Hablando de (XI)… Seis indies que impulsaron la industria española

Aunque España no se ha caracterizado hasta ahora por tener una gran cosecha tanto de estudios de videojuegos, como de grandes lanzamientos, lo cierto es que en los últimos años se ha notado un avance en este sector en nuestro país. Aún no tenemos empresas de renombre mundial, y consumimos mas que producimos, pero gracias al éxito de muchos de nuestros estudios independientes se está empezando a crear una muy buena base para un futuro que empieza a brillar en la distancia.

Desde Legión de Jugadores siempre hemos querido apoyar estos proyectos nacionales, por ello hoy hemos querido dedicar nuestra nueva edición de «Hablando de…» a algunos de esos videojuegos independientes españoles que han impulsado la industria en nuestro país. Para esta ocasión, contamos con la colaboración de Carlos Corella, antiguo PR de Abylight Studios y todo un maestro de lo indie. 

Sin más dilación, os dejamos con nuestras aportaciones. Esperamos que disfrutéis de todas y cada una de ellas.

Moonlighter, la odisea del héroe

Comerciante de día y héroe aventurero de noche. Bajo esta premisa los valencianos Digital Sun nos presentó su nuevo videojuego: Moonlighter. Un RPG con tintes de rogue-lite que recoge ideas de otros juegos, llevándoselas a su propio terreno para crear algo muy novedoso. 

Moonlighter

Controlaremos a Will,  un comerciante que debe hacer crecer su pequeño negocio mientras se juega la vida luchando en mazmorras para conseguir provisiones. En concepto puede parecer algo simple, pero estamos antes una obra que mezcla la estética de Zelda, generación aleatoria de mazmorras a lo The Binding of Isaac, y estar a cargo de una villa como en Stardew Valley. Y lo mejor es que todos estos engranajes funcionan juntos a la perfección, convirtiendo a Moonlighter en una obra única.

Estamos ante es un título excelente, y una gran noticia para el escenario indie, tanto internacional como de nuestro país. Digital Sun ha sabido mezclar con maestría lo mejor de dos géneros muy distintos sin que moleste en ningún momento a la jugabilidad. Todo un imprescindible en nuestra biblioteca.

-Rubén López

RiME, la sencillez hecha videojuego

Rime es, en su esencia, la sencillez hecha videojuego. Tequila Works, el estudio que nos trajo el impresionante The Sexy Brutale, sorprendió a la industria cuando nos brindó esta excelente obra que cautivó a todo aquel que tuvo la oportunidad de jugarla. Con una clara influencia del trabajo de Fumito Ueda en él, este título aunó una serie de cualidades que, sumadas a su lanzamiento parejo con The Last Guardian, nos llevó a preguntarnos: ¿está Rime a la altura de la tan esperada obra del creador de Shadow of the Colossus?

Dividida en cuatro actos, la obra de Tequila Works es de estos productos que se entienden mejor una vez terminados. Porque, sin saberlo en un principio, Rime nos narra una historia que tendremos que descubrir atando cabos. No existe diálogo hablado o escrito, únicamente señales visuales que se suponen con el devenir del juego o con las diferentes escenas que darán pistas del sentido de todo. Y en ese momento final, cuando comprendes a qué te has estado enfrentando, Rime se alza como uno de esos indispensables en los que inevitablemente tendremos que sumergirnos.

Con una banda sonora excelente y un apartado artístico claramente inspirado en obras como The Wind Waker o Ico, este indie español hace las delicias de todos los que hemos tenido la oportunidad de jugarlo. Rime es una experiencia única, un juego atemporal que únicamente crecerá con el paso de los años. Solo el tiempo sabrá el lugar que ocupará este título destinado a ser grande.

-Abelardo González

The Red Strings Club, debatiendo sobre la existencia humana en la barra de un bar

The Red String Club es la clase de juego que el medio necesita desesperadamente, un juego adulto. Y cuando hablo de adulto no me refiero a que incluya sexo, sangre y drogas, eso lo puede hacer cualquiera. Sino que, a través de su trama, explora temas tan trascendentales como el bien, el mal, la moral y la propia esencia del ser humano. De la mano del estudio Deconstructeam, los mismos creadores de Gods Will Be Watching, nos llega esta aventura gráfica de corte cyberpunk situada en el lugar donde surgen todas las grandes historias, la barra de un bar.

Al igual que VA-11 Hall-A, otro de juego de aventuras con el mismo escenario, lo que aparentemente parece un simple juego de poner bebidas se convierte en una aventura conversacional y un estudio de personajes. Cada bebida potencia una emoción, y deberemos intuir cual es la más adecuada en cada momento, fijándonos en cada palabra dicha por el personaje o en información que recibiremos de terceros. Con cada pedacito de información obtenido, descubriremos parte de un plan que tiene como objetivo cambiar la psique humana para siempre. Y aquí es donde entra el tema principal de la obra ¿Qué hace al ser humano? ¿Sus virtudes o sus defectos? Si pudieras borrar el mal del ser humano, ¿qué precio estarías dispuesto a pagar, tu libertad? Preguntas difíciles para las que ni el juego tiene respuesta. Aquí no hay buenos o malos y esto queda perfectamente reflejado en sus personajes y cómo van evolucionando a través de la historia.

Con un fantástico estilo píxel art, una ambientación que bebe de clásicos del cyberpunk como Blade Runner y una banda sonora de infarto, The Red String Club es una experiencia que merece la pena vivir. Y yo brindo por ello.

-Yoaquín

Candle, dando vida a través de la acuarela

Acuarela en mano, Teku Studios dio vida a Candle. Depositaron todo su amor y esmero en construir, pincelada a pincelada, el mundo del videojuego. Luego, hicieron que cobrara vida, lo llenaron de detalles, de música, de pasión.

La melodía principal de la obra irradia energía, y se convertirá en tu principal acompañante durante el viaje del pequeño y frágil Teku. Una aventura que supone la superación de una serie de pruebas, acertijos o puzles que, en contra de lo que uno podría pensar dado el aspecto hogareño del videojuego, son realmente difíciles.

De hecho, a pesar de que jugablemente Candle es, en esencia, un juego de plataformas y puzles, estos últimos son más cercanos a una aventura gráfica: encuentra objetos, descubre para qué sirven, encaja las piezas y logra avanzar. Lo que parece una premisa sencilla se convierte, por momentos, en una tarea ardua de exploración y, sobre todo, observación. Todas las pistas están en el entorno. En Teku Studios sabían que tenían un mundo hermoso y querían no solo mostrarlo, sino que fuese otro personaje más.

Todo este entramado de desafíos se ve acompañado por una narrativa sencilla que esconde mucho más de lo que aparenta, y acaba por construir una historia realmente interesante, reflexiva, profunda. Y como guinda del pastel, el narrador que nos cuenta el transcurso de la experiencia es la voz del ya fallecido Pepe Mediavilla (Gandalf), uno de sus últimos regalos.

-Jon de Aguirre

Maldita Castilla EX, una carta de amor a las recreativas

Nunca he sido muy dado a videojuegos indies hasta hace cosa de un año y pico. Normalmente todos los títulos que he probado me han sorprendido gratamente en varios aspectos, sobre todo en los artístico, en lo musical o en el mensaje que transmite. Parece que los indies se atrevan mucho más con ciertas cosas que los Triple A y eso es lo que me gusta. Se reinventan y dan lecciones de que no todo son gráficos realistas o fórmulas desgastadas.

Si hablamos de indie español sin duda tenemos que nombrar a Locomalito. Lo conocí gracias a Abylight y al lanzamiento de Maldita Castilla EX. Igual no es la revolución dentro de la industria pero es un juego divertidísimo y se nota que bebe de Ghosts ‘n Goblins.

Pero no es solo un juego muy divertido con un gran diseño de niveles y enemigos increíbles, es también un título realmente exigente. Los jefes finales son realmente duros y nos harán reintentar el nivel varias veces hasta sabernos la mecánica exacta. Además, hay un final alternativo, lo cual nos incitará a jugarlo diversas veces, pues conseguir todos los objetos para desbloquearlo es un verdadero reto.

¿Por qué lo recomendaría? Porque Maldita Castilla EX es sin duda una carta de amor a todos aquellos clásicos de recreativas y a todas aquellas tardes en el arcade con los amigos. Si buscáis un juego rápido, de mucha acción y divertido, sin duda es vuestro juego. Por su multitud de enemigos diferentes, bosses increíbles que nos lo harán pasar mal y pondrán a prueba nuestras habilidades como jugador y unos gráficos y BSO que nos transportarán a aquella época.

-César Boquera

GRIS, cuando el arte y el videojuego se cogen de la mano

2018 ha sido un gran año para el desarrollo independiente español, nos ha traído títulos que han destacado dentro y fuera de nuestras fronteras como Moonlighter de Digital Sun o The Red Strings Club de la mano de Deconstructeam. No obstante, ha sido poco antes de finalizar el año cuando Nomada Studio nos ha deslumbrado con GRIS, un viaje abstracto y poético a través de un mundo dominado por la experiencia dolorosa que sufre la protagonista.

Publicado bajo el sello de Devolver, GRIS es un juego fuertemente emotivo, cargado de simbolismo y libre interpretación. Algo diferente a lo que nos tiene acostumbrados la editora independiente, el juego de Nomada Studio nos presenta un mundo en ruinas, desprovisto de color y sin pistas ni diálogos que nos guíen en la búsqueda de nuestra voz y reconstruirnos frente a la tristeza.

Nomada Studio demuestra que no es necesario hacer uso de un sistema de juego complejo para transmitir al jugador toda una experiencia. GRIS hace gala de un estilo artístico sublime combinado con una animación exquisita y acertados movimientos de cámara para crear una atmósfera onírica única, capaz de transmitir con tanta fuerza en el jugador. Pero GRIS no sería lo mismo sin el excepcional diseño sonoro, con acertados efectos de sonido que acompañan nuestros pasos y acciones aumentando la carga emotiva del juego, así como la etérea banda sonora de Berlinist que transmite toda una experiencia sensorial a través del mando.

En definitiva, GRIS ha cerrado 2018 con un broche de oro, presentando una producción independiente que confirma nuevamente el videojuego como medio de expresión, transmitiendo toda una historia de superación mediante la excepcional combinación de arte, sonido y mecánicas. Esperemos que el éxito de GRIS motive nuevos desarrollos en esta línea en la industria en el próximo año.

-Carlos Corella


 Aquí finaliza nuestro pequeño homenaje a algunos de los grandes indies que nos ha dado la industria española. Obviamente nos hemos dejado otras grandes obras atrás de las que también podríamos haber hablado, pero éstas han sido las elecciones de los miembros de la redacción. Lo mejor es que el futuro pinta prometedor, con títulos como Blashphemous, el cual ha sido todo un éxito desde su anuncio en Kickstarter. Sólo nos queda esperar y ver a dónde nos lleva el tiempo, pero lo cierto es que hay esperanzas para pensar que todo esto sólo puede mejorar.

Si habéis leído hasta aquí, simplemente daros las gracias por llegar hasta el final de este largo texto. En Legión de Jugadores siempre tenemos la puerta abierta para todo tipo de aportaciones a la web o si queréis formar parte de nuestro equipo, por lo que si queréis colaborar con nosotros no dudéis en animaros.

Os recordamos que ésta es ya nuestra undécima entrega de “Hablando de…”, podéis echar un ojo a las anteriores a través del enlace. Para estar al tanto de todas las novedades sobre videojuegos, podéis también seguirnos en Twitter Instagram.

Rubén López

Written by: Rubén López

Videojuegos, cómics, cine y música. Es todo lo que necesito en este mundo. Redactor a tiempo parcial y amante de las buenas historias.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter