Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm Trilogy

By on on Análisis, 6 More

Análisis – Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm Trilogy (Nintendo Switch)

La obra de Masashi Kishimoto nos ha acompañado durante tantos años que es difícil no sentirla propia. No pretendo generalizar, pero al menos en mi caso, Naruto ha sido una constante. Mañana tras mañana, era casi ley levantarse para ver las aventuras del joven ninja. Y con el tiempo, mientras el maduraba y empezaba Shippuden, se hizo imprescindible pasar a por sus tomos para ver como se desenvolvía ante la amenaza de Akatsuki.

El caso es que Naruto ha estado siempre ahí. Y, como tantas otras obras, ha tenido su propio espacio en nuestro medio. Un espacio robusto, que se aleja de muchos títulos clónicos basados en anime. Ahí están los Clash of a Ninja de Wii, los múltiples juegos de PSP o los olvidados de móvil y navegador. Pero la saga Storm siempre se ha mantenido por encima de esa media. Viéndose enfrentado solo por el exclusivo —e igualmente imprescindible— The Broken Bond de Xbox (incluso su predecesor si me apuráis), las entregas de Storm han liderado siempre la adaptación.

Clásico inmortal

No estarán quizás al nivel de otros, mucho más clásicos, como SoulCalibur o Tekken. Pero es innegable que Storm es un imprescindible en los títulos de lucha. Mucho más aún si nos centramos en la categoría de anime. Por eso es motivo de celebración que sea esta saga la que lleve a Naruto a poner el pie en Nintendo Switch. Si algo, de primeras, se puede achacar al recopilatorio es que no incluya su cuarta entrega. El resto lo veremos después.

Lo importante es que, incluso a falta del cierre de su argumento, Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm Trilogy se convierte en una gran recopilación. La unión de la trilogía Storm original aúna prácticamente toda la historia de Naruto. Desde su inicio como —desastroso— genin hasta su transformación en la madurez y las batallas que enfrentará en la Cuarta Gran Guerra Ninja. Un repaso a, de nuevo, una obra inmortal que nos ha acompañado desde siempre.

Lo más destacable a la hora de vivir su historia en esta versión es la forma en la que CyberConnect 2 juega con su argumento para crear escenas ejemplares. El propio Kishimoto llegó a declarar que prefería las secciones del título a su propia obra. Y es que la saga Storm vive cada momento y consigue transmitirlo al jugador. Unos que brillan en los combates contra jefes, incluso con el uso de QTE.

La evolución de una saga

El hecho de que Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm Trilogy incluya las tres entregas originales sirve para ver como han evolucionado las mismas. Este es un punto agridulce, ya que el avance de estas ha sido adecuado y complicado a partes iguales.

Mientras que el primer Naruto Ultimate Ninja Storm apostaba por espacios grandes, el resto de entregas fue cerrando sus entornos. En este primer título podíamos encontrar un mapeado abierto, repleto de misiones y lugares que explorar. Algo que se sentía similar a los Clash of a Ninja y The Broken Bond. Sin embargo, si Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 2 pecaba de cerrar sus entornos y hacerlos algo más “pasilleros”, su tercera entrega, Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 3 Full Burst se convertía en un despropósito en este sentido.

La evolución es lógica. Su estudio recortó en términos de exploración para dedicar recursos al núcleo del título. La lucha. Encontramos con un plantel mayor en cada entrega —aunque con un significativo reciclaje— y unas mecánicas variadas y cada vez más pulidas. Así nos encontramos con novedades interesantes, como la separación entre la a senda de héroe y la senda de leyenda o las batallas de horda, ambas mecánicas pertenecientes a su tercer juego.

Voluntad de fuego, el alma de la lucha

Y es precisamente aquí, en el combate, donde reside el verdadero peso de Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm Trilogy. Da la sensación de que CyberConnect 2 ha conseguido ir reutilizando su fórmula, a base de pulirla, para encontrar una forma de contentar a su público. La saga Storm es, en esencia, simple. Pero eso no le resta puntos para convertirse en un gran título de lucha.

Quedará corta, seguramente, para quienes busquen un título avanzado. Especialmente para los seguidores de Arc System Works, quienes vienen de títulos como BlazBlue, Guilty Gear o el más reciente Dragon Ball FighterZ. Pero incluso así Ultimate Ninja Storm es increíblemente disfrutable. Con una combinación básica de tres botones (golpear, cargar chakra y desplazamiento aéreo) se puede controlar el juego, siendo su combate (que se desarrollan en escenarios cerrados) el epicentro de la obra.

Pero aquellos más avezados en el título sabrán que es posible sacarle más. Hay cierta profundidad que se esconde ante la impresión que nos ofrece en primera instancia. La importancia de escoger con delicadeza los asistentes que nos ayudarán en batalla. La elección de los objetos —como alusión al RPG— que llevaremos en los bolsillos. La necesidad, imprescindible de saber medir la carga del chakra y los tiempos o algo tan básico como realizar esquivas instantáneas en el combate. Todo esto sin tener en cuenta las particularidades de su extenso plantel de luchadores. Cada uno siendo único y completamente diferente al resto.

Por simple que parezca, Ultimate Ninja Storm firma un estilo de juego que, sin necesidad de resultar extremadamente complejo, resulta agradable. Lejos de esa primera visión, que indica que la victoria se encuentra en la facilidad de machacar botones, se esconde una variedad interesante, que experimenta con sus propias normas y ofrece un sistema satisfactorio en todas sus entregas.

Portabilidad Shinobi

El punto más destacable, sin duda, es la llegada del ninja a Switch. Una llegada que no acaba de casar con la consola. Especialmente porque nos encontramos ante el mismo título que vimos en PlayStation 4, Xbox One y PC. Así el primer inconveniente es su espacio requerido—si no lo compramos en Japón de forma física—, casi 20GB de memoria. Una cifra que puede obligarnos a archivar otros tantos títulos de la consola. Se entendería mejor si estuviesen interconectados, pero no, su pantalla inicial nos obliga a decidir cada juego por separado. Se pueden obtener por separado, por supuesto. Pero sin recibir los beneficios económicos del pack.

En cuanto al apartado gráfico, si mantenemos la consola en el dock, no hay mucha diferencia. La resolución original de 1080p se ve reducida hasta los 900p. Mientras que en la versión portátil deberemos conformarnos con 540p. Hablamos de resoluciones menores al original, pero que no entorpecen la jugabilidad en ningún momento.

Mas duro resulta el hecho de que su multijugador local no consiga adaptarse a la consola. Y es que necesitamos cuatro Joy-Con, lo equivalente a dos mandos al uso, para poder jugar con compañía en casa. Tampoco cuenta con la vibración HD de los mismo. Algo no necesario, pero que suma puntos.

Conclusiones

Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm Trilogy es todo un tributo a la saga de Kishimoto. Los cambios que se leen en su argumento ofrecen una nueva dimensión a la obra y la convierten en un imprescindible. Tanto para aquellos que quieran revivir la historia del ninja como para quienes no se hayan introducido aún en ella.

La llegada de Naruto a Nintendo Switch, pese a todo, se convierte en algo agridulce. Una victoria pírrica para la obra. Se trata de un port poco cuidado, falto en mimo y escaso en detalles. Incluye una gran cantidad de contenido digital extra y no se siente escaso en ningún momento. Pero podría haber sido más. La falta de su cuarta entrega un año después de la salida del juego original pesa mucho sobre esta versión. Y, pese a que su resolución no entorpece la jugabilidad, la decisión de no incorporar la posibilidad de jugar de forma local sin necesidad de contar con dos Joy-Con adicionales pesa muchísimo más sobre el título.

¿Quiere decir eso que es un mal juego? Para nada, es seguramente la mejor adaptación con la que Naruto podría contar. Sin embargo, se trata de un port que roza el suficiente. El resultado podría haber sido mucho más adecuado si se hubiese puesto más cariño en esta versión, pero no deja de ser Naruto. Y esta vez podemos convertirnos en ninja donde queramos.

Este análisis ha sido realizado gracias a un código proporcionado por Bandai Namco.

The Good

  • La llegada de Naruto a Nintendo Switch
  • La posibilidad de revivir toda la saga
  • Jugabilidad clásica, adictiva y absorbente
  • El añadido de su contenido descargable anterior

The Bad

  • Su multijugador local requiere de cuatro Joy-Con
  • El paso del tiempo hace mella en sus mecánicas
  • En términos generales resulta un port poco cuidado
7.0

Written by: Oscar Martínez

Escribo más que duermo. Jefe de redacción de Legión de Jugadores y orgulloso miembro de este gran equipo. Trabajo día y noche por hacer de esta la mejor comunidad posible, crítica pero sincera y siempre con la actualidad como objetivo. Puedes encontrarme por Twitter bajo el nombre de @Hekiren_

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter