Bloodborne: Una carta de amor al terror cósmico

Aviso para Cazadores: Este artículo contiene spoilers de gran parte de la trama de Bloodborne, antes de leerlo recomiendo encarecidamente jugarlo primero.

tumblr_nn7p226rvx1s3eqy0o2_540

No es ningún secreto que Bloodborne es uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos (también el de mucha gente), y es que el equipo de From Software nos ha deleitado durante esta última década con títulos que se han convertido en clásicos instantáneos de los videojuegos.

Pero hoy no vamos a hablar de la trayectoria de este excelente estudio, hoy nos adentraremos en las profundidades de Yharnam para descubrir todos sus secretos, o más bien, a quien debe esos secretos. ¿Estáis preparados para hacer frente a terrores que van más allá del tiempo y del espacio?

El Romanticismo y terror gótico

Era el verano de 2014, el pre-E3. Durante meses habían corrido rumores acerca de un nuevo título de From Software en exclusiva para PS4 y que diferiría bastante de los Dark Souls o Demon’s Souls que hemos visto hasta el momento, por aquel entonces se le conocía como “Project Beasts” e incluso apenas días antes de la conferencia de Sony en el E3 se filtró una suerte de pequeño tráiler donde podíamos ver como la ambientación del título cambiaba radicalmente por una estética más moderna, más gótica.

Así pues, esa noche Sony presentó en sociedad Bloodborne. Por lo que se podía ver del tráiler, la acción se situaría en una ciudad decadente, muy reminiscente al Londres victoriano, todo parecía sacado directamente de una novela de Bram Stoker y precisamente así es como todos nos tomamos Bloodborne, al cual se le comenzó a llamar cariñosamente “Castlevania Souls”. Y realmente no le faltaba razón a este peculiar mote.

Lo que Bloodborne presenta a simple vista parece, valga la redundancia, bastante simple y sin demasiada profundidad, pero como todos sabemos, un juego de From Software no nos va a poner las cosas fáciles ni en cuanto a su jugabilidad ni en cuanto a la historia que encierra el mundo que nos rodea.

El Romanticismo fue una corriente cultural e ideológica que surgió durante el siglo XIX en Europa y no tardó demasiado en ocupar por completo el antiguo continente. Como estandarte, el Romanticismo daba prioridad al sentimiento frente a todo lo demás con una gran carga de nostalgia. Todos estos elementos tienen un gran peso en la atmósfera que envuelve a Bloodborne, la mayoría de pinturas de la época evocan lugares y sitios prácticamente en ruinas, decadentes… tal y como Yharnam se abre ante nosotros, y no es difícil observar como From Software utiliza este ambiente oscuro, sucio y demacrado para infundirnos no terror, pero si una sensación de desasosiego que irá incrementando exponencialmente al descubrir los más oscuros secretos de la antigua ciudad hasta convertirse en un terror que supera la barrera de lo inimaginable.

sdd

Abadía en el robledal — Caspar David Friedrich

La literatura gótica juega un papel fundamental en la obra, de hecho, todo lo que vemos durante la mitad del juego es básicamente un perfecto homenaje a obras como Drácula (el castillo de Cainhurts y los Sangrevíl e incluso los Cazadores son una especie de versión militarizada de Van Helsing de la novela de Bram Stoker), cuentos como el del Hombre Lobo (tal y como podemos ver en las criaturas que nos encontramos y enemigos a los que nos enfrentaremos, todos son producto de una extraña enfermedad que provoca una bestialidad en quien la contrae, mutando al huésped en horrendas criaturas desprovistas de toda humanidad) e incluso obras literarias y que trataré más en profundidad a continuación como Frankenstein.

Otra de las inspiraciones más visuales de Bloodborne es el film El Pacto de los Lobos (2001) una película francesa de la que no solo toma prestado el vestuario y el diseño en general de los ropajes que podemos equiparnos, si no que la película también tiene cierto aire de misterio y de que definitivamente ocurre algo mucho más grande y tenebroso en las sombras.

Los brotes de peste no eran nada fuera de lo común durante el siglo XVII, si bien es cierto que Bloodborne se inspira más en esa industrialización del siglo XIX, ese miedo a la enfermedad, a un enemigo invisible que puede alcanzarte hagas lo que hagas se respira en Yharnam a causa de la “epidemia de las bestias” que azota a la población. Algo que Miyazaki y su equipo si ha tomado como referencia muy directa en cuanto a como desarrollar este mundo: el miedo al avance científico.

aad

En el siglo XVIII y XIX, la ciencia avanzo de forma completamente inesperada, de hecho, los avances científicos y tecnológicos avanzaron tan deprisa, que mucha gente llego a temer todos estos nuevos métodos y remedios, sobretodo a nivel médico. Novelas como Frankenstein (Mary Shelley) reflejan muy bien este temor, el terror a que la ciencia se nos vaya completamente de las manos y eso es reflejado a la perfección durante toda la aventura, como por ejemplo con los trasvases de sangre que en el fondo, han desatado toda la locura en la ciudad.

Pero aunque toda esta infección que convierte a la gente en bestias sedientas de sangre sea lo suficiente aterrador para helarnos la sangre, lo que esta detrás de todo este horror, de toda la cacería, el verdadero causante de toda la pesadilla no viene de ninguna superstición o leyenda folclórica para que los niños obedezcan a sus padres, ni siquiera pertenece a este mundo, el verdadero terror viene de un sitio tan profundo y tan olvidado que no podemos llegar a comprender ni una ínfima parte del cosmos en el que habita y que cobró vida a través de la pluma de un cenizo escritor oriundo de Providence llamado Howard Phillips Lovecraft.

Lovecraft, la mente maestra

«Vivimos en una plácida isla de ignorancia en medio de mares negros e infinitos, pero no fue concebido que debiéramos llegar muy lejos. Hasta el momento las ciencias, cada una orientada en su propia dirección, nos han causado poco daño; pero algún día, la reconstrucción de conocimientos dispersos nos dará a conocer tan terribles panorámicas de la realidad, y lo terrorífico del lugar que ocupamos en ella, que sólo podremos enloquecer como consecuencia de tal revelación, o huir de la mortífera luz hacia la paz y seguridad de una nueva era de tinieblas.»
La Llamada de Cthulhu

Aún recuerdo como si fuera ayer el momento donde me di cuenta de que Bloodborne era mucho, mucho más de lo que parecía a primera vista. Durante una de mis sesiones de exploración por el Distrito de la Catedral me dispuse a saquear el cadáver de un desafortunado compañero cazador situado tras una tumba abierta, no era gran cosa el ítem que encontré, pero lo que ocurrió a continuación me dejó paralizado en mi asiento. Sin previo aviso, una extraña luz apareció frente a mi personaje, no pude reaccionar y la luz entró en contacto conmigo, me vi en el aire, atrapado por algo y de pronto vi morir a mi avatar mientras era aplastado por una extraña fuerza que iba más allá de mi comprensión.

as-1

En las novelas de Lovecraft siempre se hace mención a una ciudad bastante turbia, donde a menudo ocurren ciertos sucesos macabros que despiertan la curiosidad del protagonista de la historia narrada. Esta ciudad es Arkham, un enclave ficticio localizado en el estado de Massachusetts y que comparte ciertos elementos con la propia Yharnam de Miyazaki y es que ambas ciudades cuentan con unas instituciones universitarias que ocultan terribles y oscuros secretos arcanos.

Arkham cuenta con la Universidad de Miskatonic, un centro educativo que oculta más de lo que parece y que suele ser el pilar central de los protagonistas de las novelas de Lovecraft para obtener información sobre a lo que se están enfrentando, mientras tanto, Yharnam cuenta con varias entidades de este tipo, Byrgenwerth y Mensis.

Byrgenwerth es la cuna de la corriente cultural y científica en la que se basa Yharnam, los intelectuales de esta Universidad encontraron una especie de túneles debajo de la ciudad, construidos por una antigua civilización que veneraban a unos seres de los que nunca habían oído hablar y encontraron algo que les otorgó el saber de la sangre pálida, este fluido provenía de unos seres más allá de nuestra comprensión y dimensión. La sangre pálida resultó tener propiedades curativas y a partir de este momento la sociedad y economía de Yharnam comenzó a girar alrededor de la sangre, tanto fue así que llegado un momento se producía más sangre que alcohol en la ciudad. Lo que desconocían (y desconocen) es que este remedio de sangre, este don enviado por los “dioses” es el causante de la propia infección de las bestias, ese es el efecto que la sangre “superior” causa en los humanos.

sds

Pero la “Edad de Oro” no podía durar para siempre, y dentro de la propia Byrgenwerth comenzaron los roces entre los profesores y los alumnos, así pues, Laurence, uno de los discípulos de Willem (Decano de Byrgenwerth) se marcho y fundó lo que llegaría a ser la única institución gubernamental conocida de Yharnam, la Iglesia de la Sanación, que volcaría todos sus esfuerzos en usar la sangre para contactar con estos seres superiores que tanto adoraban.
Mientras tanto la Escuela de Mensis se traslado a la parte baja de la ciudad para realizar toda clase de experimentos en la más profunda clandestinidad, dejando de lado la sangre y todas las ideas que Laurence tenia en mente para establecer contacto con los seres superiores, Micolash (presumiblemente) encontró un extraño método que finalmente le llevo a él y a otros muchos escolares de Mensis a tener, finalmente, una verdadera audiencia con los Grandes.

Echemos un vistazo a los nombres que From y Miyazaki le han otorgado a las criaturas extraterrestres de Bloodborne, como Miyazaki ya ha afirmado en más de una ocasión, muchos de los nombres se crean originalmente en inglés. “The Great Ones” o en su traducción al castellano «Los Grandes» es el nombre de los seres superiores que pueblan el juego, Lovecraft, por su parte, llamo a su panteón oscuro de una forma muy similar, los Primigenios como se les conoce por nuestras tierras, en su traducción original rezan al nombre de “Great Old Ones” ¿Veis la similitud?

add

En el relato “En las montañas de la locura” un grupo de exploradores encuentran en el continente ártico unas extrañas ruinas de origen extraterrestre aparentemente abandonadas y desprovistas de vida que fueron construidas por una antigua y sabia raza que vivió allí hace miles de millones de años pero que misteriosamente fue aniquilada de la noche a la mañana por una extraña fuerza.

En Bloodborne, como ya he comentado antes, existen una serie de túneles y ciudades sepultadas bajo Yharnam que actúan como las mazmorras del cáliz de forma jugable. Estas ciudades y túmulos fueron construidos por los Pthumerios, una raza muy parecida a los humanos que también trataban y adoraban a los Grandes como dioses y establecieron contacto con ellos hace mucho tiempo, al igual que los Antiguos en el relato de Lovecraft, los Pthumerios desaparecieron sin dejar rastro, dando a entender que la plaga de las bestias fue a causa de lo que intentaban hacer con los Grandes e incluso llegaron a mezclarse entre ellos.

ad

El horror de Dunwich” es una de las historias más macabras y perturbadoras de Lovecraft, la historia gira alrededor de unos sucesos que ocurrieron en Dunwich y la estrecha relación que estos siniestros hechos con una familia de la localidad. La historia cuenta como una mujer llega a mantener algún tipo de relación sexual con un ser superior y a causa de esto nacen unos híbridos entre extraterrestre y hombre que siembran el terror en la localidad y tienen planes mucho más oscuros en mente para toda la raza humana.

Miyazaki toma como referencia directa esta y muchas otras historias de Lovecraft (como por ejemplo “La sombra sobre Innsmouth” ya que los habitantes de Yharnam infectados actúan exactamente igual que la secta de los Profundos) con un giro de tuerca que a más de uno nos dejo completamente descolocados. En realidad, no era ni la Iglesia de la Sanación, ni Byrgenwerth o Mensis quienes experimentaban con los Grandes, era justo al revés. Como nota adicional, un giro interesante que Bloodborne añade a la fórmula Lovecraft es la masificación del culto a estos seres de otro mundo, en los relatos del estadounidense estos cultos se realizaban en la clandestinidad, oculto bajo la ignorante mirada de las personas más comunes, en Yharnam es todo lo contrario, la Iglesia de la Sanación controla la ciudad y prácticamente todos sus habitantes rinden culto a los Grandes.

dsd

Llegados a un punto en el juego, tenemos una revelación sobre los verdaderos planes de los Grandes, ellos al ser una raza tan avanzada tecnológica y biológicamente, les es muy difícil concebir más de los suyos y cuando eso ocurre, es normal que el retoño muera al cabo de un tiempo. Para suplir esa carencia, los Grandes comenzaron a usar mujeres humanas para tener hijos, muchos de ellos nacieron deformes (como esos niños que tanto miedo le daban a Mary Shelley) o directamente muertos pero eso no les impide seguir intentándolo, experimentando con las mujeres con más afinidad hacia lo arcano e incluso lograron concebir a un pequeño Grande usando a la Emperatriz de los Pthumerios, Yharnam.

Para ir finalizando con estos guiños a las obras de Lovecraft podemos mencionar como los Grandes se comunican con los humanos sin la necesidad de un lenguaje hablado o escrito, sino a través de unas runas grabadas a fuego en la mente de aquellos lo suficientemente locos como para oír las voces de los seres superiores que nos vigilan, tal y como ocurre en “La llamada de Cthulhu” o como una de las criaturas que nos encontramos en Viejo Yharnam, un lugar completamente arrasado por el fuego con la esperanza de aniquilar la epidemia de bestialidad que sacudía aquel barrio es exactamente igual a la descripción del Ghoul de Clark Ashton Smith (discípulo y amigo de Lovecraft, aunque nunca llegaron a verse en persona) en “Estirpe de la Cripta”. Otra de las criaturas a las que se hace referencia en Bloodborne es a los famosos soggoths, unas criaturas formadas por millones de ojos y que puede inducir a un hombre a la más absoluta locura con tan solo dirigir una mirada a esta aberración y por supuesto, la locura era algo que en Bloodborne no podría faltar.

gsd

Una vez conseguimos acceder a la Pesadilla de Mensis (una especie de realidad alternativa donde viven los Grandes, algo que Lovecraft también trato en sus “Ciclos del sueño”, es decir, realidades paralelas y otros mundos que solo eran accesibles a través del sueño, tanto la Pesadilla de Mensis como el Sueño del Cazador son tierras del sueño donde habita un Grande) podemos observar a un soggoth encadenado que puede destrozarnos desde la distancia si estamos en su campo de visión.

La locura y el conocimiento de la verdad arcana están también muy presentes en Bloodborne, aunque es cierto que en los relatos de Lovecraft los protagonistas acaban tan dañados mentalmente al terminar prácticamente la aventura que apenas pueden diferenciar lo que es realidad de ficción, para representar esa degeneración de la psique humana, este sistema esta sacado del famoso juego de rol de mesa Call of Cthulhu, pero en lugar de perder puntos de cordura, nuestro personaje ganará lucidez, esta lucidez le permitirá ver la verdad arcana que nos rodea, podremos conseguir lucidez enfrentándonos a los impresionantes jefes finales tanto como siendo testigos de escenas realmente perturbadoras que probablemente nos hagan replantearnos si lo que estamos viendo es real o es todo un mal sueño, cuanto más puntos de lucidez tengamos, más cosas extrañas veremos e incluso algunos enemigos cambiarán sus patrones de ataque y ganarán habilidades nuevas y terroríficas.

Palabras finales

Para despedirme de todos vosotros después de leerme (o intentarlo) en todo este viaje de mundos paralelos y seres cósmicos quiero recomendar encarecidamente la lectura de The Paleblood Hunt por “Redgrave” una completa tesis acerca del lore de Bloodborne y toda la historia que encierra el juego, además, también recomiendo estos vídeos de Scanliner: Lo visible y Lo Invisible tanto como este vídeo de Super Bunnyhop, todos ellos han sido claves para la documentación de este artículo y si sois aficionados de Lovecraft es recomendable echarle un ojo.

Sin nada más que añadir, por ahora me despido esperando que disfrutéis de From Software y Bloodborne tanto como yo.

Written by: War

Llevo enganchado a las maquinitas desde que tengo uso de razon. Crecí entre Bandicoots y llamadas de Codec. Aficionado al RPG, sobre todo japones, aunque no le hago ascos a nada. También me muevo por el mundo de la literatura y el anime. Si quieres leer mis desvarios estoy por Twitter, @BlackSoulWolf

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter