The Witcher III: Wild Hunt

By on on Análisis, 5 More
close [x]

The Witcher III: Wild Hunt

Cuando uno se aventura a intentar condensar en un pequeño artículo la grandiosidad de The Witcher III no puede evitar verse sobrepasado por los límites del medio escrito. CD Projekt Red ha creado una obra maestra basada en las novelas de “El Brujo” escritas por Andrzej Sapkowski y que finaliza la trilogía de los juegos.

Si bien el propio autor ya reconoció que la saga de CD Projekt no era del todo canónica al verse alterados ciertos acontecimientos en relación con las novelas no podemos negar la calidad narrativa del estudio. The Witcher III finaliza una historia compleja, dura y sangrienta y nos lleva de la mano en una de las mejores aventuras jamás vividas en un videojuego, convirtiéndose desde el primer momento en un estandarte dentro del género de los RPG y sandbox.

No queremos entrar demasiado en la historia para no hacer spoilers de los juegos anteriores ni mucho menos de las novelas publicadas. El juego puede disfrutarse perfectamente sin haber pasado por entregas anteriores pero recomendamos encarecidamente leer algún resumen de éstas para disfrutar al máximo de la historia y entender su contexto. Haciendo un símil podríamos equiparar la complejidad narrativa de The Witcher con las novelas de Juego de Tronos.

witcher1

Historia

Así pues nos volvemos a poner en la piel de Geralt de Rivia un poderoso brujo que busca a Ciri, una joven de cabellos cenicientos que es la última descendiente de un antiguo linaje y que goza de poderes inusitados. Desgraciadamente no somos los únicos que la buscan y deberemos emprender una persecución a contrarreloj para encontrarla antes de que lo haga la Cacería Salvaje, un grupo de espectros que viajan por las distintas dimensiones en busca de personas con potencial para unirlo a sus filas. Dicha persecución nos llevará por distintas localizaciones del mundo sin nombre creado por Andrzej Sapkowski y nos permitirá viajar por vastos terrenos arenosos, angostos bosques, ciénagas pudientes, grandes ciudades y castillos… El terreno a explorar es muy superior a Skyrim el cual fue paradigma de RPG en mundo abierto y que en este caso se eleva a su máximo exponente.

El diseño de todo el mapeado es precioso, excelso, rico en detalles y variado siendo todas las localizaciones diferentes y encontrándose en ellas a enemigos cada vez más poderosos. La sensación de libertad a la hora de viajar es indescriptible, cabalgaremos a lomos de nuestro corcel por el vasto campo combatiendo bandidos, dragones, brujas y encontrado tesoros ocultos y personajes secundarios que necesitaran de nuestra ayuda. Y aquí radica una de las mayores virtudes del juego. Estamos acostumbrados a juegos en que las misiones, sean principales o secundarias, básicamente consisten en ir del punto A al punto B a recoger cierto objeto, eliminar al enemigo de turno y volver al punto A para cobrar la recompensa.

En The Witcher III las misiones principales son infinitamente más complejas que eso, pero es que las secundarias están a su vez mucho más elaboradas de lo habitual. Toda misión tiene su argumento, su razón de ser y en muchas de ellas deberemos tomar decisiones respecto a qué hacer o si cobrar o no la recompensa. Y todas estas decisiones tendrán su repercusión de una u otra forma en el devenir del juego. Por ejemplo, si salvamos a un humilde herrero que está siendo atacado por lobos y le exigimos una recompensa nos pagará en ese momento pero no lo volveremos a ver jamás. Sin embargo si cuando nos ofrezca el pago lo rechazamos en compensación nos conseguirá armamento a mitad de precio. Pero claro ser bondadoso no siempre es la decisión más acertada y menos en un contexto de guerra como en el que nos encontramos durante nuestra aventura.

witcher2

El dinero escasea y un brujo tiene muchos gastos. Tendremos que comprar materiales para elaborar pociones que podremos usar durante el combate para aumentar nuestro ataque o recuperar salud, aunque también podremos salir a buscar hierbas, hígados y demás ingredientes para preparar los brebajes. También tendremos que ir mejorando nuestra armadura comprando guanteletes, corazas, perneras y mejorar nuestras armas con hachas, espadas, mazas etc. Y no sólo eso ya que durante los combates nuestro equipo se dañará y deberemos pagar a los herreros para que nos lo arreglen ya que si no lo hacemos nuestro equipo quedará inservible. Por tanto como buenos brujos que somos deberemos aceptar todo tipo de contratos, por peligrosos que estos sean, y no dudar a la hora de cobrar las recompensas a menos que intuyamos que de no hacerlo sacaríamos un beneficio mayor.

Los personajes que nos iremos encontrando a lo largo de nuestro periplo están muy bien escritos y no nos dejarán indiferentes. Cómo dijo un sabio ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos. Deberemos tener mucho cuidado con qué le decimos a qué persona ya que en un mundo tan peligroso la información es poder y las líneas de diálogo a elegir son más importantes de lo que puede parecer a priori, de hecho para añadir tensión a la decisión muchas de ellas tienen un límite de tiempo de pocos segundos. Para poder llevar a cabo nuestras investigaciones, ya sea seguir el rastro de un monstruo o averiguar que pasó en un caso de secuestro, usaremos nuestros sentidos de brujo que resaltan de color rojo las huellas, rastros de sangre, olores singulares…

Siguiendo estas pistas llegaremos al fondo del asunto a menudo mucho más crudo y brutal de lo que hubiéramos imaginado. Una vez descubierta la supuesta verdad dependerá de nosotros qué hacer por lo que nos convertiremos en juez, jurado y verdugo de los personajes involucrados en la trama. Sin embargo en ningún momento sabremos si hicimos bien o no puesto que todas las misiones que nos hagan tomar una decisión tendrán finales alternativos, incluso las misiones secundarias, y en algunos casos tardaremos muchas horas de juego en dar con otro personaje que se relacione con aquel que ejecutamos/perdonamos y que nos esclarezca la realidad del caso o quizá nunca sepamos lo que realmente ocurrió. No será fácil tomar la decisión adecuada ya que nos encontremos con casos de violencia doméstica, violaciones, asesinatos, secuestros, parricidio…

Jugabilidad

En el apartado jugable nos encontramos con un action RPG en el que en todo momento controlamos los movimientos de Geralt y ejecutamos los comandos de ataque rápido, ataque fuerte, defendernos, esquivar y rodar. A todo esto hay que añadir los distintos hechizos que podemos usar tales como disparar una llamarada de fuego o protegernos con un escudo mágico. Cada tipo de enemigo sigue unas pautas concretas y tiene unas debilidades y fortalezas distintas por lo que habrá que atender al bestiario para conocer la mejor forma de enfrentarlos. También será importante el uso de pociones que nos ayudará a ver en la oscuridad o regenerar salud durante un periodo de tiempo. Así pues debemos ser muy cautelosos en combate ya que si bloquean nuestros ataques las armas se dañaran, si nos golpean además de perder salud se dañará la armadura, si abusamos de los hechizos nos quedaremos sin magia y si no usamos los objetos con cabeza pronto nos quedaremos sin nada. Cabe añadir que al principio nos costará hacernos con el sistema de combate ya que resulta algo tosco y requiere de bastante habilidad por lo que llegar a controlar al unísono todas estas variables requiere pericia a los mandos.

The Witcher III es un juego exigente tanto en el apartado jugable como en las decisiones morales a las que nos enfrentaremos. Sin embargo también es muy gratificante a medida que evolucionamos como brujo y aumentamos nuestro nivel pudiendo ejecutar cada vez magias más poderosas y combatiendo contra enemigos más grandes y feroces mientras nos codeamos con las altas esferas de la sociedad en un mundo en guerra.

Se ha incluido además un entretenido juego de cartas llamado Gwynt en el que en nuestra baraja contamos con diversos tipos de cartas; las normales y las especiales. Las normales son cartas que nos añaden puntos de ataque y al final de cada turno quien tenga más puntos de ataque gana. Hay tres tipos de cartas normales; primera línea de ataque, ataques a distancia y asedio. Las cartas especiales añaden el factor meteorológico y por ejemplo la niebla reducirá al mínimo los puntos de ataque de las cartas de asedio. También hay líderes en las distintas barajas, una por cada imperio o bando, y estos además de tener más puntos de ataque tienen una habilidad especial que se activa si se da una determinada situación durante la partida, pudiendo multiplicar por 2 los puntos de ataque de una de nuestras líneas de ataque o permitiéndonos robar una carta más de la baraja. Conforme vayamos avanzando en nuestra aventura iremos encontrando nuevas y mejores cartas para confeccionar nuestra baraja y participar en partidas con mucho dinero en juego.

witcher3

Apartado Técnico

Gráficamente no tiene nada que ver con lo visto en los tráileres del E3 2013 y 2014, es completamente cierto que a raíz de su salida en consolas el juego ha sufrido un downgrade severo. Pero eso no debe ser óbice para disfrutar de una aventura épica con entornos preciosos perfectamente recreados con distintos efectos de luz según el momento del día. Cada escenario es diferente del anterior y todos guardan una belleza sin igual, a nivel de diseño estamos ante uno de los mejores juegos que hemos visto en años. En consolas funciona a 30 fps y a 900p reescalados en Xbox One y 1080p en PS4, en PC obviamente el juego puede disfrutarse a 60fps y 1080p en un equipo de gama media si desactivamos ciertos filtros que consumen muchos recursos. Si tenemos un PC de gama alta podremos moverlo sin problemas a resoluciones de hasta 4K. En el apartado sonoro destaca un excelso y acertado doblaje al inglés (incomprensiblemente no hay doblaje español) y una muy buena traducción en los subtítulos.

Conclusiones

La conclusión de la trama de Geralt de Rivia puede resumirse en una sola palabra: épica. Un servidor nunca hubiese imaginado que un videojuego fuese capaz de abarcar tanto en todos los sentidos y continuar siendo tan bueno en todos ellos. The Witcher III yuxtapone una trama épica con una jugabilidad exquisita que transcurre en un mundo inmenso, lleno de vida, de personajes y de historias tan complejas como profundas. La perfección no existe, pero The Witcher III es lo más perfecto que hemos visto nunca en un videojuego.

The Good

  • Una historia épica que nos atrapará sin remedio
  • Un mapeado inmenso, rico y lleno de vida
  • Gráficamente ambicioso y preciosista
  • Jugabilidad compleja y gratificante
  • El final de la historia de Geralt de Rivia

The Bad

  • Downgrade evidente pese ser un referente gráfico
  • La jugabilidad puede resultar tosca si no nos adaptamos a ella
10
Avatar

Written by: Daniel Funes Castillo

Webmaster de Legión de Jugadores. Fanático de los videojuegos con 3 años, empecé con Super Mario World y desde entonces no he parado. Busco crear una comunidad abierta y tolerante dónde todos puedan participar y dar su opinión.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter