25 años de The Elder Scrolls: creando los pilares del RPG occidental actual

Decir que Bethesda inventó el rol occidental con The Elder Scrolls sería pasarnos bastante, pero no cabe duda de que esta franquicia ayudó a cimentar las bases de lo que conocemos ahora como RPG. Su influencia sigue presente incluso en pleno 2019, y llega a iconos del género como Dragon Age o The Witcher. Pesos pesados que siguieron la estela de este universo de fantasía que acaba de cumplir nada más y nada menos que 25 años desde su nacimiento. 25 años en los que la compañía ha conseguido crear toda una esencia rolera con The Elder Scrolls, hasta convertirlo en uno de los pilares de todo RPG occidental actual.

Quizás la mayoría de los que estáis leyendo esto conocéis la saga por Skyrim, o incluso por Oblivion. Y no es para menos. Estos dos últimos lanzamientos de la franquicia fueron los causantes de la verdadera explosión de The Elder Scrolls, en especial Skyrim, considerado por muchos la mejor aventura de fantasía que nos ha llegado a dar el sector de los videojuegos. Y -dejando bromas aparte con los mil millones de diferentes ports y versiones que tiene el juego- su éxito está más que justificado. Con ellos Bethesda ha conseguido crear un mundo completamente vivo, en el que el jugador tiene la opción de involucrarse por completo desde el primer momento para vivir su propia historia. Una historia que hoy vamos a revivir dándonos un paseo por el recorrido de The Elder Scrolls durante estos 25 años, para celebrar este aniversario tan especial.

Arena y Draggerfall, la libertad por bandera

El universo de Tamriel empezó sus andadas en 1994 con su denominada primera entrega: Arena. Como es de esperar, la compañía por aquel entonces no es la superpotencia que es hoy en día, y tuvo muchos problemas a la hora de sacar sus primeros lanzamientos adelante. Arena no fue una excepción, y tuvo muchos cambios durante su desarrollo. Para empezar no iba a ser un RPG, sino que nos pondría en la piel de un luchador con el que deberíamos conquistar distintas arenas (de ahí el nombre) y torneos luchando.

Sin embargo, Bethesda comenzó a darle más importancia a las historias principales y secundarias del juego, añadiéndole además un enorme mapeado y otros personajes no controlables, creando la base de todo juego de rol, ofreciendo una libertad nunca vista hasta ahora en un videojuego. Y parece que estos cambios le surtieron efecto, y Arena consiguió lanzarse en PC con muy buena críticas.

Resultado de imagen de the elder scrolls arena
The Elder Scrolls: Arena

Gracias a su éxito, Bethesda quiso seguir su estela lanzando una segunda entrega con la que pretendían mejorar lo visto hasta ahora. Así nacía dos años después The Elder Scrolls II: Daggerfall, el cual tuvo un desarrollo algo complicado debido en gran parte a las prisas que se dio la compañía para sacarlo a la venta, contando con bastantes bugs que lastraban la experiencia.

Además, su mapeado era todavía más grande que el de Arena, con una profundidad pocas veces vista con anterioridad. Se trata de la entrega mas extensa de todas, tanto en este aspecto como en el argumental, aumentando las características roleras de su predecesor. Daggerfall aumentó todavía mas la sensación de libertad, dando de la posibilidad de desviarse en cualquier momento de la historia principal y dando hasta cinco finales distintos.

Cabe destacar que Daggerfall y Arena se pueden descargar de manera gratuita en la web de Bethesda, para aquellos que quieran vivir la experiencia de los primeros Elder Scrolls.

Resultado de imagen de the elder scrolls daggerfall
The Elder Scrolls II: Draggerfall

Morrowind y Oblivion, expandiendo las fronteras de The Elder Scrolls

Tras estas dos primeras entregas, tendríamos que esperar hasta 2002 para ver un nuevo lanzamiento de The Elder Scrolls. En ese año salía a la venta Morrowind, una de las entregas mejor valoradas de la franquicia y a la que los jugadores recuerdan con más cariño junto a Skyrim. Bethesda, a diferencia de con Draggerfall, decidió tomarse con más calma el desarrollo del siguiente juego para potenciar todos los puntos positivos que les había dado la saga hasta ahora.

Con Morrowind, la compañía quería crear un RPG como no se había visto hasta el momento, con un apartado técnico que consiguiera una evolución visual inédita en el género. Además, introdujo un editor de personajes muy completo con la posibilidad de elegir razas y clases, con las que se nos otorgaban diferentes habilidades según nuestras decisiones. Cabe destacar que fue el primer The Elder Scrolls que vió la luz en consolas, al contrario de sus predecesores, que fueron exclusivos de PC.

Resultado de imagen de the elder scrolls morrowind
The Elder Scrolls III: Morrowind

Cuatro años después llegaría Oblivion, la entrega que consiguió popularizar por completo a la franquicia, con un lanzamiento en PlayStation 3, Xbox 360 y PC. Debido al más que evidente avance tecnológico conseguido con la nueva generación de consolas, Bethesda consiguió brindarnos uno de los apartados técnicos mas sobresalientes de la época, con unos escenarios muy realistas y una distancia de dibujado enorme.

Volvía también a darnos un nuevo editor de personajes, tras el cual el jugador tenía una libertad completa y absoluta para seguir la historia, unirse a los distintos gremios, y ser la persona que quería ser dentro de Tamriel. Además, se simplificó bastante el sistema de combate, siendo la base del que conocemos hoy en día en la franquicia, con un golpe fuerte y otro más débil.

Resultado de imagen de the elder scrolls oblivion
The Elder Scrolls IV: Oblivion

Skyrim, cambiando por completo el RPG

2011 fue el año en el que la quinta entrega de la saga llegaría a nuestras consolas, con la intención de llevar a la franquicia The Elder Scrolls al escalón más alto del género. Y, como ya sabréis, lo consiguió. Durante su desarrollo, Bethesda puso toda la carne en el asador para introducir en él todos los mejores aspectos que le habían dado sus predecesores, pero potenciándolos hasta el máximo. A parte de su avance gráfico, Skyrim supuso la mayor evolución de la saga hasta el momento, dotando al jugador de una libertad nunca antes vista hasta el momento en ningún otro videojuego. Es un juego cargado de detalles en todos y cada uno de sus rincones, con unos escenarios que aún están grabados en la mente de sus jugadores.

Resultado de imagen de the elder scrolls skyrim
The Elder Scrolls V: Skyrim

Skyrim fue por aquel entonces el culmen de todos esos años desarrollando juegos de The Elder Scrolls, y todo un paso adelante en lo que se convertiría el género hoy en día. Una tarea al alcance de muy pocos y que casi nadie había conseguido hasta el momento. La quinta entrega fue el último puñetazo encima de la mesa por parte de Bethesda para cambiar el rol occidental por completo. Incluso hoy se sigue escuchando el eco de ese golpe cada vez que se anuncia un nuevo RPG de mundo abierto. Un eco que seguirá ahí hasta que alguien mas vuelva a presentar de nuevo algo tan rompedor como lo ha sido esta franquicia durante estos últimos 25 años. 25 años que son pura historia de los videojuegos.

The Elder Scrolls Online y el futuro de la franquicia

Algunos años después, allá por 2014, nos llegó The Elder Scrolls Online, una apuesta para unir todo el universo de la saga en uno solo. Si nos basamos en la cronología de los hechos contados en Skyrim, The Elder Scrolls Online se situaría unos mil años antes. Pese a ser un juego multijugador, la experiencia de un jugador es realmente buena, teniendo un sistema de combate muy original respecto a otros MMO, además de contar con un sistema de misiones y facciones que mantiene la esencia de los juegos principales de la saga.

Resultado de imagen de the elder scrolls online

A todo esto hay que añadirle que muchas de las zonas de este título, las podemos encontrar en otras entregas, por lo que The Elder Scrolls Online es como una carta de amor al fiel seguidor de esta gran saga.

Junto a él, también han salido otros títulos menores o spin-offs, como el juego de cartas f2p The Elder Scrolls Legends o el nuevo lanzamiento para dispositivos móviles The Elder Scrolls Blades. Una muestra de que Bethesda aún no ha dicho su última palabra con una franquicia que cuenta con millones de jugadores en todo el mundo y que se ha consagrado como una de las más queridas por todo el sector. 25 años no son nada para la leyenda de esta marca insignia de los videojuegos, una leyenda, además, que quiere aumentar su prestigio con esa esperadísima sexta entrega que nos tiene a todos en vilo y de la que no podemos esperar más para verla en movimiento. The Elder Scrolls es pasado, presente y futuro de los videojuegos

Rubén López

Written by: Rubén López

Videojuegos, cómics, cine y música. Es todo lo que necesito en este mundo. Redactor a tiempo parcial y amante de las buenas historias.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter