Black Desert

Por el el Análisis, 4 Más
close [x]

Análisis – Black Desert (PS4)

El mundo de los videojuegos es apasionante, ¿verdad? Cualesquiera que sean tus gustos, siempre habrá algún videojuego que satisfaga tus ansias de evadirte de la realidad a base de conectarte a un mundo ficticio virtual. Porque, seamos realistas, la vida, a veces, cansa. Y cansa mucho, y el videojuego, al igual que puede ocurrir con el deporte, el cine o la lectura, siempre estará ahí para mejorar nuestro estado de ánimo y adoptar otro rol diferente al cotidiano. Soldado, héroe, minero, pastor, granjero… Da igual cuál sea vuestro objetivo en los videojuegos. Especialmente en Black Desert, un MMORPG donde podremos hacer completamente lo que queramos, con un amplio abanico de posibilidades, una gran profundidad en casi todos sus aspectos y un apartado visual que nada tiene que envidiar a los mejores títulos de la generación. ¿Listos? Vamos con el análisis de Black Desert, en su versión para PlayStation 4.

análisis black desert ps4

Una introducción escarpada, pero fructífera

Puede que nunca hayáis jugado a un juego de este longevo género. Siendo, quizás, World of Warcraft el representante por excelencia de este, los MMORPG (Juegos de rol multijugador masivo online) ofrecen un inmenso espectro de actividades, emociones, aventuras, personajes, entornos, ciudades, enemigos… Y podría seguir así un párrafo entero. Si ya conocéis este lado del mundillo, la duración de estos videojuegos no os será desconocida. Si el caso es el contrario, dejadme que os diga que, en caso de que queráis darle una oportunidad, os vayáis preparando para invertir muchas horas en crecer en su universo y disfrutar de él.

Porque un MMORPG es una inversión considerable de horas, en su mayor parte debido a la profundidad de sus características y al extenso contenido que ofrece. Sin ir más lejos, Black Desert ya empezará a robarnos horas nada más comenzar a crear nuestro personaje. Su editor de personajes puede ser, sin lugar a dudas, uno, si no el mejor, de los que haya podido probar a lo largo de esta ya caduca generación. El título de Pearl Abyss nos permitirá editar prácticamente cada píxel de nuestro avatar, desde el rol y tipo de luchador, hasta las poses y gestos, pasando por todo lo relacionado con la apariencia y físico del mismo. Hora y media estuve probando combinaciones, y porque decidí hundirme de una vez en el universo de Black Desert.

Tras eso, una cinemática extraña y un comienzo abrupto nos intentarán poner en situación en el mundo, pese a que nos encontraremos desorientados y con amnesia. Los reinos de Calpheon y Valencia se encuentran en una disputa territorial por los recursos y el dominio de una zona intermedia denominada Black Desert. Cuentan las leyendas que un objeto de incalculable poder hizo sucumbir las mentes de los Antiguos y provocó la desaparición de una gran civilización. Seremos nosotros, juntos a una misteriosa y oscura sombra compañera, los que resolveremos los misterios que rondan las leyendas y descubriremos los secretos de la magia oscura.

análisis black desert ps4

Lo establecido no existe en estas tierras

Cierto es que el argumento principal no es el aliciente más llamativo de este título, una historia atropellada, sin profundidad y que, tras hablar con cientos de personajes que no recordaremos, nos mandará de un lado para otro a, básicamente, exterminar hordas de enemigos, con algún que otro jefe de por medio. Puede que el gran conflicto que presentan las tierras de Black Desert no sea recordado en la historia de los MMORPG, desde luego, pero sí será un buen punto de partida para comenzar nuestros primeros pasos en esta aventura.

Como, por ejemplo, aprender cómo funciona su increíble sistema de combate. La fluidez y su profundidad son sus principales bazas. Dependiendo de la clase de personaje que hayamos escogido previamente tendremos acceso a diferentes ataques, movimientos y habilidades, tanto activas como pasivas. Cada una de las clases, que no son pocas y que se encuentran en constante expansión, tiene sus propias fortalezas y debilidades, muy bien delimitadas y definidas. A medida que subamos de nivel y realicemos combates y misiones obtendremos puntos de habilidad, que nos permitirán desbloquear diferentes ataques y mejoras, en caso de cumplir con las condiciones respectivas, de forma que adaptemos de la mejor forma posible el personaje a nuestro estilo de lucha.

Esto, unido a la vertiente clara de hack and slash que presenta el combate, hacen de cada enfrentamiento un baile mortal de espadas y sangre, gracias, además, a una sucesión de partículas que hacen de cada movimiento una verdadera apuesta por la espectacularidad. Cada sucesión de ataques, y la consiguiente creación de combos en función de la situación en la que nos encontremos, produce una gratificante sensación de destrucción y belleza, una sinergia que solo puedo asemejar a títulos como Devil May Cry 5, salvando las distancias, y que no veréis en muchos MMORPG de la escena actual.

análisis black desert ps4

Luces y sombras, la eterna lucha

Pero, a pesar de la enorme calidad que atesoran sus combates, estos se ven empañados por una inteligencia artificial que no hace justicia a todo lo que se puede llegar a hacer. Al principio nos tomaremos cada combate como si fuera el último, preocupándonos por esquivar bien, bloquear y apretar los botones adecuados en función del enemigo, de la cantidad de estos y del terreno. Pero será a las pocas horas cuando nos daremos cuenta de que los enemigos son simples sacos de carne, con una inteligencia artificial poco inteligente, a los que tendremos que derrotar infinidad de veces y que no supondrán desafío alguno.

Podría salvar algún jefe, ya que estos, al ser únicos, cuentan con patrones de ataques propios, más vida y más daño, como suele ser habitual. Sin embargo, solo supondrán un verdadero problema si decidimos enfrentarlos con un nivel bastante inferior al suyo, o si no contamos con equipamiento adecuado. Y no hablemos si partimos en busca y captura de estos en grupo. Una pena desde luego, pero es que Black Desert cuenta con dos ases bajo la manga y son de los que ganan manos.

El primero ya lo he introducido. Como todo MMORPG que se precie, el elemento multijugador es el factor más importante. Ya desde el comienzo de la aventura compartiremos suelo y aire con una gran multitud de avatares de otros jugadores, haciendo que cada rincón rebose vida, algo que se complementa con un mapa repleto de misiones, enemigos, personajes y actividades que hacer. Además, tendremos la posibilidad de crear nuestros propios grupos con amigos, incluso si juegan desde plataformas diferentes, gracias al crossplay, de forma que podamos afrontar el día a día hombro con hombro con compañeros, algo que se acentúa aún más cuando probamos suerte en una hermandad.

Al formar parte de una hermandad entraremos en un universo completamente nuevo en Black Desert. Hasta ahora, todo había sido ir a este punto, recoger cierto objeto o acabar con tantos enemigos, y a partir de este momento, en parte se mantendrá igual, pero tendremos la posibilidad de dar comienzo a las guerras de hermandades. Estas actividades, como su propio nombre indica, consisten en declarar, o recibir declaraciones, la guerra a hermandades vecinas, ya sea por el simple hecho de enfrentarnos con otros jugadores o por la conquista de una ciudad o territorio.

Las hermandades, a su vez, se rigen por un sistema de contratos, que beneficiarán a ambas partes si todo funciona correctamente, y que nos permitirá contribuir al crecimiento del grupo a medida que lo haga nuestro personaje. Se trata, pues, de una de las opciones más interesantes del juego porque llegas a sentirte realmente parte de una comunidad, algo muy necesario en este tipo de experiencias y que no siempre se consigue.

análisis black desert ps4

También puedes dejarlo todo e irte al campo

Pues sí. El título de Pearl Abyss nos permite despojarnos de la armadura y retirarnos a la tranquila vida de granjero si así lo queremos. También podemos dedicarnos a la pesca, la alquimia, la doma de caballos, a recolectar plantas y otros víveres, comercio, navegación o cocina, entre otras profesiones. No todo va a ser guerrillear, desde luego. A medida que realicemos las distintas actividades mencionadas subiremos de nivel nuestra capacidad de llevarlas a cabo, lo que nos permitirá obtener mejores resultados en cada una de ellas.

Así, si queremos dedicarnos únicamente a la pesca, bastará con hacernos de una caña y patear las largas costas y lagos para hacer crecer nuestra pericia. El sistema de trabajos que se nos presenta es inmenso y lleno de posibilidades, pero a la vez fácil de llevar a cabo si conseguimos superar la principal barrera que presenta este juego y que es, a su vez, otro de los reclamos que aprovecha.

Black Desert cuenta con un claro hándicap a la hora de jugar, y este es su propia extensión. Nodos de comercio, sistemas de impuestos, adquisición de residencias y contratación de personal de limpieza, equipamiento y armamento basado en estadísticas con posibilidades de mejora y refuerzo, adquisición, cría y cuidado de monturas, mascotas, buffs temporales y un largo etcétera. Las primeras horas pueden hacerse muy cuesta arriba, pero una vez superada esta barrera, con paciencia, tranquilidad y con ayuda, si es necesario, de las misiones de ayuda, se trata de uno de los grandes MMORPG del momento.

Bello y peligroso a partes iguales

Pero, si en algún momento perdéis la compostura ante las dificultades que podáis encontrar a lo largo del juegos, no os preocupéis, tan solo tendréis que subiros a vuestra fiel montura y partir en busca del límite del horizonte. Prados verdes de brizna fresca, bosques espesos y frondosos llenos de vida, costas infinitas bañadas por el cálido atardecer y mágicos lagos donde el reflejo de la luna calmará vuestra afligida alma. En Black Desert no habrá una sola partida en la que no os quedéis prendados de los muchos entornos que posee.

Y, por supuesto, una gran estampa es mucho mejor si es acompañada por una buena música de fondo. Tanto en los momentos de calma y sosiego, como en los combates más desafiantes y emocionantes, la banda sonora no defrauda. A pesar de las carencias que los combates puedan ofrecer, siempre tendréis un ritmo eléctrico y poderoso en vuestros oídos, el cual os pedirá seguir blandiendo vuestra arma en una danza de sangre.

Eso sí, si la capacidad de vuestra máquina lo permite. Este análisis ha sido realizado en una PlayStation 4, y cada poco tiempo podía notar cómo el hardware sufría para conseguir cargar todos los elementos que hay en pantalla. Siempre podremos cambiar la configuración de forma que se carguen los jugadores que se encuentren a menor distancia, por ejemplo, o reducir los elementos en pantalla, pero estos pequeños parches se descosen cuando entramos en ciudades, en batallas de muchos enemigos o cuando se accionan cinemáticas. Es posible acostumbrarse, sí, pero la mejor experiencia se da cuando no tienes que esperar varios segundos a que carguen las texturas de los NPCs cuando hablas con ellos.

Veredicto

Black Desert es un claro candidato a estar en el top de los MMORPG. A pesar de las carencias a nivel narrativo y argumental, y de los descafeinados combates contra la IA, la increíble extensión de su universo, las enormes posibilidades que se nos permiten, el divertidísimo y fluido sistema de combate, sus entornos y apartado visual, y las opciones de personalización hacen del título del estudio coreano Pearl Abyss una gran opción para evadirnos de los problemas de la vida cotidiana y buscar un salvoconducto, ya sea en la tranquilidad de un pueblo o en la indiscriminada y sanguinolenta guerra. Por desgracia, a la versión de PlayStation 4 se le notan demasiado carencias a nivel técnico.

Este análisis ha sido posible gracias a una copia digital proporcionada por Koch Media.

Lo Bueno

  • Un sistema de combate fluido, gratificante y espectacular
  • Un amplio abanico de posibilidades con mucha profundidad
  • Un apartado visual increíblemente bello...

Lo Malo

  • ...pero cuyos problemas técnicos son demasiado pesados
  • Argumento principal e IA descafeinados
8

Escrito por: Alejandro Espacio

Estudiante del grado Ingeniería Industrial Electrónica y Automática. Gasto mis ahorros en mundos fantásticos para poder escribir y debatir sobre ellos. RPG y Acción y Aventura como escape de la realidad.