Vivimos en una sociedad: la nota de Death Stranding y el juego para todos

Ayer tuvimos uno de los lanzamientos más esperados de los últimos años. Desde la dolorosa ruptura de relaciones entre Hideo Kojima y la compañía Konami todos hemos estado pendientes de cuales serían los próximos pasos del creativo japonés. Han pasado cuatro años desde entonces y parece mentira que en tan poco tiempo nos haya llegado Death Stranding. El propio Kojima declaró ver la situación muy complicada para salir adelante tras Konami. Sin embargo, uno no se pasa 30 años en la industria sin hacer contactos y en esta ocasión le sirvieron para salir adelante. Todo este contexto parecería favorecer que la recepción del juego sea un evento que celebrar. A pesar de ello, un sector amplio pone en duda su calidad. Hablemos de notas y de gustos. Para ello recuperamos el Vivimos en una sociedad en esta ocasión con Death Stranding de protagonista.

vivimos sociedad death stranding

Hideo Kojima, referente de la industria

Vamos a empezar dejando algo claro. No me gusta tener a gente en pedestales, por lo evidente. Luego se te caen al suelo y se rompen en mil pedazos. Esto es algo normal, todos somos humanos y podemos fallar. O simplemente no encajar el mensaje que nos quiere transmitir un autor. A pesar de ello, es innegable la importancia de Kojima en el videojuego. Habré visto estos días varias encuestas en Twitter buscando compararlo con uno u otro en intentos de restarle importancia o encumbrarlo más todavía, tonterías todo.

El nipón nos ha regalado una de las sagas más aclamadas de la historia del videojuego. Y dentro de esta podemos encontrar varios juegos importantes. Metal Gear Solid traía una sensibilidad adulta al videojuego, política y un estilo más propio del cine. Posteriores entregas profundizarían todo esto. Sons of Liberty es uno de mis juegos favoritos de siempre, Snake Eater es reconocido por muchos como uno de los mejores juegos de su consola y The Phantom Pain ha sido adorado por crítica y público, aunque para mi fuese un dolor de muelas.

vivimos sociedad death stranding
No negaremos lo evidente, el ego no le cabe en el cuerpo.

Cierto es que no hemos visto a Kojima hasta ahora fuera de la popular saga. Le hemos visto producir Zone of the Enders y también dirigió Policenauts (al que tocará viajar en algún momento) pero su trabajo siempre ha estado centrado en Snake. P.T. la demo de Silent Hills hizo que internet estallase. La idea de ponerlo a los mandos de resucitar la franquicia que Konami había estado enterrando era brillante. Contaba con invitados de lujo, quien mejor para un juego de terror que Guillermo Del Toro, y la rotura de cuarta pared habitual de Kojima parecía encajar perfectamente en la paranoia. Por desgracia todo aquello quedo en nada, una demo perdida por siempre.

Death Stranding el juego que nadie sabe sobre que va

Por todo lo mencionado anteriormente en cuando llegó el anuncio de Death Stranding en el E3 2016 se armó una buena. Kojima estaba de vuelta, tenía un proyecto en marcha y seguía con algunos nombres como Del Toro o Reedus. El principal problema era que nadie sabía de qué iba todo esto. Bebés, petróleo, entidades invisibles…todo muy extraño, pero era Kojima, no podía fallar.

Este hype nos ha llevado a una situación en la que todo el mundo habla del juego y lo quieren probar. Sin embargo, es también la primera obra sin el control de Konami. Tanto para lo bueno como para lo malo. Y no quiero decir que aquí Konami sean los buenos, pero el choque autor-mecenas es conocido. Kojima siempre ha querido experimentar y probar cosas nuevas y Konami…pues siempre han querido ganar dinero.

Quizás por esto mismo hasta hace relativamente poco no hemos podido ver gameplay del juego. Uno que no ha dejado a nadie indiferente porque básicamente somos un mensajero encargado de ir llevando paquetes de una zona a otra evitando a los enemigos. Ahora, tras haberlo podido jugar unas pocas horas veo donde esta puesta la atención. El peso recae justamente en el trayecto, la elaboración de rutas, ser sigiloso y cuidar nuestro equipo. Las fases de acción son más bien mediocres y no creo que sea por falta de cuidado. Este equipo trabajó en The Phantom Pain y el motor del juego es el mismo que Horizon Zero Dawn.

En serio, con esto nadie era capaz de saber de que iba a ir la movida pero el hype por las nubes.

Toda la saga Metal Gear ha girado sobre un tema común. La guerra es destructiva y no trae nada bueno. Serán excelentes juegos de acción pero siempre han premiado evitar las muertes y sus personajes estaban cansados de luchar. Todo esto se acabó desvirtuando porque «la acción vende».

Quiero una hamburguesa con queso y unas patatas grandes

Se han hecho muchas bromas sobre el simulador de reparto que parece ser Death Stranding (no voy a mencionar ninguna, ya que se ahorran impuestos no quiero que se ahorren publicidad). Como menciono, la importancia del juego en este caso recae mucho sobre el viaje en sí y no los obstáculos que encontremos por el camino. Death Stranding tiene momentos en que nos aleja la cámara y nos pone una canción para maravillarnos con el entorno mientras avanzamos y nos caemos de morros porque has dejado de prestar atención al equilibro de Sam mientras mirabas aquella montaña.

Y me parece curioso cuanto menos que esto sea algo negativo que se achaque al juego, cuando básicamente todos consisten en hacernos ir de un punto A al B. De esto ya hablé en un artículo sobre The Outer Worlds juego cuya acción también es floja pero que gracias a un buen guión nos consigue hacer querer recorrer esos puntos. Otros juegos maquillan este camino con una jugabilidad impresionante como por ejemplo The Last of Us (al que personalmente no le vería nada de malo si redujera los enfrentamientos). Por otro lado, títulos como Assassin’s Creed o GTA nos dan muchísimas opciones para hacer algo pero no dejan de ser lo mismo, ir de un lugar a otro, aunque enmascarado.

vivimos sociedad death stranding
No puedo ser el único que vea esta imagen y piense en el vértigo que da semejante viaje.

Quizás esto sea lo que más me pica respecto a las notas. Evidentemente cada análisis es subjetivo y puede verse afectado por mil cosas. Pero tampoco me parece justo que una gran parte del público lo achaque como algo negativo cuando esto mismo ha sido alabado en Breath of the Wild, Red Dead Redemption 2 o Final Fantasy XV, juegos que le dan una mayor transcendencia al camino que al destino.

No existe el «juego para todos»

Para terminar, quiero centrarme en esa coletilla que se ha repetido tanto. Death Stranding no es un juego para todos. A primera vista parece fácil y comprensible. Cada juego tiene su estilo y tiene que adaptarse a tu gusto para poder disfrutarlo, pero aquí se usa como una justificación de que a pesar de ser un gran juego puede no adaptarse a las modas o preferencias.

Y aquí es donde me regreso al pasado para darme una bofetada a mí mismo. En su momento yo defendí que Dark Souls necesitaba abrirse respecto a la dificultad. Luego reflexioné y cambié de opinión. Los juegos de From Software tampoco son para todo el mundo y yo solo he podido jugar más de 4 horas a Sekiro. Los juegos de Nintendo tampoco lo son para todo el mundo, ni los FIFA, ni siquiera superventas como Call of Duty o Grand Theft Auto V.

vivimos sociedad death stranding
Minecraft supera los 170 millones de unidades vendidas pero ni aún así es un «juego para todos» porque no existe tal concepto.

Este debate no es el mismo que el de la dificultad, pero tiene una raíz similar. Los juegos triple A tan reconocidos despiertan mucha atención y quiere jugarlos todo el mundo. ¿Pero hasta qué punto puedes adaptarte a la obra para que te guste o hasta cual debería adaptarse esta a tu gusto? Si Dark Souls cambiase perdería sus señas de identidad que lo convierten en algo memorable. Lo mismo sucede con la jugabilidad de Death Stranding que encuentra grandeza en sus momentos de introspección y soledad en las montañas. Si incluso hay un botón para gritar y preguntar si hay alguien ahí. Lo peor es que este debate no es nuevo, aunque destaca por ser el primer caso de un juego de tanto presupuesto y hype. Muchos juegos independientes son pulidas joyas que pueden parecerte lo mejor que se haya creado o aburrirte por entero.

Créditos y post-créditos

Me estoy extendiendo mucho y debería ir cerrando. Una lástima porque el caso nos trae varios puntos interesantes a debatir. Podría escribir un buen rato sobre los fallos de Kojima, que los tiene al igual que todo el mundo. Podría hablar de política y como en occidente los estudios se desvinculan de cualquier relación mientras en Japón no hay ningún tabú al respecto. Pero también estaría abarcando más de lo que puedo apretar en un único texto.

El tiempo pasará y las notas dejarán de importar. Algún listillo sacará a relucir que el mejor juego es el que diga metacritic o alguna página similar pero eso no es lo importante. Lo importante es disfrutar de este medio. Saber reconocer tus preferencias y acudir a ello, arriesgarse a probar en ocasiones y desde luego tener la mente abierta. Te puede gustar la literatura o el cine y no poder soportar los grandes clásicos. Evidentemente te estarás perdiendo algo, pero se gana mucho más cuando centras tus esfuerzos en disfrutar aquello que quieres que en odiar lo que no quieres.

norman reedus
Al final será más sencillo conectar todo Estados Unidos que unir a la comunidad gamer.

La propia redacción hemos hablado de ello y hay varias personas a quienes no les interesa y no pasa nada. Ahora cuando vuelva al sofá a seguir disfrutando de Death Stranding ahí los encontraré, al otro lado, ya sea jugando a Call of Duty, Tetris Effect o viéndose la última serie de turno. Y ninguna de esas opciones es más o menos válida que las otras. Al final a todos lo que nos une es lo mismo y eso es un poco sobre lo que va también Death Stranding, conectar con los demás.

Jaume Alto

Written by: Jaume Alto

Comunicador audiovisual y productor eventual. Aficionado enfermo a los videojuegos, cómics, juegos de rol, cine y otros tantos hobbies que acaban con mi cartera. En twitter @jaume_alto

LegiondeJugadores

Comunidad de jugadores/as. Únete a nosotros para estar al tanto de las últimas novedades y encontrar una nueva visión de los videojuegos.

Nuestro Twitter