Impresiones de Fallout 76: mucho más Fallout de lo que parece

La saga Fallout, desde su mítica tercera entrega, siempre ha sido todo un exponente dentro de los juegos de rol de mundo abierto para un jugador. Éste y New Vegas fueron unas de los obras magnas de la pasada generación, convirtiendo este universo post-apocalíptico en lo que es hoy en día. Sin embargo, aunque Fallout 4 acabó convirtiéndose en un gran juego, se empezada a vislumbrar que la licencia necesitaba un soplo de aire fresco en varios aspectos por parte de Bethesda, para que ésta continuara siendo el modelo a seguir de muchos otros juegos del género. La compañía lo sabe, y su respuesta a esto ha sido Fallout 76, título con el que el equipo de Todd Howard se sube al tren del multijugador online, manteniendo la esencia de la saga. Hoy os vengo a hablar de mis primeras impresiones del mismo tras jugar a su beta.

Fallout 76

Take Me Home, Country Roads

En Fallout 76, Bethesda ha decidido decir adiós al ya clásico modo de un jugador en la saga, en pos de una experiencia multijugador y cooperativa que no convenció a muchos durante su anuncio, un servidor incluido. Sin embargo, nada mas entrar en esta versión de West Virginia nos sentiremos como en casa. Somos un superviviente del refugio 76, uno de los primeros en crearse debido a la guerra nuclear en el que se ve envuelto el mundo donde nos encontramos. Con un editor calcado al de la cuarta entrega, personalizaremos estéticamente a nuestro personaje de una forma bastante completa.

Durante los primeros minutos de juego se nos introducirá en el nuevo sistema S.P.E.C.I.A.L., que esta vez se basa en un sistema de cartas. Tenemos, en principio, el mismo sistema de clasificación de perks que antaño: carisma, inteligencia, agilidad, suerte,… Dentro de cada uno de estos tipos se encuentran las diferentes cartas y habilidades que podremos desbloquear y equipar a medida que conseguimos puntos de experiencia, y con las que crearemos el tipo de morador que queremos ser.

Una vez dejada atrás la comodidad de nuestro refugio para adentrarnos en los peligros del mundo exterior, el juego, como es habitual en la franquicia, nos dará una libertad absoluta para seguir la trama principal o explorar. La jugabilidad de Fallout 76 es exactamente igual a sus antecesores, incluyendo la construcción de bases de Fallout 4, con la salvedad de que se sustituyen los NPCs por el resto de jugadores online.

Fallout 76

Cambios por todos lados, pero manteniendo la esencia

Y es aquí donde tenemos otro de los grandes cambios de este título. Los únicos seres con los que entablaremos una relación, aparte de nuestros compañeros de viaje, serán unos robots con los que comerciar y los terminales donde encontrar información o conseguir misiones. Aunque a primera vista esto puede ser un error bastante grave, teniendo en cuenta la importancia de la narrativa en la saga, realmente me parece una decisión acertada, al menos en parte. En Fallout 76 venimos a vivir aventuras en el Yermo con nuestros amigos, y tener tantas misiones por todos lados y conseguirlas de esta forma tan sencilla sin tantos rodeos, ayuda a que la experiencia sea más fluida.

A falta de ver cómo se desarrolla toda esta idea tras varias decenas de horas inmersos en el juego, la verdad es que las primeras impresiones han sido positivas en este sentido. Aún así, me quedo con la duda de si esto puede volverse un poco aburrido o que pierda interés una vez hayamos hecho mil y una misiones iguales.

Fallout 76

Libertad multijugador… y en solitario

Si tuviera que definir Fallout 76 con una palabra, ésta sería libertad. La saga siempre ha tenido este concepto muy presente, pero aquí Bethesda ha dado un paso adelante. Puedes hacer lo que quieras, como quieras y donde quieras, ya sea en compañía o en solitario. Nada mas empezar tienes todo el mapa a tu disposición, sin ninguna restricción, y aunque estés dentro de un grupo puedes hacer una misión distinta a la de tus compañeros, pudiendo teletransportarte hacia ellos en cualquier momento.

Esta característica puede exprimirse muy bien si estamos con amigos. Podemos ir cada uno a un sitio a explorar, y si algunos encuentra algo interesante o una situación peligrosa, tendremos la posibilidad de ir a su lado cuando queramos. Por el contrario, si jugamos en solitario podremos reclutar a cualquier persona que queramos y colaborar con ellos a través del chat de voz del juego o de los emoticonos.

Otro de los temas que ha dado que hablar Fallout 76 ha sido el PvP. Aquí la desarrolladora ha optado por una decisión sencilla, pero que puede gustar mas o menos depende del tipo de jugador que seamos. Si somos uno que simplemente quiere explorar y hacer misiones sin molestar al resto, no hay problema, ya que si no queremos meternos en un enfrentamiento directo contra otro jugador no tenemos por qué hacerlo. Sólo si alguien nos dispara y nosotros hacemos lo mismo, se activará en modo PvP, si no lo hacemos no se activará.

Fallout 76

De vuelta en casa

La verdad es que estas primeras horas dentro del mundo de Fallout 76 me han sorprendido mucho positivamente. Yo estaba dentro del grupo de escépticos que pensaba que esta nueva entrega en la saga iba a ser un paso atrás y no iba a aportar nada. Sin embargo, estamos ante un juego enorme, divertido, y con una libertad que pocas veces hemos visto tanto en esta franquicia como en un título multijugador parecido. Fallout 76 sigue siendo un Fallout, de eso no hay duda, y estoy deseando perderme de nuevo en West Virginia.

Rubén López

Written by: Rubén López

Videojuegos, cómics, cine y música. Es todo lo que necesito en este mundo. Redactor a tiempo parcial y amante de las buenas historias.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter