Hablando de (XVI)… Final Fantasy y nuestras entregas numeradas favoritas

Ha habido muchos juegos y sagas que han llegado para hacer historia dentro de este enorme mundillo. Pero muy pocas han conseguido consagrarse como lo ha hecho Final Fantasy desde su nacimiento en en aquel ya lejano 1987. Su creador, Hironobu Sakaguchi, plantó en esa año la primera semilla que serviría para hacer crecer una de las franquicias mas vendidas del sector en todo este tiempo, siendo, además, la mejor y mas conocida dentro de Square Enix con mas de 320 millones de unidades vendidas. Un número que se divide en hasta quince entregas numeradas y un sinfín de spin-offs y títulos secundarios que han creado uno de los universos de fantasía mas ricos que conocemos hasta la fecha.

Una saga a la que se procesa un amor eterno, y que sentó las bases de lo que conocemos ahora como el género JRPG. Por ello, hemos vuelto a reunir a una gran parte de la redacción de Legión de Jugadores para hablaros de algunos de nuestros juegos numerados favoritos de la misma. Una selección que -aunque con sus mas y sus menos- cuenta con algunos juegos que podrían estar incluidos en cualquier lista de los mejores de la historia. Empezamos.

Final Fantasy VI, una sensación de constante movimiento

Esta lista nos corrobora lo que ya sabemos, todos tenemos un Final Fantasy. El primero que jugaste, el que te dejó un amigo, el que completaste plenamente consciente, el que te pilló en la etapa fantasiosa y dramática de la adolescencia y era pura gasolina para las ensoñaciones y frases lapidantes. Con el libro en la mano Final Fantasy VI no fue mi primer juego de la saga, ni el segundo o el tercero, así que cuando llegué a la compañía de Terra & cía sabía más o menos a lo que me enfrentaba. De aquella manera, en verdad, desde luego no me esperaba a Kefka, objetivamente mejor que una estrella del K-pop con complejo de Edipo.

Resultado de imagen de final fantasy vi

Pero el monográfico del mejor personaje de Final Fantasy -con perdón de los moguris- para otro día. Si algo me convenció de este juego, por encima de la media, es su sensación de constante movimiento. Aquí los personajes, y el mundo, viven sin tu constante presencia, se suceden hechos importantes tanto para conocidos como de sociedad. Muestra de un script que tiene en consideración diferentes tramas y ritmos para otorgar fluidez a una historia que no se corta si tiene que destruir medio planeta o quitarte a personajes del equipo con una facilidad impresionante.

Me parece un poco innecesario hablar de momentos particulares. Los hay, desde una impresionante obra de teatro al genocidio de una ciudad por ‘’las rises’’, escenas, hoy día en 2019, que todos conocemos por cultura popular. Pero sin duda, la sensación al llegar al enfrentamiento final con personajes totalmente cambiados y un mundo literalmente irreconocible; para más adelante enfrentarte a un maníaco tan colorido como carismático, convierte Final Fantasy VI en una de mis obras predilectas. Y puedes hacerle un suplex a un tren, jamás olvidemos eso, por favor.

Rodrigo

Final Fantasy VII, una obra que marcó a toda una generación

Final Fantasy VII lo llevo aquí, en el corazón. Fue el primer RPG que jugué y prácticamente de los primeros videojuegos en general al que di la oportunidad de terminar (por aquel entonces era más manco que Nero en el prólogo de DMC5 y no jugaba demasiado a ningún juego). Pero con este título fue diferente: preparé mi PlayStation 2 y puse el juego. Sí, lo jugué mal, vendiendo cosas que no deberías vender, no entendiendo ni papa gracias a su preciosa traducción al español, y aun así, lo disfruté como nunca. Su villano me marcó hasta el punto de que llevo su nombre como nick en mil páginas, y es algo que no va a cambiar. Desde ese punto, me lo he pasado unas cuantas veces más, esta vez bien y prestando más atención (se nota cuando creces) y no ha habido vez que no lo haya disfrutado.

Resultado de imagen de final fantasy vii

El sistema de combate es divertido aunque sea un simple RPG por turnos, pero con el tema de las materias, tenías un gran abanico de opciones a realizar, diría que en ningún otro FF hemos podido ver el menú de comandos en batalla tan saturado. Además, fue el juego de la saga que dio el salto al 3D y apostó por una temática más cyberpunk, pero eso durante los primeros compases del juego, creando la mezcla perfecta entre la fantasía y lo cyberpunk, cosa que no es tan fácil de combinar como parece. Por todo esto y más, Final Fantasy VII será siempre mi Final Fantasy favorito, y en estadísticas totales, está el segundo detrás del inigualable The Legend of Dragoon, aunque le sigue muy muy de cerca. Fue una decisión difícil, con eso os lo digo todo. Sephiroth did nothing wrong!

-Jose

Final Fantasy VIII, el gran olvidado

Ser el hijo mediano debe ser jodido. No que yo lo sepa (que soy el pequeño de dos) pero corre esa idea preconcebida de que el mayor es el primero y el último el pequeñín de la casa. Algo similar sucede con Final Fantasy VIII rodeado a izquierda y derecha por dos de los que suelen ser reconocidos como mejores de la saga.

La séptima entrega fue para muchísimos el primer Final Fantasy, la llegada de la saga a Europa y el salto a las tres dimensiones. La novena, fue la última entrega de una consola que dominó su generación, el refinamiento de lo trabajado en anteriores entregas antes de dar otro salto adelante.

Resultado de imagen de final fantasy viii

Evidentemente la sombra de sus dos hermanos no es el único motivo por el que la historia de Squall sea menos recordada. Ya de base su ambientación tiene una apariencia más realista en comparación, quedando más lejos de la fantasía, cyberpunk o steampunk. Academias militares, conflictos bélicos modernos, grupos de resistencia. Eventualmente la historia da un giro a la fantasía y ciencia ficción muy interesantes pero es mucho más adelante.

Al final todo suma y el sistema de enlaces tampoco es el más amigable de todos. Esto junto a las magias extraíbles propiciaban una serie de “trucos” para potenciar stats al máximo sin subir de nivel.

A pesar de todo guardo un lugar especial para este juego. Fue mi primer Final Fantasy y eso nunca se olvida. La evolución de la historia, del conflicto bélico a la fantasía y el salto a la ciencia ficción. El carisma de algunos de sus personajes como Laguna y sus colegas o Rinoa. La música de Uematsu o el diseño de los personajes. Todo ello junto a las dos mejores historias de amor de su generación.

-Jaume

Final Fantasy IX, el último de una edad de oro

Final Fantasy IX. Para muchos la última fantasía final de verdad. Otros se refieren a la décima entrega para esto y para otros nunca dejaron de llegar las grandes historias. En cualquier caso, para gustos colores. Lo bueno de esta saga es que siempre tiene entregas muy variadas con títulos para todo el mundo. Personalmente nunca he podido escoger un favorito, va a días

Recientemente he estado jugando a Final Fantasy IX y con tan solo la introducción ya consigue enganchar. La parte del teatro y el secuestro es simplemente magistral. Pero no acaba aquí, la historia sigue y el ritmo nunca decae, crece a cada paso que das, a cada conversación, a cada batalla…

Resultado de imagen de final fantasy ix

Además los personajes están muy bien escritos y todos tienen una gran evolución. Nadie podrá olvidar a Vivi y sus dudas existenciales que aportan a la historia un punto de vista filosófico poco visto hasta entonces en la saga. Tampoco es fácil olvidar a Yitán y su cambio drástico de actitud cuando descubre quien es y de donde viene. Y así podríamos estar todo el día, pues todos los personajes protagonizan grandes momentos guardados a fuego en mi memoria.

La banda sonora también es de las mejores y más completas. El sistema de combate tan profundo como de costumbre, esta vez, teniendo que aprender habilidades del equipo, la exploración, con escenarios preciosos y los minijuegos como el Tetra Master o la dichosa comba, hacen que Final Fantasy IX sea de los mejores de la saga y un imprescindible total para todos los amantes del rol tradicional.

-César

Final Fantasy X, una joya atemporal

A estas alturas, no hay palabras para definir Final Fantasy X. Siendo para muchos la última entrega sobresaliente de la franquicia, Squaresoft nos regaló una joya atemporal que hemos podido disfrutar generación tras generación gracias a los diferentes remaster y relanzamientos para cada consola actual. Pero, y creo que hablo en nombre de todos, no tenemos ninguna queja al respecto.

Resultado de imagen de final fantasy x

Así, la historia de Tidus, Yuna, Auron y demás lleva emocionándonos más de una década, algo que muy pocas obras consiguen. Controlando al primero de estos, sufriremos un traspié que nos desplazará varios siglos hacia delante, momento en el que da comienzo la aventura. El desconcierto inicial, tanto de nuestro personaje como de nosotros mismos, dará paso a una sucesión de acontecimientos, presentaciones y eventos que nos harán conectar desde el primer momento con cada personaje.

Final Fantasy X puede no tener la trama más redonda ni ofrecer la libertad que otros títulos de la franquicia sí, pero compensa esto con la excelencia a nivel jugable, un hito del que pocos videojuegos pueden presumir. Además, la banda sonora enamora desde el primer instante, cautivándonos en el preciso instante dónde, in media res, tenemos nuestra primera toma de contacto con los personajes. Así, incluso comoiniciación a la saga, este excelente título recoge todo lo que la franquicia debería ser, aunando en un solo producto toda la calidad posible en cada apartado.

-Abelardo

Final Fantasy XIII, la herejía de empezar por el 13

Mi relación con la franquicia Final Fantasy nunca fue muy proficua. Al ser de ideas fijas, me dejé absorber por el rol occidental y no supe salir de ahí hasta pasados unos buenos años. Fue entonces cuando llegó la Xbox 360 a mi vida, en una elegante edición que traía el recién estrenado Final Fantasy XIII.

Yo, sin conocer nada de aquel universo, lo compartí junto con Dragon Age: Origins. El cambio jugable entre ambos títulos era, cuanto menos, cuestionable. Obviamente, me decantaba más por el juego de Ubisoft, pues se acercaba más a mi zona de confort. No obstante, pasado un tiempo quise dedicarle mi cariño y aprecio a Lightning.

Resultado de imagen de final fantasy xiii

Sabía que lo que estaba haciendo era una herejía: jugar primero a aquella obra que todos los fans criticaban por no estar a la altura de sus predecesores. Un juego que rompía con algunos de los esquemas claves de la franquicia en pos de ofrecer nuevas fórmulas. Escenarios “pasillos”, un combate algo distinto, una historia algo más plana, personajes algo sosos

Sin embargo, supo engancharme. Había buenos momentos, con algunos combates realmente duros. Los personajes, poco a poco, supieron hacerse un hueco, y la jugabilidad iba ganando en profundidad. El mapeado también acababa abriéndose, mostrando aquellas explanadas enormes, más similares a las de FFXV.

Pero, sin dudarlo, me quedo con dos cosas de Final Fantasy XIII: la música, mi más fiel acompañante durante toda la aventura, y las ganas enormes de catar los anteriores títulos de la saga que emergieron en mí.

-Jon

Final Fantasy XV, una fantasía que se hizo realidad

Acabar este texto hablando de, quizás, la entrega mas criticada de toda la saga -con perdón de Lightning- es una tarea dura. Dura por todo lo que ha tenido detrás Final Fantasy XV desde su anuncio, y dura porque, a pesar de todo eso, disfruté de este juego como fuera un niño. Quiero decir, no estoy ciego, no es un título ni mucho menos perfecto, los mil problemas que tuvo durante su desarrollo aún a día de hoy le siguen pesando, incluso con las mil actualizaciones y DLCs que han ido sacando para completarlo más.

Resultado de imagen de final fantasy xv

Pero creo que realmente eso me dio bastante igual cuando por fin tuve el juego en mis manos y metí su disco en mi PS4 tras toda esa larga espera. Final Fantasy XV es un viaje disfrutable de principio a fin, con grandes momentos, buena jugabilidad, una banda sonora espectacular y que cuenta con un grupo de protagonistas que realmente se siente como una familia. Aspectos que muchos de esos juegos Triple A que se lanzan hoy en día carecen, pero a los que no se les llega a criticar tanto por ello.

También es normal. Todo el mundo espera algo sobresaliente de un Final Fantasy. Pero si conseguís dejar de lado esos prejuicios os podréis dar cuenta de que el viaje de Noctis es posiblemente uno de los mejores que nos ha dejado esta generación de consolas, aún siendo consciente de que no es perfecto. Un juego al que le llegué a echar 100 horas y al que siempre me gustará volver.

-Rubén


Si habéis leído hasta aquí, simplemente daros las gracias por llegar hasta el final de este largo texto. En Legión de Jugadores siempre tenemos la puerta abierta para todo tipo de aportaciones a la web o si queréis formar parte de nuestro equipo, por lo que si queréis colaborar con nosotros no dudéis en animaros.

Os recordamos que ésta es ya nuestra decimosexta entrega de “Hablando de…”, podéis echar un ojo a las anteriores a través del enlace. Para estar al tanto de todas las novedades sobre videojuegos, podéis también seguirnos en Twitter Instagram.

Avatar

Written by: Legión de Jugadores

Staff Legión de Jugadores

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter