The Elder Scrolls Online: Summerset

Por el el Análisis, 4 Más
cerrar [x]

Análisis – The Elder Scrolls Online: Summerset

La vida es un cambio constante e imparable. Y necesario. Todo tiene un principio y un final; y las cosas que ayer estaban, mañana puede que ya no formen parte de nuestro presente. Algo parecido pasa con los MMO, experiencias únicas que compartimos con multitud de personas y que generan una gran sensación de aventura y autodescubrimiento. Algunas de estas aventuras tienen una vida finita, ya que son incapaces de adaptarse a los tiempos actuales. Entre otras cosas porque mutar también significa dejar atrás algunas cosas, aunque eso no signifique necesariamente dejar de ser uno mismo.

Porque desde su lanzamiento en 2014, The Elder Scrolls Online ha pasado por muchos cambios y poco queda de aquel juego que no tuvo el mejor de los comienzos. Por suerte, los esfuerzos constantes de ZeniMax Online Studios (autora del MMO) han insuflado de vida lo que parecía un intento fallido de convertirse en una alternativa interesante en este mercado cada vez más competitivo; un producto en estado terminal. Un buen hacer que alcanzó su punto máximo con el lanzamiento de su primera gran expansión, Morrowind; una carta de amor para con los fans de la serie y concretamente a su tercera iteración.

The Elder Scrolls Online: Summerset

Sea como fuere, las manecillas del reloj siguen moviéndose y el estudio con sede en Estados Unidos no se ha quedado de brazos cruzados. Ya que conscientes de la buena acogida de Morrowind, no han tardado en dar el pistoletazo de salida a la que es la próxima gran expansión, Summerset.

No somos bien recibidos

De la misma manera que la vida avanza inexorablemente, también lo hace la sociedad en su conjunto. A veces para bien y en otras para mal. Lejos de querer dar una clase de retrospectiva y prospectiva de la sociedad; porque no es la intención de este texto; sí que es menester ahondar en un fenómeno que siempre es objeto de debate; la inmigración. Un fenómeno, que a su vez, también es una parte intrínseca de este concepto, la xenofobia; el miedo, odio, recelo y hostilidad hacia los extranjeros.

The Elder Scrolls Online: Summerset es un juego que porta la épica como principal portaestandarte. Y nuestro cometido como valientes aguerridos no es otra que la de salvar el mundo del asedio de las fuerzas del mal. Sin embargo, si aparcamos un poco la historia principal y ponemos nuestra atención en los habitantes de Estivalia, la ficción desaparece para dar la bienvenida a lo mundano. Como parte protagónica, no somos bien recibidos por estos lares, y esta preocupación que no son sino un reflejo de nuestra sociedad, es una constante a lo largo de la aventura.

Rumbo a Estivalia

El archipiélago de Estivalia; hogar ancestral de los altos elfos y otrora un lugar prohibido para casi todos salvo la raza antes nombrada; abre sus fronteras por orden de la reina Ayrenn. Y como era de esperar, esto ha sido recibido con animadversión; dejando claro a todos los que vienen que no son bien recibidos. Algunos de ellos incluso han estado trabajando activamente para enviar a estos inmigrantes de vuelta a su país de origen. Y en el peor de los casos, se han notificado extrañas desapariciones y rumores de sangrientos ritos.

The Elder Scrolls Online: Summerset

Son momentos convulsos para Estivalia y nuestra llegada tras escapar de una zona de apariencia onírica (una forma estupenda de desarrollar un tutorial), no hace que las cosas mejoren. Así pues, solo nos resta charlar con los lugareños, inmiscuirnos en toda investigación que se precie y que sea objeto de sospecha, y también echar una mano. Todo cuanto esté dentro de nuestras posibilidades para desenredar un hilo de verdades y mentiras.

El renacer de una Orden

Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Puede que The Elder Scrolls Online no sea el mejor ejemplo de cómo desarrollar un buen nivel de inmersión. Sentirse como una parte más dentro del universo de Tamriel. Pero funciona. Más si esperáis cambios profundos con motivo del lanzamiento de esta expansión, podéis mirar hacia otro lado.

No, el fin último de este Summerset es; entre otras cosas; el de ofrecernos un completo árbol de habilidades basado en la inclusión de la Orden Psijic. Una antigua orden monástica cuyo rol es el estudio y la práctica de la magia más antigua y poderosa. Una orden que todos daban por desaparecida desde hace más de 350 años y que ha regresado rodeada por un velo de misterio. Por supuesto, este renacer trae consigo la posibilidad de unirse a ella y así aprender el arte de cerrar brechas temporales. Una constante a lo largo de la aventura. No obstante, las repercusiones jugables no irán a la zaga, pudiendo ralentizar y congelar a nuestros enemigos, y también restablecer nuestra barra de salud. Incluso cabe la posibilidad de volver hacia atrás en el tiempo al más puro estilo Regreso al Futuro (quizás no tanto).

Un estupendo punto de partida

Poder unirse a la Orden Psijic está bien, pues esto abre un nuevo abanico de posibilidades. Pero si además de eso, aumentan las opciones de crafteo para así fabricar nuevas joyas en los puestos de artesanía, las novedades son más agradecidas.

Sin embargo, el mayor logro de The Elder Scrolls Online: Summerset, al igual que ocurriese con Morrowind, es que se trata de un estupendo punto de partida para todos aquellos jugadores que estén dando sus primeros pasos por las tierras de Tamriel. No importa si no sois avezados en esto de los MMORPG. Esta nueva aventura cuenta con una curva de aprendizaje que ayuda a que nos sumerjamos en su mundo. Y también a que le demos una oportunidad a pasadas iteraciones de este capítulo online; igualmente capaces de ofrecernos buenas historias.

El perfeccionamiento de una fórmula

¿Cómo mejorar la base actual? Tan simple como tomando nota de los puntos fuertes y flacos de pasadas iteraciones para así ofrecer un producto más redondo.

¿Es entonces este Summerset la mejor incursión del estudio hasta la fecha? Sí y no. Quizás porque ofrece todo aquello que ya hizo la pasada expansión; perdiendo por ende el factor sorpresa; pero a cambio lo hace un poco mejor. Esto es apostando por unos buenos diálogos, una historia intricada, y unas misiones que aunque en algunos casos sufren el mal endémico de los recaderos, están muy bien hilvanadas. Y por qué no. La oportunidad que brinda a jugadores neófitos de comenzar una nueva aventura gracias a una clase de maestra de cómo hacer un buen tutorial. Y aunque carece del factor nostálgico del que sí hacía gala Morrowind, ofrece a cambio un escenario particularmente atractivo que se desmarca de otros con una estética similar.

The Elder Scrolls Online: Summerset

Con este suma y sigue, The Elder Scrolls Online se ha convertido con el paso de los años en uno de los MMORPG más ricos del mercado, pues sabe aunar los elementos característicos que abogan los juegos de este palo con todo aquello que hace atractivo a las experiencias para un jugador. Y Summerset cumple con esta máxima.

Este análisis ha sido realizado en PC gracias a un código proporcionado por Bethesda.

Lo bueno

  • La carga sociopolítica inherente a lo largo de la aventura
  • Una carga que no exime al título de su carácter épico
  • El archipiélago de Estivalia ofrece una orografía muy diferente al de pasadas iteraciones
  • La Orden Psijic abre un nuevo abanico de posibilidades

Lo malo

  • Si no casaste con pasadas iteraciones de este capítulo online, Summerset no te hará cambiar de parecer
  • Sigue sufriendo el mal endémico de las misiones de recadero
8
Alsergim

Escrito por: Alsergim

Técnico superior en Desarrollo de Aplicaciones Web. Amante del cine y los videojuegos, especialmente en lo que a títulos de rol y terror se refiere. A veces me da por escribir cosas. También me puedes leer en Twitter desde @npofficialsite

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter