Hyrule Warriors: La era del cataclismo

Por el el Análisis, 2 Más
close [x]

Análisis – El latido ancestral (Hyrule Warriors: La era del cataclismo)

Recuerdo el revuelo que hubo cuando se anunció por primera vez esta precuela de The Legend of Zelda: Breath of the Wild. La expectación iba ascendiendo conforme se sucedían las diferentes escenas protagonizadas por Urbosa, Mipha, Revali, Daruk y otros muchos personajes que aparecieron en el título antes mencionado. Unas expectativas que se rebajaron para algunos aficionados al conocer que el género de esta precuela iba a ser un musou, y no otro Action RPG como nos tenían acostumbrados. Dudas y críticas surgieron por todos los lados de la red, algunas incluso sin fundamento, solo para ser disueltas al probar el gran título que fue Hyrule Warriors: La era del cataclismo. Hoy os traemos nuestro análisis de la primera parte de su pase de expansión, El latido ancestral, que llega con la intención de mejorar lo visto en el juego base con unas cuantas novedades que merecen la pena ser comentadas. ¡Vamos a ello!

análisis el latido ancestral hyrule warriors

La tecnología ancestral es la protagonista

Supongo que si estáis leyendo estas líneas es porque habréis jugado a la versión base de Hyrule Warriors: La era del cataclismo. Y supongo que otra razón por la que estáis aquí es porque el título en cuestión os gustó lo suficiente como para sentir intriga por si merece la pena este pase de expansión, el cual recibió hace unos pocos días -el 18 de junio, concretamente- esta primera mitad de contenido.

El latido ancestral, nombre de esta primera remesa de contenido adicional, viene con varios alicientes para quienes disfrutaran de la historia que tiene lugar 100 años antes de lo acontecido en Breath of the Wild.  No puedo negar que lo que más me llamaba la atención era ese nuevo personaje jugable, que acabó siendo el guardián de batalla que se mostró el pasado E3, así que me vais a permitir que comience hablando de él.

El guardián de batalla no es un simple guardián, no es uno de esos que hemos machacado incontables veces antes y después del cataclismo. Esta versión cuenta con mejoras significativas con respecto a sus parientes, con mayor movilidad y ataques de mayor rango y variedad. De hecho, lo primero en lo que no pude evitar fijarme cuando comencé a controlar semejante máquina de guerra era lo torpe que me sentía con ella. La notaba tosca, falta de agilidad, con tiempos entre ataques muy altos. Como sospechaba, mi pericia necesitaba algo de tiempo para desarrollarse a los mandos de la tecnología sheika, y a medida que se sucedían los combates conseguía hilar algún que otro combo más, y es que la práctica es una de las claves de este título. Cuando dedicamos el tiempo suficiente a hacernos al guardián de batalla comenzamos a notar la potencia de fuego con la que cuenta y que nos vendrá de perlas para los dificilísimos combates que han llegado con El latido ancestral.

análisis el latido ancestral hyrule warriors

Algo similar ocurre con los otros dos principales reclamos de este contenido adicional. Las armas entrelazadas son las nuevas herramientas de las que dispondrá Link para acabar con la amenaza de Ganon. Estas pequeñas amiguitas tienen varias versiones conforme las vamos desbloqueando, característica que comparten con la Moto Hyliana de Zelda, aunque estas no difieren mucho entre sí. Con las garras entrelazadas podremos ejecutar una buena cantidad de combos, tanto aéreos como terrestres, circulares, en línea o individuales. Aunque lo mejor no es esa variedad de movimientos, algo que era indispensable para un título musou, sino la habilidad de la que hace gala.

Mediante el botón ZR podremos copiar el arma del enemigo en el que nos hayamos centrado, lo que nos permitirá aumentar nuestro abanico de posibilidades para algunos de los combates más exigentes. Por ejemplo, si nos enfrentamos a un centaleón que porta un garrote, las garras entrelazadas nos darán la oportunidad de copiarle el arma durante un número de golpes limitado que viene indicado por una barra que se recarga con el tiempo. A pesar de que he echado en falta algo más de originalidad en los ataques con las “falsificaciones”, he de decir que la variedad que aportan las garras resulta divertida, sobre todo escoger cuándo cambiar nuestra arma por la del enemigo, porque os aseguro que no siempre será ventajoso.

Un arsenal de armas sheika para hacer frente…

Con respecto a la Moto Hyliana, que en esta ocasión será para control único y exclusivo de Zelda, y no de Link, ocurre lo mismo que con el guardián de batalla. Los primeros kilómetros subido en ella no me resultaron todo lo cómodos que podía esperar. De nuevo, me notaba torpe y esta fue una sensación que se ha mantenido junto a la motocicleta desde entonces. A diferencia del guardián de batalla, al que sí le cogí el truco y el gusto, la Moto Hyliana se me cala constantemente. Puede que sea porque es demasiado compleja para mí, por supuesto, pero lo pasaba bastante mal contra enemigos aislados debido a un control muy poco preciso del vehículo que impide disfrutar de los caballos de la tecnología sheika. Más aún en zonas angostas, dado que los ataques de la moto tienden a ser de un rango bastante amplio, los cuales se pueden fortalecer al aumentar la velocidad con el botón ZR; y esto, por desgracia, también ocurre con el guardián de batalla. Eso sí, es indudable que ofrece la opción más diferente de entre todas las posibles actualmente en el juego.

análisis el latido ancestral hyrule warriors

Y eso es de agradecer. Uno, sino el principal, de los problemas de los que adolecía Hyrule Warriors: La era del cataclismo, era la monotonía una vez concluye la historia principal. Lo único que salvaba un poco este agujero era utilizar diferentes personajes de vez en cuando, o cambiar de armas si controlábamos a Link. Al final, siempre era lo mismo, acabar con hordas enormes de enemigos a base de mamporros por aquí y por allá. Esto último no es necesariamente un punto negativo, pero adquiría un tono poco atractivo cuando el desafío que suponía destruir a las tropas de Ganon dejaba de ser exactamente eso, un desafío.

… a una buena cantidad de nuevos desafíos

Pues bien, esto se acabó. Por un lado tenemos nuevos enemigos, desde Chuchus gigantes de todos los elementos hasta Invocantis de rango alto, pasando por Moblins que lanzan bombas, entre otros cuantos. Volver a sentir el peligro cuando nos enfrentamos a varios Invocantis de diferentes elementos, aprendernos sus ataques nuevos, los cuales son mucho más dañinos, y pensar en diferentes estrategias es justo lo que necesitaba el juego. Por otro lado, los niveles que se han añadido, con versiones más peligrosas de los enemigos, nos obligan a dar lo mejor de nosotros mismos, con situaciones que rozan lo injusto a veces, donde deberemos derrotar, por ejemplo, a varios Invocantis de rango alto mientras nos intenta arrollar un Chuchu ígneo. Y por si no teníais suficiente, se ha añadido el modo Apocalipsis, del cual creo que no hay mucho que comentar. Su propio nombre indica lo que os puedo confirmar ahora mismo: es muy difícil. Si buscáis un reto mayor con Link, Zelda, el Rey Rhoam y otros tantos luchadores del plantel porque el juego base de La era del cataclismo se os queda corto, este DLC puede ser vuestra gran opción.

Aunque no puedo terminar este texto sin advertir de algo que es necesario comentar. Se necesitan varias horas para desbloquear tanto las garras entrelazadas, como la Moto Hyliana y el guardián de batalla. Prunia y Rotver requieren una gran cantidad de materiales para poder crear estos elementos jugables en el Real Laboratorio de Tecnología Ancestral, tantos que la recolección de estos puede llegar a hacerse muy cuesta arriba en algunos tramos.

análisis el latido ancestral hyrule warriors

Veredicto

En definitiva, El latido ancestral llega con una buena cantidad de elementos nuevos a Hyrule Warriors: La era del cataclismo. La mayoría de estos añadidos se disfrutan en buena medida, con especial atención a la nueva dificultad y a los nuevos niveles que se desbloquean, aunque otros, como la Moto Hyliana o el excesivo farmeo para la obtención de estos contenidos, necesita algún reajuste que otro. Sea como fuere, es una buena primera remesa de novedades, que se completará durante el mes de noviembre, cuando llegue El guardián de los recuerdos, la segunda mitad de este pase de expansión.

Este análisis ha sido posible gracias a una clave digital para el pase de expansión proporcionada por Nintendo España.

Lo Bueno

  • El guardián, las garras entrelazadas y la Moto Hyliana dotan de variedad a un ya de por sí amplio abanico de posibildiades
  • La nueva dificultad y los nuevos niveles son la mejor baza para quienes busquen nuevos desafíos

Lo Malo

  • Se echa en falta mayor cuidado en el control del guardián y de la Moto Hyliana. Su control es bastante tosco.
  • Son necesarias varias horas de recolección de materiales para desbloquear el contenido interesante
7

Escrito por: Alejandro Espacio

Graduado en Ingeniería Industrial Electrónica y Automática por la UEX. Gasto mis ahorros en mundos fantásticos para poder escribir y debatir sobre ellos. RPG y Acción y Aventura como escape de la realidad.