, tendremos como es habitual un paso más allá narrativo con su escenario, que hablará ahora más que nunca.

Con numerosos párrafos de texto cargado de detalle que no solo darán el pequeño empuje a la trama sino que brindarán al jugador un contexto lógico por el que moverse, el arranque de la trama comenzará a los pocos minutos con un inicio poco intenso pero estable y cómodo para el jugador, además poseerá la implementación de numerosos “Flashbacks” que nos contarán la historia de la protagonista y de los infortuitos pasos que sigue hasta su papel en pantalla. Por lo demás, puede que el concepto se vaya mermando a lo largo del recorrido, pero por supuesto manteniendo el mismo objetivo.

Si bien es cierto que carece de un claro impacto novedoso, sí que se trata de un plus, el cual nuevamente es sello de identidad en la saga. Aunque para sello de identidad… su apartado artístico y su conjunto jugable.

 

Billie asesina en Karnaka

Con Billie como personaje, las tornas giran una vez más para tener sus propio conjunto de habilidades y por supuesto su propio arsenal de herramientas, las cosas funcionan nuevamente como ya fueron predispuestas en Dishonored 2, con todo su peso jugable a las espaldas. La muerte del Forastero nos brindará la oportunidad de tomar el papel de la señorita Lurk con todo lo que esto conlleva.

Iniciaremos nuestro recorrido en numerosas zonas de Karnaka, las cuales ejercerán nuevamente y como ya hemos indicado una presencia narrativa importante, pero sin lugar a dudas lo que se lleva verdaderamente un papel protagonista es la cantidad de contenido, objetivos y ejercicios secundarios, como los contratos. Todos estos elementos se dispondrán de manera muy inteligente en el escenario para que, a medida que los recorramos, vayamos cumpliéndolos de una manera u otra, pues la libertad será nuestro papel en todo momento.

Estos contratos se basarán en cumplir con ciertas acciones a cambio de una suma de dinero, y de manera directa nos ayudará con la compra de las herramientas necesarias, así como de las mejoras clásicas en nuestra munición. Como veis no es algo en lo que realmente saquen pecho, pues con dos sagas a la espalda no es nuevamente algo que sorprenda, pero que sigue funcionando tremendamente bien.

La libertad, como papel principal, funcionará en base a nuestras decisiones jugables, el título te invita constantemente a plantearte una estrategia de carácter libre, podremos optar por la letalidad o por el sigilo. Por supuesto, dependiendo de la vía que utilicemos tendremos que hacer uso de unas herramientas u otras. El mapeado aquí jugará nuevamente a nuestro favor, pues conocer la zona y la posición de los enemigos nos facilitará en mayor medida la elección de un camino más mortífero o uno más… ¿pacífico? Sea como sea, el título entra en constancia con lo que el jugador pueda hacer, y se remarca mucho el hecho de tener libertad con la aparición de numerosos tutoriales al comienzo de la aventura que sentarán las bases de lo que vayamos a hacer.

Con el sistema de combate cara a cara, si optamos por una línea mas agresiva podremos hacer uso de nuestra espada, la cual funciona exactamente de la misma manera que funcionaba en la misma entrega, podremos contraatacar si defendemos en el momento justo así como realizar ataques cargados para desestabilizar a nuestros oponentes mas duros.

Por otro lado el sigilo seguirá funcionando usando la fórmula tradicional, escondernos, aturdir a nuestros aliados y escabullirnos en las sombras. Suena simple pero está claro que una vez nos pongamos manos a la obra veremos cómo se profundiza esta faceta, contando con el uso de la distracción mediante objetos dispuestos en el escenario.

¿Un título sin poderes especiales? Por supuesto que no, como es habitual cierto personajín nos dotará de poderes, que al tratarse de Billie, se asentarán a las cualidades de su personaje, teniendo su propio kit de habilidades con otras que ya están más que vistas pero con sus propias variables.

Por otro lado la duración del título dependerá de nosotros, pero podremos estar disfrutando de Karnaka alrededor de 7 horas sin contar por supuesto que tendremos la posibilidad de realizar una nueva partida+ por si nuestros deseos se basan en revivir la aventura.

Armonía y contraste en la ciudad azotada.

No me canso de decirlo, Arkane posee una baza de artistas impresionante, cuidando hasta el más mínimo detalle para darle un sentido al título. Cuando juego a títulos que sé que tras de sí tienen un elenco de diseñadores tan importante, me gusta fijarme en detalle en los elementos presentes pero no protagonistas, en su conjunto y en la armonía que se refleja en el mismo.


Dishonored: la muerte del Forastero nos hace revivir una vez más Karnaka tal y como la conocimos, con ápices de luz y de oscuridad, con esta mezcla steampunk tan bien pensada a la vez que mezclada por las fantasiosas vibraciones del vacío. Unos escenarios bien pensados requieren un diseño visual aún mejor para realzar los mismos, y es algo que siempre han hecho bien, desde el mismísimo inicio del primer título de la saga hasta el último.

El título defiende muy bien su estilo acuarelado, con numerosos detalles que lo hacen único y que marca el sello de identidad algo nuevamente importante. Con Prey, por ejemplo, se mantiene ese estilo que nos recuerda tanto a esta saga y es un trabajo que desde luego cumplen con creces.


En cuanto a lo sonoro nada impactante, mantiene un sonido ambiente excelente y nos deja composiciones algo menos profundas, dando importancia al doblaje y a la expresividad de los personajes. Qué menos además que hacer hincapié en el doblaje en el castellano, impecable como siempre, por supuesto también tendréis la opción de elegir cualquier localización disponible en Steam.

Conclusión

La muerte del Forastero no trae nada nuevo y se mueve sobre terreno seguro sin arriesgar, y si bien es cierto que es igual de disfrutable, esperábamos un punto más salado en un plato tan dulce. La historia por otro lado parte de un concepto interesante y se desarrolla en menor o mayor medida hacia lo correcto, con la incorporación de personajes de otras entregas que hacen de este planteamiento un trasfondo desde luego digno de probar sin llegar a mucho mas. Por otro lado lo jugable se mantiene en un nivel excelente y aunque no traiga obras maestras del diseño como la mansión de Aramis Stilton, son escenarios repletos de secretos, con mucho jugo que catar.

En definitiva llega una nueva experiencia excelente para jugadores de toda clase, la libertad deja una baza muy buena y la ciudad de Karnaka, en definitiva, también.

Lo bueno

  • Jugablemente vuelve a ser una maravilla
  • El concepto argumental del que parte, único
  • Artísticamente es un deleite
  • Volver a Karnaka siempre es un gusto
  • Numerosos objetivos en cada mapeado
  • Un conjunto disfrutable, de principio a fin

Lo malo

  • El argumento queda mermado con las horas
  • Los mapeados no son del todo lo que nos encontramos en entregas anteriores
  • No arriesga en nada
7.8

Escrito por: Nicolás Gonzalo

Aficionado a los videojuegos, manga, y la cultura japonesa, actual aspirante a diseñador gráfico y en busca continua de oportunidades y posibilidades.

@HaruNoxFleuret

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter