Destiny 2: Nueva Luz, ¿el mejor F2P del mercado?

Hablar de Destiny 2 en pleno desenlace de 2019 se me hace cuanto menos raro. El juego base se lanzó hace ya más de dos años, y lo cierto es que, al igual que pasó con su predecesor, la polémica lo ha rodeado desde entonces. El título presentaba varias mejoras con respecto a éste, pero parecía que Bungie no terminaba de dar con la tecla a la hora de darle a su gran base de fans lo que realmente esperaban de Destiny. A partir de aquí, la misma historia se repetía: el equipo de desarrollo lanzaba algunas expansiones y actualizaciones un poco a la desesperada intentando arreglar algunos de sus fallos. Y, en cierta medida, así fue, pero por desgracia era ya un poco tarde. Al igual que el Viajero se quedaba sin su ansiada Luz, el número de jugadores caía de forma constante, matando poco a poco a un moribundo Viajero.

Tras esto, se llegó a regalar durante varias ocasiones el juego base, para intentar volver a atrapar a esa base de jugadores. Sin embargo, esto no terminaba de funcionar, y Bungie decidió coger el toro por los cuernos. Quizás nunca sepamos las verdaderas razones detrás de su ruptura con Activision. ¿Fue esta las que les dio puerta porque el juego no funcionaba? ¿Fue al revés? El caso es que no importa. A partir de este momento los creadores de Halo se aventuraron a empezar a crear el Destiny que ellos realmente querían, sin tener a nadie «molestando» y soplandoles en la nuca. Esta pequeña revolución empezaba, y con ella el nacimiento de uno de los mejores juegos F2P actuales: Destiny 2: Nueva Luz.

Guardianes, reuníos

No había tenido la oportunidad de jugar a Destiny 2 hasta ahora, aunque le eché muchísimas horas al primero en su momento (más de las que me gustaría admitir). Pero creo sinceramente que la franquicia está pasando en estos instantes por su mejor momento. Y me atrevo a afirmar este hecho tras dedicarle más de una veintena de horas a esta nueva versión del shooter looter en las que no he rascado apenas la superficie de todos los contenidos que trae. Para que os hagáis una pequeña idea, Destiny 2: Nueva Luz nos regala de forma completamente gratuita el juego base Destiny 2, las campañas Guerra Roja, Maldición de Osiris y Estratega, todos los añadidos del año 1 y parte de los años 2 y 3, además de las partidas privadas de Crisol y Gambito. Aunque por desgracia se quedan fuera de esta larga lista las últimas dos expansiones, Renegados y Bastión de Sombras (las cuales podremos conseguir pagando), todo este conjunto convierte a Nueva Luz en uno de los videojuegos F2P más completos del mercado actual.

Y no es para menos. Sólo con las tres campañas mencionadas tienes un buen puñado de decenas de horas por delante, siendo todas ellas de la calidad que caracteriza a Bungie. Historias atrayentes, llenas de misiones y enemigos que destrozar con nuestros poderes, acompañados de personajes secundarios interesantes con, además, uno de los mejores juegos de disparos en primera persona de esta generación en lo que a jugabilidad se refiere. En todo momento podremos jugar solos o acompañados, echarnos unas partidas en el Crisol PvP o unos Asaltos PvE si nos apetece, con un sistema de temporadas y contratos simplemente adictivo, con el que el juego nos plantará en la cara decenas de recompensas cada pocos minutos, convirtiendo a Destiny 2 en una experiencia extremadamente entretenida. Con una mención especial a Gambito, ese modo que mezcla el PvP con el PvE y posiblemente uno de los mejores añadidos que ha tenido la franquicia durante su corta historia y al que me he viciado de forma exagerada durante estos días.

La Luz del Viajero vuelve a brillar

Tampoco me entendáis mal, no pretendo venderos el juego como el que dice. Pero me es muy difícil no estar un poco ilusionado con Destiny y Bungie a partir de ahora. Creo que el equipo está ahora plantando las semillas correctas en solitario para crear la base que debería haber sido esa primera entrega. Seguramente lleguen un poco tarde, pero han conseguido reengancharme a la marca tras vivir varias decepciones con ella, y creo que eso es ya un logro.

El presente es ahora mismo brillante, con un Destiny 2 lleno de contenidos que contó con más de 200 mil jugadores durante sus primeros días en Steam, y con un plan de actualizaciones constantes para seguir manteniendo viva esta Luz. ¿El futuro? El futuro de Bungie está lleno de posibilidades en estos momentos. Si me atreviera apostar, lo haría diciendo que Destiny 2 será el principio de la revolución de los Guardianes, un juego que vuelve a alzar el vuelo y que, con suerte, lo seguirá haciendo durante el tiempo suficiente para que el equipo trabaje en una tercera entrega que será ese verdadero golpe en la mesa dentro del género.

Mientras tanto, disfrutemos de esta nueva vida en Destiny, a expensas de nuevos tiempos muy prometedores. ¡Nos vemos en La Torre, Guardianes!

Rubén López

Written by: Rubén López

Videojuegos, cómics, cine y música. Es todo lo que necesito en este mundo. Redactor a tiempo parcial y amante de las buenas historias.

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter