God of War celebra el primer aniversario de la extinta venganza de Kratos

God of War supuso una auténtica revelación el pasado 20 de abril, fecha en la que salió a la venta. Mostrándonos una cara totalmente desconocida de nuestro dios más querido, esta nueva entrega de Santa Monica Studios daba una vuelta de tuerca no solo a la visión que teníamos de Kratos, sino a toda una franquicia con más de 10 años a sus espaldas. Así, el espartano dejaba a un lado su insaciable sed de venganza por un objetivo mayor: convertirse en el mejor ejemplo posible para Atreus, su hijo. Este, pese a no ser el primer descendiente de nuestro héroe, marca un antes y un después en la mentalidad del guerrero. Por primera vez desde el nacimiento de la saga vemos como el hombre que utilizó a una mujer como cadena se preocupa más por otra persona que por sí mismo.

God of War evoluciona a la par que sus realizadores

Cory Barlog es en esta ocasión el encargado de dirigir uno de los exclusivos más ambiciosos de Sony. Habiendo dirigido la segunda entrega para PlayStation 2 y los primeros meses de la tercera, el marcado sello personal del director se encontraba presente en ambas obras. Así, tras abandonar la compañía en 2012, se integró en Crystal Dinamics para dirigir las escenas cinemáticas del reboot de Tomb Raider. Una idea rondaba frecuentemente la cabeza del realizador americano, el complejo plano secuencia. Este, exitoso en películas como Birdman, trajo consigo unos auténticos quebraderos de cabeza que le llevaron a despedirse de su nueva casa en 2013. Con un futuro incierto, Barlog volvió al que siempre fue su hogar para dirigir el proyecto más ambicioso del estudio hasta el momento: una nueva entrega de God of War.

Con el regreso del norteamericano comenzó una lluvia de ideas que, en la fase más inmadura del proyecto, les llevó a tomar la decisión más radical de toda la saga: dejar a un lado la sed de venganza. En sus andanzas por el Olimpo, Kratos había terminado con todo aquel que se interpuso en su camino. De hecho, una de las claves de su nueva personalidad reside en estos acontecimientos, habiendo dado muerte a muchos que no lo merecían. Sintiéndose un juguete de los dioses, el espartano juró terminar con ellos para paliar todo el sufrimiento que le habían creado. La idea de Barlog con las primeras obras fue crear un producto con el que su yo adolescente alucinaría. Y, ya habiendo formado una familia, el director tenía una visión totalmente distinta. Una visión que, como hemos comprobado en esta última entrega, quiso implementar en el protagonista.

Kratos da prioridad en este nuevo título a su lado más humano

Gracias a todo lo contado anteriormente, en esta introducción a la mitología nórdica contamos con la versión más responsable del Fantasma de Esparta. Barlog quiso plasmar en God of War su relación con Helo, su hijo, introduciendo así un nuevo personaje clave en la historia: Atreus. Este, fruto de la nueva vida de Kratos, hará que el héroe tome otra perspectiva de lo que significa responsabilidad. En anteriores entregas culpaba de todos sus males a los dioses y les hacía responsables de sus actos, justificando su comportamiento y decisiones con la venganza. Mientras que, en este nuevo viaje y a raíz de un desafortunado accidente, debe asimilar de golpe todas las responsabilidades que la paternidad conlleva. Y, con esta sencilla premisa, comprobamos el renacimiento de un Kratos que prioriza su lado más humano.

God of War

El semidios, tras la muerte de su segunda mujer, se ve obligado a fraternizar más con Atreus. Y este, al que apenas conoce, comparte el mismo dolor de haber perdido a la persona más importante de su vida. Así, ambos se embarcan en una aventura que les llevará hasta Jötunheim, el hogar de los gigantes, el lugar que la madre escogió para depositar sus cenizas ya que este posee la montaña más alta jamás vista. A lo largo del camino seremos testigos de como la relación entre ambos pasa por los altibajos más comunes entre padres e hijos, llegando a comprobar en los primeros compases de la obra la frialdad de Kratos a la hora de consolar a Atreus. Y, como este ejemplo, comprobaremos miles más a lo largo de las más de 20 horas de aventura principal.

Cada cicatriz que ha sufrido el espartano está presente a lo largo de esta obra

La personalidad del espartano está forjada por todos y cada uno de los reveses que ha sufrido. De hecho, incluso su rasgo más característico, su extrema tez blanca, es fruto de uno de estos acontecimientos. Engañado por Ares, Kratos terminó con la vida de Lysandra y Calíope, su primera mujer y su primogénita, condenando al semidios a llevarlas por siempre en su piel en forma de cenizas. Además, su tatuaje en el rostro es un claro homenaje a Deimos, su hermano fallecido, quién tenía una marca similar de nacimiento. Por no mencionar la cicatriz abdominal surgida a raíz de un duro enfrentamiento con Zeus, su padre. Así, todas las marcas características están presentes en esta nueva obra, reservándome el derecho de mencionar una en concreto que se redescubre al final de la obra.

God of War

Esta personalidad física tan marcada del personaje nos lleva a comprobar que Santa Monica Studios no olvida los orígenes del mismo. De hecho, son los causantes de la ruda actitud del espartano, quién en esta entrega trata de redimirse tratando de evitar que Atreus siga sus pasos. En ocasiones esta premisa la lleva al extremo, un hecho que podemos constatar desde el propio comienzo. Así, su hijo desconoce su pasado, quién fue, qué ha hecho o, por poner un sencillo ejemplo, de dónde previene su extrema fuerza. Kratos trata de evitar en todo momento que su ira espartana despierte, consiguiéndolo con éxito hasta que sucede lo inevitable: los dioses nórdicos se percatan de la presencia de un intruso. Y, como era de esperar, las deidades no aceptan así como así no a uno, sino a dos extranjeros.

El complejo árbol de la vida nórdico aún tiene mucho que mostrarnos

En las 7 primeras entregas (siempre que contemos el desconocido God of War: Betrayal para dispositivos móviles) de la franquicia, el Olimpo era el parque de juegos de nuestro querido Kratos. En este escenario, el semidios hizo de las suyas y destrozó a todo aquel que se cruzó en su camino. De hecho, acabó con muchas personas que no merecían ese cruel final, forjando de esta manera el carácter atormentado del protagonista. Y así, con todo este mar de sangre y destrucción tras de sí, Kratos partió hasta una tierra donde podría comenzar una nueva vida. Y lo hizo. Allí conoció a Faye, la madre de Atreus y motivo principal del periplo que contemplamos en God of War. Así, el nuevo destino de Kratos nos sumerge de lleno en una mitología cimentada en un concepto: Yggdrasil (o árbol de la vida).

God of War

En este ambicioso título, contamos con la posibilidad de ir a algunos de los reinos que componen este árbol. De esta manera, visitaremos parajes tan impresionantes como Alfheim, la tierra de los elfos. Además, gran parte de la historia y la práctica totalidad del post-game se desarrolla en Midgard, el conocido hogar de los humanos. Pero, si existe un aspecto que intriga a los que hayan completado la historia es la imposibilidad de visitar ciertos reinos. Por supuesto, ese es el as bajo la manga de Cory Barlog. Así, el director del proyecto, que en su momento dio de lado a un hipotético DLC por ser demasiado ambicioso, ya tiene en mente la continuación de una historia cuyo recorrido justo acaba de empezar.

God of War

Y este servidor, que disfrutó como un enano de todo lo que implica esta nueva entrega, arde en deseos de comprobar hasta dónde serán capaces de llegar Kratos y Atreus dentro de la mitología nórdica. Aquellos que hemos terminado el título, y tranquilos que no diré spoilers, ya tenemos los dientes largos. Lo único claro es que, si Cory vuelve a estar al frente, nos hará volver a emocionarnos de la misma manera que él.

Written by: Abelardo

Estudiante de Filología Hispánica. Empecé con una Súper Nintendo y jamás dejé esta afición. Veo películas, y a veces leo, pero con la frecuencia con la que pasa un cometa.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter