Ghostrunner

Por el el Análisis, 8 Más
close [x]

Análisis – Ghostrunner

En los últimos días, el debate sobre la dificultad en el medio ha vuelto a resurgir. Con una industria (o al menos eso nos venden) cada más inclusiva, un sector importante de la misma ha saltado a la palestra para defender la inclusión del modo fácil en multitud de obras. Así, el foco se centra sobre los títulos de FromSoftware, compañía encargada de lanzar al mercado obras como los Souls, Bloodborne o Sekiro: Shadows Die Twice, pero dejan a un lado otros proyectos menos ambiciosos que, sin duda, cuentan con retos igual de complicados a la hora de superarlos. Fruto de esta premisa nace Ghostrunner, una obra con estética cyberpunk que, además de transportarnos a un futuro distópico, llega al mercado para traer de vuelta retazos de aquellos títulos imposibles que inundaban el mercado hace algunas décadas.

Parkour, plataformas y asesinatos

En muchas ocasiones hemos oído la construcción sintáctica “Entrar por los ojos”. Esta, que hace referencia al hecho de encantarnos con algo a primera vista, parece estar haciendo alusión a lo que sentimos con Ghostrunner. La obra de One More Level, estudio ubicado en Polonia, cuenta con una de las cinemáticas iniciales más espectaculares del presente año. En ella, en poco más de un minuto, se nos presenta a los tres personajes sobre los que girará la trama, así como el motivo que desencadena toda la historia. Dicho esto, huelga decir que no nos encontramos ante una obra que vaya a marcar un antes y un después a nivel narrativo, de hecho sigue una premisa ya marcada por obras como Half-Life o The Last Of Us, apostando por presentarnos la historia a través de compases jugables. Aún así, y pese a no innovar en este aspecto, esos compases iniciales son tan espectaculares que sería injusto no mencionarlos en el análisis.

Sumidos en una sociedad futurista distópica, una humana modificada genéticamente pondrá punto y final a la misión que se nos ha encomendado. Esto, lejos de ser un spoiler, es el comienzo de Ghostrunner. A modo de introducción, el primer nivel nos servirá como un extenso tutorial que nos ayudará a poner en práctica todo lo aprendido. Con paciencia y mimo, el equipo polaco confecciona un escenario arquetipo que cuenta con todos los aspectos base que deberemos dominar, algo tremendamente importante si queremos avanzar en un título tan divertido como exigente. Se apuesta por dos premisas, las plataformas y el polémico “ensayo y error”, una práctica que gusta a muchos y disgusta a otros tantos. Llegado el punto, podremos terminar cada nivel en menos de una decena de minutos, algo que de primeras nos parecerá imposible, pero esto requerirá muchísima práctica y, sobre todo, paciencia.

Adentrarse en el universo que plantea Ghostrunner requiere poseer una alta dosis de tranquilidad. Es un título difícil, en algunas ocasiones puede llegar a pecar de injusto, pero nos deja una satisfacción tremenda cada vez que terminamos con esos desafíos que parecían insuperables. Cómo ya mencionamos, cimenta su mecánica jugable en el añejo sistema de ensayo y error, una práctica que nos llevará a explorar cada rincón en búsqueda de la mejor estrategia. Aunque, en contadas ocasiones, es posible que consigamos superar cada reto a la primera. ¿Y por qué hacemos tanto hincapié en esta mecánica? Sencillo. Pese a no haberlo mencionado hasta ahora, hay que tener en cuenta que en Ghostrunner con un tiro estás muerto. Cada uno de sus 17 niveles estará plagado de elementos para saltar, reptar, deslizarse o engancharse, pero por encima de estos existe un reto mayor: los insta-kill.

Despídete de tu cordura

Así, los elementos más importantes de cada escenario serán los enemigos armados. Estos, además de poner a prueba nuestra paciencia, acabarán con nosotros de un solo disparo. De esta manera, lo mejor que podemos hacer en esta obra polaca es no perder nunca el ritmo, así como obligarnos a estar en constante movimiento. Ghostrunner es un título que castiga mucho el sigilo y la lentitud, apostando por un estilo de juego frenético tanto en el gameplay como en el apartado sonoro. Acorde a lo que veamos en pantalla, los compases musicales variarán si estamos ante una sección de plataformas o si nos disponemos a enfrentar un buen puñado de enemigos. En este aspecto, One More Level ha acertado de lleno, ya que consigue sumergirnos de lleno en el título de manera prácticamente intuitiva. En un juego tan cargado de pantallas de muerte y errores constantes, necesitas ofrecer al jugador motivos por los que volver a intentarlo, un punto donde el estudio polaco lo borda.

Tetris aparece como homenaje a la hora de incrementar nuestras habilidades

Más allá de estos enfrentamientos, que ya os avisamos que os sacarán de quicio, se encuentran los segmentos de puzles y plataformas. En estos, que llegaremos a ver cómo un alivio después del sufrimiento que supone hacer frente a los enemigos, tendremos que sortear diferentes retos sencillos pero variados. Así, no esperéis estar ante uno de los juegos más interesantes del sector en este apartado, ya que Ghostrunner se limita únicamente a seguir una fórmula ya concebida. Pese a ello, nos ha encantado la forma de plantear algunos puzles que, lejos de ser sencillos de resolver, nos harán poner a prueba no solo nuestra habilidad a los mandos, sino también todo el aprendizaje adquirido a lo largo de las horas que hayamos dedicado al título. Así, el título polaco premia al jugador por su aprendizaje, implementando mecánicas que le harán sentirse realizado a medida que encadene desafíos superados.

En tintes generales, Ghostrunner nos ha parecido una obra notable, un juego que cumple con creces en cada premisa que plantea. Sin hacer mucho ruido, One More Level ha lanzado al mercado un título carismático que hará las delicias de los speedruners, sector que ya se encuentra marcando récord tras récord, así como de ese grueso de usuarios que busca un auténtico desafío. Como punto negativo podríamos mencionar el mal uso que se le da a las muertes, ya que este sistema se ha implementado en el juego de forma que es únicamente un número. Así, además de comprobar cuántas veces has perecido, podrás comprobar las ocasiones en que tus amigos murieron, un hecho que resta seriedad a esta característica. Pero, estando ante un producto interactivo que busca entretener, no debemos buscarle ese sentido filosófico a dejar de respirar. Por lo demás, recomendamos Ghostrunner a todo aquel que, ávido por nuevos retos, busque un lugar dónde, además de perder la salud capilar, enfrentarse  a un desafío que le pondrá en más de un apuro.

Este análisis se ha realizado en una PlayStation 4 Pro gracias a un código digital proporcionado por 505 Games.

Lo Bueno

  • Increíble estética y presentación
  • Homenaje a Tetris en el menú de habilidades
  • Atmósfera muy cuidada
  • Desafiante y desesperante...

Lo Malo

  • ... pecando en ocasiones de injusto
  • Tiempos de carga eternos
8

Escrito por: Abelardo

Con un mando en las manos desde que tengo uso de razón, empecé con una Super Nintendo y desde entonces no he parado. Lector ocasional, apasionado por los mundos de Miyazaki y nieto de Lolita y Juan.