Análisis – Capcom Arcade Stadium

Por el el Análisis, 3 Más
close [x]

Análisis – Capcom Arcade Stadium

Hagamos un pequeño experimento, e imaginemos que podemos viajar en el tiempo hasta mediados de los 90. Hasta… 1994, por ejemplo, y una vez allí, vayamos a un salón recreativo, de esos de los que ya casi no quedan en la actualidad. Bien, con esta situación en mente, ¿Cuáles son los principales juegos que se os vienen a la mente? Creo que es más que seguro que la mayoría de los que se os vienen son títulos de Capcom de la talla de Final Fight, Captain Commando, Street Fighter II o 1942, pues se tratan de algunas de las máquinas recreativas más icónicas y mejor valoradas de la historia del medio. Y no es para menos, ya que la labor de Capcom en este campo fue crucial y consiguió, junto a otras grandes empresas como Midway o Namco, definir lo que fue una industria que varios años después ya se encontraría moribunda, por desgracia. El catálogo de videojuegos de recreativas de Capcom es enorme e impresionante, y como es normal y comprensible, la buena gente detrás de esta compañía no se iba a quedar de brazos cruzados ante semejante catálogo. Es por eso que hoy vamos a hablar del nuevo lanzamiento de la compañía, ese curioso experimento conocido como Capcom Arcade Stadium.

Anunciado originalmente durante un Nintendo Direct como una exclusiva temporal para Nintendo Switch, Capcom Arcade Stadium aterriza ahora en PS4, Xbox One y PC con la promesa de traer un gran número de experiencias arcade absolutamente icónicas y memorables con el mejor nivel de calidad técnica posible, siendo fieles al material original y apostando por un nuevo sistema de pago en cuanto al desbloqueo de los juegos se refiere. ¿Queréis saber más acerca de esto? ¿Merece la pena hacerse con este título, o hay opciones mejores? Veamos que tal está, y respondamos a estas preguntas, en el análisis completo, que podéis leer a continuación.

Regreso al pasado

Lo primero es lo primero: ¿Qué nos ofrece Capcom Arcade Stadium? Su objetivo principal es proclamarse como el portal de videojuegos recreativos de la compañía nipona definitivo, un programa que todo el mundo puede bajar de forma gratuita y en el que puede hacerse con el juego que quiera o con packs de juegos concretos. A diferencia del resto de recopilaciones de títulos retro a los que nos han acostumbrado tanto esta como otras compañías, no tendremos que pagar nada para poder descargarlo, pero salvo que haya promociones especiales (como sesiones de juego limitadas o descargas gratuitas de juegos concretos), tampoco podremos jugar a nada sin realizar un pago previo. Es un sistema algo extraño, pero que no me termina de parecer nada mal. El precio de los packs es más que razonable, no llegando a costar cada título más de un euro si nos hacemos con todos, y si hay algún juego que por algún motivo no te interese, siempre tienes la opción de no pagar por él. La lista de juegos es enorme, y encontramos en esta algunos de los mejores títulos de la década de los 90s, que se dice pronto. Entre sus 32 títulos disponibles hasta el momento (no me sorprendería que metieran más juegos en un futuro) destacamos Ghost’n Goblins, Ghouls’n Ghosts, Bionic Commando, Strider, Legendary Wings, Street Fighter II (junto a sus versiones Hyper y Turbo) o Final Fight, siendo estos algunos de los títulos más conocidos de la lista. Pero veamos la lista completa de títulos, que se divide en tres packs. Así, el primer pack disponible es Dawn of the Arcade, que recopila títulos lanzados entre 1984 y 1988: Vulgus, Pirate Ship Higemaru, 1942, Commando, Section Z, Tatakai no Bankan, Bionic Commando, Legendary Wings, Forgotten Worlds y Ghouls’n Ghosts. El segundo es Arcade Revolution, que recopila títulos lanzados entre 1989 y 1992: Strider, Dynasty Wars, Final Fight, 1941: Counter Attack, Senjo no Okami II, Mega Twins, Carrier Air Wing, Street Fighter II: The World Warrior, Captain Commando, y Varth: Operation Thunderstorm. Y el tercer pack es Arcade Evolution, que recopila títulos lanzados entre 1993 y 2001: Warriors of Fate, Street Fighter II’: Hyper Fighting, Super Street Fighter II Turbo, Powered Gera: Strategic Variant Armor Equipment, Cyberbots: Fullmetal Madness, 19XX: The War Against Destiny, Battle Circuit, Giga Wing, 1944: The Loop Master, y Progea.

Si bien la lista es muy interesante (sobre todo para los fans de lo retro), no se trata de algo que hayamos visto por primera vez, ya que recopilaciones así hemos visto a mansalva. Si en algo se diferencia del resto de recopilaciones es en su excelente presentación, que de una forma similar a lo que ya hizo SEGA en su día con su más que decente SEGA Mega Drive Classics, nos traslada de lleno a una época. Si la compañía del erizo azul nos situaba en una habitación, la buena gente de Capcom nos sumerge de lleno en un salón recreativo en el que todo está cuidado hasta el más mínimo detalle. Y no es para menos, porque el título hace gala del RE Engine, y se hace notar. La iluminación, el sonido, la recreación de las máquinas arcade… Puede parecer una tontería, pero te sumerge de lleno en la propuesta del juego de una forma brutal, teniendo que realizar acciones como introducir monedas para poder jugar o pudiendo jugar viendo el título a través de la pantalla de la recreativa, como si nos hubiéramos trasladado allí mismo. Son detalles que hacen que este programa gane muchos puntos. Eso sí, no os preocupéis por el suministro de monedas, ya que una vez paguéis por los juegos podréis echar en sus máquinas recreativas todas las monedas que queráis.

Round 1. FIGHT!

Volviendo a los juegos, la recreación de estos es excelente y ningún momento hemos podido observar algún fallo técnico, reseñable o no. Estos se mueven de la misma forma que lo hacían en sus máquinas originales, y se ven de escándalo. Contamos, como no, con nuevas opciones para facilitar las partidas o modificarlas de cierta forma. Así, contamos con la posibilidad de rebobinar nuestras acciones para poder repetir aquello que no haya salido como quería (no os mentiré, me han dado ganas de hacerlo al luchar contra el maldito Bison en Street Fighter II) o de acelerar o enlentecer el título para, simplemente, juguetear con los títulos. Están bien estas posibilidades, aunque me habría gustado que su uso estuviera algo más oculto, ya que ha habido varias ocasiones en las que le he dado al botón de acelerar (en el caso de PS4 esta opción se activa con el botón L2) por error y es algo confuso desactivarlo. Es decir, las opciones son muy buenas, pero quizá no están implementadas de la mejor forma. Es interesante también la posibilidad de jugar ciertos desafíos y retos que se activan de forma temporal y limitada, además de poder acceder a una tabla de clasificaciones online para competir con otros jugadores, lo que le da mucha vidilla al título, algo que le sienta de escándalo. También contamos con los manuales de los títulos, aunque he echado en falta algo más de “biblioteca”, ya que siento que más allá de los juegos no se ofrecen otros modos que podrían haber resultado interesantes, como galerías o datos no tan conocidos de estos títulos.

Como ya os decía antes, el acabado es perfecto y nos encontramos ante una recopilación que nos ofrece lo más cercano que puede haber a día de hoy a los títulos tal y como se lanzaron originalmente. Esto es tal, que algunos de estos juegos cuentan con elementos que en su día se cambiaron con la llegada de diversos relanzamientos, como ocurre con la dichosa palmera del escenario de Sagat. Así de fieles son las conversiones de estos títulos, por lo que si sois algo más puristas encontraréis aquí un producto más que válido. El resto de recopilaciones que ha lanzado Capcom estaban bastante bien realizadas, pero la diferencia crucial es que mientras que estas recopilaciones estaban centradas en una saga o temática concreta, aquí tenemos una variedad enorme, que apela de una forma indudable a una gran parte del público. A nivel visual contamos con una enorme variedad de posibilidades, pudiendo girar la imagen para jugar en vertical, además de contando con la opción de elegir distintos tipos de marcos (también podemos elegir no usarlos, por supuesto), modificar el tamaño de la ventana y el tipo de filtro que podemos elegir (que para la inmersión es genial, ya que recrea de una forma muy fidedigna como se veían las pantallas de las máquinas recreativas). Además, en el caso de que seáis algo indecisos el juego cuenta con una buena variedad de sets predefinidos, que proponen unas opciones de visualización de lo más curiosas e interesantes. En general agradezco mucho esta gran variedad de opciones y el hecho de que no esté nada limitado, situándose muy por encima de otras recopilaciones con las que me he topado en los últimos años. En ese sentido, chapó por Capcom. Tampoco he encontrado problemas en cuanto al sonido, este se escucha con un nivel de calidad bastante decente que hace justicia a las increíbles bandas sonoras de las que hacen gala los títulos aquí presentes.

Conclusiones: Es el momento perfecto para ponerse al día con tanto clásico

Capcom Arcade Stadium se trata de un programa que se alza como la propuesta definitiva de cara a hacerse con algunos de los mejores juegos de recreativas desarrollado por Capcom, ofreciendo una experiencia absolutamente inmersiva plagada de opciones para mejorar o customizar las partidas al mismo tiempo que se respeta de una forma absoluta la forma en la que fueron lanzados estos títulos en su día. Creo que hay cosas que se podrían mejorar, como la falta de modos extra o la accesibilidad a ciertos modos, pero la cosas como son: Se trata de una oportunidad de oro para disfrutar de estos juegazos. Y el precio acompaña, siendo más que adecuado para lo que se ofrece. No puedo más que recomendarlo a todos los amantes de lo retro.

Lo Bueno

  • Gran listado de juegos
  • Inmersión absoluta y con un respeto total hacia las recreativas
  • Los juegos están realmente cuidados y hay un buen número de opciones para modificar la partida

Lo Malo

  • Algunas opciones no terminan de estar bien implementadas
  • Echo en falta más modos
8

Escrito por: Victor Puig

Salí plurilingüe y acabé de profesor de idiomas. Me encantan los juegos de lucha, los JRPGs y sobretodo los indies. La buena música, dentro o fuera de los videojuegos, es otra de mis pasiones.