Los desarrolladores de We Happy Few responden al baneo de Australia

El tema de la censura en cualquier medio es, en cualquier caso, un tema bastante espinoso. Puede mostrarse desde eliminando ciertas escenas o diálogos hasta prohibiendo la salida del elemento completo en un país determinado. En el caso de los videojuegos, esto está nuevamente en boga por el caso de We Happy Few, título que está desarrollando el estudio Compulsion Games.

Para aquellos que no lo conozcan, We Happy Few nos presenta una ciudad utópica, en la que todos son felices. Por desgracia, nada es como parece, pues esta felicidad se debe al consumo de una droga conocida como Joy, cuyo consumo es obligatorio. Así, el juego nos pone en la piel de un personaje que quiere rebelarse contra esta imposición del gobierno.

We Happy Few va más allá del simple consumo de drogas

Sin embargo, la junta Australiana no ve esto así. Según los miembros de este comité, We Happy Few supera el ratio de +18 del juego. Esto es visto así por considerar que el juego ofrece recompensas por consumir drogas, cosa no permitida. Podemos resumir esto en algunos extractos que han llevado a la junta tomar esta decisión:

Si un jugador no ha tomado Joy, los NPC se vuelven hostiles hacia el personaje si este realiza acciones como correr, saltar o mirar fijamente. Un NPC llamado el Doctor puede detectar cuando un personaje no ha tomado Joy y hacer saltar la alarma. Un jugador que tome Joy reduce la dificultad del juego, por lo que recibe un incentivo al poder progresar rápidamente. Aunque hay métodos alternativos para terminar el juego, este requiere que el jugador tome Joy para avanzar.

Por supuesto, Compulsion Games ve esto como reducir el título a la mínima expresión. Según cuentan, ya desde la primera escena de We Happy Few vemos como el personaje está redactando elementos que pueden ofender a su sociedad, debido a su trabajo de archivista. Por tanto, tal y como hemos indicado antes, el juego trata de liberar de la opresión de Joy y liberar a una sociedad controlada. Tal y como lo ve el estudio:

En este contexto, nuestro juego contiene un mensaje social no muy diferente a Un Mundo Feliz de Aldous Huxley o Brazil de Terry Gilliam

Compulsion Games tratará de revocar esta decisión de la junta Australiana. Si no llega a buen puerto, reembolsará el dinero a los jugadores australianos que hayan apoyado su campaña en Kickstarter. En el resto del mundo, mientras tanto, We Happy Few continúa con fecha de salida en este año. El título verá la luz en PC, PlayStation 4 y Xbox One.

Fuente: Eurogamer

 

 

Ana Quintana

Escrito por: Ana Quintana

Papercrafteadora. Orgullosa miembro de la Suikosecta y sacerdotisa del Maraísmo. En mi humilde morada caben todo tipo de bichos, ya sean Yokais, Pokémon o Digimon. Cazo Wyverns y dragones ancianos en mis ratos libres. ¿Hee-ho? ¡Hee-ho!

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter