Grow Song of the Evertree

Por el el Análisis, 7 Más

Análisis – Grow: Song of the Evertree

Miras a tu alrededor y no reconoces tu propio hogar. Lo que hace tiempo era un remanso de vida, donde la belleza se extendía por todo el lugar, se ha convertido en un sitio marchito que no es ni la sombra de lo que era. A veces piensas que lo más fácil sería rendirte, dejar atrás el pasado y huir, pero no siempre el camino rápido es el camino correcto. Grow: Song of the Evertree es un sandbox de acción y aventura creado por Prideful Sloth y distribuido por 505 Games. En esta tierna historia encarnaremos al último Alquimista Everheart que queda en todo Evertree, que intentará que recobrar el fulgor que tuvo antaño. En el análisis de hoy os mostraremos lo que puede hacer el poder de la perseverancia y un mamífero volador gigante y rechoncho por el cuidado de un mundo deteriorado.

Be our Guest

Todas las personas que vivían en Evertree se han marchado, dejando tras de sí un lugar solitario y dañado. El último Alquimista Everheart es la única persona que queda en todo Evertree que puede sanar y cuidar lo que queda de aquél mágico lugar. Grow: Song of the Evertreees, con todas las letras, un cuento de hadas. Magia, el último elegido con un importante deber, criaturas fantásticas, leyendas por descubrir… tiene todo lo necesario para crear una fábula de fantasía muy digna.

Nuestro personaje, que podremos elaborar a nuestro gusto, será el encargado de hacer florecer un mundo que ya se había apagado, pero no tendremos que hacerlo solos. Al igual que otras tantas historias, nuestro personaje es mudo y la narrativa será guiada por nuestros mentores: Alambicus y Guía. Ellos nos ayudarán durante la travesía y serán los encargados relatar la historia de Evertree. Y aunque su presencia ayude en gran medida a meternos en la situación de un cuento, se puede hacer un poco pesado tener que leer interminables diálogos que nos cuentan lo ocurrido.

Durante las horas de juego, podemos comprobar las consecuencias de nuestros actos, como nuestra ayuda puede provocar un gran cambio en Evertree. Poco a poco, según vayamos completando nuestras tareas, podremos ver con nuestros propios ojos como el lugar cambia, mejora y se restablece. Es muy satisfactorio ver que cada paso que damos ayuda. Por esa razón, y viendo cómo es el propio juego, puede ser inevitable pensar que quizá hubiese sido mejor centrarse más en la narrativa visual que en contar los hechos a través de diálogos.

Un lugar al que poder volver

Nuestra misión principal como Alquimista será restaurar Evertree, así que en lugar de tener poderes increíbles haciendo símbolos a través del intercambio equivalente, tendremos que plantar semillas. Suena menos espectacular, pero tiene su razón de ser. Para poder regenerar el mundo, tendremos que empezar de cero y recorrer el mundo poco a poco. En un viaje pausado, relajante pero muy cautivador, tendremos que aprender lo que significar ser Alquimista.

A través de un ciclo de día y noche, iremos aprendiendo diferentes habilidades para poder reconstruir Evertree. La mecánica principal se hará con herramientas como un martillo, una regadera o una bolsa de semillas. Según avancemos en el juego, iremos desbloqueando más habilidades, como atrapar insectos o pescar. Durante los primeros días, tendremos que cuidar del pequeño lugar que aún queda con vida, y cuando obtengamos suficientes materiales y conocimientos, aprenderemos más conocimientos alquimistas para sanar y descubrir más zonas.

Grow: Song of the Evertree es un camino calmado y cómodo, dejando al jugador disfrutar a su propio ritmo de la experiencia que ofrece el juego. Un título perfecto para desconectar mientras intentas arreglar un mundo mágico. El movimiento rápido, ágil y fluido del personaje facilitará la inmersión del juego, haciendo que queramos seguir adelante con la historia. Aunque sí que es cierto que algunas animaciones y menús podrían ser un poco más elaborados, a veces resulta un tanto tosco hacer cualquier acción o elección dentro del juego.

Gracias a las diferentes misiones y señalizaciones que nos facilita el juego, podremos realizar nuestras obligaciones como Alquimista al ritmo que mejor nos parezca. La intención del juego es que el propio jugador se divierta a su manera, sin estreses ni dificultades de ningún tipo. Un lugar confortable en el que pasar nuestro tiempo libre.

La canción olvidada

¿Qué podría acompañar a un título cuya intención es que el jugador se relaje y se divierta por partes iguales? Una banda sonora acorde, por supuesto. Nada más empezar el juego, lo primero que llama la atención es la melodía que suena: dulce, suave y tranquila, pero con un encanto especial que incita a soñar en la magia. Un completo acierto si lo que se busca es que el jugador disfrute de forma relajada y esté en sintonía con la experiencia de juego.

La música no solo es importante porque combina muy bien con la temática de Grow: Song of the Evertree, sino que, además, tiene su sentido dentro del rol de Alquimista. Todos los apartados sonoros y visuales se compenetran de forma impecable. Los colores pastel en todos los rincones del mundo, los acabados ovalados y esponjosos de todos los detalles del juego… Los componentes que forman Evertree nos hacen soñar con mundos mágicos. Una preciosidad hecha cuento.

La manera en la que el juego provoca al jugador para que explore y descubra todo lo que ese mundo puede ofrecer es lúcida. Cada paso que se da en el juego, cada día que pasa se revela una pieza más del puzle, lo que hace que quieras seguir investigando y acabar las misiones. Los objetivos que completar, los lugares por mejorar y descubrir… Una vez que entras en su mundo, quedarás atrapado.

Renacimiento

Grow: Song of the Evertreees una experiencia agradable y entretenida para las personas que buscan un juego con el que poder jugar a su propio ritmo. Un sandbox interesante y divertido con el que es sencillo perderse en sus lugares mágicos. Acompañados de canciones dulces y armoniosas, y un apartado artístico en tonos pastel precioso. El juego perfecto para relajarse plantando semillas, construyendo casas y explorando sitios misteriosos.

Grow: Song of the Evertree está disponible para PC, PlayStatin 4, Xbox One y Nintendo Switch. También podéis encontrar más información sobre videojuegos en nuestra web. Y no olvidéis seguir nuestra cuenta de Twitter para estar al tanto de todas las novedades de la industria.

El análisis del videojuego Grow: Song of The Evertree ha sido posible gracias a un código digital de PC facilitado por 505 Games.

Lo Bueno

  • Un cuento de hadas interactivo.
  • Apartado artístico y sonoro suaves, esponjosos y y preciosos.
  • Un título tranquilo que permite al usuario jugar a su manera.
  • Mundo que da gusta explorar para buscar sus secretos.

Lo Malo

  • Diálogos demasiado largos contando excesiva información.
  • Animaciones poco elaboradas.
7

Escrito por: Noe Arredondo

Jugadora desde que elegí a Charmander en el Pokémon Azul. Defensora acérrima de los videojuegos como forma de arte y hago chistes cuando estoy incómoda.