Hideo Kojima y su genialidad cinéfila de mantener el misterio

Hideo Kojima podría considerarse un mago. Encara al espectador creando una imagen con la que, y antes de que te des cuenta, dar un giro de 180º grados para marchar por un camino que desconocías por completo. Podríamos definirle también como un ilusionista, un artista en ocasiones incomprendido. Pero Hideo Kojima es, por encima de todo, un genio. Con el cine como base de su cultura, la influencia del mismo en su obra es equivalente a la de su propia figura en la industria de los videojuegos. Y es que, tanto en el séptimo arte como en los proyectos del nipón, el misterio es la base de todo.

Hideo Kojima aboga por sugerir e insinuar antes que mostrar

Death Stranding es el ejemplo más reciente. Revelado en el E3 de 2016, y tras más de veinte minutos de metraje hasta el momento, sabemos lo mismo que antaño. Nada. Absolutamente nada. Con Norman Reedus como protagonista, el americano se rodea de un elenco estelar, siendo los miembros de este una de las pocas certezas del exclusivo de Sony. Mads Mikkelsen, Guillermo del Toro, Léa Seydoux… nombres ligados a la farándula del cine que estarán presentes en esta epopeya del artista nipón.

Hideo Kojima

Y es que, como mencioné con anterioridad, el séptimo arte es la base de la obra de Kojima. Su obra más icónica, la saga Metal Gear, cuenta con un protagonista “inspirado” (por decirlo de manera sutil) en personajes interpretados por Mel Gibson y Kurt Russell. De hecho, el eterno Sean Connery también sirve como imagen de Big Boss en uno de los primeros títulos de Metal Gear. Hideo Kojima no esconde su pasión por el cine, recomendando constantemente obras en su cuenta oficial de Twitter. Es más, su descripción en esta red social reza lo siguiente: 70% of my body is made of movies (el 70% de mi cuerpo está hecho de películas). Sin duda, toda una declaración de intenciones.

¿Hasta qué punto es buena la influencia del cine en la obra de Kojima?

¿Quién no recuerda aquellas escenas interminables en Metal Gear Solid 4? Para algunos, junto a la tercera entrega de la saga, la obra más completa del autor nipón. En esta, el ex de Konami consigue elevar a la máxima expresión la fina línea que, para él, separa los videojuegos del cine. Así, Kojima conecta nuevamente con una generación que prefiere sumergirse en su propia aventura. Sabedor de esta revolución, el bueno de Hideo se convierte en uno de los estandartes de la industria.

Hideo Kojima

Capaz de ofrecer historias con una fuerte carga narrativa, esto no supone nada nuevo para él. Y es que, por increíble que parezca, estamos hablando de un autor capaz de realizar una obra para MSX cimentada en su historia. Casi nada. Con el cine como fuente de inspiración, Kojima ha conseguido trasladar su pasión por este hasta el mundo de los videojuegos. Pero, por desgracia, es incapaz de llevar a cabo una tarea que cualquier director del séptimo arte podría: sintetizar el argumento.

Al igual que David Cage, Kojima gusta de presumir de elaborados guiones… de más de 500 páginas. De hecho, es más frecuente encontrarle compartiendo su pasión cinéfila que detalles sobre Death Stranding. Y, cuando hace esto último, las conexiones con el séptimo arte son fuertemente palpables. Pese a este “problema”, el nipón es el autor de una obra que cambió la percepción que muchos tenían hacia una industria antaño maltratada. Estamos hablando, por supuesto, de Metal Gear Solid.

Metal Gear Solid supone su particular entrada al Olimpo

3 de septiembre de 1998. Esta fecha, si bien para muchos puede no significar nada, se encontrará marcada en oro para el director nipón. Tras lanzar un teaser promocional en 1996 y presentar un espectacular tráiler en el E3 de 1997, Metal Gear Solid se puso a la venta con todos los honores. Y con él, un nombre acompañaba cada promoción, vídeo o contenido publicitario. Este era, claro está, el de Hideo Kojima, hasta entonces un desconocido fuera de Japón.

Banda sonora orquestada. Guión enrevesadocomplejo. Actores profesionales de doblaje. Diseño artístico novedoso espectacular. Estas son solo algunas de las características que trajo consigo la obra de Konami que, dos décadas después, se coloca en todos los rankings de mejor juego de la historia. Ahí es nada. El idilio entre director y compañía parece no tener fin, pero con el devenir de los años la relación se resiente.

Los títulos venideros de Kojima resultan un éxito tras otro, pareciendo así que el artista se encuentra tocado por la varita de los dioses. Con el lanzamiento de Metal Gear Solid V, una obra que disgustó a la mayoría de fans, comenzaban a sonar los rumores sobre la mala relación dentro de Konami. Las limitaciones en esta entrega, sumado al inconcluso Silent Hills (del que solo tuvimos su exitoso demo, P.T.), terminaron por marchitar un idilio que olía a eterno.

Su vuelta con el halo de misterio que envuelve a Death Stranding

Y, cuando lo dábamos por perdido, en el E3 2016 sucedió lo impensable. “Hello everyone, I’m back”. Esas 4 palabras, sumadas a la presentación de su propia compañía y del nuevo proyecto que se trae entre manos, fueron suficientes para despertar el hype. Kojima estaba de vuelta, presentándonos a un Norman Reedus que, desnudo junto a un bebé, tiene que enfrentar un peligro desconocido. Tan desconocido que, de hecho, casi tres años después aún no sabemos nada al respecto.

Con una sucesión de trailers que en conjunto suman más de veinte minutos de metraje, resulta meritorio que tengamos más dudas ahora que en 2016. Quizás Kojima sea el único capaz de conseguir esto. ¿Qué ha pasado en La Tierra y por qué apenas hay habitantes? ¿Se trata de otro planeta al que la humanidad ha tenido que huir? ¿Por qué hay un bebé al que todos intentan proteger? Estas preguntas son solo algunas de las más frecuentes en los diferentes foros de internet.

Y, por supuesto, son la punta del icebergDeath Stranding es uno de los mayores hervideros de teorías de la red, un hecho del que seguramente Kojima sea consciente. Pero, como siempre, el nipón lo ha vuelto a hacer. Sin ofrecernos nada, nos mantiene atentos al siguiente movimiento, expectantes de ver qué tiene que brindarnos. Como sucede con los magos, no quieres saber el truco, solo maravillarte con él. Y Death Stranding, con lo poco que tenemos, parece ser su treta más elaborada. Solo el tiempo dirá si Hideo Kojima, nuevamente, nos maravillará con su genialidad cinéfila de mantener el misterio.

Written by: Abelardo

Estudiante de Filología Hispánica. Empecé con una Súper Nintendo y jamás dejé esta afición. Veo películas, y a veces leo, pero con la frecuencia con la que pasa un cometa.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter