¿Es el streaming el futuro de los videojuegos?

Como estamos viendo, cada vez son más las compañías que están impulsando sus propias plataformas de streaming de videojuegos. Tenemos actualmente el ejemplo de Nvidia con “GeForce Now” y de Sony PlayStation con “Ps Now”. Pero además, otras compañías ya han anunciado su incursión en el mundo del streaming, es el caso de Google, con su futura plataforma “Google Stadia” o de Microsoft con “Project xCloud”. Ya se ha hablado de ambos sistemas y parece que no van a tardar en llegar.

Pero comencemos hablando del streaming de videojuegos a día de hoy ¿cómo está funcionando esta tecnología?

El futuro, hoy

Actualmente estos servicios están disponibles en unas determinadas plataformas. En el caso de “Ps Now” necesitaremos una PS4 o un PC para poder hacer uso de este servicio. Por otra parte, “GeForce Now” solo está disponible en PC y MAC. Esto es algo que va a cambiar en un futuro, ya que Google y Microsoft han confirmado que su servicio estará disponible en multitud de plataformas (smartphones, tablets, PC, smart tv…).

Pero, ¿es factible a día de hoy hacer uso de estos servicios, ofrecen una buena calidad? Dependerá de las necesidades de cada uno. A continuación comentaremos algunas de las limitaciones que tiene el streaming de videojuegos actualmente.

Por ejemplo, el servicio de streaming de PlayStation funciona a 720p, una resolución menor de la que podemos conseguir de manera nativa en PS4, aunque con un mejor framerate. Uno de los problemas a los que se enfrenta esta tecnología es al input lag, es decir, el intervalo de tiempo que tarda en verse reflejada una acción en pantalla desde que nosotros la ejecutamos con el mando. Pues cuando jugamos en streaming, este input lag es mayor al que tenemos cuando lo hacemos de manera nativa reproduciendo el contenido en una consola. Si bien en el caso de PS Now no es algo demasiado exagerado, sí que es notorio sobretodo al jugar a videojuegos en los que se requiere una gran rapidez de movimiento. Es algo que puede variar en función de la conexión que tengamos, pero que aún siendo muy buena, es un problema que está ahí.

Resultado de imagen de playstation now

Más problemas que virtudes

Otra problemática que surge en este tipo de servicios es la calidad de imagen, ya que no es igual de nítida que al reproducir contenido de manera nativa, ciertas zonas de la imagen se pueden ver pixeladas en ocasiones (sobre todo las sombras y los negros), esto se puede observar también en plataformas de vídeo en streaming como Netflix o HBO, aunque a una escala menor. Estos problemas se deben al bitrate, es decir, la cantidad de bits o información por segundo que es capaz de transmitirse. Esto es algo independiente a la resolución del vídeo y que además es variable, por eso a ratos podemos notar esas pixelaciones en pantalla. En el caso del streaming, el bitrate suele ser menor y más variable, por ello aparecen estos problemas de imagen a la hora de reproducir contenido por esta vía.

Por ultimo, otra traba que encontramos son los servidores, pues cada compañía ha de tener unos servidores destinados a su plataforma de streaming, en los cuales se reproduce el contenido al que los jugadores están accediendo y se envía a través de la red. ¿Cuál es el problema? Pues que los servidores tienen una capacidad limitada, se trata de servidores compartidos en los cuales hay multitud de usuarios a la vez haciendo uso de ellos. Es inviable para una compañía ofrecer servidores dedicados para cada jugador, por ello se comparten. Lo que sucede es que puede no haber espacio en estos servidores, si todos están llenos y un usuario quiere acceder para reproducir algún contenido, no va a poder hacerlo. Por eso veíamos cómo se generaban colas para poder acceder a diversos títulos en el servicio de Playstation “PS Now”. Esto se da en horas puntas cuando hay mucha gente conectada haciendo uso de los servidores, si un jugador quiere acceder, va a tener que hacer una cola de espera hasta que se libere espacio en el servidor, es decir, que otros jugadores lo abandonen.

Un servicio que aún tiene mucho que mejorar

Dicho todo esto… en mi opinión, hoy en día el streaming de videojuegos no vale demasiado la pena, pues todavía le queda mucho por mejorar. Pero es cierto que el futuro es esperanzador en este sentido. Google ya anunció que sería capaz de ofrecer una resolución de 4K y 60 FPS en su plataforma, mientras parece ser que Microsoft ofrecerá un input lag ínfimo y una buena calidad sin exigir una gran conexión a internet. Pero habrá que ver cómo lidian con los problemas actuales del streaming y su modelo de monetización, el cual probablemente vaya encaminado a las suscripciones

Resultado de imagen de google stadia

Con el desarrollo de la tecnología es muy posible que este modelo de negocio sea el futuro. Poder jugar al videojuego que quieras en cualquier plataforma, sin esperas, con una gran calidad de imagen y a un precio competitivo, sin invertir en hardware específico que pueda mover los juegos y sin necesitar una gran conexión a internet. Esto es, probablemente lo que cabría esperar del streaming de videojuegos en unos años. Se debería dar solución a los problemas mencionados anteriormente, lo cual parece muy factible dado el rápido avance de la tecnología. Si esto sucede… nos espera un futuro prometedor.

Enrique Mas Ares

Written by: Enrique Mas Ares

Estudiante de Comunicación Audiovisual. Jugador de videojuegos y DJ en mis ratos libres. Todo lo que sea a menos de 4K no puedo jugarlo.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter